/ lunes 9 de octubre de 2023

Para enfrentar la sequía en Culiacán, los pozos de agua son la última esperanza

En Sinaloa se aprovecha el 2 por ciento de los acuíferos, mientras que los agricultores piden modernizar la infraestructura hidroagrícola para combatir la falta del preciado líquido

En Sinaloa, la temporada de lluvias ha sido mínima y por finalizar la época de tormentas, las presas se encuentran en un 28 por ciento de almacenamiento que no garantiza el ciclo agrícola, por lo que apenas se empiezan a hablar de planes emergentes para contrarrestar la sequía por venir.

Una de las propuestas, es iniciar la gestión de las aguas en canales y embalses de una mejor manera, así como abrir pozos para extraer del subsuelo el preciado líquido. En Culiacán, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado comenzó con la apertura de tres de estos pozos para el consumo humano, que le dará cobertura a más de 35 mil habitantes.

También puedes leer: Por escasez de agua, en Sinaloa solo se cultivarán 300 mil hectáreas de maíz en 2024

Esta búsqueda de agua en el subsuelo en los mantos acuíferos no es ajena para los empresarios. El presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Sergio Álvarez Torres señala que las alternativas que se están buscando como plan emergente en Sinaloa, para la recuperación del agua a través de drenes y flujos de agua que van de salida al mar no son la solución, debido a que si no hay riegos no habrá agua que captar.

“Una solución sería un mantenimiento de agua de los subsuelos con los sistemas de alta tecnologías, donde se requiere de inversión, energía, infraestructura de redes de abasto y motores de extracción de agua”, explica.

A nivel Latinoamérica, se saca del subsuelo el 25 por ciento del agua de consumo, en Monterrey el 30 por ciento y el Caribe el 50 por ciento. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Sinaloa no aprovecha los subsuelos para la captación de agua que vendría a ayudar a la industria agrícola para la producción de alimentos y consumo humano, debido a que solo el 2 por ciento es aprovechada de este tipo.

A nivel Latinoamérica, comenta Álvarez Torres, se saca del subsuelo el 25 por ciento del agua de consumo, en Monterrey el 30 por ciento y el Caribe el 50 por ciento.

“En los años 90 se tenía este tipo de infraestructuras, pero fueron abandonados y rehabilitarlos tiene un gran costo”, recuerda el empresario.

Acciones de autoridades municipales

Los intentos de la Japac apenas empiezan, la paramunicipal cuenta con unos 40 millones de pesos para la construcción de pozos, que vendrán a ayudar en el abastecimiento de agua potable en las colonias de la zona sur de Culiacán.

Roberto Alfonso Zazueta Tapia, titular de Japac Culiacán, refiere que se está trabajando en la perforación en tres sectores de Culiacán siendo estos Alturas del Sur, Bachihualatito y Bugambilias los puntos iniciales.

Explica que este proceso se determina con estudios exploratorios con un varero, un especie de detector de agua con antenas que ayuda a localizar un punto y se realizan los sondeos mediante unas varillas para hacer el pozo una vez encontrar agua.

Este tipo de proyectos también se están implementando en las sindicaturas de Culiacán, para dar una solucionar al problema de estiaje.

El costo de inversión por construcción de un pozo está entre los 800 a 900 mil pesos. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Zazueta Tapia dice que son 10 las sindicaturas donde ya se está trabajando, como en La Anona, que ya son dos pozos construidos, uno más en la comunidad de Chiqueritos, las Flores, Caminaguato y Tepuchito.

El costo de inversión por construcción de un pozo está entre los 800 a 900 mil pesos, sin embargo esto puede variar, ya que después de la obra se tiene que realizar un proyecto para meter el agua a la red.

Cultivos en peligro

Si el consumo humano está en riesgo, no se diga de la agricultura. Marte Vega Román, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES) menciona que la escasez del agua es un problema grave a estas alturas, pues la esperanza para el sector agrícola es que llueva durante este mes de octubre, para poder sembrar algún cultivo.

“En estos momentos prácticamente es imposible sembrar, y alguna programación está muy difícil, porque se tendría que hacer un recordé de superficie muy fuerte; cada productor destinar o dejar sin sembrar para poder aspirar a algún cultivo”, señala.

Los módulos que ya están haciendo sus programaciones, diciendo a los productores el derecho a la cantidad de agua que tienen; depende ya del productor si siembra un cultivo, tomando en cuenta que debe dejar cierta superficie sin sembrar, que en general va desde un 40 al 60 por ciento.

El maíz es uno de los productos que se dejaría de sembrar en gran superficie por la falta de agua así como una gran cantidad de hortalizas, que ya se han dejado de sembrar.

“Las hortalizas ya se han estado deteniendo porque no tienen las facilidades como otros años, pero prácticamente todos los cultivos se verían afectados. Se implementarían los de baja demanda de agua como el cártamo, pero es un cultivo que no da la rentabilidad, son cuestiones muy delicadas que el productor necesita definir”, indica.

En cuanto a las hortalizas y cultivos que se verían afectados por la falta de agua que se cosechan en Sinaloa, va desde el tomate, chile, calabazas, ejotes, maíz y demás cultivos que se dan en la entidad.

A la falta de siembras, se pierden los empleos temporales, debido a que se requiere mucha mano de obra. Y al no existir cultivos se tendrían que buscar retomar programar emergentes para toda la población afectada.

Falta modernización

Ante tal situación que sigue siendo una incertidumbre para los productores agrícolas en Sinaloa, Miguel Ángel López Miranda, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias en Sinaloa, menciona que desde tiempo atrás se ha demandado la orientación de recursos para modernizar todo el sistema hidroagrícola en Sinaloa.


Para el ciclo agrícola otoño-invierno se requieren 8 mil millones de metros cúbicos de agua. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Sinaloa y México ya merecen que tengamos una red hidroagrícola de primer mundo, pavimentados, entubados, para que el uso del agua sea lo más racional, si tuviéramos de tiempo atrás invertido en tener un sistema hidroagrícola como el que tiene California, Arizona y Estados Unidos, nuestra agricultura estuviera obviamente a la vanguardia del mundo y ahorita no estuviéramos viviendo esta crisis que estamos próximas a vivir”, señala.

López Miranda enfatiza que si se tuviera la forma de tener un uso racional del agua en las parcelas no habría desperdicios, donde criticó que algunas decisiones egoístas por parte de los diputados federales han impedido que Sinaloa tenga la posibilidad de un sistema moderno, acorde a los requerimientos que el mundo y México está demandando en este momento.

Por otra parte, Marte Vega Román, comenta que se están haciendo análisis desde gobierno del estado para los apoyos que se puedan brindar en el rescate de agua y van desde gastos en exceso por energía eléctrica y diésel, pero no todos los módulos los pueden hacer debido a que no todos cuentan con pozos.

“No todos los módulos lo pueden hacer, no todos tienen pozos, y los rescate de agua van a ser muy limitados por lo mismo, si no hay agua no va a haber rescate, generalmente eso se da en los módulos que colindan con los ríos y no es una acción generalizada”, finaliza.

Gestiones

Como parte de las estrategias emergentes que elabora Gobierno del Estado en conjunto con el sector agrícola, se gestiona con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se redireccione 250 millones de pesos para el rescate del agua, así lo anunció el gobernador Rubén Rocha Moya hace unas semanas.

Y señaló que sigue vigente una expectativa alarmante para la temporada agrícola otoño-invierno 2023-2024 por la falta de almacenamiento de agua en las presas del estado.

“Estamos gestionando para ver si es posible que, aun si no fuera todo, una parte para el rescate de agua. Es crítico, ahorita no tenemos sequía propiamente dicho, no la tenemos, lo que tenemos es una expectativa alarmante para el caso de la siembra del otoño-invierno”, señaló.

Datos

  • Para el ciclo agrícola otoño-invierno se requieren 8 mil millones de metros cúbicos de agua. De acuerdo a datos de Conagua, en Sinaloa el almacenamiento de agua en las 11 presas es del 28.7 por ciento.
  • El presidente de Canacintra, dijo que la producción de maíz en México en comparación del mundo es casi nada, siendo mil 260 millones de toneladas en todo el mundo y el país está produciendo cerca del 2 por ciento, que equivale entre 27 a 28 millones de toneladas y el estado de Sinaloa produce 6 millones de toneladas.

En Sinaloa, la temporada de lluvias ha sido mínima y por finalizar la época de tormentas, las presas se encuentran en un 28 por ciento de almacenamiento que no garantiza el ciclo agrícola, por lo que apenas se empiezan a hablar de planes emergentes para contrarrestar la sequía por venir.

Una de las propuestas, es iniciar la gestión de las aguas en canales y embalses de una mejor manera, así como abrir pozos para extraer del subsuelo el preciado líquido. En Culiacán, la Junta de Agua Potable y Alcantarillado comenzó con la apertura de tres de estos pozos para el consumo humano, que le dará cobertura a más de 35 mil habitantes.

También puedes leer: Por escasez de agua, en Sinaloa solo se cultivarán 300 mil hectáreas de maíz en 2024

Esta búsqueda de agua en el subsuelo en los mantos acuíferos no es ajena para los empresarios. El presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Sergio Álvarez Torres señala que las alternativas que se están buscando como plan emergente en Sinaloa, para la recuperación del agua a través de drenes y flujos de agua que van de salida al mar no son la solución, debido a que si no hay riegos no habrá agua que captar.

“Una solución sería un mantenimiento de agua de los subsuelos con los sistemas de alta tecnologías, donde se requiere de inversión, energía, infraestructura de redes de abasto y motores de extracción de agua”, explica.

A nivel Latinoamérica, se saca del subsuelo el 25 por ciento del agua de consumo, en Monterrey el 30 por ciento y el Caribe el 50 por ciento. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Sinaloa no aprovecha los subsuelos para la captación de agua que vendría a ayudar a la industria agrícola para la producción de alimentos y consumo humano, debido a que solo el 2 por ciento es aprovechada de este tipo.

A nivel Latinoamérica, comenta Álvarez Torres, se saca del subsuelo el 25 por ciento del agua de consumo, en Monterrey el 30 por ciento y el Caribe el 50 por ciento.

“En los años 90 se tenía este tipo de infraestructuras, pero fueron abandonados y rehabilitarlos tiene un gran costo”, recuerda el empresario.

Acciones de autoridades municipales

Los intentos de la Japac apenas empiezan, la paramunicipal cuenta con unos 40 millones de pesos para la construcción de pozos, que vendrán a ayudar en el abastecimiento de agua potable en las colonias de la zona sur de Culiacán.

Roberto Alfonso Zazueta Tapia, titular de Japac Culiacán, refiere que se está trabajando en la perforación en tres sectores de Culiacán siendo estos Alturas del Sur, Bachihualatito y Bugambilias los puntos iniciales.

Explica que este proceso se determina con estudios exploratorios con un varero, un especie de detector de agua con antenas que ayuda a localizar un punto y se realizan los sondeos mediante unas varillas para hacer el pozo una vez encontrar agua.

Este tipo de proyectos también se están implementando en las sindicaturas de Culiacán, para dar una solucionar al problema de estiaje.

El costo de inversión por construcción de un pozo está entre los 800 a 900 mil pesos. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Zazueta Tapia dice que son 10 las sindicaturas donde ya se está trabajando, como en La Anona, que ya son dos pozos construidos, uno más en la comunidad de Chiqueritos, las Flores, Caminaguato y Tepuchito.

El costo de inversión por construcción de un pozo está entre los 800 a 900 mil pesos, sin embargo esto puede variar, ya que después de la obra se tiene que realizar un proyecto para meter el agua a la red.

Cultivos en peligro

Si el consumo humano está en riesgo, no se diga de la agricultura. Marte Vega Román, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES) menciona que la escasez del agua es un problema grave a estas alturas, pues la esperanza para el sector agrícola es que llueva durante este mes de octubre, para poder sembrar algún cultivo.

“En estos momentos prácticamente es imposible sembrar, y alguna programación está muy difícil, porque se tendría que hacer un recordé de superficie muy fuerte; cada productor destinar o dejar sin sembrar para poder aspirar a algún cultivo”, señala.

Los módulos que ya están haciendo sus programaciones, diciendo a los productores el derecho a la cantidad de agua que tienen; depende ya del productor si siembra un cultivo, tomando en cuenta que debe dejar cierta superficie sin sembrar, que en general va desde un 40 al 60 por ciento.

El maíz es uno de los productos que se dejaría de sembrar en gran superficie por la falta de agua así como una gran cantidad de hortalizas, que ya se han dejado de sembrar.

“Las hortalizas ya se han estado deteniendo porque no tienen las facilidades como otros años, pero prácticamente todos los cultivos se verían afectados. Se implementarían los de baja demanda de agua como el cártamo, pero es un cultivo que no da la rentabilidad, son cuestiones muy delicadas que el productor necesita definir”, indica.

En cuanto a las hortalizas y cultivos que se verían afectados por la falta de agua que se cosechan en Sinaloa, va desde el tomate, chile, calabazas, ejotes, maíz y demás cultivos que se dan en la entidad.

A la falta de siembras, se pierden los empleos temporales, debido a que se requiere mucha mano de obra. Y al no existir cultivos se tendrían que buscar retomar programar emergentes para toda la población afectada.

Falta modernización

Ante tal situación que sigue siendo una incertidumbre para los productores agrícolas en Sinaloa, Miguel Ángel López Miranda, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias en Sinaloa, menciona que desde tiempo atrás se ha demandado la orientación de recursos para modernizar todo el sistema hidroagrícola en Sinaloa.


Para el ciclo agrícola otoño-invierno se requieren 8 mil millones de metros cúbicos de agua. Foto: Kevin Chicuate | El Sol de Sinaloa

Sinaloa y México ya merecen que tengamos una red hidroagrícola de primer mundo, pavimentados, entubados, para que el uso del agua sea lo más racional, si tuviéramos de tiempo atrás invertido en tener un sistema hidroagrícola como el que tiene California, Arizona y Estados Unidos, nuestra agricultura estuviera obviamente a la vanguardia del mundo y ahorita no estuviéramos viviendo esta crisis que estamos próximas a vivir”, señala.

López Miranda enfatiza que si se tuviera la forma de tener un uso racional del agua en las parcelas no habría desperdicios, donde criticó que algunas decisiones egoístas por parte de los diputados federales han impedido que Sinaloa tenga la posibilidad de un sistema moderno, acorde a los requerimientos que el mundo y México está demandando en este momento.

Por otra parte, Marte Vega Román, comenta que se están haciendo análisis desde gobierno del estado para los apoyos que se puedan brindar en el rescate de agua y van desde gastos en exceso por energía eléctrica y diésel, pero no todos los módulos los pueden hacer debido a que no todos cuentan con pozos.

“No todos los módulos lo pueden hacer, no todos tienen pozos, y los rescate de agua van a ser muy limitados por lo mismo, si no hay agua no va a haber rescate, generalmente eso se da en los módulos que colindan con los ríos y no es una acción generalizada”, finaliza.

Gestiones

Como parte de las estrategias emergentes que elabora Gobierno del Estado en conjunto con el sector agrícola, se gestiona con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se redireccione 250 millones de pesos para el rescate del agua, así lo anunció el gobernador Rubén Rocha Moya hace unas semanas.

Y señaló que sigue vigente una expectativa alarmante para la temporada agrícola otoño-invierno 2023-2024 por la falta de almacenamiento de agua en las presas del estado.

“Estamos gestionando para ver si es posible que, aun si no fuera todo, una parte para el rescate de agua. Es crítico, ahorita no tenemos sequía propiamente dicho, no la tenemos, lo que tenemos es una expectativa alarmante para el caso de la siembra del otoño-invierno”, señaló.

Datos

  • Para el ciclo agrícola otoño-invierno se requieren 8 mil millones de metros cúbicos de agua. De acuerdo a datos de Conagua, en Sinaloa el almacenamiento de agua en las 11 presas es del 28.7 por ciento.
  • El presidente de Canacintra, dijo que la producción de maíz en México en comparación del mundo es casi nada, siendo mil 260 millones de toneladas en todo el mundo y el país está produciendo cerca del 2 por ciento, que equivale entre 27 a 28 millones de toneladas y el estado de Sinaloa produce 6 millones de toneladas.

Local

Vecinos de Don José indignados porque la conductora que lo mató huyó

Testigos afirmaron que la conductora iba en estado de ebriedad

Local

Morena en espera de resultado final de elección de Navolato

El partido emitió un comunicado donde expone que el proceso continúa a pesar de que el Teesin determinará qué 29 boletas no serán consideradas en el conteo

Local

Ordenan a Ayuntamiento de Culiacán a entregar facturas de mezcla asfáltica

La Comisión Estatal para el Acceso a la Información Pública de Sinaloa resolvió que el Ayuntamiento de Culiacán deberá dicha información solicitada por una persona vía, ya que es de carácter público

Local

¡Tembló en Los Mochis! Se registra sismo de 4.2 en la escala de Richter

Este sábado, se registró el sismo al sur de Los Mochis alrededor de las 4:30 de la mañana, siendo el décimo que se registra este año en Sinaloa

Local

Transportistas piden que la tarifa del transporte público suba a 14 pesos

El aumento sería dos pesos, la tarifa de los camiones con aire acondicionado quedaría en 14 pesos y sin aire en 12 pesos; la tarifa no ha subido en dos años