/ lunes 11 de marzo de 2024

Culiacán y Badiraguato: así vigila la Sedena la actividad criminal de Sinaloa previo a visitas de AMLO

Contrario a lo que presume que es cuidado por el “pueblo sabio”, la Sedena despliega toda su logística e inteligencia cuando el presidente pisa la entidad cuna de uno de los cárteles más fuertes

Culiacán, Sin. -Cada vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador visita Sinaloa, la Secretaría de la Defensa Nacional realiza todo un despliegue de inteligencia y logística por todo el recorrido del jefe del Ejecutivo federal, así como un análisis de las zonas de riesgo controladas por el crimen organizado, con nombres de operadores del narcotráfico, posibles manifestantes de conflictos sociales y hasta un mapeo de la trayectoria y posibles riesgos.

De acuerdo con dos documentos obtenidos en los archivos hackeados la SEDENA por el colectivo Guacamaya, las células de inteligencia militar revisan todo el panorama criminal, político y social de la zona a visitar, para detectar con días de anticipación, lo que será la gira presidencial.

También puedes leer: Inaugura AMLO el acueducto Picachos-Concordia; beneficiará a 19 habitantes

Este viernes 15 de marzo, López Obrador anunció una nueva gira por Sinaloa para revisar los avances del IMSS-Bienestar, será su segunda visita en 2024; en noviembre pasado, pisó Culiacán y Badiraguato, en donde inauguró la carretera a Parral, Chihuahua. Con esta visita, se sumaron 6 en total al municipio, cuna de líderes del Cártel de Sinaloa, como Joaquín Guzmán, los Beltrán Leyva y Caro Quintero y los Esparragoza.

Según los archivos, la inteligencia militar y operativa no da paso sin revisar todas las eventualidades, como la visita del 26 de agosto de 2022, en que acudió a Mazatlán y a la supervisión de la presa Picachos, en la sierra del municipio de Concordia.

En esa ocasión, como muestra el documento hackeado por Guacamaya, la SEDENA tenía en cuenta que estos dos municipios eran controlados por “El Números”, o “El 40”, jefe de la plaza del sur del estado, vinculado al Cártel de Sinaloa. En el mapa delictivo también aparece Óscar Martínez Larios, “El Casco”, con presencia en la cabecera de Concordia y Diego Ramírez Pérez, “El Pecas”, en la zona serrana.

Sin embargo, no eran estos delincuentes los señalados como “puntos críticos y de riesgo”, sino las manifestaciones de grupos de familias desplazadas por la violencia en demanda de vivienda y programas sociales, contra los que en esa época, se montó una logística para evitar detener la caravana presidencial.

Los entretelones

El próximo viernes 15 de marzo, el presidente de la república pisará tierras sinaloenses. Foto: Cortesía / Rubén Rocha Moya 

Marcado como confidencial, los documentos advierten, además de la presencia del grupo delictivo en Concordia, también explica los operadores criminales de mayor peso de Mazatlán.

En la cabecera municipal, apunta la información, comanda Luis Ángel Castaño, “El Titán”; el encargado de la distribución de drogas es Heraclio Vargas, “El Laco”, así como un tercero identificado solamente con el apodo de “El Bolas”. Todos ellos, al igual que los de Concordia, son cercanos a la organización de los Guzmán, según la SEDENA.

Aunque la Defensa no da mayores detalles, ofreció este panorama delictivo con motivo de la gira presidencial de supervisión, que es lo mismo que realiza cuando acude a Culiacán y a Badiraguato, ya que es en estos dos municipios de la zona centro norte del estado, en donde se concentra la mayor actividad criminal del cártel de Sinaloa.

Social y político

En los documentos de Guacamaya todavía contempla a Luis Guillermo Benítez Torres como el alcalde de Mazatlán, pues en la fecha de la visita de AMLO (26 de agosto de 2022), todavía no dejaba la presidencia municipal con motivo de un proceso penal por el delito de desempeño irregular de la función pública.

La SEDENA contó que de enero a agosto de ese año, en Mazatlán se habían registrado 58 movimientos sociales, sobre todo manifestaciones ciudadanas. Es justo el “campo social” calificado como prioritario, como a continuación se lee:

“Durante el traslado del presidente se prevén tres puntos críticos que pudieran afectar su itinerario; pudiendo ser interceptado por integrantes de diversas organizaciones sociales e integrantes de grupos políticos desafectos a las políticas del actual gobierno municipal, con el fin de manifestarse ante la falta de seguridad, por parte de familiares de personas desaparecidas, extrabajadores de ferrocarriles, desplazados y desalojo de invasiones que prevalece en la ciudad”, señalaba.

Líneas de acción

Dentro de las líneas de acción que la SEDENA propuso para contener estos eventuales, fueron monitoreo de los grupos sociales, la identificación de los líderes de los movimientos, así como revisar la capacidad de convocatoria que pudieran tener para conseguir bloquear la caravana presidencial. Dentro del plan, era desplegar células de comunicación para llevar un seguimiento de toda la ruta de AMLO.

El despliegue abarca personal operativo, de inteligencia, de comunicaciones, la aplicación del P.S.O. en los eventos públicos del presidente, la caballería del personal de los Órganos de Búsqueda de Información, la coordinación con el Grupo de Respuesta a Emergencias.

Como la Defensa intenta no dejar nada al azar, también involucró al personal especializado para detectar artefactos explosivos y hasta un grupo de monitoreo de redes sociales para detectar riesgos y amenazas públicas contra el presidente.

Como cereza de pastel, todo lo que se recabe en el terreno se informa al Alto Mando en tiempo real, minuto a minuto, sin que la más alta esfera de la Defensa, no sepa lo que esté transcurriendo mientras el jefe del Ejecutivo realiza su gira.

Visitas polémicas

Y es que cada vez que el presidente López Obrador visita Sinaloa (lleva un estimado de 12 giras en su sexenio), se desata la polémica, sobre todo si en su trayectoria incluye a Badiraguato, municipio considerado cuna del narcotráfico en el estado.

En marzo de 2020, durante una visita para revisar el avance de la carretera Parral-Badiraguato, AMLO se bajó a saludar a doña Consuelo Loera Pérez, madre de Joaquín Guzmán Loera, lo que atrajo críticas que reviven cada que relacionan en redes sociales al presidente con el crimen organizado.

En esa ocasión, doña Consuelo buscaba que López Obrador le ayudara con las visas humanitarias para sus hijas, y así poder visitar al Chapo Guzmán en la prisión de Colorado, donde se encuentra.

En mayo de 2022, en una nueva gira por el Triángulo Dorado, un grupo de periodistas nacionales que viajaban en carretera en la zona alta de Badiraguato, fue interceptado por personas armadas que tenían un retén en el camino, situación que no pasó a mayores, pero cuyas imágenes le dieron la vuelta al mundo. Fue en esa ocasión en que AMLO declaró que habría que cambiarle el nombre al Triángulo Dorado por “el triángulo de la gente, nombre y trabajadora”, que luego derivó a Triángulo de la Bondad o del Bienestar.

La última visita del presidente a Badiraguato fue el pasado 14 de noviembre para la inauguración de la misma carretera. Lo que más trascendió fue el lapsus al no lograr pronunciar bien el nombre del municipio.

Culiacán, Sin. -Cada vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador visita Sinaloa, la Secretaría de la Defensa Nacional realiza todo un despliegue de inteligencia y logística por todo el recorrido del jefe del Ejecutivo federal, así como un análisis de las zonas de riesgo controladas por el crimen organizado, con nombres de operadores del narcotráfico, posibles manifestantes de conflictos sociales y hasta un mapeo de la trayectoria y posibles riesgos.

De acuerdo con dos documentos obtenidos en los archivos hackeados la SEDENA por el colectivo Guacamaya, las células de inteligencia militar revisan todo el panorama criminal, político y social de la zona a visitar, para detectar con días de anticipación, lo que será la gira presidencial.

También puedes leer: Inaugura AMLO el acueducto Picachos-Concordia; beneficiará a 19 habitantes

Este viernes 15 de marzo, López Obrador anunció una nueva gira por Sinaloa para revisar los avances del IMSS-Bienestar, será su segunda visita en 2024; en noviembre pasado, pisó Culiacán y Badiraguato, en donde inauguró la carretera a Parral, Chihuahua. Con esta visita, se sumaron 6 en total al municipio, cuna de líderes del Cártel de Sinaloa, como Joaquín Guzmán, los Beltrán Leyva y Caro Quintero y los Esparragoza.

Según los archivos, la inteligencia militar y operativa no da paso sin revisar todas las eventualidades, como la visita del 26 de agosto de 2022, en que acudió a Mazatlán y a la supervisión de la presa Picachos, en la sierra del municipio de Concordia.

En esa ocasión, como muestra el documento hackeado por Guacamaya, la SEDENA tenía en cuenta que estos dos municipios eran controlados por “El Números”, o “El 40”, jefe de la plaza del sur del estado, vinculado al Cártel de Sinaloa. En el mapa delictivo también aparece Óscar Martínez Larios, “El Casco”, con presencia en la cabecera de Concordia y Diego Ramírez Pérez, “El Pecas”, en la zona serrana.

Sin embargo, no eran estos delincuentes los señalados como “puntos críticos y de riesgo”, sino las manifestaciones de grupos de familias desplazadas por la violencia en demanda de vivienda y programas sociales, contra los que en esa época, se montó una logística para evitar detener la caravana presidencial.

Los entretelones

El próximo viernes 15 de marzo, el presidente de la república pisará tierras sinaloenses. Foto: Cortesía / Rubén Rocha Moya 

Marcado como confidencial, los documentos advierten, además de la presencia del grupo delictivo en Concordia, también explica los operadores criminales de mayor peso de Mazatlán.

En la cabecera municipal, apunta la información, comanda Luis Ángel Castaño, “El Titán”; el encargado de la distribución de drogas es Heraclio Vargas, “El Laco”, así como un tercero identificado solamente con el apodo de “El Bolas”. Todos ellos, al igual que los de Concordia, son cercanos a la organización de los Guzmán, según la SEDENA.

Aunque la Defensa no da mayores detalles, ofreció este panorama delictivo con motivo de la gira presidencial de supervisión, que es lo mismo que realiza cuando acude a Culiacán y a Badiraguato, ya que es en estos dos municipios de la zona centro norte del estado, en donde se concentra la mayor actividad criminal del cártel de Sinaloa.

Social y político

En los documentos de Guacamaya todavía contempla a Luis Guillermo Benítez Torres como el alcalde de Mazatlán, pues en la fecha de la visita de AMLO (26 de agosto de 2022), todavía no dejaba la presidencia municipal con motivo de un proceso penal por el delito de desempeño irregular de la función pública.

La SEDENA contó que de enero a agosto de ese año, en Mazatlán se habían registrado 58 movimientos sociales, sobre todo manifestaciones ciudadanas. Es justo el “campo social” calificado como prioritario, como a continuación se lee:

“Durante el traslado del presidente se prevén tres puntos críticos que pudieran afectar su itinerario; pudiendo ser interceptado por integrantes de diversas organizaciones sociales e integrantes de grupos políticos desafectos a las políticas del actual gobierno municipal, con el fin de manifestarse ante la falta de seguridad, por parte de familiares de personas desaparecidas, extrabajadores de ferrocarriles, desplazados y desalojo de invasiones que prevalece en la ciudad”, señalaba.

Líneas de acción

Dentro de las líneas de acción que la SEDENA propuso para contener estos eventuales, fueron monitoreo de los grupos sociales, la identificación de los líderes de los movimientos, así como revisar la capacidad de convocatoria que pudieran tener para conseguir bloquear la caravana presidencial. Dentro del plan, era desplegar células de comunicación para llevar un seguimiento de toda la ruta de AMLO.

El despliegue abarca personal operativo, de inteligencia, de comunicaciones, la aplicación del P.S.O. en los eventos públicos del presidente, la caballería del personal de los Órganos de Búsqueda de Información, la coordinación con el Grupo de Respuesta a Emergencias.

Como la Defensa intenta no dejar nada al azar, también involucró al personal especializado para detectar artefactos explosivos y hasta un grupo de monitoreo de redes sociales para detectar riesgos y amenazas públicas contra el presidente.

Como cereza de pastel, todo lo que se recabe en el terreno se informa al Alto Mando en tiempo real, minuto a minuto, sin que la más alta esfera de la Defensa, no sepa lo que esté transcurriendo mientras el jefe del Ejecutivo realiza su gira.

Visitas polémicas

Y es que cada vez que el presidente López Obrador visita Sinaloa (lleva un estimado de 12 giras en su sexenio), se desata la polémica, sobre todo si en su trayectoria incluye a Badiraguato, municipio considerado cuna del narcotráfico en el estado.

En marzo de 2020, durante una visita para revisar el avance de la carretera Parral-Badiraguato, AMLO se bajó a saludar a doña Consuelo Loera Pérez, madre de Joaquín Guzmán Loera, lo que atrajo críticas que reviven cada que relacionan en redes sociales al presidente con el crimen organizado.

En esa ocasión, doña Consuelo buscaba que López Obrador le ayudara con las visas humanitarias para sus hijas, y así poder visitar al Chapo Guzmán en la prisión de Colorado, donde se encuentra.

En mayo de 2022, en una nueva gira por el Triángulo Dorado, un grupo de periodistas nacionales que viajaban en carretera en la zona alta de Badiraguato, fue interceptado por personas armadas que tenían un retén en el camino, situación que no pasó a mayores, pero cuyas imágenes le dieron la vuelta al mundo. Fue en esa ocasión en que AMLO declaró que habría que cambiarle el nombre al Triángulo Dorado por “el triángulo de la gente, nombre y trabajadora”, que luego derivó a Triángulo de la Bondad o del Bienestar.

La última visita del presidente a Badiraguato fue el pasado 14 de noviembre para la inauguración de la misma carretera. Lo que más trascendió fue el lapsus al no lograr pronunciar bien el nombre del municipio.

Local

Arranca Aquatón 2024 con más de 266 mil litros de agua para consumo humano

El gobernador Rubén Rocha Moya y la presidenta del DIF Sinaloa, Eneyda Rocha, inauguraron la tercera edición del Aquatón en Palacio de Gobierno

Local

Proponen Serapio Vargas limitar la reelección de diputados a un solo periodo

Actualmente la Constitución y Leyes secundarias, prevén la reelección de diputados por dos periodos, dando oportunidad de estar hasta 12 años como en el cargo

Local

Dan de baja de maestro detenido por abuso sexual en Culiacán

El maestro fue aprehendido la semana pasada y se encuentra en prisión preventiva, informó la encargada del despacho de Sepyc

Local

FGE continúa investigación de plagio del estudiante Javier Maximiliano

El organismo autónomo de investigación ya revisó el teléfono celular del joven

Local

Protección Civil libera dos cocodrilos que eran mascotas en un domicilio de Culiacán

Uno de los ejemplares fue encontrado tomando el sol en el pateo de una casa, el otro fue entregado a las autoridades por su dueño

Local

Aún sin certeza regreso de Gámez Mendivil a la alcaldía de Culiacán

El alcalde José Ernesto Peñuelas se reunió con el presidente municipal electo, Juan de Dios Gámez Mendívil, para ver temas pendientes y avances de programas