/ lunes 4 de julio de 2022

Ganan dinero protegiendo a la naturaleza

Al pie del Kilimanjaro, un proyecto busca utilizar la biodiversidad para recaudar fondos y preservar los recursos naturales, además de apoyar a las comunidades locales

En el borde del Parque Nacional Amboseli, en el sur de Kenia, se encuentra una reserva llamada Selenkay, que cuenta con elefantes, jirafas, antílopes y leones.

Los propietarios de esta reserva, que no tiene vallas que delimiten su terreno de cinco mil hectáreas, son el pueblo masái.

Sobre este sitio, al cual los visitantes ya comienzan a regresar después de la pandemia, Mohanjeet Brar, el director gerente del operador turístico Gamewatchers Safaris, dijo que el turismo colapsó por completo y que se dieron cuenta de que necesitaban encontrar otras maneras de aumentar los ingresos para poder seguir cubriendo sus gastos.

Te puede interesar: Supergusanos ayudarían a reciclar

De acuerdo con la agencia AFP, el primer paso para que esta reserva pudiera obtener sus ganancias era recopilar datos y hacer un inventario del tesoro de la reserva, para lo cual utilizan cámaras y grabadoras acústicas que puedan mostrar qué tipo de animales están presentes y en qué cantidad.

Los datos se pueden complementar con las observaciones humanas. Durante un mes por la mañana y por la noche, fueron varios los miembros del equipo que se colocaron en puntos específicos para poder hacer un recuento de todos los animales que se pueden llegar a ver y escuchar durante 10 minutos.

Los investigadores también cuentan con la ayuda de un dron, además de que pueden obtener una imagen de la cantidad de carbono almacenado en los árboles y el suelo.

CRÉDITOS DE BIODIVERSIDAD

El turismo es el responsable de que los ingresos de la empresa de Brar pueda apoyar a la comunidad local de distintas maneras, además de que les pueden proporcionar agua a las personas y al ganado y generar empleos.

Te puede interesar: ¿Por qué el ahuehuete de Reforma está de color amarillo?

Los guardabosques presentes e incluso todo el personal de Selenkay es masái, pero aún así las condiciones de vida siguen siendo difíciles, como señaló una de las mujeres del pueblo que limita con la reserva, quien es madre de ocho hijos y también gana dinero con las visitas turísticas de su choza de barro y con la venta de joyas.

La reserva cierra los meses de abril y mayo, durante la temporada de lluvias y es cuando la aldea más necesita de ayuda. Pero la gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida, convertida en campos y cercada con el fin de evitar que la vida silvestre se mueva libremente, aunque con el paso del tiempo ya empiezan a verse algunas vallas.

La gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida | Yasuyoshi CHIBA / AFP

Los ingresos que se generan de los créditos pueden llegar a aliviar la presión sobre el medio ambiente, además de que alienta a los pastores a reducir el número de ganado, permitiendo que la hierba y los árboles se regeneren, pero todos se preguntan si los recursos de esta reserva pueden ser adecuadamente monetizados.

“Kenia tiene una población en rápido crecimiento. El precio de la tierra también es alto y existen muchas opciones para el uso de la tierra”, explicó Brar.

El mercado de los créditos de carbono ya está bien establecido, pero aún está lejos de ser perfecto, y bajo este esquema los contaminadores de carbono pueden compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero al “comprar” derechos de contaminación a quienes reducen emisiones o capturan carbono.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

En el borde del Parque Nacional Amboseli, en el sur de Kenia, se encuentra una reserva llamada Selenkay, que cuenta con elefantes, jirafas, antílopes y leones.

Los propietarios de esta reserva, que no tiene vallas que delimiten su terreno de cinco mil hectáreas, son el pueblo masái.

Sobre este sitio, al cual los visitantes ya comienzan a regresar después de la pandemia, Mohanjeet Brar, el director gerente del operador turístico Gamewatchers Safaris, dijo que el turismo colapsó por completo y que se dieron cuenta de que necesitaban encontrar otras maneras de aumentar los ingresos para poder seguir cubriendo sus gastos.

Te puede interesar: Supergusanos ayudarían a reciclar

De acuerdo con la agencia AFP, el primer paso para que esta reserva pudiera obtener sus ganancias era recopilar datos y hacer un inventario del tesoro de la reserva, para lo cual utilizan cámaras y grabadoras acústicas que puedan mostrar qué tipo de animales están presentes y en qué cantidad.

Los datos se pueden complementar con las observaciones humanas. Durante un mes por la mañana y por la noche, fueron varios los miembros del equipo que se colocaron en puntos específicos para poder hacer un recuento de todos los animales que se pueden llegar a ver y escuchar durante 10 minutos.

Los investigadores también cuentan con la ayuda de un dron, además de que pueden obtener una imagen de la cantidad de carbono almacenado en los árboles y el suelo.

CRÉDITOS DE BIODIVERSIDAD

El turismo es el responsable de que los ingresos de la empresa de Brar pueda apoyar a la comunidad local de distintas maneras, además de que les pueden proporcionar agua a las personas y al ganado y generar empleos.

Te puede interesar: ¿Por qué el ahuehuete de Reforma está de color amarillo?

Los guardabosques presentes e incluso todo el personal de Selenkay es masái, pero aún así las condiciones de vida siguen siendo difíciles, como señaló una de las mujeres del pueblo que limita con la reserva, quien es madre de ocho hijos y también gana dinero con las visitas turísticas de su choza de barro y con la venta de joyas.

La reserva cierra los meses de abril y mayo, durante la temporada de lluvias y es cuando la aldea más necesita de ayuda. Pero la gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida, convertida en campos y cercada con el fin de evitar que la vida silvestre se mueva libremente, aunque con el paso del tiempo ya empiezan a verse algunas vallas.

La gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida | Yasuyoshi CHIBA / AFP

Los ingresos que se generan de los créditos pueden llegar a aliviar la presión sobre el medio ambiente, además de que alienta a los pastores a reducir el número de ganado, permitiendo que la hierba y los árboles se regeneren, pero todos se preguntan si los recursos de esta reserva pueden ser adecuadamente monetizados.

“Kenia tiene una población en rápido crecimiento. El precio de la tierra también es alto y existen muchas opciones para el uso de la tierra”, explicó Brar.

El mercado de los créditos de carbono ya está bien establecido, pero aún está lejos de ser perfecto, y bajo este esquema los contaminadores de carbono pueden compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero al “comprar” derechos de contaminación a quienes reducen emisiones o capturan carbono.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Casa Ley te regala útiles escolares para este regreso a clases 2022

A través del programa Ley recompensa tu estudio apoya a estudiantes de primaria

Local

Morena Sinaloa en espera de que le den para atrás a los pasistas electos

El delegado de Morena, Manuel de Jesús Guerrero, aseguró que ya se presentaron las pruebas necesarias ante la Comisión de Honor y Justicia

Policiaca

Detienen a Amariany, doctora acusada de la muerte de Lesly Paulina

En punto de las 10:00 horas de este viernes, la médico fue puesta a disposición de un juez de Control donde se buscará su vinculación a proceso por el delito de homicidio

Local

Casa Ley te regala útiles escolares para este regreso a clases 2022

A través del programa Ley recompensa tu estudio apoya a estudiantes de primaria

Mundo

Fiscalía pidió registro a Trump por posible violación de la Ley de Espionaje

Entre la documentación requisada figuran veintiséis cajas etiquetadas cada una con un número

Política

Se debe hacer respetar el Estado de derecho: Monreal presenta su proyecto de Nación

Ricardo Monreal considera que con este modelo se reforzará la democracia y participación ciudadana

Literatura

Margo Glantz, ganadora del Premio Carlos Fuentes 2022

El premio reconoce a escritores de larga trayectoria, cuya obra publicada haya contribuido a enriquecer el patrimonio literario

Mundo

Salman Rushdie y los demás intelectuales que han sido atacados por el Islam

El escritor Salman Rushdie se suma a la lista de estudiosos que han recibido amenazas y ataques por parte de seguidores de la religión

Local

Morena Sinaloa en espera de que le den para atrás a los pasistas electos

El delegado de Morena, Manuel de Jesús Guerrero, aseguró que ya se presentaron las pruebas necesarias ante la Comisión de Honor y Justicia