/ lunes 20 de noviembre de 2023

Rafael Ortiz, El mesero que derrotó a Omar Chávez

Rafael Ortiz Amarillas, a pesar de tener poca trayectoria en el box amateur se ha sabido ganar la titularidad arriba en los cuadriláteros

Culiacán, Sin. -Rafael Ortiz Amarillas, es un boxeador originario de la ciudad de Culiacán, su último trabajo fue de mesero en uno de los restaurantes más conocidos de la ciudad, en donde le ayudaba a sus familiares, pero se le presentó una gran oportunidad, enfrentar a Omar Chávez, a quien derrotó por decisión unánime.

Entre su hijo y las ganas de triunfar en los cuadriláteros hizo renunciar a su trabajo de día a día para cumplir su sueño de trabajar duro en el ring para buscar disputar un título del mundo.

También puedes leer: Carlos "Príncipe" Cuadras se quedó con el título interno súpermosca

"Yo empecé tarde a entrenar boxeo, ya que inicié a mis 22 años de edad, porque hubo un ex boxeador profesional que se llama Come “Chino” Rivera, él me inculcó todo sobre este deporte, todavía no quería debutar yo como profesional porque no tenía mucha carrera amateur, yo conocí el box a mis 20 años, entrené un año nomás de puro hobby, cuando conocí a mi entrenador y me mencionó que tenía madera para ser boxeador", comentó Ortiz.

Su entrenador "Chino" Rivera, le vio mucho potencial para que Ortiz debutara rápido y comenzara su carrera profesional.

"Yo ya sabía más o menos de cómo era el box amateur gracias a mis pocas peleas y no quería debutar, hasta que un día llegó mi entrenador y me dijo que tenía una pelea preparada para mí, a lo que le dije que yo me la aventaba, esa pelea se dio a mis 23 años de edad", recuerda.

Cuando se dio esa pelea, Ortiz mencionó que se encontraba muy nervioso debido a la poca carrera amateur que tenía, pero él con todas las ganas y las fuerzas del mundo quería salir adelante y demostrar quién es realmente en el ring.

"La pelea se programó a cuatro rounds, en un ranchito aquí en Sinaloa, me aventé mi primera pelea profesional, esa vez sentí muchos nervios, pasaban muchas cosas por mi cabeza, veía a mi contrincante y lo veía fuerte, esa vez no salía del baño, pero me armé de valor porque mi gente me estaba buscando para verme pelear".

Su debut fue ante el boxeador Eleobardo Castro, quien es originario de Guasave, Sinaloa, en donde Ortiz Amarillas tuvo la oportunidad de salir con las más en alto después de que los jueces determinaran que la victoria era de él saliendo con decisión unánime con tarjetas de 39-37, 39-37, 39-37.

Foto: Cortesía | Rafael Ortiz

Después de haber debutado el boxeo influyó mucho para Rafael, que su día a día es entrenamiento para prepararse de la mejor manera posible y llegar bien físico y mentalmente para poder sobresalir.

"Yo tenía un tío que ya está fallecido, fue sparring de Julio Cesar Chávez, en aquel entonces le decía Carlos Barceló Ortiz, me decían que era lo que hacía mi tío, no tenía ningún vicio, todo lo que tenía que hacer un boxeador, yo fui todo lo contrario era muy vago, muy peleonero".

Aparte de la influencia que tuvo de su entrenador y su familiar, a Ortiz Amarillas le encantaba todo lo que realizaba un boxeador, fue de mucha utilidad para que se metiera al boxeo.

"Me llamó mucho la atención todo lo que tiene que hacer un boxeador para llegar preparado a su pelea, también fue lo que me motivó mucho y realmente lo quise hacer".

El pugilista cuando supo que iba a tener una responsabilidad más como tener un hijo fue lo que lo motivó más para seguir en este deporte.

"Cuando me dieron la noticia que iba a hacer papá me propuse más de hacer mejor las cosas para que en la vida nos fuera muy bien como familia, cuando bajé del ring mi pareja me dio la noticia me sorprendí mucho y fue una gran motivación para mí seguir en el boxeo".

Cuando se dieron las negociaciones para llevar a cabo la pelea contra Omar Chávez, el hijo de la leyenda Julio Cesar Chávez, el pugilista Rafael, en esos momentos se encontraba trabajando en un restaurante con sus familiares en donde realizaba todas las actividades que les asignaban, pero pidió oportunidad cuando supo contra quién iba a enfrentarse.

"Al momento de recibir esa noticia yo iba llegando de Alemania, fui a pelear un campeonato internacional, perdí la pelea, duré un año inactivo, a dos meses recibo la noticia, ese día no lo dudé y me aventé, pues que son los Chávez, dejé el trabajo dejé todos esos dos meses me puse a entrenar, me dieron permiso para poder llevar a cabo mi pelea".

También esa pelea se llevó aquí en Culiacán, en donde las cosas le salieron tras ganar por decisión unánime, en donde las tarjetas quedaron 96-95, 96-93, 98-94.

Fue una gran sensación la que sintió el boxeador tras haber peleado contra el hijo de una leyenda, pues a pesar de perder un campeonato internacional en Alemania, se motivó para echarle todas las ganas para poder llevarse el triunfo.

"Toda la gente al principio me metió miedo, ya que pensaban que Omar Chávez me iba a matar, pero yo supe llevar a cabo esa pelea y la verdad si me subí con nervios, pero todo se nos dio".

Ortiz Amarillas continúa activo en el boxeo y es así como sigue preparándose para su siguiente compromiso en donde se enfrentará a Russell el 2 de diciembre en Canadá.

2

De diciembre tiene su siguiente pelea Ortiz en Canadá

Para saber

Rafael Ortiz Amarillas, alias el “Irakí”, cuenta con 28 años de edad, con un récord de 16 victorias, cinco derrotas y un empate en su carrera profesional

Culiacán, Sin. -Rafael Ortiz Amarillas, es un boxeador originario de la ciudad de Culiacán, su último trabajo fue de mesero en uno de los restaurantes más conocidos de la ciudad, en donde le ayudaba a sus familiares, pero se le presentó una gran oportunidad, enfrentar a Omar Chávez, a quien derrotó por decisión unánime.

Entre su hijo y las ganas de triunfar en los cuadriláteros hizo renunciar a su trabajo de día a día para cumplir su sueño de trabajar duro en el ring para buscar disputar un título del mundo.

También puedes leer: Carlos "Príncipe" Cuadras se quedó con el título interno súpermosca

"Yo empecé tarde a entrenar boxeo, ya que inicié a mis 22 años de edad, porque hubo un ex boxeador profesional que se llama Come “Chino” Rivera, él me inculcó todo sobre este deporte, todavía no quería debutar yo como profesional porque no tenía mucha carrera amateur, yo conocí el box a mis 20 años, entrené un año nomás de puro hobby, cuando conocí a mi entrenador y me mencionó que tenía madera para ser boxeador", comentó Ortiz.

Su entrenador "Chino" Rivera, le vio mucho potencial para que Ortiz debutara rápido y comenzara su carrera profesional.

"Yo ya sabía más o menos de cómo era el box amateur gracias a mis pocas peleas y no quería debutar, hasta que un día llegó mi entrenador y me dijo que tenía una pelea preparada para mí, a lo que le dije que yo me la aventaba, esa pelea se dio a mis 23 años de edad", recuerda.

Cuando se dio esa pelea, Ortiz mencionó que se encontraba muy nervioso debido a la poca carrera amateur que tenía, pero él con todas las ganas y las fuerzas del mundo quería salir adelante y demostrar quién es realmente en el ring.

"La pelea se programó a cuatro rounds, en un ranchito aquí en Sinaloa, me aventé mi primera pelea profesional, esa vez sentí muchos nervios, pasaban muchas cosas por mi cabeza, veía a mi contrincante y lo veía fuerte, esa vez no salía del baño, pero me armé de valor porque mi gente me estaba buscando para verme pelear".

Su debut fue ante el boxeador Eleobardo Castro, quien es originario de Guasave, Sinaloa, en donde Ortiz Amarillas tuvo la oportunidad de salir con las más en alto después de que los jueces determinaran que la victoria era de él saliendo con decisión unánime con tarjetas de 39-37, 39-37, 39-37.

Foto: Cortesía | Rafael Ortiz

Después de haber debutado el boxeo influyó mucho para Rafael, que su día a día es entrenamiento para prepararse de la mejor manera posible y llegar bien físico y mentalmente para poder sobresalir.

"Yo tenía un tío que ya está fallecido, fue sparring de Julio Cesar Chávez, en aquel entonces le decía Carlos Barceló Ortiz, me decían que era lo que hacía mi tío, no tenía ningún vicio, todo lo que tenía que hacer un boxeador, yo fui todo lo contrario era muy vago, muy peleonero".

Aparte de la influencia que tuvo de su entrenador y su familiar, a Ortiz Amarillas le encantaba todo lo que realizaba un boxeador, fue de mucha utilidad para que se metiera al boxeo.

"Me llamó mucho la atención todo lo que tiene que hacer un boxeador para llegar preparado a su pelea, también fue lo que me motivó mucho y realmente lo quise hacer".

El pugilista cuando supo que iba a tener una responsabilidad más como tener un hijo fue lo que lo motivó más para seguir en este deporte.

"Cuando me dieron la noticia que iba a hacer papá me propuse más de hacer mejor las cosas para que en la vida nos fuera muy bien como familia, cuando bajé del ring mi pareja me dio la noticia me sorprendí mucho y fue una gran motivación para mí seguir en el boxeo".

Cuando se dieron las negociaciones para llevar a cabo la pelea contra Omar Chávez, el hijo de la leyenda Julio Cesar Chávez, el pugilista Rafael, en esos momentos se encontraba trabajando en un restaurante con sus familiares en donde realizaba todas las actividades que les asignaban, pero pidió oportunidad cuando supo contra quién iba a enfrentarse.

"Al momento de recibir esa noticia yo iba llegando de Alemania, fui a pelear un campeonato internacional, perdí la pelea, duré un año inactivo, a dos meses recibo la noticia, ese día no lo dudé y me aventé, pues que son los Chávez, dejé el trabajo dejé todos esos dos meses me puse a entrenar, me dieron permiso para poder llevar a cabo mi pelea".

También esa pelea se llevó aquí en Culiacán, en donde las cosas le salieron tras ganar por decisión unánime, en donde las tarjetas quedaron 96-95, 96-93, 98-94.

Fue una gran sensación la que sintió el boxeador tras haber peleado contra el hijo de una leyenda, pues a pesar de perder un campeonato internacional en Alemania, se motivó para echarle todas las ganas para poder llevarse el triunfo.

"Toda la gente al principio me metió miedo, ya que pensaban que Omar Chávez me iba a matar, pero yo supe llevar a cabo esa pelea y la verdad si me subí con nervios, pero todo se nos dio".

Ortiz Amarillas continúa activo en el boxeo y es así como sigue preparándose para su siguiente compromiso en donde se enfrentará a Russell el 2 de diciembre en Canadá.

2

De diciembre tiene su siguiente pelea Ortiz en Canadá

Para saber

Rafael Ortiz Amarillas, alias el “Irakí”, cuenta con 28 años de edad, con un récord de 16 victorias, cinco derrotas y un empate en su carrera profesional

Policiaca

Confirman dos muertos y un herido en balacera de Badiraguato

Autoridades esclarecen más información sobre el violento incidente ocurrido en las primeras horas del sábado

Policiaca

Operador de grúa resulta herido durante volcadura en la salida sur de Culiacán

El operador resultó ileso gracias a la rápida intervención de los equipos de emergencia

Local

¡A bañarse! Culichis disfrutan las vacaciones en el Parque 87

Durante este fin de semana, acudieron un gran número de familias culiacanenses a disfrutar a las albercas y más atracciones que tiene el Parque 87 en esta temporada vacacional

Local

Vecinos de Don José indignados porque la conductora que lo mató huyó

Testigos afirmaron que la conductora iba en estado de ebriedad

Local

Morena en espera de resultado final de elección de Navolato

El partido emitió un comunicado donde expone que el proceso continúa a pesar de que el Teesin determinará qué 29 boletas no serán consideradas en el conteo