/ miércoles 7 de agosto de 2019

Memo Ochoa, paso atrás


Más de 70 futbolistas mexicanos han jugado fuera del país, de todos ellos, pocos, muy pocos han logrado destacar en sus equipos. Muchos más han fracasado, algunos porque no les ha alcanzado, otros, como Cuauhtémoc Blanco, por lesiones serias y algunos más porque pese a sus excelentes facultades, su mentalidad no ha estado a la altura de las circunstancias. De todos esos más de 70 jugadores, indiscutiblemente que sobresale el nombre de Hugo Sánchez Márquez, quien, sobreponiéndose a muchas adversidades, se convirtió en un símbolo del Real Madrid y en un histórico del fútbol español. Nada más ni nada menos que sus cinco títulos de goleo avalan por si solo el ser elegido como el mejor jugador mexicano de todos los tiempos en el extranjero.

De un tiempo a la fecha, no pocos jugadores han dejado el viejo continente para retornar, ya sea al fútbol de la MLS o al de México. La última noticia se dio el día de ayer con el retorno de Memo Ochoa, a la institución que lo vio nacer: el América, situación que, desde nuestro muy particular punto de vista, si bien en lo económico, según se sabe, serán mucho mejor, en cuestión futbolística y de imagen, es un retroceso porque el excelente portero está en un gran momento de su carrera.

Mire usted, viajando en la historia, el primer mexicano que emigró al extranjero fue nada más ni nada menos que el legendario Luis de la Fuente, a quien apodaban el “Pirata”, cuyo nombre lleva el estadio de Veracruz, de donde era oriundo y para quien jugó en la última etapa de su carrera. Este jugador, quien junto con Chava Reyes y Héctor Hernández, han sido considerados por muchos los mejores jugadores de México (hablamos de los torneos nacionales). Luego de militar con los equipos Aurrera y Marte y tras el mundial de Italia en 1934 (al que México no asistió al ser eliminado por Estados Unidos, en un juego efectuado en ¡Italia!) fue contratado por el Racing de Santander, de España, emigró al fútbol argentino en 1942 para jugar con el Vélez Sarsfield también jugó para el América. El “Pirata” Fuente, falleció precisamente un día de mi cumpleaños, un 13 de junio de 1954.

El segundo mexicano en jugar en España fue José Luis Borbolla, de origen asturiano, fue el primer azteca en vestirlos colores del Real Madrid, después de jugar para La Coruña y finalmente para el Celta de Vigo, todo esto, entre 1944 y 1947.

Sería cuestión de desempolvar varios libros que tenemos en casa y actualizarlos con información reciente en portarles de Internet y desde luego ocupar buen tiempo en la investigación y más horas y cuartillas para echarle una hojeada a cada uno de esos mexicanos, algunos han jugado en ligas francamente sin la menor trascendencia como en Centroamérica, Asia y países Europeos con ligas de muy bajo nivel con la esperanza, sobre todo los que juegan en el llamado “viejo continente”, así entre comillas pues lo es tanto como América, de que volteen a ellos clubes de mayor jerarquía.

En fin, el tema principal es Memo Ochoa, de quien insistimos ha dado un paso atrás. Para el América ha sido estupendo pues con la salida de Marchesin, no tenían más tela de donde cortar. Ochoa, como todos los porteros, puede ser aún más longevo que el “Conejo” Pérez, veremos si solo está de paso y puede regresar al gran escaparate que es Europa si de plano decide continuar y terminar su carrera en México.

Nos vemos mañana


Más de 70 futbolistas mexicanos han jugado fuera del país, de todos ellos, pocos, muy pocos han logrado destacar en sus equipos. Muchos más han fracasado, algunos porque no les ha alcanzado, otros, como Cuauhtémoc Blanco, por lesiones serias y algunos más porque pese a sus excelentes facultades, su mentalidad no ha estado a la altura de las circunstancias. De todos esos más de 70 jugadores, indiscutiblemente que sobresale el nombre de Hugo Sánchez Márquez, quien, sobreponiéndose a muchas adversidades, se convirtió en un símbolo del Real Madrid y en un histórico del fútbol español. Nada más ni nada menos que sus cinco títulos de goleo avalan por si solo el ser elegido como el mejor jugador mexicano de todos los tiempos en el extranjero.

De un tiempo a la fecha, no pocos jugadores han dejado el viejo continente para retornar, ya sea al fútbol de la MLS o al de México. La última noticia se dio el día de ayer con el retorno de Memo Ochoa, a la institución que lo vio nacer: el América, situación que, desde nuestro muy particular punto de vista, si bien en lo económico, según se sabe, serán mucho mejor, en cuestión futbolística y de imagen, es un retroceso porque el excelente portero está en un gran momento de su carrera.

Mire usted, viajando en la historia, el primer mexicano que emigró al extranjero fue nada más ni nada menos que el legendario Luis de la Fuente, a quien apodaban el “Pirata”, cuyo nombre lleva el estadio de Veracruz, de donde era oriundo y para quien jugó en la última etapa de su carrera. Este jugador, quien junto con Chava Reyes y Héctor Hernández, han sido considerados por muchos los mejores jugadores de México (hablamos de los torneos nacionales). Luego de militar con los equipos Aurrera y Marte y tras el mundial de Italia en 1934 (al que México no asistió al ser eliminado por Estados Unidos, en un juego efectuado en ¡Italia!) fue contratado por el Racing de Santander, de España, emigró al fútbol argentino en 1942 para jugar con el Vélez Sarsfield también jugó para el América. El “Pirata” Fuente, falleció precisamente un día de mi cumpleaños, un 13 de junio de 1954.

El segundo mexicano en jugar en España fue José Luis Borbolla, de origen asturiano, fue el primer azteca en vestirlos colores del Real Madrid, después de jugar para La Coruña y finalmente para el Celta de Vigo, todo esto, entre 1944 y 1947.

Sería cuestión de desempolvar varios libros que tenemos en casa y actualizarlos con información reciente en portarles de Internet y desde luego ocupar buen tiempo en la investigación y más horas y cuartillas para echarle una hojeada a cada uno de esos mexicanos, algunos han jugado en ligas francamente sin la menor trascendencia como en Centroamérica, Asia y países Europeos con ligas de muy bajo nivel con la esperanza, sobre todo los que juegan en el llamado “viejo continente”, así entre comillas pues lo es tanto como América, de que volteen a ellos clubes de mayor jerarquía.

En fin, el tema principal es Memo Ochoa, de quien insistimos ha dado un paso atrás. Para el América ha sido estupendo pues con la salida de Marchesin, no tenían más tela de donde cortar. Ochoa, como todos los porteros, puede ser aún más longevo que el “Conejo” Pérez, veremos si solo está de paso y puede regresar al gran escaparate que es Europa si de plano decide continuar y terminar su carrera en México.

Nos vemos mañana

viernes 16 de agosto de 2019

Ana Gabriela: el ridículo

jueves 15 de agosto de 2019

Entre extranjeros de veas

miércoles 14 de agosto de 2019

Buen experimento

martes 13 de agosto de 2019

De lo ganado a lo perdido

viernes 09 de agosto de 2019

La liga, lo importante

jueves 08 de agosto de 2019

La copa, como catalizador

miércoles 07 de agosto de 2019

Memo Ochoa, paso atrás

martes 06 de agosto de 2019

¿Doble festín de cajeta?

viernes 26 de julio de 2019

Meros rumores

jueves 25 de julio de 2019

A sólo una semana

Cargar Más