/ lunes 14 de septiembre de 2020

Inclusión y humanismo, los retos a distancia de la Nueva Escuela

La educadora de Los Mochis relata cómo ha sido enfrentar la pandemia como madre y docente

Culiacán, Sin.- Esto va más allá de la empatía, dice Liliana, docente de Los Mochis Sinaloa, cuando recuerda el día que en que uno de sus alumnos de preescolar reveló que se asumí como niña y no como su género masculino, pero esto no ha sido tan difícil como enfrentar el reto de la educación a distancia.

En Sinaloa, el titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (Sepyc), ha destacado que el medio para realizar con éxito el ciclo escolar a distancia, es el maestro.

Además, ha señalado la importancia de atender primero la parte socioemocional del alumno, antes que abordar las materias, siguiendo lo que dicta el modelo educativo tradicional. Sepyc no ha aterrizado un modelo que también incluya la salud emocional de los profesores, quienes tienen hijos.

Se trata de la llaman Nueva Escuela Mexicana, una educación humanista e incluyente.

“Lo humanista ahorita es la empatía con alumnos y padres de familia, para darnos el tiempo y conectar juntos. Para mí ha sido complicado, porque tengo una alumna con síndrome de Down y no me acepta, porque soy una extraña, debo llamarle y tener otras estrategias, casi a ciegas porque no la conozco ni ella a mí”, relata Liliana.

Esta situación, en teoría, es algo para lo que los maestros debieran estar preparados, según los estatutos lanzados en 2019 de la “Nueva Escuela Mexicana”, que indica una formación humanista e incluyente.

¿QUÉ ES?

La Nueva Escuela Mexicana plantea llegar a todos los alumnos y que tengan todas las oportunidades para que se desarrollen, disfruten y aprendan.

Liliana

Pero, ¿quién atiende el sentir del maestro?, así como Liliana, docentes de todos los niveles han señalado sentirse frustrados y cansados en la modalidad a distancia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

En un sondeo con 30 maestros de Los Mochis, Culiacán y Mazatlán, el 85 por ciento reveló que ha sentido angustia y una gran preocupación por que sus alumnos verdaderamente aprendan y puedan ir junto con el programa educativo.

“En esta pandemia como maestros, estamos batallando, no sólo con el sentir de nosotros mismos, también con el miedo y la angustia de ser contagiados.”

Además de trabajar con los niños que tienen a sus padres viviendo situaciones difíciles como lo es la falta de empleo, tener a los niños en casa y trabajar fuera de esta, dejando a los niños al cuidado de una persona ajena al núcleo familiar” dice la educadora.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Los docentes han tenido que aprender y desaprender en esta modalidad a distancia, y dejar un horario como el que tenían en su plantel, para estar 24/7 con el alumno o el padre de familia, tratando además, de no descuidar su situación personal.

El 60 por ciento de los docentes entrevistados por El Sol de Sinaloa, manifestaron que sus relaciones interpersonales a veces se ven afectadas por la nueva rutina de trabajo que tienen, pues no existe en sí un horario determinado.

NUEVA PROBLEMÁTICA

“Como maestra y como mamá ha sido muy complicado cumplir con mis hijos y con mis alumnos. El tener que dividir mi tiempo y mi espacio a la hora que me manden mensajes mis alumnos, tener que responder de una manera afectiva para que los papás se sientan en con fianza, a los papás nuevos y que no nos conocemos, buscarlos por todos los medios y podamos tener confianza. Es trabajar las 24 horas, porque hay papás que regresan de trabajar a las 20:00 horas y en ese momento me llaman para preguntar cosas”, externa.

Foto: Cortesía│ Scribd

Se sabe que si una persona no está bien en lo individual, difícilmente podrá estar sano para sus labores en el trabajo y en sus relaciones interpersonales, por lo que la salud mental de los maestros está en juego en esta pandemia, como la de todos los ciudadanos que por la contingencia de salud, le dieron giros inesperados a su vida.

“No voy a negar que a veces es frustrante para mí, el tener que explicar lo mismo a todos los papás, porque no lo comprenden a la primera o como una busca que lo entiendan. Es difícil, porque aunque tengamos un grupo en WhatsApp, todos te hacen preguntas de manera individual. Es complicado que a todos les llegue el mismo mensaje”, dice.

INCLUSIÓN Y RESPETO A LA DIVERSIDAD

La Nueva Escuela Mexicana habla de la inclusión y no sólo a los alumnos con discapacidad, como se creería en la vieja escuela, sino también del respeto y aceptación por la diversidad sexual de ellos y ellas.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Liliana relata que en el ciclo escolar pasado, antes de la pandemia, tuvo en su salón de clases una situación donde los roles de género y la orientación sexual, se tuvieron que abordar en el jardín de niños.

“El ciclo escolar pasado tuve un alumno que decía que quería ser niña. Nos decía que su color favorito es rosa, que a él no le gustaba jugar con niños porque él era niña. Con él trabajé en su seguridad y que pudiera proyectar confianza, ya con el grupo, trabajamos en el respeto para que no se burlaran de él. Lo llegaron a aislar sus compañeros, pero, al terminar el ciclo escolar, eso cambió, los roles de género, se acabaron en nuestra aula”, refiere.

No nos capacitan para estas cosas, ya es parte de tu formación personal y tu voluntad como docente ponerte al corriente con la sociedad actual.

Liliana, maestra



Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Esto va más allá de la empatía, dice Liliana, docente de Los Mochis Sinaloa, cuando recuerda el día que en que uno de sus alumnos de preescolar reveló que se asumí como niña y no como su género masculino, pero esto no ha sido tan difícil como enfrentar el reto de la educación a distancia.

En Sinaloa, el titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (Sepyc), ha destacado que el medio para realizar con éxito el ciclo escolar a distancia, es el maestro.

Además, ha señalado la importancia de atender primero la parte socioemocional del alumno, antes que abordar las materias, siguiendo lo que dicta el modelo educativo tradicional. Sepyc no ha aterrizado un modelo que también incluya la salud emocional de los profesores, quienes tienen hijos.

Se trata de la llaman Nueva Escuela Mexicana, una educación humanista e incluyente.

“Lo humanista ahorita es la empatía con alumnos y padres de familia, para darnos el tiempo y conectar juntos. Para mí ha sido complicado, porque tengo una alumna con síndrome de Down y no me acepta, porque soy una extraña, debo llamarle y tener otras estrategias, casi a ciegas porque no la conozco ni ella a mí”, relata Liliana.

Esta situación, en teoría, es algo para lo que los maestros debieran estar preparados, según los estatutos lanzados en 2019 de la “Nueva Escuela Mexicana”, que indica una formación humanista e incluyente.

¿QUÉ ES?

La Nueva Escuela Mexicana plantea llegar a todos los alumnos y que tengan todas las oportunidades para que se desarrollen, disfruten y aprendan.

Liliana

Pero, ¿quién atiende el sentir del maestro?, así como Liliana, docentes de todos los niveles han señalado sentirse frustrados y cansados en la modalidad a distancia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

En un sondeo con 30 maestros de Los Mochis, Culiacán y Mazatlán, el 85 por ciento reveló que ha sentido angustia y una gran preocupación por que sus alumnos verdaderamente aprendan y puedan ir junto con el programa educativo.

“En esta pandemia como maestros, estamos batallando, no sólo con el sentir de nosotros mismos, también con el miedo y la angustia de ser contagiados.”

Además de trabajar con los niños que tienen a sus padres viviendo situaciones difíciles como lo es la falta de empleo, tener a los niños en casa y trabajar fuera de esta, dejando a los niños al cuidado de una persona ajena al núcleo familiar” dice la educadora.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Los docentes han tenido que aprender y desaprender en esta modalidad a distancia, y dejar un horario como el que tenían en su plantel, para estar 24/7 con el alumno o el padre de familia, tratando además, de no descuidar su situación personal.

El 60 por ciento de los docentes entrevistados por El Sol de Sinaloa, manifestaron que sus relaciones interpersonales a veces se ven afectadas por la nueva rutina de trabajo que tienen, pues no existe en sí un horario determinado.

NUEVA PROBLEMÁTICA

“Como maestra y como mamá ha sido muy complicado cumplir con mis hijos y con mis alumnos. El tener que dividir mi tiempo y mi espacio a la hora que me manden mensajes mis alumnos, tener que responder de una manera afectiva para que los papás se sientan en con fianza, a los papás nuevos y que no nos conocemos, buscarlos por todos los medios y podamos tener confianza. Es trabajar las 24 horas, porque hay papás que regresan de trabajar a las 20:00 horas y en ese momento me llaman para preguntar cosas”, externa.

Foto: Cortesía│ Scribd

Se sabe que si una persona no está bien en lo individual, difícilmente podrá estar sano para sus labores en el trabajo y en sus relaciones interpersonales, por lo que la salud mental de los maestros está en juego en esta pandemia, como la de todos los ciudadanos que por la contingencia de salud, le dieron giros inesperados a su vida.

“No voy a negar que a veces es frustrante para mí, el tener que explicar lo mismo a todos los papás, porque no lo comprenden a la primera o como una busca que lo entiendan. Es difícil, porque aunque tengamos un grupo en WhatsApp, todos te hacen preguntas de manera individual. Es complicado que a todos les llegue el mismo mensaje”, dice.

INCLUSIÓN Y RESPETO A LA DIVERSIDAD

La Nueva Escuela Mexicana habla de la inclusión y no sólo a los alumnos con discapacidad, como se creería en la vieja escuela, sino también del respeto y aceptación por la diversidad sexual de ellos y ellas.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Liliana relata que en el ciclo escolar pasado, antes de la pandemia, tuvo en su salón de clases una situación donde los roles de género y la orientación sexual, se tuvieron que abordar en el jardín de niños.

“El ciclo escolar pasado tuve un alumno que decía que quería ser niña. Nos decía que su color favorito es rosa, que a él no le gustaba jugar con niños porque él era niña. Con él trabajé en su seguridad y que pudiera proyectar confianza, ya con el grupo, trabajamos en el respeto para que no se burlaran de él. Lo llegaron a aislar sus compañeros, pero, al terminar el ciclo escolar, eso cambió, los roles de género, se acabaron en nuestra aula”, refiere.

No nos capacitan para estas cosas, ya es parte de tu formación personal y tu voluntad como docente ponerte al corriente con la sociedad actual.

Liliana, maestra



Lee más aquí

Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Desplazados de la sierra, en busca de una esperanza

A pesar del fondo de 40 millones, la Sedeso no invierte en vivienda para los desplazados por la violencia en Sinaloa

Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Padres buscan conversión hasta con brujos

Muchos de los que tienen un hijo homosexual, emplean desde tratamientos psiquiátricos, psicológicos, hasta espirituales, con la finalidad de cambiar la orientación sexual e identidad

Finanzas

Presentan plan para la estación Tulum del Tren Maya

Las propuestas recibidas van de los 3.5 a los 3.7 millones de pesos por el anteproyecto