/ lunes 25 de marzo de 2024

La muerte de “El Macaco”, el plan fallido del Cártel de Sinaloa para controlar todo el estado

Hace casi 6 años, la SEDENA obtuvo datos de que el grupo de Culiacán fichó a un hombre clave del Chapo Isidro para pelear la plaza del norte, pero todo se vino abajo tras el asesinato de “El Macaco”

En 2018, un bautizo al interior del módulo de máxima seguridad en el Centro Penitenciario de Aguaruto selló un plan que orquestaron los liderazgos del cártel de Sinaloa para adueñarse de todo la entidad.

El grupo criminal de los Guzmán y los Zambada reclutó a un viejo compañero de armas de Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapito”, para arrebatar los territorios que siguen bajo su poder junto con sus aliados, en municipios como Guasave, Sinaloa de Leyva, El Fuerte y parte de Choix.

Puedes leer: ¿No es lavado? Parientes de El Mayo llevan disputa legal a tribunales para desbloquear sus cuentas

Sin embargo, el plan se vio frustrado cuando “El Chapo Isidro” se adelantó y dio muerte a quien fuera uno de sus jefes de sicarios de confianza, Jesús Carlos Salmón Higuera, “El Macaco”.

La historia

Un documento obtenido en el hackeo a la SEDENA por el colectivo Guacamaya, da cuenta de esta historia de intrigas criminales que condujeron a delaciones y traiciones, algunas concluyeron con asesinatos y desapariciones.

De acuerdo con el análisis que a fines de 2018 realizó la inteligencia militar en Sinaloa, cuando el escenario entre los grupos rivales del crimen organizado era complicado, el plan maestro del Cártel de Sinaloa comenzó cuando “El Macaco” se encontraba en el penal de Aguaruto y en febrero de ese mismo año, llegó también como recluso Julian Grimaldi Paredes y/o Gabriel Valenzuela Valenzuela, quien en ese momento era cercano a Los Chapitos.

En la revisión de los expedientes por parte del personal de la Defensa Nacional, se encontró que “El Macaco” era originario del poblado Plan de Ocote, en Sinaloa municipio, y que nació un 28 de febrero de 1989.

Sus padres fueron Carlos Salmón y Amaro Higuera Germán, y se identificó a su pareja como Jéssica Guadalupe.

Dentro de sus actividades delictivas estaban formar parte del grupo del Chapo Isidro y desde el 2009 fue vinculado con el asesinato y desaparición de personas que los Beltrán Leyva relacionaban con Jorge Iván Gastélum, “El Cholo Iván”, jefe de seguridad de Joaquín Guzmán Loera.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa


Las andanzas de “El Macaco” se traducían en crímenes cometidos en Guasave, fue detenido en junio de 2014, luego de que la Marina persiguió al Chapo Isidro junto con su guardia de corps por la sierra de Sinaloa de Leyva.

Según la SEDENA, Salmón Higuera fue aprehendido en un domicilio de Guasave en compañía de “El Chavo”, y fue trasladado al penal federal de Villa Aldama, Veracruz, a donde durante el gobierno de Mario López Valdez, enviaban a los personajes vinculados con los Beltrán Leyva.

Sin embargo, tres años después, en junio de 2017, “El Macaco” ganó un amparo en los tribunales, que le ordenaron al sistema penitenciario trasladar al pistolero al penal de Aguaruto, en donde fue aislado en el módulo de máxima seguridad.

Allí, a fines de febrero de 2018, fue internado Julián Grimaldi y/o Gabriel Valenzuela, un operador de alto rango del Cártel de Sinaloa avecindado en Paredones, al sur de la capital. Valenzuela había sido detenido en un salón de fiestas del bulevar Orquídeas, cuando el Ejército recibió un soplo de que en el lugar había personas armadas.

El bautizo

Las autoridades penitenciarias los hicieron compañeros de carraca, en un área con controles de seguridad sistematizados y con vigilancia especial las 24 horas del día. No sólo se hicieron amigos, si no compadres, y así lo reportó la SEDENA.

“El 18 de marzo de 2018 (Valenzuela tenía apenas un mes preso), Genaro Robles Casillas -entonces secretario de Seguridad Pública- informó que Salmón Higuera realizó una solicitud a través del área de trabajo social del Centro Penitenciario con el fin de llevar a cabo un bautizo de su hija, destacándose que el padrino fue Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela y Karla Fernanda (su esposa), llevándose a cabo el acto religioso en el interior del módulo 5 de Máxima Seguridad.”

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa


El plan de fuga

Convertidos en compadres, de acuerdo con la SEDENA, para los líderes del cártel de Sinaloa le vino bien tener de aliado a El Macaco, pues conocía como la palma de su mano las operaciones del cártel comandado por Fausto Isidro, un líder criminal ecléctico que ha sabido sortear guerras intestinas y cacerías por parte del gobierno federal y estatal.

Después de la celebración del bautizo del hijo de Salmón Higuera, el 10 de abril de ese año, la Comandancia de la Novena Zona Militar avisó a las autoridades penitenciarias que Gabriel Valenzuela pretendía fugarse, ya tenían informes del plan de evasión, por lo que cuatro días más tarde, el 14 de abril, lo envían al penal de Villa Aldama, Veracruz.

Pero un amparo obtenido por la defensa de Valenzuela lo regresa el 29 de mayo siguiente. Por fin, el 22 de julio ambos compadres se fugan del penal, dejando un escándalo mayúsculo para el entonces gobernador Quirino Ordaz Coppel, pues los videos de seguridad revelaron que “El Macaco” y Gabriel fueron apoyados por el jefe de custodios.

Los dos salieron vestidos de policías, mientras que cada puerta del penal, desde el módulo de seguridad hasta la que da a la calle, se abrieron sin ninguna complicación.

En una pared de la carraca, Salmón Higuera dejó un mensaje: “Aquí les demuestro mi triunfo a los que se la daban de jefes en el módulo, se les fue quien ustedes decían era contra y planeaban matar, yo soy 100% Chapo Isidro, traigo la camisa bien puesta de mi Sr. Jefe”.

Para la SEDENA, este mensaje fue para despistar, pues El Macaco ya estaba con los de Sinaloa. De hecho, el reporte indica que la fuga fue financiada por Iván Archivaldo “por así convenir a sus intereses”.

Y es que según la relatoría, Salmón Higuera, como hombre de confianza del Chapo Isidro, “conocía las rutas de trasiego y ubicación de casas de seguridad en los municipios de El Fuerte, Guasave, Sinaloa de Leyva y Los Mochis”.

Con esto, la Defensa encontró que el Cártel de Sinaloa buscaba tomar el control de los municipios considerados territorios de Isidro, y a los que nunca pudo entrar en los peores años de la guerra con los Beltrán Leyva.

El Macaco tenía conocimiento de los lugares estratégicos”, se lee en el informe, lo que daba ventaja a la organización Guzmán-Zambada para posicionarse en los municipios mencionados”.

De ahí que el mensaje en el muro, “fue para centrar a las autoridades en los municipios de Isidro y así perjudicarlo”.

El asesinato

Pero poco más de un mes después, “El Macaco” fue a visitar a su madre en Guasave, junto con dos de sus pistoleros, pero en las afueras del poblado El Seis, camino a Estación Naranjo, fue acribillado cuando iba a bordo de un coche de la Chevrolet oscuro.

Según la inteligencia militar, Isidro mandó a Mario Calabazas a ejecutarlo, porque para entonces ya sabían que Salmón Higuera había cambiado de bando. Cinco años después, Isidro hizo lo mismo con Mario.

A fines de 2018, la SEDENA estimó que el crimen del “Macaco” continuaría la guerra entre los Beltrán con los de Sinaloa, conflicto que, con el paso de los años se ha distendido, al grado que ahora se habla que El Chapo Isidro es aliado de “El Mayo” Zambada.

En 2018, un bautizo al interior del módulo de máxima seguridad en el Centro Penitenciario de Aguaruto selló un plan que orquestaron los liderazgos del cártel de Sinaloa para adueñarse de todo la entidad.

El grupo criminal de los Guzmán y los Zambada reclutó a un viejo compañero de armas de Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapito”, para arrebatar los territorios que siguen bajo su poder junto con sus aliados, en municipios como Guasave, Sinaloa de Leyva, El Fuerte y parte de Choix.

Puedes leer: ¿No es lavado? Parientes de El Mayo llevan disputa legal a tribunales para desbloquear sus cuentas

Sin embargo, el plan se vio frustrado cuando “El Chapo Isidro” se adelantó y dio muerte a quien fuera uno de sus jefes de sicarios de confianza, Jesús Carlos Salmón Higuera, “El Macaco”.

La historia

Un documento obtenido en el hackeo a la SEDENA por el colectivo Guacamaya, da cuenta de esta historia de intrigas criminales que condujeron a delaciones y traiciones, algunas concluyeron con asesinatos y desapariciones.

De acuerdo con el análisis que a fines de 2018 realizó la inteligencia militar en Sinaloa, cuando el escenario entre los grupos rivales del crimen organizado era complicado, el plan maestro del Cártel de Sinaloa comenzó cuando “El Macaco” se encontraba en el penal de Aguaruto y en febrero de ese mismo año, llegó también como recluso Julian Grimaldi Paredes y/o Gabriel Valenzuela Valenzuela, quien en ese momento era cercano a Los Chapitos.

En la revisión de los expedientes por parte del personal de la Defensa Nacional, se encontró que “El Macaco” era originario del poblado Plan de Ocote, en Sinaloa municipio, y que nació un 28 de febrero de 1989.

Sus padres fueron Carlos Salmón y Amaro Higuera Germán, y se identificó a su pareja como Jéssica Guadalupe.

Dentro de sus actividades delictivas estaban formar parte del grupo del Chapo Isidro y desde el 2009 fue vinculado con el asesinato y desaparición de personas que los Beltrán Leyva relacionaban con Jorge Iván Gastélum, “El Cholo Iván”, jefe de seguridad de Joaquín Guzmán Loera.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa


Las andanzas de “El Macaco” se traducían en crímenes cometidos en Guasave, fue detenido en junio de 2014, luego de que la Marina persiguió al Chapo Isidro junto con su guardia de corps por la sierra de Sinaloa de Leyva.

Según la SEDENA, Salmón Higuera fue aprehendido en un domicilio de Guasave en compañía de “El Chavo”, y fue trasladado al penal federal de Villa Aldama, Veracruz, a donde durante el gobierno de Mario López Valdez, enviaban a los personajes vinculados con los Beltrán Leyva.

Sin embargo, tres años después, en junio de 2017, “El Macaco” ganó un amparo en los tribunales, que le ordenaron al sistema penitenciario trasladar al pistolero al penal de Aguaruto, en donde fue aislado en el módulo de máxima seguridad.

Allí, a fines de febrero de 2018, fue internado Julián Grimaldi y/o Gabriel Valenzuela, un operador de alto rango del Cártel de Sinaloa avecindado en Paredones, al sur de la capital. Valenzuela había sido detenido en un salón de fiestas del bulevar Orquídeas, cuando el Ejército recibió un soplo de que en el lugar había personas armadas.

El bautizo

Las autoridades penitenciarias los hicieron compañeros de carraca, en un área con controles de seguridad sistematizados y con vigilancia especial las 24 horas del día. No sólo se hicieron amigos, si no compadres, y así lo reportó la SEDENA.

“El 18 de marzo de 2018 (Valenzuela tenía apenas un mes preso), Genaro Robles Casillas -entonces secretario de Seguridad Pública- informó que Salmón Higuera realizó una solicitud a través del área de trabajo social del Centro Penitenciario con el fin de llevar a cabo un bautizo de su hija, destacándose que el padrino fue Luis Gabriel Valenzuela Valenzuela y Karla Fernanda (su esposa), llevándose a cabo el acto religioso en el interior del módulo 5 de Máxima Seguridad.”

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa


El plan de fuga

Convertidos en compadres, de acuerdo con la SEDENA, para los líderes del cártel de Sinaloa le vino bien tener de aliado a El Macaco, pues conocía como la palma de su mano las operaciones del cártel comandado por Fausto Isidro, un líder criminal ecléctico que ha sabido sortear guerras intestinas y cacerías por parte del gobierno federal y estatal.

Después de la celebración del bautizo del hijo de Salmón Higuera, el 10 de abril de ese año, la Comandancia de la Novena Zona Militar avisó a las autoridades penitenciarias que Gabriel Valenzuela pretendía fugarse, ya tenían informes del plan de evasión, por lo que cuatro días más tarde, el 14 de abril, lo envían al penal de Villa Aldama, Veracruz.

Pero un amparo obtenido por la defensa de Valenzuela lo regresa el 29 de mayo siguiente. Por fin, el 22 de julio ambos compadres se fugan del penal, dejando un escándalo mayúsculo para el entonces gobernador Quirino Ordaz Coppel, pues los videos de seguridad revelaron que “El Macaco” y Gabriel fueron apoyados por el jefe de custodios.

Los dos salieron vestidos de policías, mientras que cada puerta del penal, desde el módulo de seguridad hasta la que da a la calle, se abrieron sin ninguna complicación.

En una pared de la carraca, Salmón Higuera dejó un mensaje: “Aquí les demuestro mi triunfo a los que se la daban de jefes en el módulo, se les fue quien ustedes decían era contra y planeaban matar, yo soy 100% Chapo Isidro, traigo la camisa bien puesta de mi Sr. Jefe”.

Para la SEDENA, este mensaje fue para despistar, pues El Macaco ya estaba con los de Sinaloa. De hecho, el reporte indica que la fuga fue financiada por Iván Archivaldo “por así convenir a sus intereses”.

Y es que según la relatoría, Salmón Higuera, como hombre de confianza del Chapo Isidro, “conocía las rutas de trasiego y ubicación de casas de seguridad en los municipios de El Fuerte, Guasave, Sinaloa de Leyva y Los Mochis”.

Con esto, la Defensa encontró que el Cártel de Sinaloa buscaba tomar el control de los municipios considerados territorios de Isidro, y a los que nunca pudo entrar en los peores años de la guerra con los Beltrán Leyva.

El Macaco tenía conocimiento de los lugares estratégicos”, se lee en el informe, lo que daba ventaja a la organización Guzmán-Zambada para posicionarse en los municipios mencionados”.

De ahí que el mensaje en el muro, “fue para centrar a las autoridades en los municipios de Isidro y así perjudicarlo”.

El asesinato

Pero poco más de un mes después, “El Macaco” fue a visitar a su madre en Guasave, junto con dos de sus pistoleros, pero en las afueras del poblado El Seis, camino a Estación Naranjo, fue acribillado cuando iba a bordo de un coche de la Chevrolet oscuro.

Según la inteligencia militar, Isidro mandó a Mario Calabazas a ejecutarlo, porque para entonces ya sabían que Salmón Higuera había cambiado de bando. Cinco años después, Isidro hizo lo mismo con Mario.

A fines de 2018, la SEDENA estimó que el crimen del “Macaco” continuaría la guerra entre los Beltrán con los de Sinaloa, conflicto que, con el paso de los años se ha distendido, al grado que ahora se habla que El Chapo Isidro es aliado de “El Mayo” Zambada.

Local

Vecinos de Don José indignados porque la conductora que lo mató huyó

Testigos afirmaron que la conductora iba en estado de ebriedad

Local

Morena en espera de resultado final de elección de Navolato

El partido emitió un comunicado donde expone que el proceso continúa a pesar de que el Teesin determinará qué 29 boletas no serán consideradas en el conteo

Local

Ordenan a Ayuntamiento de Culiacán a entregar facturas de mezcla asfáltica

La Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública de Sinaloa resolvió que el Ayuntamiento de Culiacán deberá dicha información solicitada por una persona vía, ya que es de carácter público

Local

¡Tembló en Los Mochis! Se registra sismo de 4.2 en la escala de Richter

Este sábado, se registró el sismo al sur de Los Mochis alrededor de las 4:30 de la mañana, siendo el décimo que se registra este año en Sinaloa

Local

Transportistas piden que la tarifa del transporte público suba a 14 pesos

El aumento sería dos pesos, la tarifa de los camiones con aire acondicionado quedaría en 14 pesos y sin aire en 12 pesos; la tarifa no ha subido en dos años