/ sábado 7 de septiembre de 2019

Edilberto Andrade, víctima de la “Guerra Sucia”

A 38 años de su desaparición, la Fiscalía General de la República acepta investigar su caso

Culiacán, Sin. Edilberto Coppil Andrade Ayala, fue detenido y desaparecido presuntamente por su activismo político subversivo por policías municipales, el 19 de septiembre de 1981 en la colonia Emiliano Zapata del puerto de Mazatlán. Pero es hasta ahora, que apenas se iniciará a investigar su desaparición.

Su media hermana, Georgina Bernal Ayala, hace varios meses buscó presentar la correspondiente denuncia de su desaparición. Por el tiempo transcurrido, el personal de la Fiscalía General de Sinaloa simplemente le hacía dar vueltas y más vueltas.

Cansada, recurrió a la Fiscalía General de la República, y ahí, sí encontró eco a su exigencia de justicia. La dependencia federal aceptó abrir una carpeta de investigación, para empezar a investigar la desaparición de su hermano, que tuvo lugar hace 38 años.

¿QUÉ ES LA GUERRA SUCIA?

Oscar Loza Ochoa, miembro de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Sinaloa, quien le brinda apoyo a la hermana del desaparecido, explica que el caso de Edilberto forma parte de las decenas de desapariciones que tuvieron lugar, durante lo que se ha dado en llamar “Guerra Sucia”.

Este concepto se utiliza para explicar que hay una guerra entre dos partes, pero una de las partes actúa fuera de lo estipulado en el Tratado de Ginebra, en donde se establecen los protocolos a seguir por quienes participan en las guerras.

Uno de los protocolos, explica Loza Ochoa, es que si una de las partes atrapa a algunos de sus enemigos, les debe de respetar la vida e iniciarle un proceso judicial.

En el caso de la Guerra Sucia de México, explica, se refiere al enfrentamiento del Gobierno de México en contra de los diversos grupos guerrilleros, que surgieron a inicios de la década de los 70’s, y de los cuales, algunos pasaron a formar parte de la Liga Comunista 23 de Septiembre.

En esta guerra, el Gobierno de México optó por detener y desaparecer a los integrantes de los grupos guerrilleros. A muchos los mantuvo encarcelados en cárceles clandestinas, entre ellas las instalaciones del Campo Militar Número Uno, en donde, de acuerdo a un testimonio viviente, ahí estuvo encarcelado José Barrón Caldera, hijo de Chuyita Caldera de Barrón, quien falleciera sin volverle a ver, y quien en vida encabezó al grupo local de “Madres con Hijos Desaparecidos”.

El profesor Oscar Loza escribió el libro “Tiempo de Espera”, editado por la UAS y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en donde da cuenta de muchos pasajes de esa Guerra Sucia, en cuyo marco encaja la desaparición de Edilberto Coppil Andrade Ayala.

Recuerda que en la década de los 70`s proliferaron los grupos guerrilleros, que querían hacer un cambio de gobierno por la vía armada, entre los cuales cita de memoria al Frente Urbano Zapatista, Frente Armado Revolucionario, los grupos de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, Los Lacandones, de diferentes regiones del país, y localmente ubica al Movimiento Armado Revolucionario (MAR), entre otros.

Loza Ochoa recuerda que en esa época se formó la Dirección Federal de Seguridad, la cual se encargó de perseguir a todos los disidentes políticos que habían tomado las armas.


También lee: Costará casi un millón de pesos tapar socavón de avenida Eje Federalismo


LA ESPERANZA ENCENDIDA

Afortunadamente, recuerda, el Gobierno de México decretó en 1979, la Amnistía para presos políticos, exiliados y desaparecidos.

Como resultado de ello se liberaron mil 200 presos en diferentes tiempos, y empezaron a regresar quienes se habían exiliado en Estados Unidos, Italia, Cuba y otras naciones.

De las listas de desaparecidos que se tenían, Oscar Loza lamenta que hayan aparecido muy pocos.

La mayor cantidad de desapariciones, explica, se dio entre los años de 1975 y 1979, pero éstas continuaron todavía a principios de la década de los 80’s, que es cuando se da la desaparición de Edilberto Coppil Andrade Ayala.

Aunque ya han pasado 38 años, de entonces a la fecha, Loza Ochoa sostiene que es obligación de la autoridad investigar y resolver el caso, pues el delito de desaparición no prescribe.

Incluso estima que el personal de la Fiscalía General de la República pudiera encontrar pistas en los documentos que se tienen sobre la Guerra Sucia en el Archivo Histórico de la Nación, pues ahí hay muchos documentos que no se han revisado, y eso le mantiene encendida la esperanza a Georgina Bernal, aunque ello le implique tener que trasladarse a la Ciudad de México.





Lee más aquí



Culiacán, Sin. Edilberto Coppil Andrade Ayala, fue detenido y desaparecido presuntamente por su activismo político subversivo por policías municipales, el 19 de septiembre de 1981 en la colonia Emiliano Zapata del puerto de Mazatlán. Pero es hasta ahora, que apenas se iniciará a investigar su desaparición.

Su media hermana, Georgina Bernal Ayala, hace varios meses buscó presentar la correspondiente denuncia de su desaparición. Por el tiempo transcurrido, el personal de la Fiscalía General de Sinaloa simplemente le hacía dar vueltas y más vueltas.

Cansada, recurrió a la Fiscalía General de la República, y ahí, sí encontró eco a su exigencia de justicia. La dependencia federal aceptó abrir una carpeta de investigación, para empezar a investigar la desaparición de su hermano, que tuvo lugar hace 38 años.

¿QUÉ ES LA GUERRA SUCIA?

Oscar Loza Ochoa, miembro de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Sinaloa, quien le brinda apoyo a la hermana del desaparecido, explica que el caso de Edilberto forma parte de las decenas de desapariciones que tuvieron lugar, durante lo que se ha dado en llamar “Guerra Sucia”.

Este concepto se utiliza para explicar que hay una guerra entre dos partes, pero una de las partes actúa fuera de lo estipulado en el Tratado de Ginebra, en donde se establecen los protocolos a seguir por quienes participan en las guerras.

Uno de los protocolos, explica Loza Ochoa, es que si una de las partes atrapa a algunos de sus enemigos, les debe de respetar la vida e iniciarle un proceso judicial.

En el caso de la Guerra Sucia de México, explica, se refiere al enfrentamiento del Gobierno de México en contra de los diversos grupos guerrilleros, que surgieron a inicios de la década de los 70’s, y de los cuales, algunos pasaron a formar parte de la Liga Comunista 23 de Septiembre.

En esta guerra, el Gobierno de México optó por detener y desaparecer a los integrantes de los grupos guerrilleros. A muchos los mantuvo encarcelados en cárceles clandestinas, entre ellas las instalaciones del Campo Militar Número Uno, en donde, de acuerdo a un testimonio viviente, ahí estuvo encarcelado José Barrón Caldera, hijo de Chuyita Caldera de Barrón, quien falleciera sin volverle a ver, y quien en vida encabezó al grupo local de “Madres con Hijos Desaparecidos”.

El profesor Oscar Loza escribió el libro “Tiempo de Espera”, editado por la UAS y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en donde da cuenta de muchos pasajes de esa Guerra Sucia, en cuyo marco encaja la desaparición de Edilberto Coppil Andrade Ayala.

Recuerda que en la década de los 70`s proliferaron los grupos guerrilleros, que querían hacer un cambio de gobierno por la vía armada, entre los cuales cita de memoria al Frente Urbano Zapatista, Frente Armado Revolucionario, los grupos de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, Los Lacandones, de diferentes regiones del país, y localmente ubica al Movimiento Armado Revolucionario (MAR), entre otros.

Loza Ochoa recuerda que en esa época se formó la Dirección Federal de Seguridad, la cual se encargó de perseguir a todos los disidentes políticos que habían tomado las armas.


También lee: Costará casi un millón de pesos tapar socavón de avenida Eje Federalismo


LA ESPERANZA ENCENDIDA

Afortunadamente, recuerda, el Gobierno de México decretó en 1979, la Amnistía para presos políticos, exiliados y desaparecidos.

Como resultado de ello se liberaron mil 200 presos en diferentes tiempos, y empezaron a regresar quienes se habían exiliado en Estados Unidos, Italia, Cuba y otras naciones.

De las listas de desaparecidos que se tenían, Oscar Loza lamenta que hayan aparecido muy pocos.

La mayor cantidad de desapariciones, explica, se dio entre los años de 1975 y 1979, pero éstas continuaron todavía a principios de la década de los 80’s, que es cuando se da la desaparición de Edilberto Coppil Andrade Ayala.

Aunque ya han pasado 38 años, de entonces a la fecha, Loza Ochoa sostiene que es obligación de la autoridad investigar y resolver el caso, pues el delito de desaparición no prescribe.

Incluso estima que el personal de la Fiscalía General de la República pudiera encontrar pistas en los documentos que se tienen sobre la Guerra Sucia en el Archivo Histórico de la Nación, pues ahí hay muchos documentos que no se han revisado, y eso le mantiene encendida la esperanza a Georgina Bernal, aunque ello le implique tener que trasladarse a la Ciudad de México.





Lee más aquí



Local

Caos en elecciones de Stasac; buscan que se posponga

Simpatizantes de la planilla roja quieren ingresar al edificio, sin embargo, trabajadores con playeras amarillas no lo permiten.

Local

UAdeO, se “amarra” las manos contra el acoso en el plantel

Sólo se dará seguimiento a manera de prevención y la sanción será hasta donde permite el reglamento: Hussein Muñoz.

Local

“Me voy feliz y satisfecha”: Araceli Tirado           

La destituida directora del Ismujeres asegura que se regresa a dar clases luego de no ser ratificada

Local

La UAS respalda paro de mujeres “Nadie se mueve”

El 9 de marzo las mujeres del país están llamadas a no trabajar en forma de protesta

Local

Aprueban regidores elección de síndicos 

Se solicitó que se aprobara otro día para discutir a fondo el problema, sin embargo, fue negado a través de la votación de los integrantes de cabildo

Deportes

STASE y APS cierran con triunfo para asegurar ingreso a postemporada

En softbol Medios de Comunicación; quedan definidos los seis lugares

Local

Hoy se vinculará a proceso al presunto asesino de Humberto Trejo

Se realiza el desahogo de pruebas por parte del Ministerio Público en la sala A de la Sede Regional de Justicia Penal Acusatoria.

Deportes

Waldir Castaños define juego en el cierre de la novena entrada

Triunfa La Lima frente a RT Motor’s en beisbol Universitario de Segunda Fuerza

Local

Pequeño homenaje póstumo a Genoveva Rogers

A casi diez años del asesinato de Genoveva Rogers Lozoya, la recuerdan y homenajean en el aniversario 110 de Cruz Roja.