/ jueves 16 de julio de 2020

"Vivir en el destierro": Jóvenes desplazados por la violencia en Tepuche

Las familias de Bagrecitos no pueden pensar en el futuro, sino en el hoy, y en sacar adelante el día económicamente

Culiacán, Sin. Rondan entre los 14 y 18 años los jóvenes que, hace tres semanas, por el estruendo de balas de alto calibre les arrebató el silencio de su rancho en Bagrecitos, enclavado a mitad del valle y la sierra del norte de Culiacán, y al que describen como “tranquilo, silencioso y donde tienen su hogar.”

“Lo peor ya pasó, qué vamos hacer, sino pensar en qué sigue”, dice una de las muchachas del único telebachillerato de la comunidad. Ella tiene 18 años y desea estudiar la licenciatura en Trabajo Social.

La joven comenta que es la mayor de tres hermanos, ellos y su mamá están rentando un cuarto aquí en Culiacán, mientras que su papá sigue en el lugar que fue campo de batalla entre células del Cartel de Sinaloa, trabajando.

Esta misma situación la pasan otros más, mientras tratan de incorporase a la ciudad y pensar positivo, viven rezando porque sus padres no sean víctimas la violencia que, como las olas del mar, va y viene.

Mi papá allá sigue trabajando para tener dinero pues aquí uno rezando de a preocupación

Joven

La recién graduada de preparatoria, dice que ser parte de la urbanidad, ha sido complicado: el transporte, la comida y el dinero.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa


ADAPTARSE A OTRO ESTILO

Hay mucho ruido, te pierdes porque es muy grande y además, no estoy en mi casa, en mi rancho. Todo es muy diferente pero ahorita no podemos pensar en regresar, es peligroso y a aguantarse.

Estudiante

Hasta ahora se han canalizado con el Instituto Municipal de la Juventud, con ayuda de los maestros del plantel educativo, a 20 de 40 alumnos y sus familias.

Una docente, comenta que parte del alumnado decidió irse del estado y ya no supo de ellos, cambiaron sus celulares y ya no pudo tener comunicación con los jóvenes o padres de familia.

Dijo yo me pongo a pensar en qué hubiera sido peor, si ese día que los malandrines llegaron nosotros hubiéramos estado ahí en clase, cosa que, gracias a la pandemia no fue así. Sin embargo, esta situación pone en juego el progreso y educación de los muchachos. Estamos tratando de que no trunquen sus estudios ni sus sueños.

La maestra tiene tres años yendo y viniendo de Culiacán a Bagrecitos, sólo a dar clases. Dice que se siente parte ya de la comunidad y que lamenta que el aula que tenía para impartir sus materias de ciencias sociales, haya quedado inservible, tras ser tomada por los “malandrines”.

PALIATIVO

El Gobierno Municipal, acordó que canalizaría al alumnado para darle facilidad de empleo y escuela en el nivel que necesite integrarse. Los muchachos ven con ojos de esperanza y buenas intenciones esto, sin embargo, sienten que cada día el futuro de ellos es más incierto.

Menciono una joven que está por cursar el tercer año de preparatoria, siento que vivimos en un ‘quién sabe’, porque aunque pensemos en lo que queremos que sea, aunque queramos volver a la casa, a la vida que teníamos, no sabemos si se va a poder ni que tanto vamos a aguantar. Yo veo muy bien esto que nos quieren dar de atención sicológica, despensas y trabajo, pero quisiera volver. Eso es lo que más quiero.


También lee: La estabilización de la pandemia no significa que Sinaloa debe bajar la guardia


Para poder tener empleo o inscribirse en la escuela, los muchachos necesitan documentos que no trajeron consigo y que, difícilmente podrían recuperar, ya que existe la advertencia de que jóvenes y hombres serán asesinados en Bagrecitos.

Solo las mujeres pueden ir a las casas ¿pero a qué van?, a arriesgarse.

Maestro.

En dos ocasiones, docentes, alumnos y padres de familia, se han reunido con el órgano en pro de la juventud para tratar de hacer la estadía obligada en Culiacán menos difícil. Estudiantes y docentes unen sus esperanzas de que esto funcione, mientras que las madres de familia que se han desplazado con sus hijos, ruegan porque sus esposos sigan con bien, pero sobre todo, con volver.

LEY DE DESPLAZO

La semana pasada el Congreso del Estado aprobó una Ley para prevenir y ayudar a los desplazados, así como penalizarlo como delito con sentencia de 6 a 12 años de cárcel para los responsables.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa




Lee más aquí



Culiacán, Sin. Rondan entre los 14 y 18 años los jóvenes que, hace tres semanas, por el estruendo de balas de alto calibre les arrebató el silencio de su rancho en Bagrecitos, enclavado a mitad del valle y la sierra del norte de Culiacán, y al que describen como “tranquilo, silencioso y donde tienen su hogar.”

“Lo peor ya pasó, qué vamos hacer, sino pensar en qué sigue”, dice una de las muchachas del único telebachillerato de la comunidad. Ella tiene 18 años y desea estudiar la licenciatura en Trabajo Social.

La joven comenta que es la mayor de tres hermanos, ellos y su mamá están rentando un cuarto aquí en Culiacán, mientras que su papá sigue en el lugar que fue campo de batalla entre células del Cartel de Sinaloa, trabajando.

Esta misma situación la pasan otros más, mientras tratan de incorporase a la ciudad y pensar positivo, viven rezando porque sus padres no sean víctimas la violencia que, como las olas del mar, va y viene.

Mi papá allá sigue trabajando para tener dinero pues aquí uno rezando de a preocupación

Joven

La recién graduada de preparatoria, dice que ser parte de la urbanidad, ha sido complicado: el transporte, la comida y el dinero.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa


ADAPTARSE A OTRO ESTILO

Hay mucho ruido, te pierdes porque es muy grande y además, no estoy en mi casa, en mi rancho. Todo es muy diferente pero ahorita no podemos pensar en regresar, es peligroso y a aguantarse.

Estudiante

Hasta ahora se han canalizado con el Instituto Municipal de la Juventud, con ayuda de los maestros del plantel educativo, a 20 de 40 alumnos y sus familias.

Una docente, comenta que parte del alumnado decidió irse del estado y ya no supo de ellos, cambiaron sus celulares y ya no pudo tener comunicación con los jóvenes o padres de familia.

Dijo yo me pongo a pensar en qué hubiera sido peor, si ese día que los malandrines llegaron nosotros hubiéramos estado ahí en clase, cosa que, gracias a la pandemia no fue así. Sin embargo, esta situación pone en juego el progreso y educación de los muchachos. Estamos tratando de que no trunquen sus estudios ni sus sueños.

La maestra tiene tres años yendo y viniendo de Culiacán a Bagrecitos, sólo a dar clases. Dice que se siente parte ya de la comunidad y que lamenta que el aula que tenía para impartir sus materias de ciencias sociales, haya quedado inservible, tras ser tomada por los “malandrines”.

PALIATIVO

El Gobierno Municipal, acordó que canalizaría al alumnado para darle facilidad de empleo y escuela en el nivel que necesite integrarse. Los muchachos ven con ojos de esperanza y buenas intenciones esto, sin embargo, sienten que cada día el futuro de ellos es más incierto.

Menciono una joven que está por cursar el tercer año de preparatoria, siento que vivimos en un ‘quién sabe’, porque aunque pensemos en lo que queremos que sea, aunque queramos volver a la casa, a la vida que teníamos, no sabemos si se va a poder ni que tanto vamos a aguantar. Yo veo muy bien esto que nos quieren dar de atención sicológica, despensas y trabajo, pero quisiera volver. Eso es lo que más quiero.


También lee: La estabilización de la pandemia no significa que Sinaloa debe bajar la guardia


Para poder tener empleo o inscribirse en la escuela, los muchachos necesitan documentos que no trajeron consigo y que, difícilmente podrían recuperar, ya que existe la advertencia de que jóvenes y hombres serán asesinados en Bagrecitos.

Solo las mujeres pueden ir a las casas ¿pero a qué van?, a arriesgarse.

Maestro.

En dos ocasiones, docentes, alumnos y padres de familia, se han reunido con el órgano en pro de la juventud para tratar de hacer la estadía obligada en Culiacán menos difícil. Estudiantes y docentes unen sus esperanzas de que esto funcione, mientras que las madres de familia que se han desplazado con sus hijos, ruegan porque sus esposos sigan con bien, pero sobre todo, con volver.

LEY DE DESPLAZO

La semana pasada el Congreso del Estado aprobó una Ley para prevenir y ayudar a los desplazados, así como penalizarlo como delito con sentencia de 6 a 12 años de cárcel para los responsables.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa




Lee más aquí



Local

Campañas políticas costarán más del 80% del gasto hospitalario

El monto destinado a los partidos políticos casi supera el recurso destinado a equipamiento de hospitales y medicamentos por Covid-19

Local

Registra Sinaloa 14 decesos por Covid-19 en las últimas 24 horas

En la lista de nuevos contagios, Culiacán lleva la cabeza con 65

Deportes

Tomateros va por el 13

Avanza a la final venciendo por blanqueada de 3-0 a los Yaquis en el sexto juego semifinal

Mundo

Kamala Harris, una voz influyente y un voto decisivo: NYT

Según el medio, el papel de Harris será desempatar un Senado dividido a partes iguales por lo que seguramente acudirá con frecuencia al Capitolio

Mundo

Kamala Harris fue escoltada por el oficial que contuvo el ataque al Capitolio

Goodman, un hombre negro que hizo frente a los disturbios en el Capitolio, fue parte de la escolta oficial para la histórica toma de posesión del Joe Biden

Sociedad

Llega a México sustancia activa de AstraZeneca para vacuna Covid-19

El embarque consiste en 5 mil 230 litros de la sustancia activa de la vacuna que será aplicada a los mexicanos a finales de marzo

Mundo

Pandemia y estatus internacional: los primeros retos de Joe Biden

Entre sus primeras decisiones, Biden deberá redirigir el combate a la emergencia sanitaria y económica, así como poner fin a políticas de Trump

Finanzas

Sinaloa sigue siendo atractivo para nuevas empresas de agroequipos

Los tractores que se van a comercializar pertenecen a la empresa Mahindra, fundada en la India en 1945

Finanzas

En 2020, Sinaloa registró un descenso en empleabilidad del -0.5%: Codesin

Las actividades que tuvieron el peor desempeño anual son la industria de la construcción y servicios para empresas, personas y hogar