/ sábado 25 de septiembre de 2021

Churros Machuca: Un legado familiar de sabor en Navolato

Desde hace 66 años, este puesto ha deleitado a por lo menos tres generaciones de navolatenses

Culiacán, Sin.- Quien visita Navolato, no puede irse sin antes probar los famosos Churros Machuca, una tradición de sabor que data desde 1955, muchos años antes de que esta región se convirtiera en municipio.

Para Jesús Alberto Niebla, trabajador de los Machuca, ser un servidor de estas golosinas, ha sido un orgullo que ha portado desde hace 20 años.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Todavía recuerda los inicios de ese negocio que con el paso de los años se volvió familiar, pues relata que en 1955 fueron la señora Guadalupe Machuca y su esposo Ezequiel Martínez, quienes iniciaron con la primera venta de churros en el municipio cañero.

Se instalaron en una carretita en las afueras del mercado Hidalgo.

"Iniciaron ellos dos, primero se ponían afuera del mercado municipal, ahí salieron los primeros clientes", relató mientras vertía la mezcla de los hotcakes sobre un comal caliente.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Con el paso de los años y el involucramiento de los hijos de los Machuca Martínez, este negocio fue creciendo hasta convertirse en una pequeña empresa que se ha mantenido en el corazón de la ciudad por 66 años.

Desde hace más de 20 años, se ubican sobre la calle Antonio Rosales y Vicente Guerrero, a unos metros del ayuntamiento.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Churrero de Corazón

Jesús Alberto Niebla, es el señor de los 'quequis', como muchos lo conocen. En entrevista para El Sol de Sinaloa, comentó que su vida se ha vuelto una rutina dedicada a este negocio, pues a diario madruga para ayudar en la limpieza y el transporte del remolque, la preparación del material de trabajo como lo son comales, bandejas e insumos extra de sabor como los son el azúcar, la lecherita y las cajetas.

A pesar de sus años de servicio, Jesús Alberto asegura que llegará a retirarse sin nunca antes haber descubierto el secreto de las recetas de la mezcla de churros y hotcakes pues sus ingredientes se han mantenido como un secreto familiar que solo conocen sus creadores y los hijos de los Machuca.

"Yo ayudo en ocasiones a batir la masa, pero nunca he sabido la receta porque me entregan todo ya vertido, es una receta familiar que ellos mantienen muy en secreto", comenta.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

"Es muy bonito trabajar y servirle a la gente, todos aquí nos conocen donde sea nos hecha grito" refirió.

“Cuando yo empecé los churros se vendían por rueda así entera, la pieza costaba centavos, no recuerdo bien si 50 centavos cada uno, los quequis costaban 3 pesos ahora ya están en 10".

De generación en generación

Tras la muerte de Guadalupe y Ezequiel, el negocio pasó en manos de Ramón Machuca, uno de los hermanos Machuca Martínez.

A pesar de ser él quien se dedicaba a la administración del comercio, la realidad es que sus hermanos siempre han estado involucrados en las ventas, apoyando laboralmente y emprendiendo en el negocio, sin embargo, la muerte también llegó para Ramón y desde hace pocos años el negocio quedó a cargo de su esposa Josefina López.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Por otra parte, María Teresa Machuca, hermana de Ramón, se ha dedicado a darle un giro extra a la venta de los churros, pues ella se encarga de promocionarlos con servicios para eventos, fiestas de cumpleaños, ferias, festividades del pueblo o sindicaturas.

Luego de más de 60 años, la familia completa interactúa en ese remolque de sabor que se instala diariamente en el centro de Navolato. Hermanos, esposos, esposas, nueras, yernos, hijos y hasta los nietos apoyan en la atención de los clientes.

"Si podemos decir que fue de generación en generación, todos trabajan, todos se involucran, hay ocasiones en que vienen los hermanos a echarnos la vuelta y trabajan aquí, los nietos más grandes de Guadalupe y Ezequiel a veces también vienen y nos ayudan, generalmente vienen los fines de semana", concluye Jesús Alberto.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Fundación

Desde su creación en 1955 los churros y hotcakes Machuca, han sido el legado empresarial y culinario de tres generaciones familiares.

66 Son los años que tiene este negocio de sabor en Navolato.

20 Son los años que lleva Jesús Alberto trabajando la harina para moldear la típica forma de estas golosinas.



Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Quien visita Navolato, no puede irse sin antes probar los famosos Churros Machuca, una tradición de sabor que data desde 1955, muchos años antes de que esta región se convirtiera en municipio.

Para Jesús Alberto Niebla, trabajador de los Machuca, ser un servidor de estas golosinas, ha sido un orgullo que ha portado desde hace 20 años.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Todavía recuerda los inicios de ese negocio que con el paso de los años se volvió familiar, pues relata que en 1955 fueron la señora Guadalupe Machuca y su esposo Ezequiel Martínez, quienes iniciaron con la primera venta de churros en el municipio cañero.

Se instalaron en una carretita en las afueras del mercado Hidalgo.

"Iniciaron ellos dos, primero se ponían afuera del mercado municipal, ahí salieron los primeros clientes", relató mientras vertía la mezcla de los hotcakes sobre un comal caliente.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Con el paso de los años y el involucramiento de los hijos de los Machuca Martínez, este negocio fue creciendo hasta convertirse en una pequeña empresa que se ha mantenido en el corazón de la ciudad por 66 años.

Desde hace más de 20 años, se ubican sobre la calle Antonio Rosales y Vicente Guerrero, a unos metros del ayuntamiento.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Churrero de Corazón

Jesús Alberto Niebla, es el señor de los 'quequis', como muchos lo conocen. En entrevista para El Sol de Sinaloa, comentó que su vida se ha vuelto una rutina dedicada a este negocio, pues a diario madruga para ayudar en la limpieza y el transporte del remolque, la preparación del material de trabajo como lo son comales, bandejas e insumos extra de sabor como los son el azúcar, la lecherita y las cajetas.

A pesar de sus años de servicio, Jesús Alberto asegura que llegará a retirarse sin nunca antes haber descubierto el secreto de las recetas de la mezcla de churros y hotcakes pues sus ingredientes se han mantenido como un secreto familiar que solo conocen sus creadores y los hijos de los Machuca.

"Yo ayudo en ocasiones a batir la masa, pero nunca he sabido la receta porque me entregan todo ya vertido, es una receta familiar que ellos mantienen muy en secreto", comenta.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

"Es muy bonito trabajar y servirle a la gente, todos aquí nos conocen donde sea nos hecha grito" refirió.

“Cuando yo empecé los churros se vendían por rueda así entera, la pieza costaba centavos, no recuerdo bien si 50 centavos cada uno, los quequis costaban 3 pesos ahora ya están en 10".

De generación en generación

Tras la muerte de Guadalupe y Ezequiel, el negocio pasó en manos de Ramón Machuca, uno de los hermanos Machuca Martínez.

A pesar de ser él quien se dedicaba a la administración del comercio, la realidad es que sus hermanos siempre han estado involucrados en las ventas, apoyando laboralmente y emprendiendo en el negocio, sin embargo, la muerte también llegó para Ramón y desde hace pocos años el negocio quedó a cargo de su esposa Josefina López.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Por otra parte, María Teresa Machuca, hermana de Ramón, se ha dedicado a darle un giro extra a la venta de los churros, pues ella se encarga de promocionarlos con servicios para eventos, fiestas de cumpleaños, ferias, festividades del pueblo o sindicaturas.

Luego de más de 60 años, la familia completa interactúa en ese remolque de sabor que se instala diariamente en el centro de Navolato. Hermanos, esposos, esposas, nueras, yernos, hijos y hasta los nietos apoyan en la atención de los clientes.

"Si podemos decir que fue de generación en generación, todos trabajan, todos se involucran, hay ocasiones en que vienen los hermanos a echarnos la vuelta y trabajan aquí, los nietos más grandes de Guadalupe y Ezequiel a veces también vienen y nos ayudan, generalmente vienen los fines de semana", concluye Jesús Alberto.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Fundación

Desde su creación en 1955 los churros y hotcakes Machuca, han sido el legado empresarial y culinario de tres generaciones familiares.

66 Son los años que tiene este negocio de sabor en Navolato.

20 Son los años que lleva Jesús Alberto trabajando la harina para moldear la típica forma de estas golosinas.



Lee más aquí

Local

A 600 días de pandemia suma Sinaloa 72 mil 860 contagios de Covid-19

Esta tarde, la Secretaría de Salud registró 47 nuevos casos y 3 fallecimientos por SARS-Cov2

Local

Maestros del Suntuas participan en elección de comités delegacionales

El líder sindical destacó la participación de los miembros de la organización y el buen ánimo que mostraron durante el desahogo de las elecciones

Local

Diputados priistas donan mil mastografías a mujeres de escasos recursos

El apoyo va dirigido a jefas de familia y amas de casa y podrán recogerlo en las oficinas del PRI

Gossip

Alex Lora y El Tri se presentarán este sábado en la Arena Ciudad de México

Alex Lora y su banda ofrecerán su primer concierto presencial en "chilangolandia" este sábado

Gossip

Lifetime anuncia producciones originales en español

A&E tendrá en exclusiva la biografía de Janet Jackson, además del estreno de Metrópoli Buenos Aires

Gossip

Dos rockeros en la cocina incursionan en El gran pastelero, Bake Off México

Sin miedo y sin vergüenza los músicos Marcello Lara y Sergio Arau incursionan en la repostería

Gossip

Metrópoli muestra nuevos retos de los equipos de seguridad de la CdMx

La tercera temporada del docureality de A&E se filmó en medio de la pandemia, agregando nuevos casos de mucho impacto

Gossip

Sandra Echeverría inicia un podcast

Podcast, inspirada en las historias de sus colegas en la música y adelanta detalles de su próximo disco

Cultura

Guillermo Arriaga y Sergio Avilés conversan en el Cervantino sobre Coahuila

Hay calidad en locaciones y su gente, dice el cineasta Guillermo Arriaga en charla con el productor Sergio Avilés