/ sábado 3 de octubre de 2020

Crónicas de Ambulancia: El rescate inaudito de Olga Heras

El instinto de servicio en la familia Heras está escrito en su ADN y Olga sintió el llamado

Culiacán, Sin.- 1986 y Olga Heras comenzaba su camino en las filas de Juventud, en Cruz Roja. Junto a su hermana daban sus primeros pasos en el servicio de socorro que es sinónimo de su apellido.

Décadas después fue pionera de la coordinación de Veteranos en la institución, pero para esa historia faltan años y anécdotas. A sus 19 años se iría convirtiendo en una referente de las guardias más cargadas de servicios.

Olga Heras escarba entre las memorias de años en servicio. Dice que lo más impactante que ha visto tiene que ver con pacientes pediátricos, niños, pues. Pero cansada de recordar toma una anécdota que puso a prueba su instinto y voluntad de servicio.

AQUELLA TARDE

Era tarde y el viejo Culiacán de 1989 pintaba la silueta de sus casonas de un tono rojizo. La guardia de Olga había terminado y su salida era el descanso que necesitaba; una caminata de 15 minutos hacia su casa desde la estación Leyva Solano.

Ya iba entre la calle Andrade y Juan José Ríos, y en la esquina frente a la mirada de Olga, un Jeep de la época choca de frente a otro coche; el Jeep se vuelca y queda con los neumáticos hacia el cielo. Un aparatoso accidente que pasó en cámara lenta a la vista de los peatones.

El crujir del acero doblándose hizo retroceder a todos a la orilla de la calle. Sin embargo, Olga, sin dejar todavía tiempo para la sorpresa corrió hacia el accidente al ver como del Jeep brotaba gasolina como fuente.


Foto: Cortesía │ Cruz Roja

Era cuestión de minutos para que una chispa hiciera estallar el lugar. La socorrista miró el escenario y rodeó el accidente. Buscando algún sobreviviente escuchó sollozar una mujer; volteó de nuevo al Jeep y corrió al auxilio.

CHORRO DE SANGRE

Una mujer empapada en sangre y gasolina estaba semiconsciente en el asiento del copiloto. Olga comenzó a platicar con ella pero apurándola a salir, el riesgo de explosión era alto. El uniforme de la socorrista estaba empapado ya de combustible y cada segundo desperdiciado hacía subir el riesgo.

Tras unos minutos de arrastre y consuelo; Olga Heras logró alejar a la mujer herida del Jeep. Entonces comenzó a cuestionarla si había alguien más en el vehículo. La mujer llorando dijo que si; su esposo iba manejando y no lo había visto salir.

La paramédico salió de regreso al accidente sin pensar demasiado en su seguridad; sabía que era sumamente peligroso pero también había una vida más en riesgo. Se acercó al asiento del conductor y no encontró nada, se asomó y revisó; nada.

Olga estaba confundida y pensó en que la mujer estaba equivocada, sin embargo regresó con ella a preguntarle nuevamente; mi esposo está ahí, decía, la mujer. Heras no sabía qué hacer y cuando regresaba al accidente a revisar nuevamente una voz la detuvo.

Foto: Cortesía │ Cruz Roja

"Aquí estoy" dijo, un hombre con la ropas manchadas de sangre. Estaba en la caseta telefónica en la esquina. Olga no se explica en qué momento salió del auto y fue a pedir ayuda, pero ahí estaba el conductor.

Con todos a salvo Olga espero la llegada de una ambulancia para trasladar a los heridos. Ella también debía ser atendida por estar tanto tiempo en contacto con el combustible.

Te puede interesar: Crónicas de Ambulancia: Lo balearon en el malecón

Heras cuenta esto con una mezcla de orgullo y recato; contrasta con los protocolos actuales que jamás permitirían que un socorrista se acercara a un hecho así por el alto grado de peligro.

Foto: Cortesía │ Cruz Roja

Su generación fue forjada bajo estos servicios, bajo la improvisación y la audacia. Hoy, Olga Heras sigue valorando su uniforme y servicios en la coordinación de Veteranos; haciéndole honor a su estirpe que lleva tatuados los valores de la institución.






Lee más aquí↓





Culiacán, Sin.- 1986 y Olga Heras comenzaba su camino en las filas de Juventud, en Cruz Roja. Junto a su hermana daban sus primeros pasos en el servicio de socorro que es sinónimo de su apellido.

Décadas después fue pionera de la coordinación de Veteranos en la institución, pero para esa historia faltan años y anécdotas. A sus 19 años se iría convirtiendo en una referente de las guardias más cargadas de servicios.

Olga Heras escarba entre las memorias de años en servicio. Dice que lo más impactante que ha visto tiene que ver con pacientes pediátricos, niños, pues. Pero cansada de recordar toma una anécdota que puso a prueba su instinto y voluntad de servicio.

AQUELLA TARDE

Era tarde y el viejo Culiacán de 1989 pintaba la silueta de sus casonas de un tono rojizo. La guardia de Olga había terminado y su salida era el descanso que necesitaba; una caminata de 15 minutos hacia su casa desde la estación Leyva Solano.

Ya iba entre la calle Andrade y Juan José Ríos, y en la esquina frente a la mirada de Olga, un Jeep de la época choca de frente a otro coche; el Jeep se vuelca y queda con los neumáticos hacia el cielo. Un aparatoso accidente que pasó en cámara lenta a la vista de los peatones.

El crujir del acero doblándose hizo retroceder a todos a la orilla de la calle. Sin embargo, Olga, sin dejar todavía tiempo para la sorpresa corrió hacia el accidente al ver como del Jeep brotaba gasolina como fuente.


Foto: Cortesía │ Cruz Roja

Era cuestión de minutos para que una chispa hiciera estallar el lugar. La socorrista miró el escenario y rodeó el accidente. Buscando algún sobreviviente escuchó sollozar una mujer; volteó de nuevo al Jeep y corrió al auxilio.

CHORRO DE SANGRE

Una mujer empapada en sangre y gasolina estaba semiconsciente en el asiento del copiloto. Olga comenzó a platicar con ella pero apurándola a salir, el riesgo de explosión era alto. El uniforme de la socorrista estaba empapado ya de combustible y cada segundo desperdiciado hacía subir el riesgo.

Tras unos minutos de arrastre y consuelo; Olga Heras logró alejar a la mujer herida del Jeep. Entonces comenzó a cuestionarla si había alguien más en el vehículo. La mujer llorando dijo que si; su esposo iba manejando y no lo había visto salir.

La paramédico salió de regreso al accidente sin pensar demasiado en su seguridad; sabía que era sumamente peligroso pero también había una vida más en riesgo. Se acercó al asiento del conductor y no encontró nada, se asomó y revisó; nada.

Olga estaba confundida y pensó en que la mujer estaba equivocada, sin embargo regresó con ella a preguntarle nuevamente; mi esposo está ahí, decía, la mujer. Heras no sabía qué hacer y cuando regresaba al accidente a revisar nuevamente una voz la detuvo.

Foto: Cortesía │ Cruz Roja

"Aquí estoy" dijo, un hombre con la ropas manchadas de sangre. Estaba en la caseta telefónica en la esquina. Olga no se explica en qué momento salió del auto y fue a pedir ayuda, pero ahí estaba el conductor.

Con todos a salvo Olga espero la llegada de una ambulancia para trasladar a los heridos. Ella también debía ser atendida por estar tanto tiempo en contacto con el combustible.

Te puede interesar: Crónicas de Ambulancia: Lo balearon en el malecón

Heras cuenta esto con una mezcla de orgullo y recato; contrasta con los protocolos actuales que jamás permitirían que un socorrista se acercara a un hecho así por el alto grado de peligro.

Foto: Cortesía │ Cruz Roja

Su generación fue forjada bajo estos servicios, bajo la improvisación y la audacia. Hoy, Olga Heras sigue valorando su uniforme y servicios en la coordinación de Veteranos; haciéndole honor a su estirpe que lleva tatuados los valores de la institución.






Lee más aquí↓





Local

Reportan 18 personas fallecidas en Mazatlán a causa de Covid-19 este miércoles

En Sinaloa se registraron 53 nuevos casos de coronavirus, según la plataforma de la Secretaría de Salud

Policiaca

Fiscalía integra carpeta por atraco y homicidio de empleado bancario

Se investiga si los tres sospechosos detenidos han participado en más hechos delictivos

Local

Tere Guerra exige resultados a la Fiscalía por ataque sexual en el Jardín Botánico

La secretaria de Mujeres pide a la Fiscalía del Estado que den resultados y rastreen al presunto agresor

Gossip

Diego Boneta una prepara comedia romántica

Diego Boneta se prepara para filmar la comedia  At midnight 

Moda

¿Pelirrojo o platinado? No tengas miedo y cambia de look

Estas son las cinco tendencias en color de cabello inspiradas en looks de celebridades como Karol G y Billie Elish 

Moda

Chanel inaugura 19M, un nuevo espacio en París

La maison también  rinde homenaje al talento de sus artesanos con su colección Métiers d'Art

Justicia

El Jefe de Jefes, Félix Gallardo, puede dejar prisión por salud

El llamado Jefe de Jefes es acusado del asesinato del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena

Finanzas

El salario mínimo no presiona a empresas, asegura Conasami

Si el mercado laboral fuera competitivo, los trabajadores podrían cambiarse de empresa, afirma Felipe Munguía

Deportes

Tomateros aseguró serie en el Emilio Ibarra

Venció a Cañeros 14-3 en el segundo juego al continuar la Liga Mexicana del Pacífico