/ lunes 1 de marzo de 2021

De huerta a escenario deportivo, cien años de historia

El estadio universitario de la UAS fue proyectado para la práctica del béisbol, pero se convirtió en la catedral del balompié

Culiacán, Sin. - Hablar del fútbol de Culiacán desde sus inicios, nos lleva irremediablemente a mencionar el estadio Universitario, considerada la catedral del balompié de Culiacán. Ahí en ese lugar, proyectado para la práctica del béisbol, nació, creció y maduró el deporte más practicado del mundo. Para el deporte amateur incluso en la actualidad, continúa siendo el principal escenario de las ligas locales.

Cientos de finales se han jugado en ese escenario, que en un tiempo sirvió también para la práctica del atletismo. Invadido poco a poco por los futbolistas y que ante la construcción del desaparecido “Angel Flores”, los beisbolistas dieron su brazo a torcer, cuando bajo el rectorado del Dr. Fernando Uriarte y ante la insistencia de Miguel Dimópulos Ruiz, quien encabezó el movimiento de petición de los futbolistas, se le dio luz verde, para que quedara exclusivo para la práctica del fútbol. Ya para terminar la década de los años 50´s. desapareció la lomita de pitcheo, luego se le dotó de alumbrado, al inicio de la década de los 60´s.; a fínales de esos años y principios de los70´s, se empastó gracias a la gestión del entonces secretario general de la UAS, licenciado Rafael Armando Guerra Miguel, y bajo el rectorado de Jorge Medina Viedas, se construyeron las gradas del lado de malecón “Niños Héroes”.

En el archivo histórico de la ciudad, existe un libro con la autoría de Francisco Verdugo Fálquez, cronista ya desaparecido, quien escribió un libro titulado Las Viejas Calles de Culiacán. Relato histórico y anécdotas, impreso el año de 1949 en los talleres litográficos de Editorial Sinaloa, en el que da santo y seña de cómo se generó la idea de construir el actual estadio Universitario.

Sin quitarle ni ponerle una sola coma, así lo plasmó el cronista: Frente a la vieja casona del general Cañedo, calle de por medio existe el que se llama, estadio Universitario dedicado a eventos deportivos.

El lugar es, donde en otros tiempos, estuvo la hermosa huerta de naranjas y árboles frutales conocida por la famosa “huerta de Carrascosa” por el nombre de su propietario y a la que antes nos referimos en estas deshilvanadas crónicas. Ya hemos dicho que aquella huerta desaparecido por falta de su debida atención y en su lugar quedó un terreno eriazo, demás feo aspecto, colindante con el río. El municipio expropió el predio con el propósito de formar un parque, según se dijo, como paseo de la ciudad, pero sin que esto llegara nunca a realizarse; y estando en ese estado y despuntando ya la afición a los deportes vendos del norte, el señor Dr. Bernando J. Gastélum, primer rector de la Universidad de Sinaloa, ocurrió solicitar la cesión del inmueble a la institución para la construcción de un estadio al de servicio de la población escolar de aquella casa de estudios. Así fue como el empuje del Dr. Gastélum, seguramente el mejor rector que ha presidido los destinos de nuestra universidad, ya la ayuda para aquel objeto, que desde sus emolumentos dieron la mayor pare de los profesores de la escuela, fue que pudo acotarse y acondicionarse el terreno y levantarse el palco que aun cierra el ángulo sur-este de aquel estadio.

Te puede interesar: Yisselle Figueroa Armenta mantiene su ritmo de preparación

De entonces acá aquel lugar en donde se han verificado todos los eventos deportivos de Culiacán, y se ha utilizado también en el desarrollo que en él se ha hecho de muchos actos públicos populares. Posteriormente y por el esfuerzo de los aficionados al deporte el estadio ha venido siendo ampliado con nuevos palcos y galerías, que lo han hecho más apropiado para su objetivo; no obstante lo cual ya no satisface la afición, y se hace actualmente gestiones en busca de otro sitio para adaptarse a su objeto con mayor propiedad.

Foto: Cortesía │UAS


Un poco hacia adentro del mismo predio, se construyó una alberca, la única publica de la ciudad, y se levantó una construcción de madera de dos pisos, a su vera, destinándose el piso inferior a baños de regaderas y vestidores del uso de los bañistas, y el superior para reuniones sociales, bailes meriendas, etc., sobre todo en la temporada de calores. La obra se debió principalmente a los esfuerzos del señor general don Antonio Ríos Sertuche, jefe en aquel entonces de la Guarnición de la Plaza, quien en el acto de inauguración, con el consenso general, bajo el nombre de distinguida dama culiacanense. La alberca en sus principios, fue recibida con entusiasmo por la juventud, y alcanzó, como balneario, su edad de oro, siendo numerosos los concurrentes a ella, augurando éxito completo., desafortunadamente aquel entusiasmo duró poco,, tan versátil como la juventud misma, y sin mayor estímulo para su utilización, aquel servicio, que tan agradable tenía que ser en época de nuestros grandes calores, vino poco a menos, hasta actualmente, al extremo de ser gozado, sin la debida atención del público, por unos cuantos concurrentes. Hasta ahí la narrativa de Verdugo Fálquez.






Lee más aquí ↓



Culiacán, Sin. - Hablar del fútbol de Culiacán desde sus inicios, nos lleva irremediablemente a mencionar el estadio Universitario, considerada la catedral del balompié de Culiacán. Ahí en ese lugar, proyectado para la práctica del béisbol, nació, creció y maduró el deporte más practicado del mundo. Para el deporte amateur incluso en la actualidad, continúa siendo el principal escenario de las ligas locales.

Cientos de finales se han jugado en ese escenario, que en un tiempo sirvió también para la práctica del atletismo. Invadido poco a poco por los futbolistas y que ante la construcción del desaparecido “Angel Flores”, los beisbolistas dieron su brazo a torcer, cuando bajo el rectorado del Dr. Fernando Uriarte y ante la insistencia de Miguel Dimópulos Ruiz, quien encabezó el movimiento de petición de los futbolistas, se le dio luz verde, para que quedara exclusivo para la práctica del fútbol. Ya para terminar la década de los años 50´s. desapareció la lomita de pitcheo, luego se le dotó de alumbrado, al inicio de la década de los 60´s.; a fínales de esos años y principios de los70´s, se empastó gracias a la gestión del entonces secretario general de la UAS, licenciado Rafael Armando Guerra Miguel, y bajo el rectorado de Jorge Medina Viedas, se construyeron las gradas del lado de malecón “Niños Héroes”.

En el archivo histórico de la ciudad, existe un libro con la autoría de Francisco Verdugo Fálquez, cronista ya desaparecido, quien escribió un libro titulado Las Viejas Calles de Culiacán. Relato histórico y anécdotas, impreso el año de 1949 en los talleres litográficos de Editorial Sinaloa, en el que da santo y seña de cómo se generó la idea de construir el actual estadio Universitario.

Sin quitarle ni ponerle una sola coma, así lo plasmó el cronista: Frente a la vieja casona del general Cañedo, calle de por medio existe el que se llama, estadio Universitario dedicado a eventos deportivos.

El lugar es, donde en otros tiempos, estuvo la hermosa huerta de naranjas y árboles frutales conocida por la famosa “huerta de Carrascosa” por el nombre de su propietario y a la que antes nos referimos en estas deshilvanadas crónicas. Ya hemos dicho que aquella huerta desaparecido por falta de su debida atención y en su lugar quedó un terreno eriazo, demás feo aspecto, colindante con el río. El municipio expropió el predio con el propósito de formar un parque, según se dijo, como paseo de la ciudad, pero sin que esto llegara nunca a realizarse; y estando en ese estado y despuntando ya la afición a los deportes vendos del norte, el señor Dr. Bernando J. Gastélum, primer rector de la Universidad de Sinaloa, ocurrió solicitar la cesión del inmueble a la institución para la construcción de un estadio al de servicio de la población escolar de aquella casa de estudios. Así fue como el empuje del Dr. Gastélum, seguramente el mejor rector que ha presidido los destinos de nuestra universidad, ya la ayuda para aquel objeto, que desde sus emolumentos dieron la mayor pare de los profesores de la escuela, fue que pudo acotarse y acondicionarse el terreno y levantarse el palco que aun cierra el ángulo sur-este de aquel estadio.

Te puede interesar: Yisselle Figueroa Armenta mantiene su ritmo de preparación

De entonces acá aquel lugar en donde se han verificado todos los eventos deportivos de Culiacán, y se ha utilizado también en el desarrollo que en él se ha hecho de muchos actos públicos populares. Posteriormente y por el esfuerzo de los aficionados al deporte el estadio ha venido siendo ampliado con nuevos palcos y galerías, que lo han hecho más apropiado para su objetivo; no obstante lo cual ya no satisface la afición, y se hace actualmente gestiones en busca de otro sitio para adaptarse a su objeto con mayor propiedad.

Foto: Cortesía │UAS


Un poco hacia adentro del mismo predio, se construyó una alberca, la única publica de la ciudad, y se levantó una construcción de madera de dos pisos, a su vera, destinándose el piso inferior a baños de regaderas y vestidores del uso de los bañistas, y el superior para reuniones sociales, bailes meriendas, etc., sobre todo en la temporada de calores. La obra se debió principalmente a los esfuerzos del señor general don Antonio Ríos Sertuche, jefe en aquel entonces de la Guarnición de la Plaza, quien en el acto de inauguración, con el consenso general, bajo el nombre de distinguida dama culiacanense. La alberca en sus principios, fue recibida con entusiasmo por la juventud, y alcanzó, como balneario, su edad de oro, siendo numerosos los concurrentes a ella, augurando éxito completo., desafortunadamente aquel entusiasmo duró poco,, tan versátil como la juventud misma, y sin mayor estímulo para su utilización, aquel servicio, que tan agradable tenía que ser en época de nuestros grandes calores, vino poco a menos, hasta actualmente, al extremo de ser gozado, sin la debida atención del público, por unos cuantos concurrentes. Hasta ahí la narrativa de Verdugo Fálquez.






Lee más aquí ↓



Local

Sinaloa, por llegar a las 6 mil muertes confirmadas por Covid-19

Culiacán continúa como el único municipio en foco rojo por tener 142 casos activos

Local

Se unen activistas en favor de los animales al grito de justicia por “Rodolfo”

En Los Mochis y Culiacán salieron a las calles a protestar por el caso del perrito muerto en Ahome

Local

Morena-PAS presenta primera denuncia ante FGE y FEPADE contra secretario de Pesca

Rubén Rocha Moya , candidato a la gubernatura asegura que la denuncia contra Evelio Plata por hacer proselitismo a favor de la Alianza “Va por Sinaloa” en horas laborales

Policiaca

Asesinan a tiros a dos hermanos de Tepuche durante la noche

Las víctimas iban a toda velocidad hacia Culiacán para llevar a una persona al hospital

Policiaca

Arrojan cuerpo con mensaje cerca de La Costerita, al sur de Culiacán

La víctima estaba envuelta en bolsas de color negro y quedó sin identificar

Local

Más de 15 edificios del Centro Histórico de Culiacán están en abandono: INAH

En Culiacán quedan alrededor de 460 patrimonios en el centro histórico

Sociedad

Chinos tienen vía libre para explotar litio en Sonora

El yacimiento de Bacadéhuachi representa una oportunidad de negocio en el estado, que ya está en pláticas con una empresa asiática

Sociedad

Buscan pacto de candidatos con la infancia

Un colectivo de 450 organizaciones civiles quiere que los problemas de la niñez no se olviden en las campañas

Finanzas

Maíz registra precios históricos en México

El alza pegó en el precio de la tortilla, que en marzo registró su aumento más pronunciado desde 2017