/ martes 29 de junio de 2021

Cofepris retrasa las curas de varias enfermedades

Sólo 68 por ciento de las solicitudes de autorización sanitaria para medicinas y vacunas ingresadas en 2020 fueron atendidas

En el primer año de la Cuatroté se duplicaron los juicios que la industria farmacéutica ha interpuesto para acelerar la autorización de medicinas y vacunas, al pasar de 520 a mil 164.

En su Plan Institucional 2020-2024, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) reconoce que la vía judicial ha sido la única alternativa que tienen los particulares ante el retraso en la liberación sanitaria, aunque agregó que el problema viene de tiempo atrás. Al inicio de este gobierno, la Cofepris ya arrastraba un rezago de 10 mil 198 trámites pendientes de autorizar.

➡️ Estados no comprueban 26 mil mdp destinados a salud

En la operación sanitaria, “que comprende la verificación, dictamen, sanciones, emisión de alertas y atención de emergencias sanitarias, se encontró un rezago de 10 mil 198 asuntos y trámites”, indica el documento.

Al presentar su plan para lo que resta del sexenio, la institución señala que su “capacidad operativa se ha visto rebasada y los tiempos legales establecidos no se han cumplido, generando un rezago considerable en materia de registros sanitarios de medicamentos, dispositivos médicos, plaguicidas y nutrientes vegetales”.

Revela también que en el primer semestre de 2020 ingresaron 26 mil 232 solicitudes a la Comisión de Autorización Sanitaria (CAS). De ese total, siete mil 795 corresponden a la autorización de productos y establecimientos (fármacos, medicamentos, plaguicidas y nutrientes vegetales) pero solamente cinco mil 294 fueron atendidas, lo que representa 68 por ciento de las solicitudes. “Este desempeño es resultado de que la CAS continúa evaluando solicitudes ingresadas en años anteriores, es decir, del rezago existente”.

En consecuencia, la industria farmacéutica y los particulares encontraron alternativas. “Los particulares han recurrido a instancias legales para la obtención de sus resoluciones de manera directa, como lo son las Afirmativas Fictas y Recursos de Reconsideración Administrativa” para buscar colocar en el mercado nacional medicinas e insumos para atender la salud de los mexicanos.

La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) acusó el año pasado que parte del desabasto de medicinas se debe a este rezago en las autorizaciones sanitarias.

La Cofepris acepta que “los particulares han recurrido cada vez más a estas vías” jurídicas. En el año 2017 la Comisión de Autorización Sanitaria enfrentó 437 juicios, un año después fueron 520 y para 2019 crecieron a mil 164.

“Frente al incremento de solicitudes de autorización sanitaria y ante las diferentes coyunturas y emergencias sanitarias que demandan la acción efectiva a esta Comisión Federal, es que la CAS determina prioritario hacer más eficiente el proceso de autorización sanitaria”, asegura el plan institucional.

El documento justifica que el rezago se debe a que el procedimiento de evaluación sanitaria se hace de forma manual, existen espacios de corrupción y una estructura en las 32 entidades que no ha podido ser consolidada por la falta de un marco legal adecuado o de profesionalización de sus encargados.

Los estados más rezagados son Oaxaca, Nayarit, Zacatecas, Chiapas, Ciudad de México, Yucatán, Michoacán y el Estado de México.

La Cofepris, que ahora encabeza Alejandro Svarch, asegura que en los próximos años se emprenderá una “reingeniería de procesos” y la digitalización de todos los trámites para “combatir la discrecionalidad, la corrupción y el influyentismo”.

Desde el año 2018 la AMIIF —que agrupa a empresas como AstraZeneca, Bayer, Lilly, Janssen, Novartis, Roche, Sanofi y Pfizer—, ha denunciado ese rezago en los procedimientos para liberar nuevas alternativas de salud en México.

En su más reciente reporte, del mes de abril, registra mil 215 solicitudes presentadas ante la Cofepris que se encuentran en rezago. Agrega que mientras la agencia sanitaria de Estados Unidos aprobó 33 productos en 240 días, la Cofepris en México sólo autorizó 13 en 280 días.

Y desde que inicio la actual administración, asegura, sólo se han entregado 22 registros sanitarios en nuestro país.

En el primer año de la Cuatroté se duplicaron los juicios que la industria farmacéutica ha interpuesto para acelerar la autorización de medicinas y vacunas, al pasar de 520 a mil 164.

En su Plan Institucional 2020-2024, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) reconoce que la vía judicial ha sido la única alternativa que tienen los particulares ante el retraso en la liberación sanitaria, aunque agregó que el problema viene de tiempo atrás. Al inicio de este gobierno, la Cofepris ya arrastraba un rezago de 10 mil 198 trámites pendientes de autorizar.

➡️ Estados no comprueban 26 mil mdp destinados a salud

En la operación sanitaria, “que comprende la verificación, dictamen, sanciones, emisión de alertas y atención de emergencias sanitarias, se encontró un rezago de 10 mil 198 asuntos y trámites”, indica el documento.

Al presentar su plan para lo que resta del sexenio, la institución señala que su “capacidad operativa se ha visto rebasada y los tiempos legales establecidos no se han cumplido, generando un rezago considerable en materia de registros sanitarios de medicamentos, dispositivos médicos, plaguicidas y nutrientes vegetales”.

Revela también que en el primer semestre de 2020 ingresaron 26 mil 232 solicitudes a la Comisión de Autorización Sanitaria (CAS). De ese total, siete mil 795 corresponden a la autorización de productos y establecimientos (fármacos, medicamentos, plaguicidas y nutrientes vegetales) pero solamente cinco mil 294 fueron atendidas, lo que representa 68 por ciento de las solicitudes. “Este desempeño es resultado de que la CAS continúa evaluando solicitudes ingresadas en años anteriores, es decir, del rezago existente”.

En consecuencia, la industria farmacéutica y los particulares encontraron alternativas. “Los particulares han recurrido a instancias legales para la obtención de sus resoluciones de manera directa, como lo son las Afirmativas Fictas y Recursos de Reconsideración Administrativa” para buscar colocar en el mercado nacional medicinas e insumos para atender la salud de los mexicanos.

La Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) acusó el año pasado que parte del desabasto de medicinas se debe a este rezago en las autorizaciones sanitarias.

La Cofepris acepta que “los particulares han recurrido cada vez más a estas vías” jurídicas. En el año 2017 la Comisión de Autorización Sanitaria enfrentó 437 juicios, un año después fueron 520 y para 2019 crecieron a mil 164.

“Frente al incremento de solicitudes de autorización sanitaria y ante las diferentes coyunturas y emergencias sanitarias que demandan la acción efectiva a esta Comisión Federal, es que la CAS determina prioritario hacer más eficiente el proceso de autorización sanitaria”, asegura el plan institucional.

El documento justifica que el rezago se debe a que el procedimiento de evaluación sanitaria se hace de forma manual, existen espacios de corrupción y una estructura en las 32 entidades que no ha podido ser consolidada por la falta de un marco legal adecuado o de profesionalización de sus encargados.

Los estados más rezagados son Oaxaca, Nayarit, Zacatecas, Chiapas, Ciudad de México, Yucatán, Michoacán y el Estado de México.

La Cofepris, que ahora encabeza Alejandro Svarch, asegura que en los próximos años se emprenderá una “reingeniería de procesos” y la digitalización de todos los trámites para “combatir la discrecionalidad, la corrupción y el influyentismo”.

Desde el año 2018 la AMIIF —que agrupa a empresas como AstraZeneca, Bayer, Lilly, Janssen, Novartis, Roche, Sanofi y Pfizer—, ha denunciado ese rezago en los procedimientos para liberar nuevas alternativas de salud en México.

En su más reciente reporte, del mes de abril, registra mil 215 solicitudes presentadas ante la Cofepris que se encuentran en rezago. Agrega que mientras la agencia sanitaria de Estados Unidos aprobó 33 productos en 240 días, la Cofepris en México sólo autorizó 13 en 280 días.

Y desde que inicio la actual administración, asegura, sólo se han entregado 22 registros sanitarios en nuestro país.

Gossip

Tacho Loaiza :Un guitarrista por las nubes

El joven intérprete combina su carrera musical con su trabajo como piloto de aviones en Culiacán

Local

Salud y nutrición: los principales giros de emprendimiento en Sinaloa

Otros de los emprendimientos que ha tomado más fuerza son relacionados con la belleza.

Local

Churros Machuca: Un legado familiar de sabor en Navolato

Desde hace 66 años, este puesto ha deleitado a por lo menos tres generaciones de navolatenses

Local

Salud y nutrición: los principales giros de emprendimiento en Sinaloa

Otros de los emprendimientos que ha tomado más fuerza son relacionados con la belleza.

Mundo

Volcán en La Palma entra en su fase de erupción más explosiva

El volumen de emisión de cenizas se ha intensificado, hasta el punto de que las compañías aéreas que operan conexiones con La Palma desde otras islas del archipiélago han tenido que suspender vuelos temporalmente.

Local

Seis negocios del centro tienen complicaciones en infraestructura: Canaco

Los establecimientos que resulten con riesgo de seguridad estructural, tendrán que optar por cerrar las áreas o todo el local, dependiendo del grado de riesgo.

Local

Churros Machuca: Un legado familiar de sabor en Navolato

Desde hace 66 años, este puesto ha deleitado a por lo menos tres generaciones de navolatenses

Local

No hay riesgo de desplome en mercado Gustavo Garmendia

Constantemente Protección Civil supervisa las condiciones del edificio.

Local

Así será el clima para Sinaloa hoy 25 de septiembre

Algunos municipios de Sinaloa alcanzarán los 40 grados centígrados