/ viernes 30 de noviembre de 2018

Pequeño gran paso?


Los Dorados de Sinaloa, dieron otro pequeño gran paso hacia uno de sus objetivos: ganar primero el torneo de clausura que le brinde la oportunidad de la serie final por el ascenso. Dio pues otro pequeño gran paso porque ciertamente el 1-0 no es aun para cantar victoria, luego de un primer duelo más que tenso ante un lleno total en el Banorte, ante un San Luis, que tuvo dos grandes oportunidades por las propias fallas de los sinaloenses.

A todos nos pareció corto el marcador de acuerdo a lo realizado en el campo porque a Dorados no le regalaron nada, creó suficientes oportunidades de gol para haber hecho por lo menos uno más, nos quedó la impresión que les ganó la ansiedad, porque tras la casi siempre pronta recuperación de la pelota, al momento de ir al frente el traslado de la pelota o bien fue con exceso en la conducción de la pelota o no elegir la mejor opción para darle profundidad a sus ataques, cuando fueron pacientes y fabricaron jugadas a base de muchos toques, la situación fue sin duda mucho mejor.

Nos gustó lo de siempre, marcar a presión siempre dos contra uno, agobiar el rival en media cancha, sin olvidar ese par de errores que para fortuna de los de Sinaloa, no terminaron en goles. San Luis a eso vino, a tratar de no perder y por ahí capitalizar un error de los nuestros que fueron muy claros ante la angustia de todos.

Desde nuestro punto de vista, el ingreso de García por Córdoba fue tardío. Fue notorio que, como relevo, por su velocidad y buen manejo de balón, le dio otra dinámica al ataque de Dorados, porque si algo tiene el equipo de San Luis en todas sus líneas es precisamente la velocidad, gracias a esto y a su orden defensivo, Dorados no hizo más daño.

San Luis, se volcó sobre la meta dorada. El alto mando recurrió a dos estrategias, cambios para reforzar la zona defensiva y la intervención de Maradona para romperle el ritmo al rival a costa de su expulsión.

Aquí se vale todo, aun cuando se puede hablar de que eso no es juego limpio, pero fue mas que efectivo. Simplemente hizo su trabajo. Ahora a esperar el desenlace.

Nos vemos mañana.



Los Dorados de Sinaloa, dieron otro pequeño gran paso hacia uno de sus objetivos: ganar primero el torneo de clausura que le brinde la oportunidad de la serie final por el ascenso. Dio pues otro pequeño gran paso porque ciertamente el 1-0 no es aun para cantar victoria, luego de un primer duelo más que tenso ante un lleno total en el Banorte, ante un San Luis, que tuvo dos grandes oportunidades por las propias fallas de los sinaloenses.

A todos nos pareció corto el marcador de acuerdo a lo realizado en el campo porque a Dorados no le regalaron nada, creó suficientes oportunidades de gol para haber hecho por lo menos uno más, nos quedó la impresión que les ganó la ansiedad, porque tras la casi siempre pronta recuperación de la pelota, al momento de ir al frente el traslado de la pelota o bien fue con exceso en la conducción de la pelota o no elegir la mejor opción para darle profundidad a sus ataques, cuando fueron pacientes y fabricaron jugadas a base de muchos toques, la situación fue sin duda mucho mejor.

Nos gustó lo de siempre, marcar a presión siempre dos contra uno, agobiar el rival en media cancha, sin olvidar ese par de errores que para fortuna de los de Sinaloa, no terminaron en goles. San Luis a eso vino, a tratar de no perder y por ahí capitalizar un error de los nuestros que fueron muy claros ante la angustia de todos.

Desde nuestro punto de vista, el ingreso de García por Córdoba fue tardío. Fue notorio que, como relevo, por su velocidad y buen manejo de balón, le dio otra dinámica al ataque de Dorados, porque si algo tiene el equipo de San Luis en todas sus líneas es precisamente la velocidad, gracias a esto y a su orden defensivo, Dorados no hizo más daño.

San Luis, se volcó sobre la meta dorada. El alto mando recurrió a dos estrategias, cambios para reforzar la zona defensiva y la intervención de Maradona para romperle el ritmo al rival a costa de su expulsión.

Aquí se vale todo, aun cuando se puede hablar de que eso no es juego limpio, pero fue mas que efectivo. Simplemente hizo su trabajo. Ahora a esperar el desenlace.

Nos vemos mañana.


viernes 14 de diciembre de 2018

Son una vergüenza

martes 11 de diciembre de 2018

La Final esperada

martes 11 de diciembre de 2018

La Final esperada

viernes 07 de diciembre de 2018

Pumas y Cruz Azul: muchas dudas

miércoles 05 de diciembre de 2018

Tres jugadas claves

martes 04 de diciembre de 2018

El que perdona, pierde

viernes 30 de noviembre de 2018

Pequeño gran paso?

martes 27 de noviembre de 2018

Lo imposible, llegó

martes 27 de noviembre de 2018

Y se hizo el milagro

jueves 22 de noviembre de 2018

Cuando el río suena

Cargar Más