/ domingo 25 de agosto de 2019

Tamara quiere llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Brianda Tamara Cruz Sandoval reconoce que el proceso es muy largo para alcanzarla

Culiacán, Sin. De familia boxeadora y de gran tradición, Brianda Tamara Cruz Sandoval siempre soñó con subir al podio en unos Juegos Panamericanos, lo que significa dar el salto a cosas más grandes como son unos juegos Olímpicos, para lo cual se mantendrá firme en el gimnasio, para alcanzar esa meta de todo deportista.

Sus primeros pasos los comenzó a dar en su tierra natal Mazatlán a los 11 años, al ver a su papá prepararse para subir al ring, hasta llegar al Centro de Alto Rendimiento de Boxeo en Los Mochis, de donde empezó a ser seleccionada estatal para los procesos de olimpiada nacional.

Nada es fácil en la vida, te lo tienes que ganar con mucho trabajo, sacrificio, dedicación y lo más pesado, separarte de la familia, a la cual la verdad estaba muy apegada

Brianda Tamara Cruz

medallista de bronce en los Panamericanos de Lima 2019.

¿Tamara qué nos puedes decir de este logro tan importante para ti, como persona y como boxeadora?

Creo que siempre tenemos una responsabilidad cada vez más grande. Con nuestro Estado, municipio y con México, estoy motivada, feliz y agradecida con toda la gente que me apoyó; con mi familia, los entrenadores, y Sinaloa, por todo el apoyo que me dio siempre y bueno ahora tenemos que seguir echándole ganas porque sabemos que queremos llegar a Tokio 2020, es nuestra principal meta, siento que ya he madurado para dar ese paso en el proceso que sigue.

¿Te habías preparado para subir al podio, ibas con esa mentalidad?.

Si nos preparamos a conciencia, no habíamos tenido el fogueo adecuado pero mentalmente sí, nos preparamos físicamente para tener un buen resultado, íbamos por una buena actuación en Panamericanos, y pues afortunadamente logramos la medalla de bronce, íbamos por mas, pero creo que es una motivación para toda las cosas que vienes.

El primero compromiso que tuvo al llegar a Lima, fue dar el peso, acomodarse al clima de la sede, porque estaba muy frío, entrenar y prepararse para enfrentar el evento a conciencia. En el sortero la primera rival salió Nicaragua, a la que le ganó por decisión unánime, después perdió contra Canadá por decisión dividida.

¿Qué tan complicado fue llegar a esa medalla?

Mucho, fue muy complicado desde el momento de salir de casa, dejar a un lado pausado los estudios, dejar a la familia, porque estoy muy apegada a ellos, también el proceso deportivo fue muy difícil, estuvimos en un clasificatorio en Nicaragua donde tuvimos que hacer dos peleas para clasificar y afortunadamente nos fue muy bien, aquí está el resultado.

¿Qué sentiste cuando lograste la medalla?

Me sentí muy orgullosa de mi, por todo el trabajo que había realizado antes a la competencia, es un proceso difícil, muy duro. Alguna vez es un proceso que dices ya no quiero, ya no puedo, quiero regresarme a mi casa, pero creo que al final siempre vale la pena, y es una motivación, es un estímulo más para lograr mis objetivos.

Tamara Cruz destacó que este éxito lo vivieron en grupo, pues en el caso de su familia le fue imposible hacer el viaje hasta Lima para acompañarla y vivir muy de cerca su desempeño.

Fue minutos más tarde cuando recibí la llamada de mi familia, al saber de esta que era para ellos también una gran noticia, lo disfruté mucho, lo compartimos a distancia.

¿Viene lo más difícil para Tamara Cruz?

Efectivamente es algo más difícil, pero no tenemos que verlo de esa manera, sabemos que las competidoras son de otro nivel, pero igual a todas hay que enfrentar, conocerlas, y buscar vencerlas, porque no hay otro camino si queremos alcanzar ese sueño olímpico.

La mazatleca reconoce que hay que seguir abriendo esa vereda que conduce a la cúspide y en noviembre viene la eliminatoria nacional en Mazatlán, que viene siendo tipo selectivo para el campeonato del mundo y lo mejor, quiere lucirse ante su gente, por eso está bien concentrada.

¿Qué te parecen los estímulos recibidos?

Es algo que no esperábamos, nosotros solo enfocados en hacer valer esa preparación, pero la verdad al saber todo esto, nos llena de mucha alegría porque es un estímulo que todo deportista necesita para su preparación, los gastos no son fáciles de cubrir y es muy motivante que un gobierno te reciba y te tienda la mano, nos llena de orgullo tener gente que nos reconozca, porque nos invita y compromete a ser mejores para entregar mejores resultados.

Te puede interesar: Oro y bronce para México en el arranque de la para natación en Lima 2019

LOS INICIOS DE TAMARA EN EL BOXEO

Sabemos que el deporte del boxeo es muy complicado y peligroso, pero lo traigo en la sangre, de familia, pues mi papá es boxeador y él siempre me inculcó mucho el deporte, yo siempre le decía que quería ser boxeadora, y así fue como empecé a los 11 años y ya no he parado.

Después de dos años de entrenamiento, empezó en otros gimnasios de otros municipios, hasta llegar a Centro de Alto Rendimiento de Boxeo de Los Mochis, en donde estuvo dos años bajo el entrenador cubano Montanir, después estuvo el profesor Jorge Aquino y otros tres, pero su entrenador de cabecera siempre ha sido el profesor Radamés Hernández, que se encuentra en Mazatlán.



Lee también↓

Culiacán, Sin. De familia boxeadora y de gran tradición, Brianda Tamara Cruz Sandoval siempre soñó con subir al podio en unos Juegos Panamericanos, lo que significa dar el salto a cosas más grandes como son unos juegos Olímpicos, para lo cual se mantendrá firme en el gimnasio, para alcanzar esa meta de todo deportista.

Sus primeros pasos los comenzó a dar en su tierra natal Mazatlán a los 11 años, al ver a su papá prepararse para subir al ring, hasta llegar al Centro de Alto Rendimiento de Boxeo en Los Mochis, de donde empezó a ser seleccionada estatal para los procesos de olimpiada nacional.

Nada es fácil en la vida, te lo tienes que ganar con mucho trabajo, sacrificio, dedicación y lo más pesado, separarte de la familia, a la cual la verdad estaba muy apegada

Brianda Tamara Cruz

medallista de bronce en los Panamericanos de Lima 2019.

¿Tamara qué nos puedes decir de este logro tan importante para ti, como persona y como boxeadora?

Creo que siempre tenemos una responsabilidad cada vez más grande. Con nuestro Estado, municipio y con México, estoy motivada, feliz y agradecida con toda la gente que me apoyó; con mi familia, los entrenadores, y Sinaloa, por todo el apoyo que me dio siempre y bueno ahora tenemos que seguir echándole ganas porque sabemos que queremos llegar a Tokio 2020, es nuestra principal meta, siento que ya he madurado para dar ese paso en el proceso que sigue.

¿Te habías preparado para subir al podio, ibas con esa mentalidad?.

Si nos preparamos a conciencia, no habíamos tenido el fogueo adecuado pero mentalmente sí, nos preparamos físicamente para tener un buen resultado, íbamos por una buena actuación en Panamericanos, y pues afortunadamente logramos la medalla de bronce, íbamos por mas, pero creo que es una motivación para toda las cosas que vienes.

El primero compromiso que tuvo al llegar a Lima, fue dar el peso, acomodarse al clima de la sede, porque estaba muy frío, entrenar y prepararse para enfrentar el evento a conciencia. En el sortero la primera rival salió Nicaragua, a la que le ganó por decisión unánime, después perdió contra Canadá por decisión dividida.

¿Qué tan complicado fue llegar a esa medalla?

Mucho, fue muy complicado desde el momento de salir de casa, dejar a un lado pausado los estudios, dejar a la familia, porque estoy muy apegada a ellos, también el proceso deportivo fue muy difícil, estuvimos en un clasificatorio en Nicaragua donde tuvimos que hacer dos peleas para clasificar y afortunadamente nos fue muy bien, aquí está el resultado.

¿Qué sentiste cuando lograste la medalla?

Me sentí muy orgullosa de mi, por todo el trabajo que había realizado antes a la competencia, es un proceso difícil, muy duro. Alguna vez es un proceso que dices ya no quiero, ya no puedo, quiero regresarme a mi casa, pero creo que al final siempre vale la pena, y es una motivación, es un estímulo más para lograr mis objetivos.

Tamara Cruz destacó que este éxito lo vivieron en grupo, pues en el caso de su familia le fue imposible hacer el viaje hasta Lima para acompañarla y vivir muy de cerca su desempeño.

Fue minutos más tarde cuando recibí la llamada de mi familia, al saber de esta que era para ellos también una gran noticia, lo disfruté mucho, lo compartimos a distancia.

¿Viene lo más difícil para Tamara Cruz?

Efectivamente es algo más difícil, pero no tenemos que verlo de esa manera, sabemos que las competidoras son de otro nivel, pero igual a todas hay que enfrentar, conocerlas, y buscar vencerlas, porque no hay otro camino si queremos alcanzar ese sueño olímpico.

La mazatleca reconoce que hay que seguir abriendo esa vereda que conduce a la cúspide y en noviembre viene la eliminatoria nacional en Mazatlán, que viene siendo tipo selectivo para el campeonato del mundo y lo mejor, quiere lucirse ante su gente, por eso está bien concentrada.

¿Qué te parecen los estímulos recibidos?

Es algo que no esperábamos, nosotros solo enfocados en hacer valer esa preparación, pero la verdad al saber todo esto, nos llena de mucha alegría porque es un estímulo que todo deportista necesita para su preparación, los gastos no son fáciles de cubrir y es muy motivante que un gobierno te reciba y te tienda la mano, nos llena de orgullo tener gente que nos reconozca, porque nos invita y compromete a ser mejores para entregar mejores resultados.

Te puede interesar: Oro y bronce para México en el arranque de la para natación en Lima 2019

LOS INICIOS DE TAMARA EN EL BOXEO

Sabemos que el deporte del boxeo es muy complicado y peligroso, pero lo traigo en la sangre, de familia, pues mi papá es boxeador y él siempre me inculcó mucho el deporte, yo siempre le decía que quería ser boxeadora, y así fue como empecé a los 11 años y ya no he parado.

Después de dos años de entrenamiento, empezó en otros gimnasios de otros municipios, hasta llegar a Centro de Alto Rendimiento de Boxeo de Los Mochis, en donde estuvo dos años bajo el entrenador cubano Montanir, después estuvo el profesor Jorge Aquino y otros tres, pero su entrenador de cabecera siempre ha sido el profesor Radamés Hernández, que se encuentra en Mazatlán.



Lee también↓

Local

Secretaria de Seguridad en Culiacán va contra la inseguridad sanitaria

Óscar Guinto Marmolejo señala que ahora el principal compromiso es vigilar que se cumplan las medidas de salud

Local

Una vez más la UAS entrega apoyo al sistema de salud Sinaloa

La Universidad entregó un total de 7 mil 300 litros de gel, 6 mil 500 caretas de acrílico, 26 cajas de acrílico, 6 ventiladores auxiliares.

Local

En nuevos casos de coronavirus, Guasave se pone a la cabeza

Se registraron en plataforma 10 decesos rezagados. 

Policiaca

Encuentran a dos jóvenes asesinados a golpes en un arroyo del sur de Culiacán

Una de las víctimas aparentemente es un menor de edad, el cual no fue identificado

Salud

UNAM y Tec de Monterrey donan más de 14 mil caretas contra Covid-19 a hospitales

Estas caretas fueron diseñadas por ambas universidades y el CIMA. Garantiza al personal médico una mayor protección ante el coronavirus

Local

Una vez más la UAS entrega apoyo al sistema de salud Sinaloa

La Universidad entregó un total de 7 mil 300 litros de gel, 6 mil 500 caretas de acrílico, 26 cajas de acrílico, 6 ventiladores auxiliares.

Finanzas

En crisis hoteleros de Culiacán tras cerrar sus puertas

El gremio está trabajando en coordinación con las autoridades estatales para promocionar el destino.

Sociedad

AMLO prevé reiniciar giras de trabajo la próxima semana

El mandatario señaló que espera que le den "luz verde", pues el país se encuentra en el punto máximo de la pandemia por Covid-19

Ciencia

El lanzamiento de SpaceX, gran oportunidad de hacer historia

SpaceX se convirtió en 2012 en la primera empresa privada en acoplar una cápsula de carga a la EEI