/ miércoles 4 de septiembre de 2019

*¿Cómo?, ¿bipolaridad?

Creo, sin haberme mirado al espejo, que abrí los ojos del tamaño de un fanal de ferrocarril, con el comentario inicial que hizo nuestro muto amigo Carlos Salazar, cuando de entrada fue categórico al señalar: “no solo el equipo Dorados padece en estos momentos de bipolaridad, también la tienen muchos aficionados y pseudo aficionados culichis que no aguantan nada y sueltan el veneno contra el equipo”

-A ver, le dije, vamos más despacito- y preguntamos ¿Por qué ese adjetivo? Esta fue su respuesta: “vamos por partes, primero hay que ver qué pasa en Dorados. ¿Por qué decimos que son bipolares? porque cambian de actitud de una semana a otra, pareciera que jugar en el Banorte ante su público no les importa mucho y solo cuando están de visita se sienten cómodos y juegan mejor”.

Nos narró su experiencia del sábado anterior en la tribuna brava, dijo que la gente en cabecera norte gritó durante el juego ante Leones Negros "muévete Meza, haz algo", "corre Vinicio, estás parado". Estos son solo unos ejemplos del público enojado por la aparente actitud de calma extrema donde no se veía por donde pudieran remontar el marcador adverso (cuando estaba 2-0). Apuntó que los criterios son diferentes entre lo que él piensa criterios y los que opinan en facebook, mientras que en lo personal no estuvo de acuerdo en la salida de “Chepe” Guerrero (el columnista tampoco), ´porque efectivamente en el segundo tiempo fue un boulevard libre para el rival en el medio campo, aunque otros tantos apoyaron al “profe” Cruz porque el mentado "Chepe” no corre". Como comentó Carlos, suponiendo y concediendo que "no corre", realmente no ocupa andar como caballo desbocado mientras esté bien parado en el medio del campo y no deje salir libre al rival.

En las tribunas se oyen mil y un comentarios de ahí que siempre le encargamos a Carlos que tenga bien destapados los oídos porque nos parece muy importante el sentir y pensar de los aficionados. Nos dijo que al modo ya empezaron la ola de rumores sin sustento ni fundamento; ya se comentaba en el estadio y en redes sociales, uno que ya es clásico escucharlo "es que no les pagan", otros como "los jugadores quieren que corran al “profe” Cruz y hacen como que juegan", "los jugadores quieren que vuelva Maradona", "el equipo empezó a jugar mal desde que se dijo que Maradona quería volver a Dorados". Parte de los comentarios apuntados por nuestro espía.

Al respecto, quizás a los jugadores no les gusta la disciplina que impone el “profe” Cruz, recordemos el castigo a Vinicio, al que dejó fuera un partido por faltar sin justificación a una práctica. No es que Maradona tuviera con ellos una disciplina parecida, creemos que era una mezcla de entre miedo y respeto al famoso pelusa por parte de los jugadores.

Pasando a los aficionados que asisten a los juegos y los que no van, pero si critican; dice Carlos que es evidente la bipolaridad de la gente, porque una semana están con el equipo y la siguiente "que malos son". Hasta con Maradona se vio esto, si no llegaba al inicio del torneo "mmmm, cuando va a llegar", "Maradona no sirve, no es técnico"... ahora que el abogado de Diego anunció que desea volver a Culiacán, la vox populi, bueno no toda, señala "si, que vuelva, que se vaya el “profe” Cruz".

Increíblemente con Dorados la paciencia con el equipo es más corta que lo que dura un cerillo encendido, una derrota, un mal juego y tómala, inician los comentarios negativos; lo comparamos con Tomateros, hace dos años una racha de nueve juegos sin ganar y el estadio lleno, allá no hay reprimendas, no hay enojo contra el equipo. De nuevo insiste nuestro tenaz lector, ¿cuando llegará esa barrera protectora del aficionado hacia el equipo? ¿cuándo existirá una paciencia tolerable que no se rompa al primer juego perdido?

En fin, mucho ojo, cierto que se perdió feo contra la U de G, pero con la increíble suerte que no se había dado en otros torneos pues aun perdiendo se conservó el quinto lugar general, suerte porque en otras se ha perdido y todos ganan, haciendo que bajen varias posiciones en la tabla general. Sí esta semana de fecha FIFA se jugará el pendiente contra Potros UAEM y ganara el juego, Dorados se va al primer lugar general; aquí tenemos que poner la balanza, ¿qué queremos? ¿jugar bonito y quizás no ganar o acumular puntos jugando feo? bien se dice que se corrige mejor ganando que perdiendo.

Suponemos que quizás la clave está en la preparación física, posiblemente varios jugadores no estén al 100% y es por eso que han llegado lesiones inoportunas como la de Escoto que va para dos semanas o bien bajas de juego como Adolfo Domínguez o la supuesta lentitud del chepe guerrero.

Ojalá que esta semana que es fecha FIFA y no hay partidos del ascenso tanto el “profe” Cruz como jugadores cierren filas y queden en el entendido de que como eternos favoritos Dorados debe salir a ganar a quien sea y como sea. Para finalizar, sorpresa que nos llevamos al saber que el paraguayo Danilo Ortiz dejó a Dorados para fichar con el Elche de España; tal vez el jugador no estaba cómodo con ser tribuna pues ni banca era y obvio su promotor se movió rápidamente y le encontró una oportunidad en España, aunque es segunda división, una buena temporada le abre la puerta para llegar un equipo de la primera división de aquel país.

Nos vemos mañana

Creo, sin haberme mirado al espejo, que abrí los ojos del tamaño de un fanal de ferrocarril, con el comentario inicial que hizo nuestro muto amigo Carlos Salazar, cuando de entrada fue categórico al señalar: “no solo el equipo Dorados padece en estos momentos de bipolaridad, también la tienen muchos aficionados y pseudo aficionados culichis que no aguantan nada y sueltan el veneno contra el equipo”

-A ver, le dije, vamos más despacito- y preguntamos ¿Por qué ese adjetivo? Esta fue su respuesta: “vamos por partes, primero hay que ver qué pasa en Dorados. ¿Por qué decimos que son bipolares? porque cambian de actitud de una semana a otra, pareciera que jugar en el Banorte ante su público no les importa mucho y solo cuando están de visita se sienten cómodos y juegan mejor”.

Nos narró su experiencia del sábado anterior en la tribuna brava, dijo que la gente en cabecera norte gritó durante el juego ante Leones Negros "muévete Meza, haz algo", "corre Vinicio, estás parado". Estos son solo unos ejemplos del público enojado por la aparente actitud de calma extrema donde no se veía por donde pudieran remontar el marcador adverso (cuando estaba 2-0). Apuntó que los criterios son diferentes entre lo que él piensa criterios y los que opinan en facebook, mientras que en lo personal no estuvo de acuerdo en la salida de “Chepe” Guerrero (el columnista tampoco), ´porque efectivamente en el segundo tiempo fue un boulevard libre para el rival en el medio campo, aunque otros tantos apoyaron al “profe” Cruz porque el mentado "Chepe” no corre". Como comentó Carlos, suponiendo y concediendo que "no corre", realmente no ocupa andar como caballo desbocado mientras esté bien parado en el medio del campo y no deje salir libre al rival.

En las tribunas se oyen mil y un comentarios de ahí que siempre le encargamos a Carlos que tenga bien destapados los oídos porque nos parece muy importante el sentir y pensar de los aficionados. Nos dijo que al modo ya empezaron la ola de rumores sin sustento ni fundamento; ya se comentaba en el estadio y en redes sociales, uno que ya es clásico escucharlo "es que no les pagan", otros como "los jugadores quieren que corran al “profe” Cruz y hacen como que juegan", "los jugadores quieren que vuelva Maradona", "el equipo empezó a jugar mal desde que se dijo que Maradona quería volver a Dorados". Parte de los comentarios apuntados por nuestro espía.

Al respecto, quizás a los jugadores no les gusta la disciplina que impone el “profe” Cruz, recordemos el castigo a Vinicio, al que dejó fuera un partido por faltar sin justificación a una práctica. No es que Maradona tuviera con ellos una disciplina parecida, creemos que era una mezcla de entre miedo y respeto al famoso pelusa por parte de los jugadores.

Pasando a los aficionados que asisten a los juegos y los que no van, pero si critican; dice Carlos que es evidente la bipolaridad de la gente, porque una semana están con el equipo y la siguiente "que malos son". Hasta con Maradona se vio esto, si no llegaba al inicio del torneo "mmmm, cuando va a llegar", "Maradona no sirve, no es técnico"... ahora que el abogado de Diego anunció que desea volver a Culiacán, la vox populi, bueno no toda, señala "si, que vuelva, que se vaya el “profe” Cruz".

Increíblemente con Dorados la paciencia con el equipo es más corta que lo que dura un cerillo encendido, una derrota, un mal juego y tómala, inician los comentarios negativos; lo comparamos con Tomateros, hace dos años una racha de nueve juegos sin ganar y el estadio lleno, allá no hay reprimendas, no hay enojo contra el equipo. De nuevo insiste nuestro tenaz lector, ¿cuando llegará esa barrera protectora del aficionado hacia el equipo? ¿cuándo existirá una paciencia tolerable que no se rompa al primer juego perdido?

En fin, mucho ojo, cierto que se perdió feo contra la U de G, pero con la increíble suerte que no se había dado en otros torneos pues aun perdiendo se conservó el quinto lugar general, suerte porque en otras se ha perdido y todos ganan, haciendo que bajen varias posiciones en la tabla general. Sí esta semana de fecha FIFA se jugará el pendiente contra Potros UAEM y ganara el juego, Dorados se va al primer lugar general; aquí tenemos que poner la balanza, ¿qué queremos? ¿jugar bonito y quizás no ganar o acumular puntos jugando feo? bien se dice que se corrige mejor ganando que perdiendo.

Suponemos que quizás la clave está en la preparación física, posiblemente varios jugadores no estén al 100% y es por eso que han llegado lesiones inoportunas como la de Escoto que va para dos semanas o bien bajas de juego como Adolfo Domínguez o la supuesta lentitud del chepe guerrero.

Ojalá que esta semana que es fecha FIFA y no hay partidos del ascenso tanto el “profe” Cruz como jugadores cierren filas y queden en el entendido de que como eternos favoritos Dorados debe salir a ganar a quien sea y como sea. Para finalizar, sorpresa que nos llevamos al saber que el paraguayo Danilo Ortiz dejó a Dorados para fichar con el Elche de España; tal vez el jugador no estaba cómodo con ser tribuna pues ni banca era y obvio su promotor se movió rápidamente y le encontró una oportunidad en España, aunque es segunda división, una buena temporada le abre la puerta para llegar un equipo de la primera división de aquel país.

Nos vemos mañana

martes 17 de septiembre de 2019

Continúan las carencias

viernes 13 de septiembre de 2019

A recuperar terreno

jueves 12 de septiembre de 2019

Lección no aprendida

martes 10 de septiembre de 2019

Paso impecable

jueves 05 de septiembre de 2019

El Tri en acción

miércoles 04 de septiembre de 2019

*¿Cómo?, ¿bipolaridad?

lunes 02 de septiembre de 2019

Pudo ser peor

viernes 30 de agosto de 2019

A continuar sumando

jueves 29 de agosto de 2019

Balance hasta hoy positivo

miércoles 28 de agosto de 2019

Veracruz ¿caso perdido?

Cargar Más