/ martes 5 de abril de 2022

Lloran a sus muertos en fosas comunes en Bucha

Habitantes improvisan tumbas para enterrar a sus familiares y vecinos tras la salida de las fuerzas rusas de la ciudad; “esta herida jamás se curará”

KIEV. En las improvisadas fosas comunes o en medio de las calles, los cadáveres están en todas partes en la ciudad ucraniana de Bucha, al noroeste de Kiev, donde los habitantes siguen llorando a sus muertos

Liuba, de 62 años, lleva a un vecino hacia una empapada trinchera detrás de una iglesia de cúpulas doradas. No tiene fuerzas para ver si su hermano yace ahí, como algunos rumores le han indicado.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Unas 57 personas han sido enterradas de forma somera en esta fosa común, afirma un empleado de la ciudad. Pero sólo parte de ellos están a la vista.

Algunos están en bolsas mortuorias. Otros, portando atuendos civiles, han sido parcialmente enterrados. Se ve emerger de la tierra, en extrañas posiciones, una pálida mano, un pie calzado con una bota, expuestos a la nieve que cae sobre esta localidad del extrarradio de la capital.

Un cadáver está rodeado de una sábana roja y blanca, cerca de una única sandalia rosa de mujer. El vecino de Liuba retrocede, y luego se derrumba. No puede acercarse más a la fosa.

“Estas heridas jamás se van a curar”, teme Liuba. “No le desearía esto a nadie, ni siquiera a mi peor enemigo”.

Cerca de ahí, a lo largo de una estrecha carretera rodeada de casas en ruinas, se desplazan cuatro hombres a bordo de una camioneta, sorteando los cuerpos.

Tres de los cuerpos estaban enredados en bicicletas, mientras otros cayeron cerca de vehículos aplastados o con hoyos de bala. Uno tenía las manos atadas a la espalda y su cabeza estaba en una fosa.

Vitalii Shreka, de 27 años, levanta un cadáver, para colocarlo en una bolsa mortuoria que sus compañeros cierran.

Inspeccionan cada cuerpo, buscando un documento de identidad, antes de cargarlo en la camioneta. Uno de ellos lanza una bicicleta contra dos perros que se acercan demasiado de los cadáveres.

“Tenemos que hacerlo. Lo que hacemos es absolutamente necesario” explica Vladyslav Minchenko, de 44 años, de pie ante un cuerpo abandonado.

Serhii Kaplychnyi, empleado de la ciudad, dice que él y sus colegas ya no daban abasto para enterrar a los muertos durante el breve período de ocupación rusa.

“Mucha gente murió por disparos o por esquirlas de obuses, pero al principio no se nos autorizaba a enterrarlos” explica. “Nos decían que los dejáramos mientras hiciera frío”.

Los rusos acabaron por permitirles que juntaran los cuerpos. “Cavamos un gran fosa con la ayuda de un tractor, y luego los enterramos” recuerda.

Ahora él coordina los esfuerzos para hallar cadáveres en toda la localidad.

Tras la partida de los rusos, los soldados se dan viriles abrazos, la gente hace ondear pequeñas banderas ucranianas y los convoyes de ayuda llegan a la ciudad.

Pero Serhii Kaplychnyi no puede olvidar las escenas de las últimas semanas. Recuerda en particular un día en el que sus colegas hallaron a diez personas abatidas de un disparo en la cabeza.

“Había un francotirador que se divertía” comenta con un hilo de voz.

Los empleados de la ciudad no eran los únicos improvisados sepultureros. Varios habitantes hicieron lo posible para proporcionar una sepultura provisional a sus vecinos, en jardines u otros lugares.

“Había un viejo alcantarillado fuera de uso. También ahí fueron dejados algunos cadáveres. Ahora vamos a buscarlos”.

KIEV. En las improvisadas fosas comunes o en medio de las calles, los cadáveres están en todas partes en la ciudad ucraniana de Bucha, al noroeste de Kiev, donde los habitantes siguen llorando a sus muertos

Liuba, de 62 años, lleva a un vecino hacia una empapada trinchera detrás de una iglesia de cúpulas doradas. No tiene fuerzas para ver si su hermano yace ahí, como algunos rumores le han indicado.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Unas 57 personas han sido enterradas de forma somera en esta fosa común, afirma un empleado de la ciudad. Pero sólo parte de ellos están a la vista.

Algunos están en bolsas mortuorias. Otros, portando atuendos civiles, han sido parcialmente enterrados. Se ve emerger de la tierra, en extrañas posiciones, una pálida mano, un pie calzado con una bota, expuestos a la nieve que cae sobre esta localidad del extrarradio de la capital.

Un cadáver está rodeado de una sábana roja y blanca, cerca de una única sandalia rosa de mujer. El vecino de Liuba retrocede, y luego se derrumba. No puede acercarse más a la fosa.

“Estas heridas jamás se van a curar”, teme Liuba. “No le desearía esto a nadie, ni siquiera a mi peor enemigo”.

Cerca de ahí, a lo largo de una estrecha carretera rodeada de casas en ruinas, se desplazan cuatro hombres a bordo de una camioneta, sorteando los cuerpos.

Tres de los cuerpos estaban enredados en bicicletas, mientras otros cayeron cerca de vehículos aplastados o con hoyos de bala. Uno tenía las manos atadas a la espalda y su cabeza estaba en una fosa.

Vitalii Shreka, de 27 años, levanta un cadáver, para colocarlo en una bolsa mortuoria que sus compañeros cierran.

Inspeccionan cada cuerpo, buscando un documento de identidad, antes de cargarlo en la camioneta. Uno de ellos lanza una bicicleta contra dos perros que se acercan demasiado de los cadáveres.

“Tenemos que hacerlo. Lo que hacemos es absolutamente necesario” explica Vladyslav Minchenko, de 44 años, de pie ante un cuerpo abandonado.

Serhii Kaplychnyi, empleado de la ciudad, dice que él y sus colegas ya no daban abasto para enterrar a los muertos durante el breve período de ocupación rusa.

“Mucha gente murió por disparos o por esquirlas de obuses, pero al principio no se nos autorizaba a enterrarlos” explica. “Nos decían que los dejáramos mientras hiciera frío”.

Los rusos acabaron por permitirles que juntaran los cuerpos. “Cavamos un gran fosa con la ayuda de un tractor, y luego los enterramos” recuerda.

Ahora él coordina los esfuerzos para hallar cadáveres en toda la localidad.

Tras la partida de los rusos, los soldados se dan viriles abrazos, la gente hace ondear pequeñas banderas ucranianas y los convoyes de ayuda llegan a la ciudad.

Pero Serhii Kaplychnyi no puede olvidar las escenas de las últimas semanas. Recuerda en particular un día en el que sus colegas hallaron a diez personas abatidas de un disparo en la cabeza.

“Había un francotirador que se divertía” comenta con un hilo de voz.

Los empleados de la ciudad no eran los únicos improvisados sepultureros. Varios habitantes hicieron lo posible para proporcionar una sepultura provisional a sus vecinos, en jardines u otros lugares.

“Había un viejo alcantarillado fuera de uso. También ahí fueron dejados algunos cadáveres. Ahora vamos a buscarlos”.

Policiaca

Se enfrentan a balazos militares y sicarios en Estación Dimas

La SSP reporta dos hombres muertos en el tiroteo así como dos detenidos

Local

A puerta cerrada se definirá el destino político de Estrada Ferreiro

Este miércoles los diputados en sesión secreta tratarán el tema del juicio político contra el ex alcalde de Culiacán

Local

PRI espera que investigue y se aplique la Ley en el caso Lindolfo

La dirigente estatal y diputada Cinthia Valenzuela Langarica dijo que se tiene que esclarecer la procedencia del dinero que llevaba el exalcalde de Choix al ser detenido

Local

Aguas con la lluvia: Este es el pronostico del del clima en Sinaloa hoy 29 de junio

Lluvias muy fuertes y temperaturas maximas de 38 grados se esperan hoy en Sinaloa

Ecología

Homero Aridjis: La naturaleza se defiende con cuerpo y alma

El poeta y activista fue galardonado con el premio Pax Natura por las casi cuatro décadas que lleva impulsando la protección de diversas especies

Gossip

Papeles que salen caros

Celebridades hablan de sus papeles más complicados y de las secuelas que estos les han dejado, teniendo que luchar con ellos incluso después de haberlos interpretado

Ecología

Cómo contaminar menos al usar internet

Hacer un uso responsable de la tecnología por medio de acciones muy sencillas nos puede ayudar a reducir nuestra huella ambiental digital

Gossip

Cuestionario Proust: Francisca Valenzuela

La cantante y compositora chilena-estadounidense se sometió a nuestro interrogatorio... Esto es lo que dijo

Círculos

Premian labor de la artista Betsabeé Romero a favor de la sociedad

El LuxuryLab Award 2022 reunió a destacadas personalidades de México, quienes unen esfuerzos