/ miércoles 9 de septiembre de 2020

Tarámaris de la Sierra; los olvidados de las clases a distancia

Entre Chihuahua y Sinaloa, la educación virtual no llega en los programas de radio: ni siquiera hay luz eléctrica


Culiacán, Sin.- El secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, recalcó que se enfocará en los estudiantes que sí tienen acceso a internet y a un smartphone para recibir educación a distancia ante la contingencia de salud, así mismo, en su discurso ha dejado en claro que “el maestro es la mejor plataforma”, dando entender que el docente sabrá cómo hacer llegar el programa educativo a sus alumnos.

Hay una parte de los rarámuris (tarámaris) que están recibiendo clases por radio” afirmó a la prensa.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Pero la realidad es que, en esa parte de la sierra entre Chihuahua y Sinaloa, ni siquiera hay luz eléctrica y los maestros no han subido a impartir clases desde que inició la pandemia, así lo informó para El Sol de Sinaloa, la activista y promotora cultural Hortensia López Gaxiola.

Los alrededor de 4 mil tarámaris que están en Cuitaboca, Alisos de Olguín, Cañada Verde, Jikapory, Las Bayas y en El Cochi; son analfabetas y pocos son los maestros que pueden ir a darles clases hasta su comunidad”, dijo la líder del Colectivo Tarahumara Sinaloense.


OLVIDADOS

Sin embargo, Mejía López señaló que la información para el ciclo escolar a distancia, está llegando a todo Sinaloa y en todas las comunidades y que, si no llega, habrá que concentrarse en los que sí tienen la posibilidad de recibir educación vía remota.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Hay que concentrarnos en que los que deben estar, estén. Después de este proceso, sabremos cuáles son los que no estuvieron.Mejía López

La radio, la televisión y los cuadernillos; son los medios por los que los alumnos sin acceso a internet, podrán recibir sus clases en casa. Estos, ha alegado el titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPYC), llegan a todas las comunidades.

Nadie se nos va a quedar fuera”, aseguró, pero olvidó que, en la sierra entre Chihuahua y Sinaloa, los tarámaris, si quiera tienen luz eléctrica o señal de radio, teléfono o televisión.

De los niños que asisten a las escuelas, que no son todos, son al menos 300, que ahorita no están continuando con sus estudios y ningún padre de familia puede darles clases porque hay un problema de analfabetismo muy grande”, expresó Gaxiola.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Desde que inicio la pandemia por el Covid-19, los maestros ya no fueron con sus alumnos tarámaris. A esto, Hortensia comentó que los maestros podrían quedarse algunos días en la sierra, aislados, para impartir clases y luego regresar a sus ciudades.

Antes venían maestros de Chihuahua, dos creo que era, y cinco de Sinaloa, pero depende de que les paguen también para que vengan acá.Hortensia Gaxiola

El secretario, dijo Hortensia, presume que en Sinaloa no hay analfabetismo con su programa llamado Bandera Blanca, sin embargo, se ha olvidado de los tarámaris.


NIÑOS DESPLAZADOS DE TEPUCHE

“Nos tomamos tres semanas en contar los desplazados de Tepuche, son alrededor de 16 niños que están en una escuela con educación multigrado”, aseveró Mejía López.

Foto: Cortesía │ Sepyc

El secretario dijo que los maestros están yendo a la comunidad en donde hace dos meses, el crimen organizado forzó la salida de los habitantes, obligándolos a rentar casa den Culiacán.

Lee también: Nuevo ciclo, nuevas carencias: No hay dinero para clases a distancia

Docentes de la comunidad de Bagrecitos han externado a este medio de comunicación que algunos estudiantes han decididlo desertar para integrarse al crimen organizado y otros, no tienen la manera de si quiera tener internet. Sin embargo, la SEPYC aplaude los esfuerzos del difícil panorama de estos docentes y niños, pero no ha querido, como gobierno, reconocer el problema de la falta de acceso a la educación.

La educación es el talón de Aquiles de la sociedad, y debe ser considerada mucho más después de esta pandemia.Mejía López

La secretaría que preside acaba de lanzar una plataforma virtual para que todos los que tengan internet y computadora, puedan descargar libros, cuadernillos y se enteren del programa educativo desde preescolar, hasta secundaria; con esto cumple su consigna “concentrarse en los que sí están” y no en los alumnos precarios.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola





Lee más aquí ⬇




Culiacán, Sin.- El secretario de Educación Pública y Cultura, Juan Alfonso Mejía López, recalcó que se enfocará en los estudiantes que sí tienen acceso a internet y a un smartphone para recibir educación a distancia ante la contingencia de salud, así mismo, en su discurso ha dejado en claro que “el maestro es la mejor plataforma”, dando entender que el docente sabrá cómo hacer llegar el programa educativo a sus alumnos.

Hay una parte de los rarámuris (tarámaris) que están recibiendo clases por radio” afirmó a la prensa.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Pero la realidad es que, en esa parte de la sierra entre Chihuahua y Sinaloa, ni siquiera hay luz eléctrica y los maestros no han subido a impartir clases desde que inició la pandemia, así lo informó para El Sol de Sinaloa, la activista y promotora cultural Hortensia López Gaxiola.

Los alrededor de 4 mil tarámaris que están en Cuitaboca, Alisos de Olguín, Cañada Verde, Jikapory, Las Bayas y en El Cochi; son analfabetas y pocos son los maestros que pueden ir a darles clases hasta su comunidad”, dijo la líder del Colectivo Tarahumara Sinaloense.


OLVIDADOS

Sin embargo, Mejía López señaló que la información para el ciclo escolar a distancia, está llegando a todo Sinaloa y en todas las comunidades y que, si no llega, habrá que concentrarse en los que sí tienen la posibilidad de recibir educación vía remota.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Hay que concentrarnos en que los que deben estar, estén. Después de este proceso, sabremos cuáles son los que no estuvieron.Mejía López

La radio, la televisión y los cuadernillos; son los medios por los que los alumnos sin acceso a internet, podrán recibir sus clases en casa. Estos, ha alegado el titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPYC), llegan a todas las comunidades.

Nadie se nos va a quedar fuera”, aseguró, pero olvidó que, en la sierra entre Chihuahua y Sinaloa, los tarámaris, si quiera tienen luz eléctrica o señal de radio, teléfono o televisión.

De los niños que asisten a las escuelas, que no son todos, son al menos 300, que ahorita no están continuando con sus estudios y ningún padre de familia puede darles clases porque hay un problema de analfabetismo muy grande”, expresó Gaxiola.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola

Desde que inicio la pandemia por el Covid-19, los maestros ya no fueron con sus alumnos tarámaris. A esto, Hortensia comentó que los maestros podrían quedarse algunos días en la sierra, aislados, para impartir clases y luego regresar a sus ciudades.

Antes venían maestros de Chihuahua, dos creo que era, y cinco de Sinaloa, pero depende de que les paguen también para que vengan acá.Hortensia Gaxiola

El secretario, dijo Hortensia, presume que en Sinaloa no hay analfabetismo con su programa llamado Bandera Blanca, sin embargo, se ha olvidado de los tarámaris.


NIÑOS DESPLAZADOS DE TEPUCHE

“Nos tomamos tres semanas en contar los desplazados de Tepuche, son alrededor de 16 niños que están en una escuela con educación multigrado”, aseveró Mejía López.

Foto: Cortesía │ Sepyc

El secretario dijo que los maestros están yendo a la comunidad en donde hace dos meses, el crimen organizado forzó la salida de los habitantes, obligándolos a rentar casa den Culiacán.

Lee también: Nuevo ciclo, nuevas carencias: No hay dinero para clases a distancia

Docentes de la comunidad de Bagrecitos han externado a este medio de comunicación que algunos estudiantes han decididlo desertar para integrarse al crimen organizado y otros, no tienen la manera de si quiera tener internet. Sin embargo, la SEPYC aplaude los esfuerzos del difícil panorama de estos docentes y niños, pero no ha querido, como gobierno, reconocer el problema de la falta de acceso a la educación.

La educación es el talón de Aquiles de la sociedad, y debe ser considerada mucho más después de esta pandemia.Mejía López

La secretaría que preside acaba de lanzar una plataforma virtual para que todos los que tengan internet y computadora, puedan descargar libros, cuadernillos y se enteren del programa educativo desde preescolar, hasta secundaria; con esto cumple su consigna “concentrarse en los que sí están” y no en los alumnos precarios.

Foto: Cortesía | Hortensia Gaxiola





Lee más aquí ⬇



Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Desplazados de la sierra, en busca de una esperanza

A pesar del fondo de 40 millones, la Sedeso no invierte en vivienda para los desplazados por la violencia en Sinaloa

Local

El tiempo, la mejor carta contra el cáncer

Teresa Patrón sobrevivió al cáncer de mama y ahora ayuda a otros a recuperarse, a través de asociación altruista de voluntariado

Local

Las batallas de la doctora Montoya

Para luchar contra el Covid-19, Idriz Montoya todo los días se encomienda a Dios: “padre, cuídame, protégeme, bendíceme”

Deportes

Skarlett  “La niña que vino del mar”

Desde los seis meses de edad, la joven nadadora ha estado familiarizada con el agua, donde ha hecho gran carrera deportiva

Local

Padres buscan conversión hasta con brujos

Muchos de los que tienen un hijo homosexual, emplean desde tratamientos psiquiátricos, psicológicos, hasta espirituales, con la finalidad de cambiar la orientación sexual e identidad

Finanzas

Presentan plan para la estación Tulum del Tren Maya

Las propuestas recibidas van de los 3.5 a los 3.7 millones de pesos por el anteproyecto