/ miércoles 16 de diciembre de 2020

Volver al trabajo, los deseos de Víctor Hugo

El adulto mayor es uno de los desempleados por la crisis sanitaria del Covid-19

Culiacán, Sin.- “Gracias a Dios estoy completo, mientras pueda, voy a trabajar y ser útil”, dice Víctor Hugo López Méndez. El hombre de 68 años de edad, vive en el refugio “El Buen Samaritano”, lugar al que llegó con complicaciones en un pulmón.

Hugo quedó desempleado por la contingencia sanitaria actual. Luego de 25 años vendiendo pan por las calles de Culiacán, su patrón lo obligó a renunciar y no le dio una liquidación económica.

“Duré 25 años trabajando ahí y ahora con este maldito virus, me quitaron el trabajo. Desde febrero no trabajo y ni un peso me dieron después. Yo iba y les pedía trabajo y no me querían dar porque estoy viejo. Como si los viejos no comiéramos”, expresa.

Su llegada a Culiacán fue de muy joven, a los 16 años. Llegó solo y después de haber recorrido ya, varios estados de la República Mexicana, esto por la necesidad de obtener ingreso económico y poder, al menos, comer.

“Yo tenía 16 años cuando llegué aquí a Culiacán, plebito de a tiro, y hasta la fecha aquí me quedé. Yo no pude tener hijos porque soy estéril, pero tuve novias y la última que tuve, estuvimos juntos por 16 años, hasta que falleció. Entonces quedé solo y anduve viendo a ver qué hacía”, relata.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

De todo el tiempo que tiene viviendo en esta ciudad, Víctor Hugo se dedicó casi la mitad de este lapso, a recorrer los rededores del Hospital Pediátrico, la Iglesia de Fátima y la avenida Nicolás Bravo. En este sector vendía pan, eso lo ha hecho desde que se vendía a un peso, hasta ahora que cuesta 12, dice.

Regresar a Sonora ya no fue una opción pues su madre falleció y uno de sus 14 hermanos, se quedaron con la casa y dice que ya no se siente igual. Comentó que hace tres años una hermana lo visitó.

“Tenían 10 años sin saber de mí porque yo no los procuro. Yo soy el más pobre de todos mis hermanos. Algunos sí tuvieron la manera, uno es maestro, otro ingeniero, hay un doctor; yo eso sí, ni un peso les he pedido ni tampoco me han dado nada”

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa


Víctor hace un llamado a los culichis para que lo ayuden a conseguir empleo. “Yo quiero costearme mis cosas, les pido que me den una oportunidad y me den trabajo”, externa.

Hugo, dice que hubo en tiempo en el que “medio comía”, trataba de conseguir dinero y duró un tiempo durmiendo en la clínica 1 del IMSS, hasta que lo corrieron de ahí.

“Entonces me fui para el malecón y me metí a una casita abandonada, con el riesgo de que me hicieran algo por invadir. Hasta que una mentada señora Lourdes, me dijo que me viniera para acá al Buen Samaritano, aquí estoy desde Julio”, dice.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Ahora en la casa hogar hace lo que puede: limpia, cocina, va a los mandados y mantiene la alegría viva en su rostro, pues señala que gracias a que toda su vida ha trabajado y no se ha dedicado a robar, no está en la cárcel.

Te puede interesar: Buscan un santa para cada refugiado del Buen Samaritano

“Hago lo que puedo, me pongo a ayudar en la cocina, a limpiar, ayudo a los enfermos, les hago mandados; pues yo estoy completo gracias a Dios. Sí tengo una enfermedad, estoy malo de los pulmones, de hecho cuando llegué estaba casi muriendo, tenía una complicación en el pulmón izquierdo. Hay veces que no puedo ni caminar o moverme, de hecho uso un bordón. Ahorita gracias a Dios”, asegura.





Lee más aquí↓


Culiacán, Sin.- “Gracias a Dios estoy completo, mientras pueda, voy a trabajar y ser útil”, dice Víctor Hugo López Méndez. El hombre de 68 años de edad, vive en el refugio “El Buen Samaritano”, lugar al que llegó con complicaciones en un pulmón.

Hugo quedó desempleado por la contingencia sanitaria actual. Luego de 25 años vendiendo pan por las calles de Culiacán, su patrón lo obligó a renunciar y no le dio una liquidación económica.

“Duré 25 años trabajando ahí y ahora con este maldito virus, me quitaron el trabajo. Desde febrero no trabajo y ni un peso me dieron después. Yo iba y les pedía trabajo y no me querían dar porque estoy viejo. Como si los viejos no comiéramos”, expresa.

Su llegada a Culiacán fue de muy joven, a los 16 años. Llegó solo y después de haber recorrido ya, varios estados de la República Mexicana, esto por la necesidad de obtener ingreso económico y poder, al menos, comer.

“Yo tenía 16 años cuando llegué aquí a Culiacán, plebito de a tiro, y hasta la fecha aquí me quedé. Yo no pude tener hijos porque soy estéril, pero tuve novias y la última que tuve, estuvimos juntos por 16 años, hasta que falleció. Entonces quedé solo y anduve viendo a ver qué hacía”, relata.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

De todo el tiempo que tiene viviendo en esta ciudad, Víctor Hugo se dedicó casi la mitad de este lapso, a recorrer los rededores del Hospital Pediátrico, la Iglesia de Fátima y la avenida Nicolás Bravo. En este sector vendía pan, eso lo ha hecho desde que se vendía a un peso, hasta ahora que cuesta 12, dice.

Regresar a Sonora ya no fue una opción pues su madre falleció y uno de sus 14 hermanos, se quedaron con la casa y dice que ya no se siente igual. Comentó que hace tres años una hermana lo visitó.

“Tenían 10 años sin saber de mí porque yo no los procuro. Yo soy el más pobre de todos mis hermanos. Algunos sí tuvieron la manera, uno es maestro, otro ingeniero, hay un doctor; yo eso sí, ni un peso les he pedido ni tampoco me han dado nada”

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa


Víctor hace un llamado a los culichis para que lo ayuden a conseguir empleo. “Yo quiero costearme mis cosas, les pido que me den una oportunidad y me den trabajo”, externa.

Hugo, dice que hubo en tiempo en el que “medio comía”, trataba de conseguir dinero y duró un tiempo durmiendo en la clínica 1 del IMSS, hasta que lo corrieron de ahí.

“Entonces me fui para el malecón y me metí a una casita abandonada, con el riesgo de que me hicieran algo por invadir. Hasta que una mentada señora Lourdes, me dijo que me viniera para acá al Buen Samaritano, aquí estoy desde Julio”, dice.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Ahora en la casa hogar hace lo que puede: limpia, cocina, va a los mandados y mantiene la alegría viva en su rostro, pues señala que gracias a que toda su vida ha trabajado y no se ha dedicado a robar, no está en la cárcel.

Te puede interesar: Buscan un santa para cada refugiado del Buen Samaritano

“Hago lo que puedo, me pongo a ayudar en la cocina, a limpiar, ayudo a los enfermos, les hago mandados; pues yo estoy completo gracias a Dios. Sí tengo una enfermedad, estoy malo de los pulmones, de hecho cuando llegué estaba casi muriendo, tenía una complicación en el pulmón izquierdo. Hay veces que no puedo ni caminar o moverme, de hecho uso un bordón. Ahorita gracias a Dios”, asegura.





Lee más aquí↓


Local

Hay en Sinaloa 279 pacientes activos con coronavirus

El 25.2% se encuentran hospitalizados; hay una ocupación hospitalaria del 20%

Deportes

Briseida Acosta afirmó que siempre estuvo tranquila

Que hoy celebra su ingreso a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pero que su sueño continúa

Local

Develan busto de Javier Valdez “No habrá justicia hasta que sea juzgado el autor intelectual” dice su esposa

Este 15 de mayo se cumplen cuatro años del asesinato del periodista y escritor Javier Valdez

Futbol

Un autogol de Anderson Santamaría le da la victoria a Puebla

La Franja metió así en juego el criterio de la posición en la tabla como criterio de desempate para dejar por el camino a La Academia tras el 1-1 en el marcador global

Literatura

El Culiacanazo inspira la novela de Élmer Mendoza

El 17 de octubre de 2019 "supimos que estábamos en guerra", dice el escritor sinaloense Élmer Mendoza

Sociedad

Yehuda Cohen, de espía israelí a cuidador de hoteles asesinado en Q. Roo

La muerte de un judío en México causó revuelo en medios de Estados Unidos y del país hebreo

Sociedad

Políticas de México afectan biodiversidad

Maplecroft destaca el empeño del Presidente por aplicar un mayor uso de energías de petróleo y gas

Gossip

Graban la obra de teatro El arte, ¿para qué? con celulares  

Mildred Motta comparte su experiencia al participar en El arte, ¿para qué?, de Alberto Ángel el Cuervo

Gossip

Miss Universo 2021 puede ser una latina

Tras suspenderse en 2020 debido a la pandemia, la 69 edición de Miss Universo se llevará a cabo esta noche en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino, en Florida