/ sábado 20 de junio de 2020

Un donador de sangre en la pandemia

Con más de 25 donaciones, Emmanuel Acosta, no pretende dejar de ayudar a niños que ocupan plaquetas

Culiacán, Sin.- Consciente de la urgencia que representa en Sinaloa encontrar un donador de sangre durante tiempos de pandemia, Emmanuel Acosta López, de 23 años, responde siempre al llamado con un: ¡claro!, ¿a qué hora me ocupas?

Desde los 18 años Emmanuel se convirtió en un donador altruista, cuando la primera vez que acudió al banco de sangre para ayudar a la esposa de un amigo que iba a tener una cesárea, el personal médico no dejó de repetirle que tenía “bonitas venas”.

Además de que al no manifestar cualquier tipo de dolor y tener sangre O negativo, ese tipo sanguíneo que pocas personas tienen y que tiene la facilidad de donar a todos, finalmente una trabajadora social se acercó con él para invitarlo a ser donador activo, petición que, sin dudar, respondió con un sí.

Ahora con más de 25 donaciones, sobre todo a pacientes pediátricos que por diversas situaciones requieren plaquetas de emergencia, el acudir a las instalaciones del nosocomio forma parte de su rutina, esa que, con la llegada del coronavirus, cambió en ciertos aspectos.

Cuando de nueva cuenta recibió una llamada del hospital entre los meses de abril y mayo, momento en el que el virus ya estaba instalado en Sinaloa y sobre todo en Culiacán, sus familiares y amigos no dudaron en hacerle comentarios de que era muy peligroso hacer la donación.

LA HISTORIA DE EMMANUEL

Para Emmanuel, las reacciones de sus seres queridos tenían sentido, por el temor y el rumor de que en los hospitales es más fácil que una persona se contagie de coronavirus.

Sin embargo, al ser tantas la veces que ha donado sangre y ha experimentado en varias ocasiones el agradecimiento eterno que tienen las familias de los pacientes, sabe que no los puede abandonar, más cuando son niños quienes ocupan la ayuda.



Pero casi siempre que sale eso, yo miro más que nada la urgencia que hay, me están hablando porque se ocupa, no si quiero, no es échate la vuelta cuando puedas, es porque se necesita, hay alguien que le está urgiendo y yo darme el lujo de decir voy más al rato porque ahorita no puedo, la verdad no, no me parece algo coherente Emmanuel Acosta López




Al llegar a las instalaciones del banco de sangre, el personal médico saluda con alegría a Emmanuel, quien devuelve el saludo, pero ahora con todos los protocolos de sanidad que han decretado las autoridades, convirtiéndose en un proceso un poco más riguroso.

El uso del cubrebocas es ahora esencial, al igual que la sana distancia entre los donantes, al momento de estar en la sala de espera y en el cuarto en donde llegan a permanecer casi una hora. En el caso de las donaciones de sangre, el proceso tarda entre 15 y 20 minutos, mientras que para plaquetas es de entre 40 y 50 minutos.



El proceso fue un poquito más riguroso, más que nada por el cuidado de la enfermedad, entonces el proceso fue más riguroso y que te diré, salí limpio Emmanuel Acosta López



La recomendación por el sector salud es que los donadores altruistas deben dejar pasar un periodo de tres meses para volver a donar sangre, tiempo que Emmanuel reconoce no ha respetado en ocasiones, por la urgencia de que un niño ocupaba plaquetas, al tener problemas en la médula ósea o no tener la capacidad de producirlos.

Es así como al cuestionarse si continuará donando sangre en los próximos meses, con todo y pandemia y sin saber cuál será el panorama en ese momento, el joven reafirma que “si yo me siento en condiciones de poder ir, con gusto voy”.

UN DÍA DE RUTINA

En cada ocasión que acude a realizar una donación, la mayoría de plaquetas, Emmanuel aprovecha que es una persona sociable y se pone a conversar con el equipo de enfermería, curioseando y viendo que puede estar moviendo con su brazo que tiene libre, sin descuidar que tiene un aparato conectado.

Después de permanecer por casi una hora en el nosocomio, los cuidados es no asolearse, no cargar cosas pesadas y no hacer condición física que haga que se fatigue, proceso que para estas alturas ya lo tiene bien memorizado y no representa algo negativo en su vida.

Al contrario, en camino a casa, el joven donador altruista goza el sentimiento de saber que está ayudado a alguien que realmente lo necesita y que con su sangre logra salvar una vida.



Yo me siento muy agusto, la verdad, es algo que yo traigo en mi mente que ayuda mucho, es algo que me hace sentir bien porque sé que lo poquito que puedo hacer, está sirviendo de algo Emmanuel Acosta López



Entre sus principios, Emmanuel tiene muy claro que con las donaciones no busca recibir recompensas monetarias como en algunas ocasiones llega a suceder por las familias beneficiadas. Al ser una actividad que hace de buena voluntad y al ser consciente de todos los sacrificios y preocupaciones que significa para ellos.

Al inicio del camino a las donaciones frecuentes, el joven tuvo que convencer a su familia de que el proceso se hacía con todos los cuidados que se requiere y que contrario a los mitos, el ayudar de una manera tan significativa tendría mayores beneficios en su vida.

En el proceso, ha incitado a sus conocidos a sumarse a la causa, al ser tan necesario que aumente el número de donadores, sin embargo, no todas las personas cumplen con los requisitos médicos o no toleran la idea de tener una aguja en su vena por mucho tiempo.

Ahora con la pandemia, el exhorto es “mayor, con mayor necesidad se tendría que hacer, porque estamos en una situación en donde todos necesitamos algo de ayuda y todos vamos a necesitarlo en algún momento, mi intención siempre ha sido, compórtate como te gustaría que se comportaran”.

Emmanuel sabe que en cualquier momento pueden buscarlo para hacer una donación más, por lo que siempre trata de ser una persona limpia, tener una alimentación balanceada y dormir de forma correcta, al tener en sus venas la ayuda que ocupan tantos niños.

Te puede interesar: Estos son los requisitos para donar sangre en México

SALVAR A LA INFANCIA

Por lo regular, Emmanuel dona plaquetas para los niños que lo requieren, y lo hace para quien lo requiera en el hospital.

PARA SABER

El joven culichi lleva ya 5 años que dona de manera voluntaria y altruista su sangre y plaquetas para toda aquella persona que lo necesite.


Yo me siento muy agusto, la verdad, es algo que yo traigo en mi mente que ayuda mucho, es algo que me hace sentir bien Emmanuel Acosta, Donador altruista








Lee más aquí:






Culiacán, Sin.- Consciente de la urgencia que representa en Sinaloa encontrar un donador de sangre durante tiempos de pandemia, Emmanuel Acosta López, de 23 años, responde siempre al llamado con un: ¡claro!, ¿a qué hora me ocupas?

Desde los 18 años Emmanuel se convirtió en un donador altruista, cuando la primera vez que acudió al banco de sangre para ayudar a la esposa de un amigo que iba a tener una cesárea, el personal médico no dejó de repetirle que tenía “bonitas venas”.

Además de que al no manifestar cualquier tipo de dolor y tener sangre O negativo, ese tipo sanguíneo que pocas personas tienen y que tiene la facilidad de donar a todos, finalmente una trabajadora social se acercó con él para invitarlo a ser donador activo, petición que, sin dudar, respondió con un sí.

Ahora con más de 25 donaciones, sobre todo a pacientes pediátricos que por diversas situaciones requieren plaquetas de emergencia, el acudir a las instalaciones del nosocomio forma parte de su rutina, esa que, con la llegada del coronavirus, cambió en ciertos aspectos.

Cuando de nueva cuenta recibió una llamada del hospital entre los meses de abril y mayo, momento en el que el virus ya estaba instalado en Sinaloa y sobre todo en Culiacán, sus familiares y amigos no dudaron en hacerle comentarios de que era muy peligroso hacer la donación.

LA HISTORIA DE EMMANUEL

Para Emmanuel, las reacciones de sus seres queridos tenían sentido, por el temor y el rumor de que en los hospitales es más fácil que una persona se contagie de coronavirus.

Sin embargo, al ser tantas la veces que ha donado sangre y ha experimentado en varias ocasiones el agradecimiento eterno que tienen las familias de los pacientes, sabe que no los puede abandonar, más cuando son niños quienes ocupan la ayuda.



Pero casi siempre que sale eso, yo miro más que nada la urgencia que hay, me están hablando porque se ocupa, no si quiero, no es échate la vuelta cuando puedas, es porque se necesita, hay alguien que le está urgiendo y yo darme el lujo de decir voy más al rato porque ahorita no puedo, la verdad no, no me parece algo coherente Emmanuel Acosta López




Al llegar a las instalaciones del banco de sangre, el personal médico saluda con alegría a Emmanuel, quien devuelve el saludo, pero ahora con todos los protocolos de sanidad que han decretado las autoridades, convirtiéndose en un proceso un poco más riguroso.

El uso del cubrebocas es ahora esencial, al igual que la sana distancia entre los donantes, al momento de estar en la sala de espera y en el cuarto en donde llegan a permanecer casi una hora. En el caso de las donaciones de sangre, el proceso tarda entre 15 y 20 minutos, mientras que para plaquetas es de entre 40 y 50 minutos.



El proceso fue un poquito más riguroso, más que nada por el cuidado de la enfermedad, entonces el proceso fue más riguroso y que te diré, salí limpio Emmanuel Acosta López



La recomendación por el sector salud es que los donadores altruistas deben dejar pasar un periodo de tres meses para volver a donar sangre, tiempo que Emmanuel reconoce no ha respetado en ocasiones, por la urgencia de que un niño ocupaba plaquetas, al tener problemas en la médula ósea o no tener la capacidad de producirlos.

Es así como al cuestionarse si continuará donando sangre en los próximos meses, con todo y pandemia y sin saber cuál será el panorama en ese momento, el joven reafirma que “si yo me siento en condiciones de poder ir, con gusto voy”.

UN DÍA DE RUTINA

En cada ocasión que acude a realizar una donación, la mayoría de plaquetas, Emmanuel aprovecha que es una persona sociable y se pone a conversar con el equipo de enfermería, curioseando y viendo que puede estar moviendo con su brazo que tiene libre, sin descuidar que tiene un aparato conectado.

Después de permanecer por casi una hora en el nosocomio, los cuidados es no asolearse, no cargar cosas pesadas y no hacer condición física que haga que se fatigue, proceso que para estas alturas ya lo tiene bien memorizado y no representa algo negativo en su vida.

Al contrario, en camino a casa, el joven donador altruista goza el sentimiento de saber que está ayudado a alguien que realmente lo necesita y que con su sangre logra salvar una vida.



Yo me siento muy agusto, la verdad, es algo que yo traigo en mi mente que ayuda mucho, es algo que me hace sentir bien porque sé que lo poquito que puedo hacer, está sirviendo de algo Emmanuel Acosta López



Entre sus principios, Emmanuel tiene muy claro que con las donaciones no busca recibir recompensas monetarias como en algunas ocasiones llega a suceder por las familias beneficiadas. Al ser una actividad que hace de buena voluntad y al ser consciente de todos los sacrificios y preocupaciones que significa para ellos.

Al inicio del camino a las donaciones frecuentes, el joven tuvo que convencer a su familia de que el proceso se hacía con todos los cuidados que se requiere y que contrario a los mitos, el ayudar de una manera tan significativa tendría mayores beneficios en su vida.

En el proceso, ha incitado a sus conocidos a sumarse a la causa, al ser tan necesario que aumente el número de donadores, sin embargo, no todas las personas cumplen con los requisitos médicos o no toleran la idea de tener una aguja en su vena por mucho tiempo.

Ahora con la pandemia, el exhorto es “mayor, con mayor necesidad se tendría que hacer, porque estamos en una situación en donde todos necesitamos algo de ayuda y todos vamos a necesitarlo en algún momento, mi intención siempre ha sido, compórtate como te gustaría que se comportaran”.

Emmanuel sabe que en cualquier momento pueden buscarlo para hacer una donación más, por lo que siempre trata de ser una persona limpia, tener una alimentación balanceada y dormir de forma correcta, al tener en sus venas la ayuda que ocupan tantos niños.

Te puede interesar: Estos son los requisitos para donar sangre en México

SALVAR A LA INFANCIA

Por lo regular, Emmanuel dona plaquetas para los niños que lo requieren, y lo hace para quien lo requiera en el hospital.

PARA SABER

El joven culichi lleva ya 5 años que dona de manera voluntaria y altruista su sangre y plaquetas para toda aquella persona que lo necesite.


Yo me siento muy agusto, la verdad, es algo que yo traigo en mi mente que ayuda mucho, es algo que me hace sentir bien Emmanuel Acosta, Donador altruista








Lee más aquí:






Local

Refugios temporales en el municipio

Autoridades municipales dieron a conocer la ubicación de refugios temporales 

Local

Asesinatos de policías quedan impunes: 45 han muerto sin que haya culpables

En los últimos cinco años han sido asesinados 45 agentes policíacos en Sinaloa, el rasgo común de todos los casos es que no hay un solo detenido

Local

Inicia la semana con lluvias en Culiacán, estos son los puntos vigilados

La Unidad de Vialidad pidió a la ciudadana conducir con precaución

Policiaca

Fuerzas Armadas se sitian a las afueras de un motel en la salida norte en Culiacán

Por el reporte de una mujer secuestrada, posesión de drogas y armas, Elementos Federales y Estatales bloquearon los accesos del conocido motel París

Salud

Reino Unido, primer país en aprobar vacuna bivalente de Moderna

Es bivalente porque puede atacar el virus original de la Covid-19 y la nueva variante Ómicron

Finanzas

¿De nuevo? Coca Cola anuncia otro aumento de precios en sus productos

Este incremento en los precios es el segundo que se da en solo dos meses y medio

Finanzas

En puerta, la construcción de autos eléctricos en GM Ramos Arizpe

En una primera etapa, a partir de 2023, los automóviles eléctricos se irán al extranjero, a Estados Unidos y Canadá

Local

Refugios temporales en el municipio

Autoridades municipales dieron a conocer la ubicación de refugios temporales