/ sábado 15 de febrero de 2020

Mirna, un corazón que encuentra tesoros desde el 2014

La fundadora del colectivo de El Fuerte es galardonada por su incansable trabajo de encontrar a personas desaparecidas

Culiacán, Sin.- Aquel día la vida el cambio por completo a Mirna Nereyda Medina Quiñones: la desaparición de su hijo la obligó a salir a buscarlo. Desde 2014 ella inició una lucha, primero sola, y después se sumaron más mujeres, madres de familias, esposas que habían perdido a sus seres queridos. Mirna, después de una larga búsqueda en caminos, fosas, parajes, montes, encontró a su hijo Roberto, en agosto de 2017. Hoy su incansable lucha continúa…

No importa la hora, el lugar, la compañía o el andar sola, para Mirna Nereyda, fundadora del colectivo Las Rastreadoras de El Fuerte, son señales que no han perdido el rumbo en su andar por este camino desgarrador que todos piensan que jamás les va a pasar.

Fotos: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Bajo el lema “soy, somos rastreadoras, buscamos tesoros, sabemos que por ahí están y vamos a encontrarlos, porque nos faltan todos”, las búsqueda de decenas de desaparecidos de todas las edades se da a marchas forzadas, pero ellas entregan hasta el último aliento que las empuja a rascar la tierra para encontrar a sus tesoros perdidos bajo la tierra.

La incertidumbre y la esperanza se convierten en los pilares para que la rastreadora en compañía de su ahora segunda familia siga caminando con el fin de encontrar a sus hijos, hermanos u otro familiar.

EL INICIO DE LA TORMENTA

Fue el 14 de julio de 2014 cuando su hijo, Roberto Corrales Medina desapareció en El Fuerte, un joven que se dedicaba a la venta de música en CD’s y memorias USB.

Con el desgarro que conlleva la impotencia de no dar con el paradero de su tesoro, encontrar autoridades indolentes ante la triste situación y una sociedad que solo revictimiza, las pistas se veían cada vez más lejanas.

Con el corazón roto y las ganas de encontrar a su hijo, el grupo Voces Unidas por la Vida y el Defensor de Derechos Humanos, Óscar Loza Ochoa, se convirtieron en sus primeros aliados en esta lucha que a simple vista no refleja un panorama alentador.

Poco a poco se fueron sumando más madres que al igual que Mirna, su andar en la vida se había convertido en una miscelánea de emociones y retos por doquier, con palas y poco material para trabajar bajo tierra, salieron de sus hogares a buscar a sus tesoros.

Nadie comprendía el dolor de cada una de las mujeres que a cómo podían llegaban a terrenos peligrosos con nada más que su fe y su promesa de recuperar de algún modo un pequeño pedazo de su corazón.

Nada importa más que el amor de una madre y la promesa de encontrar a su tesoro, empuje que desde 2014 hasta el 14 de julio de 2017 en el poblado de Ocolome, logró que en la búsqueda del día se hallaran restos óseos que con los análisis de los forenses se comprobó que eran de su hijo, Roberto.

Al saber ahora que su hijo estaba muerto, comenzó su duelo de pérdida y su proceso de perdonar al responsable que acabó con la vida de su tesoro, teniendo ya un lugar en donde llevar una flor.

NO PARA

Sin embargo, hasta febrero de 2020, la búsqueda de Mirna no ha finalizado, porque en la fosa solo se encontró un brazo y el resto sigue sin ser entregado a sus familiares.

Con la promesa a su esposo e hijo de que cuando encontrara a Roberto ya no iba a continuar en la búsqueda, con años dentro del colectivo y ser consciente del dolor que representa, Mirna no puede dejar a las madres que buscan a sus familiares, al haber recibido la ayuda de más de 100 mujeres.


Y sigo buscando y voy a seguir hasta que Dios me permita con esto, espero verme como Doña Maty de 90 años y todavía con una pala y un machete o mínimo gritando, regañando a las mujeres, pero empujándolas para que sigamos buscando a los desaparecidos Mirna Nereyda Medina


Hasta la fecha, los 15 colectivos de búsqueda del estado han encontrado más de 200 restos óseos en fosas clandestinas, con la mayoría del apoyo por parte de ellas mismas y poca por las autoridades que son las responsables de dar con sus paraderos.

Se ha visto en los funcionarios y policías rostros buenos y desconfiados de su labor como rastreadoras, ya que en este andar no se puede confiar en quienes parecen ser los culpables.

Van ya cinco años de esta labor, el colectivo va sumando fuerza y relevancia en El Fuerte, Sinaloa y México, en el que, al seguir con paso firme a pesar de las adversidades es lo que ha hecho que Mirna Medina sea acreedora del premio estatal Agustina Ramírez 2020.

Sin embargo, la búsqueda de la verdad y justicia sigue siendo el pilar de las rastreadoras de El Fuerte, quienes sin importar las condiciones seguirán tomando su pala y machete para encontrar a sus tesoros.

Te puede interesar: Mural a la memoria de los desaparecidos, otra forma de llevar el activismo en arte

GALARDÓN

Mira Nereyda fue reconocida con el Premio Estatal Agustina Ramírez el pasado viernes 14 de febrero. Ella dijo que su lucha no termina.

SIN CANSANCIO

La pelea por encontrar a los ausentes se extiende a todo Sinaloa, Las Rastreadoras de El Fuerte han encontrado cientos de cuerpos en fosas.

FRASE

Y sigo buscando y voy a seguir hasta que Dios me permita con esto, espero verme como Doña Maty de 90 años y todavía con una pala y un machete o mínimo gritando

Mirna Nereyda Medina, Líder de Las Rastreadoras


Lee más aquí:


Culiacán, Sin.- Aquel día la vida el cambio por completo a Mirna Nereyda Medina Quiñones: la desaparición de su hijo la obligó a salir a buscarlo. Desde 2014 ella inició una lucha, primero sola, y después se sumaron más mujeres, madres de familias, esposas que habían perdido a sus seres queridos. Mirna, después de una larga búsqueda en caminos, fosas, parajes, montes, encontró a su hijo Roberto, en agosto de 2017. Hoy su incansable lucha continúa…

No importa la hora, el lugar, la compañía o el andar sola, para Mirna Nereyda, fundadora del colectivo Las Rastreadoras de El Fuerte, son señales que no han perdido el rumbo en su andar por este camino desgarrador que todos piensan que jamás les va a pasar.

Fotos: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Bajo el lema “soy, somos rastreadoras, buscamos tesoros, sabemos que por ahí están y vamos a encontrarlos, porque nos faltan todos”, las búsqueda de decenas de desaparecidos de todas las edades se da a marchas forzadas, pero ellas entregan hasta el último aliento que las empuja a rascar la tierra para encontrar a sus tesoros perdidos bajo la tierra.

La incertidumbre y la esperanza se convierten en los pilares para que la rastreadora en compañía de su ahora segunda familia siga caminando con el fin de encontrar a sus hijos, hermanos u otro familiar.

EL INICIO DE LA TORMENTA

Fue el 14 de julio de 2014 cuando su hijo, Roberto Corrales Medina desapareció en El Fuerte, un joven que se dedicaba a la venta de música en CD’s y memorias USB.

Con el desgarro que conlleva la impotencia de no dar con el paradero de su tesoro, encontrar autoridades indolentes ante la triste situación y una sociedad que solo revictimiza, las pistas se veían cada vez más lejanas.

Con el corazón roto y las ganas de encontrar a su hijo, el grupo Voces Unidas por la Vida y el Defensor de Derechos Humanos, Óscar Loza Ochoa, se convirtieron en sus primeros aliados en esta lucha que a simple vista no refleja un panorama alentador.

Poco a poco se fueron sumando más madres que al igual que Mirna, su andar en la vida se había convertido en una miscelánea de emociones y retos por doquier, con palas y poco material para trabajar bajo tierra, salieron de sus hogares a buscar a sus tesoros.

Nadie comprendía el dolor de cada una de las mujeres que a cómo podían llegaban a terrenos peligrosos con nada más que su fe y su promesa de recuperar de algún modo un pequeño pedazo de su corazón.

Nada importa más que el amor de una madre y la promesa de encontrar a su tesoro, empuje que desde 2014 hasta el 14 de julio de 2017 en el poblado de Ocolome, logró que en la búsqueda del día se hallaran restos óseos que con los análisis de los forenses se comprobó que eran de su hijo, Roberto.

Al saber ahora que su hijo estaba muerto, comenzó su duelo de pérdida y su proceso de perdonar al responsable que acabó con la vida de su tesoro, teniendo ya un lugar en donde llevar una flor.

NO PARA

Sin embargo, hasta febrero de 2020, la búsqueda de Mirna no ha finalizado, porque en la fosa solo se encontró un brazo y el resto sigue sin ser entregado a sus familiares.

Con la promesa a su esposo e hijo de que cuando encontrara a Roberto ya no iba a continuar en la búsqueda, con años dentro del colectivo y ser consciente del dolor que representa, Mirna no puede dejar a las madres que buscan a sus familiares, al haber recibido la ayuda de más de 100 mujeres.


Y sigo buscando y voy a seguir hasta que Dios me permita con esto, espero verme como Doña Maty de 90 años y todavía con una pala y un machete o mínimo gritando, regañando a las mujeres, pero empujándolas para que sigamos buscando a los desaparecidos Mirna Nereyda Medina


Hasta la fecha, los 15 colectivos de búsqueda del estado han encontrado más de 200 restos óseos en fosas clandestinas, con la mayoría del apoyo por parte de ellas mismas y poca por las autoridades que son las responsables de dar con sus paraderos.

Se ha visto en los funcionarios y policías rostros buenos y desconfiados de su labor como rastreadoras, ya que en este andar no se puede confiar en quienes parecen ser los culpables.

Van ya cinco años de esta labor, el colectivo va sumando fuerza y relevancia en El Fuerte, Sinaloa y México, en el que, al seguir con paso firme a pesar de las adversidades es lo que ha hecho que Mirna Medina sea acreedora del premio estatal Agustina Ramírez 2020.

Sin embargo, la búsqueda de la verdad y justicia sigue siendo el pilar de las rastreadoras de El Fuerte, quienes sin importar las condiciones seguirán tomando su pala y machete para encontrar a sus tesoros.

Te puede interesar: Mural a la memoria de los desaparecidos, otra forma de llevar el activismo en arte

GALARDÓN

Mira Nereyda fue reconocida con el Premio Estatal Agustina Ramírez el pasado viernes 14 de febrero. Ella dijo que su lucha no termina.

SIN CANSANCIO

La pelea por encontrar a los ausentes se extiende a todo Sinaloa, Las Rastreadoras de El Fuerte han encontrado cientos de cuerpos en fosas.

FRASE

Y sigo buscando y voy a seguir hasta que Dios me permita con esto, espero verme como Doña Maty de 90 años y todavía con una pala y un machete o mínimo gritando

Mirna Nereyda Medina, Líder de Las Rastreadoras


Lee más aquí:


Local

Quirino llama a partidos políticos a solidarizarse

Gobernador propone que los institutos políticos aporten 50 por ciento de sus prerrogativas estatales de un mes (5 millones de pesos) para integrar una bolsa para MiPyMES

Local

Llama Secretario de Salud a hospitales privados a ser solidarios

El doctor Efrén Encinas solicitó ser considerados en el cobro que se hace a los pacientes

Local

Don Pancho, un marisquero en resistencia a la contingencia sanitaria

Después de 51 años, aunque la sociedad le ha dado la espalda, él sigue en su carreta con sus tres fieles clientes

Futbol

La UEFA asegura que no ha dado fechas para terminar competiciones

"El presidente fue muy claro en que no podía dar fechas precisas para el fin de la temporada", dijo el comunicado

Mundo

Guayaquil llega a Semana Santa envuelta en su propio vía crucis por Covid-19

Hasta el momento, Guayaquil registra mil 648 positivos de coronavirus

Mundo

Hospital alemán tratará coronavirus con transfusiones de plasma

El primer paso será la elaboración de plasma terapéutico, para lo cual el hospital ha instado a pacientes ya curados del coronavirus a que donen plasma sanguíneo

Mundo

El papa inicia Semana Santa sin fieles por el coronavirus

Esta será una Semana Santa particular que Francisco celebrará sin fieles y quienes quieran participar tendrán que hacerlo desde sus casas

México

México vencerá al coronavirus con el apoyo de las Fuerzas Armadas: AMLO

Supervisó las instalaciones del Centro Médico Naval donde se atenderán a pacientes contagiados por el virus

México

AMLO dialoga con Larry Fink sobre Covid-19 y el deterioro económico mundial

El mandatario sostuvo una videollamada con el CEO del fondo BlackRock