/ lunes 4 de marzo de 2024

Atrapadas en la usura, 60 mujeres denuncian a empresas de vales por hostigamiento y amenazas

En Culiacán existen más de 60 juicios de mujeres contra empresas de vales que hostigan y amenazan a distribuidoras de vales con intereses impagables

Culiacán, Sin. -Aquella mañana de octubre, “Lucía” llegó a su casa y la encontró tapizada de papeles amenazantes, la tildaban de “malapaga”, pero lo que más le preocupó es que la amenazaron con quitarle su casa para cobrarse los vales que debía.

Ella, como cientos de mujeres y hombres en Culiacán, se dedicaba a ofrecer vales de empresas del ramo zapatero o de otro ramo comercial con altos intereses, que terminaban por ahogar a los clientes, que luego dejaban de dar abonos. Desde luego, la bronca recaía en ella, que tenía que responder a la compañía.

También puedes leer: Turismo legislativo: diputados derrochan presupuesto en vuelos sin beneficio

De una cuenta de 50 mil pesos en los vales que entregó, en unos meses, con los intereses, la deuda llegó a 150 mil. Los cobradores no solo acosaron a “Lucía” en su casa, también fueron a su trabajo, le hacían llamadas durante la madrugada y buscaron la manera de intimidarla para entregar escrituras o alguna otra prenda en garantía.

“Yo no sabía que tenía derechos como distribuidora y como cliente, por eso recurrí a la asociación Darían Poe, y las abogadas me empezaron a ayudar, ahorita si estoy pagando, pero ya es mediante un juez donde deposito los abonos, sin pagar los altos intereses”, indicó la madre de familia.

Por lo regular, narró, son mujeres amas de casa las que caen en las garras de esta violenta usura.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa

Modus operandis

Como “Lucía”, existen más de 60 personas en el estado que han recurrido a la asesoría jurídica y llevar su caso a los juzgados a fin de poder “llegar al mejor arreglo” sin el cobro ilegal de intereses no regulados por la Comisión Nacional Bancaria.

Darían Poe, una organización de abogadas y abogados que comenzó en Coahuila y hoy se extiende a estados como Chihuahua, Durango y Sinaloa, es quien encabeza estos esfuerzos por conseguir que las mujeres valeras, conocidas así por distribuir vales de empresas usureras, tengan una mejor gestión de su deuda.

Aunque el hostigamiento y el acoso por cobranza es ilegal y penalizado hasta 4 años de cárcel, ninguno de los casos llevados a los juzgados ha logrado llegar a una sentencia penal.

Un delito

De acuerdo con el Código Penal Federal, la intimidación al deudor con amenazas y ofensas, enviar documentos a sus hogares que simulan ser escritos judiciales y simular ser una institución pública, es delito.

La asociación Darían 4-13, se ha dedicado a la labor de asesorar jurídicamente a las personas que se encuentren en una situación de deuda con empresas no bancarias ni reguladas como prestamistas, porque simplemente son usureras.

Todas ellas son víctimas de las acciones en que incurren estas empresas, que además obligan a las personas distribuidoras de estos vales a firmar cheques en blanco y a su vez darles créditos de hasta 1 millón cuando sus labores consisten en ser amas de casa.

Perla Medrano, presidenta de la Asociación Darían 4-13, señala que la situación de los y las “valedoras”, es tan grave que hay casos en estados como Coahuila que las ha orillado al suicidio.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa

“Tenemos muchas compañeras que lamentablemente se han suicidado por el modo que hacen la cobranza, le dejan papeles en su casa, les dicen rateras”, comentó la abogada.

¿Qué son las valedoras?

Son personas que otorgan créditos, ya sean monetarios o en mercancía a terceros, a través de una línea de crédito otorgada a ellos, generalmente por empresas no bancarias.

El problema de la deuda se deriva cuando los terceros dejan de pagar el préstamo a la valedora, dejando a la misma con una gran deuda que incrementa con intereses hasta un 200 por ciento.

Por lo regular, las empresas de crédito no regulado, buscan que sean mujeres las distribuidoras, quienes lidian además con clientes morosos que llegan hasta desconocer la deuda.

No hay regulación

Perla Mercado, presidenta de la asociación Darían 4-13, expuso que, las valedoras se encuentran indefensas, ya que no existe un marco legal que las defienda y a su vez, las empresas crediticias, al no encontrarse adheridas a un sistema bancario, abusan de su falta de regulación.

“Las empresas incluso van y le dicen a los clientes que no paguen a las valedoras con el fin de inflar la deuda y hacen una bola de nieve grande, que la valedora no puede pagar esos préstamos, hay abonos que van desde mil 200 pesos por quincena”, dijo Medrano.

Al ser ella misma, una de las víctimas de estos abusos, Perla Mercado manifestó haber recibido amenazas de muerte por parte de las empresas, en persona y a través de redes sociales.

Por ello, la Asociación ha presentado una iniciativa ante el Congreso de la Unión para que las “valedoras” sean consideradas como trabajadoras formales, al igual que se hizo con las trabajadoras domésticas.

Esto, con el fin de dar certeza laboral a las valedoras y obligar a las empresas a protegerlas como sus empleados.

“Queremos que se les reconozca como trabajadoras porque tengo compañeras que pagan hasta 250 mil pesos a la quincena y eso es ilógico que una ama de casa le cobren esa cantidad”.

¿Cómo ayudar?

En la asociación Darían 4-13 trabajan 10 abogados que brindan sus servicios gratuitos o bien, a muy bajo costo para que las valedoras puedan atender su problemática.

Sin embargo, ante la omisión de las autoridades y pocos marcos legales que regulen la situación, la asociación Darían recurre a aportaciones voluntarias para poder seguir atendiendo a las personas ilegalmente deudoras.

Asociación Darían 4-13 puede encontrar en Facebook cómo Darían Poe.

Culiacán, Sin. -Aquella mañana de octubre, “Lucía” llegó a su casa y la encontró tapizada de papeles amenazantes, la tildaban de “malapaga”, pero lo que más le preocupó es que la amenazaron con quitarle su casa para cobrarse los vales que debía.

Ella, como cientos de mujeres y hombres en Culiacán, se dedicaba a ofrecer vales de empresas del ramo zapatero o de otro ramo comercial con altos intereses, que terminaban por ahogar a los clientes, que luego dejaban de dar abonos. Desde luego, la bronca recaía en ella, que tenía que responder a la compañía.

También puedes leer: Turismo legislativo: diputados derrochan presupuesto en vuelos sin beneficio

De una cuenta de 50 mil pesos en los vales que entregó, en unos meses, con los intereses, la deuda llegó a 150 mil. Los cobradores no solo acosaron a “Lucía” en su casa, también fueron a su trabajo, le hacían llamadas durante la madrugada y buscaron la manera de intimidarla para entregar escrituras o alguna otra prenda en garantía.

“Yo no sabía que tenía derechos como distribuidora y como cliente, por eso recurrí a la asociación Darían Poe, y las abogadas me empezaron a ayudar, ahorita si estoy pagando, pero ya es mediante un juez donde deposito los abonos, sin pagar los altos intereses”, indicó la madre de familia.

Por lo regular, narró, son mujeres amas de casa las que caen en las garras de esta violenta usura.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa

Modus operandis

Como “Lucía”, existen más de 60 personas en el estado que han recurrido a la asesoría jurídica y llevar su caso a los juzgados a fin de poder “llegar al mejor arreglo” sin el cobro ilegal de intereses no regulados por la Comisión Nacional Bancaria.

Darían Poe, una organización de abogadas y abogados que comenzó en Coahuila y hoy se extiende a estados como Chihuahua, Durango y Sinaloa, es quien encabeza estos esfuerzos por conseguir que las mujeres valeras, conocidas así por distribuir vales de empresas usureras, tengan una mejor gestión de su deuda.

Aunque el hostigamiento y el acoso por cobranza es ilegal y penalizado hasta 4 años de cárcel, ninguno de los casos llevados a los juzgados ha logrado llegar a una sentencia penal.

Un delito

De acuerdo con el Código Penal Federal, la intimidación al deudor con amenazas y ofensas, enviar documentos a sus hogares que simulan ser escritos judiciales y simular ser una institución pública, es delito.

La asociación Darían 4-13, se ha dedicado a la labor de asesorar jurídicamente a las personas que se encuentren en una situación de deuda con empresas no bancarias ni reguladas como prestamistas, porque simplemente son usureras.

Todas ellas son víctimas de las acciones en que incurren estas empresas, que además obligan a las personas distribuidoras de estos vales a firmar cheques en blanco y a su vez darles créditos de hasta 1 millón cuando sus labores consisten en ser amas de casa.

Perla Medrano, presidenta de la Asociación Darían 4-13, señala que la situación de los y las “valedoras”, es tan grave que hay casos en estados como Coahuila que las ha orillado al suicidio.

Foto: Iván Medina / El Sol de Sinaloa

“Tenemos muchas compañeras que lamentablemente se han suicidado por el modo que hacen la cobranza, le dejan papeles en su casa, les dicen rateras”, comentó la abogada.

¿Qué son las valedoras?

Son personas que otorgan créditos, ya sean monetarios o en mercancía a terceros, a través de una línea de crédito otorgada a ellos, generalmente por empresas no bancarias.

El problema de la deuda se deriva cuando los terceros dejan de pagar el préstamo a la valedora, dejando a la misma con una gran deuda que incrementa con intereses hasta un 200 por ciento.

Por lo regular, las empresas de crédito no regulado, buscan que sean mujeres las distribuidoras, quienes lidian además con clientes morosos que llegan hasta desconocer la deuda.

No hay regulación

Perla Mercado, presidenta de la asociación Darían 4-13, expuso que, las valedoras se encuentran indefensas, ya que no existe un marco legal que las defienda y a su vez, las empresas crediticias, al no encontrarse adheridas a un sistema bancario, abusan de su falta de regulación.

“Las empresas incluso van y le dicen a los clientes que no paguen a las valedoras con el fin de inflar la deuda y hacen una bola de nieve grande, que la valedora no puede pagar esos préstamos, hay abonos que van desde mil 200 pesos por quincena”, dijo Medrano.

Al ser ella misma, una de las víctimas de estos abusos, Perla Mercado manifestó haber recibido amenazas de muerte por parte de las empresas, en persona y a través de redes sociales.

Por ello, la Asociación ha presentado una iniciativa ante el Congreso de la Unión para que las “valedoras” sean consideradas como trabajadoras formales, al igual que se hizo con las trabajadoras domésticas.

Esto, con el fin de dar certeza laboral a las valedoras y obligar a las empresas a protegerlas como sus empleados.

“Queremos que se les reconozca como trabajadoras porque tengo compañeras que pagan hasta 250 mil pesos a la quincena y eso es ilógico que una ama de casa le cobren esa cantidad”.

¿Cómo ayudar?

En la asociación Darían 4-13 trabajan 10 abogados que brindan sus servicios gratuitos o bien, a muy bajo costo para que las valedoras puedan atender su problemática.

Sin embargo, ante la omisión de las autoridades y pocos marcos legales que regulen la situación, la asociación Darían recurre a aportaciones voluntarias para poder seguir atendiendo a las personas ilegalmente deudoras.

Asociación Darían 4-13 puede encontrar en Facebook cómo Darían Poe.

Gossip

Este año llega “Cien años de soledad” a Netflix; lanzan el primer tráiler

La serie basada en la famosa novela del escritor Gabriel García Márquez, se estrenará este año

Elecciones 2024

“La chispa”, influencer y deportista es candidato a diputado por el PT

El promotor deportivo de voleibol, Juan Carlos Ortiz, es el candidato a diputado local por el distrito 13

Local

UAS continúa este miércoles con proceso de preinscripciones para nivel superior bloque C

El director general de Servicios Escolares de la UAS, dijo que hasta ayer ya se asignaron alrededor de 28 mil fichas

Local

Reportan tendencia a la baja por homicidios en Culiacán

El director de Construyendo Espacios para La Paz, dijo que pese a una alza al inicio del año las cifras disminuyeron en febrero

Policiaca

Dos sujetos fueron detenidos con arma en el Salado

Los elementos se encontraban realizando patrullajes en la zona