/ martes 1 de diciembre de 2020

Ser mujer y desplazada, la doble condena para víctimas invisibles

“Rosa” y su familia son sobrevivientes de un atentado que los obligó a exiliarse de su sierra añorada

Culiacán, Sin.- En Sinaloa, ser mujer es un riesgo, pero ser mujer y desplazada conlleva a un peso que se convierte en una doble condena, sobre todo en un estado a invisibilizar a las víctimas del delito.

La historia de “Rosa” no es otra que la historia de las mujeres que han sobrevivido al desplazamiento forzado interno, sin apoyos ni asideros que la hagan ver que la situación cambiará.

“Rosa” y su familia, cuenta, sobrevivió al ataque de un grupo armado que se disputaba el territorio en el año 2017, cuando la violencia cobró víctimas en la zona serrana de Badiraguato.

En esa época, células desencontradas del cártel de Sinaloa chocaron en los altos, y decenas de familias pagaron la condena del exilio, al bajar a las ciudades más cercanas a la costa, donde ahora intentan sobrevivir.

Pero a casi cuatro años de aquel episodio que ella reconoce como el punto álgido para tomar la arrebatada decisión de marcharse de su amplia casa, la memoria la tiene fresca, el sonido de las balas que llenaron de casquillos el patio de su casa.

Hoy, relata su historia, la de una sobreviviente que ha vivido en la invisibilidad que procuran los tres niveles de gobierno con la desidia y la indiferencia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

DESAMPARADOS

“Nadie tuvo apoyo de nadie, más que de Dios que nos cubrió y protegió. Nos convidaron una despensita nada más pero nunca se acercaron a darnos algo como tal. Ahora vivimos aquí en un lugar que no es nuestro, se siente diferente porque allá no tenía que pedir nada. Mi casa era grande, y ahí tenía todo lo que necesitaba”, recuerda, “Rosa”.

Doña “Rosa” vivió hasta sus 56 años en la ranchería El Saucito, sindicatura de San Javier, municipio de Badiraguato, con sus hijos, esposo y nietos.

Ella ya estaba acostumbrada a la vida rodeada de árboles y un gran patio donde cabía todo aquel que deseara visitarla.

Desde siempre, en su familia, ella ha sido la que ha estado a cargo de todo lo que tenga que ver con dinero, comida, escuela de los niños y todo aquello que influya en el bienestar de sus seres queridos.

“La vida es lo que nos queda y es lo más preciado para mí. Creo que, si Dios quiso que me saliera del rancho, fue porque tendré mejores oportunidades y eso estoy esperando. Mientras tenga vida y amor para dar a mi familia, tengo todo. Todo ha sido muy difícil, muy duro. Una cambia la manera de ver las cosas y se aferra a salir adelante porque así nos obligaron con esto que pasó”, manifiesta.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

LAS VIVIENDAS QUE NO HAN LLEGADO

Al igual que a los desplazados de Tepuche, a las más de 52 personas de El Saucito, se les dijo por parte de gobierno, en ese entonces encargado de Desarrollo Social, Álvaro Ruelas Echave, que se les daría apoyo con vivienda. Pero no sucedió.

Yo entiendo que cuando te van a apoyar con algo es porque no te lo van a cobrar, la verdad aquí no se ve el apoyo. No les conviene saber de nosotros al gobierno, prefieren dar dinero a otras cosas que procurar el bienestar del pueblo. A una le da tristeza ver que gastan en cosas que no se necesitan”, expone.

Lee también: La fuerza de Ernestina y su lucha contra el Covid-19

El gobierno de Quirino Ordaz Coppel, según solicitudes de información a la Plataforma Nacional de Transparencia realizadas por este medio de comunicación, no ha aplicado los 40 millones de pesos destinados para viviendas a familias victimas del desplazamiento forzado.

Este gobierno ha rebasado el gasto en publicidad oficial e imagen de Quirino Ordaz, por 17 veces más del presupuesto asignado para esta acción. Mientras tanto, la Comisión de atención a víctimas, no tiene recurso suficiente para ejercer su trabajo.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Mazatlán

De acuerdo con algunos testimonios anónimos de Tepuche, el secretario Ricardo Madrid Pérez, actual encargado de Desarrollo Social, no ha realizado un censo ni acercado apoyo a todos los desplazados.

La verdad, oiga, esto se ve muy a conveniencia de cada persona. Hay personas que parece que quieren lucrar con nuestra situación en lugar de apoyarnos. Ya n os robaron la calma y a otros la vida ¿qué más quieren?”, expresó un hombre de 60 años.






Lee más aquí






Culiacán, Sin.- En Sinaloa, ser mujer es un riesgo, pero ser mujer y desplazada conlleva a un peso que se convierte en una doble condena, sobre todo en un estado a invisibilizar a las víctimas del delito.

La historia de “Rosa” no es otra que la historia de las mujeres que han sobrevivido al desplazamiento forzado interno, sin apoyos ni asideros que la hagan ver que la situación cambiará.

“Rosa” y su familia, cuenta, sobrevivió al ataque de un grupo armado que se disputaba el territorio en el año 2017, cuando la violencia cobró víctimas en la zona serrana de Badiraguato.

En esa época, células desencontradas del cártel de Sinaloa chocaron en los altos, y decenas de familias pagaron la condena del exilio, al bajar a las ciudades más cercanas a la costa, donde ahora intentan sobrevivir.

Pero a casi cuatro años de aquel episodio que ella reconoce como el punto álgido para tomar la arrebatada decisión de marcharse de su amplia casa, la memoria la tiene fresca, el sonido de las balas que llenaron de casquillos el patio de su casa.

Hoy, relata su historia, la de una sobreviviente que ha vivido en la invisibilidad que procuran los tres niveles de gobierno con la desidia y la indiferencia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

DESAMPARADOS

“Nadie tuvo apoyo de nadie, más que de Dios que nos cubrió y protegió. Nos convidaron una despensita nada más pero nunca se acercaron a darnos algo como tal. Ahora vivimos aquí en un lugar que no es nuestro, se siente diferente porque allá no tenía que pedir nada. Mi casa era grande, y ahí tenía todo lo que necesitaba”, recuerda, “Rosa”.

Doña “Rosa” vivió hasta sus 56 años en la ranchería El Saucito, sindicatura de San Javier, municipio de Badiraguato, con sus hijos, esposo y nietos.

Ella ya estaba acostumbrada a la vida rodeada de árboles y un gran patio donde cabía todo aquel que deseara visitarla.

Desde siempre, en su familia, ella ha sido la que ha estado a cargo de todo lo que tenga que ver con dinero, comida, escuela de los niños y todo aquello que influya en el bienestar de sus seres queridos.

“La vida es lo que nos queda y es lo más preciado para mí. Creo que, si Dios quiso que me saliera del rancho, fue porque tendré mejores oportunidades y eso estoy esperando. Mientras tenga vida y amor para dar a mi familia, tengo todo. Todo ha sido muy difícil, muy duro. Una cambia la manera de ver las cosas y se aferra a salir adelante porque así nos obligaron con esto que pasó”, manifiesta.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

LAS VIVIENDAS QUE NO HAN LLEGADO

Al igual que a los desplazados de Tepuche, a las más de 52 personas de El Saucito, se les dijo por parte de gobierno, en ese entonces encargado de Desarrollo Social, Álvaro Ruelas Echave, que se les daría apoyo con vivienda. Pero no sucedió.

Yo entiendo que cuando te van a apoyar con algo es porque no te lo van a cobrar, la verdad aquí no se ve el apoyo. No les conviene saber de nosotros al gobierno, prefieren dar dinero a otras cosas que procurar el bienestar del pueblo. A una le da tristeza ver que gastan en cosas que no se necesitan”, expone.

Lee también: La fuerza de Ernestina y su lucha contra el Covid-19

El gobierno de Quirino Ordaz Coppel, según solicitudes de información a la Plataforma Nacional de Transparencia realizadas por este medio de comunicación, no ha aplicado los 40 millones de pesos destinados para viviendas a familias victimas del desplazamiento forzado.

Este gobierno ha rebasado el gasto en publicidad oficial e imagen de Quirino Ordaz, por 17 veces más del presupuesto asignado para esta acción. Mientras tanto, la Comisión de atención a víctimas, no tiene recurso suficiente para ejercer su trabajo.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Mazatlán

De acuerdo con algunos testimonios anónimos de Tepuche, el secretario Ricardo Madrid Pérez, actual encargado de Desarrollo Social, no ha realizado un censo ni acercado apoyo a todos los desplazados.

La verdad, oiga, esto se ve muy a conveniencia de cada persona. Hay personas que parece que quieren lucrar con nuestra situación en lugar de apoyarnos. Ya n os robaron la calma y a otros la vida ¿qué más quieren?”, expresó un hombre de 60 años.






Lee más aquí






Policiaca

Atacan a balazos a una mujer policía militar en Culiacán

Junto con esta persona iba su pareja y ambos resultaron ilesos

Policiaca

Detienen a hombre robando en escuela de Culiacán

La Policía Municipal fue alertada por una llamada a emergencias del director de la institución

Local

Aspira Rosa Elena Millán a ser candidata a la Gubernatura de Sinaloa por Fuerza México

Juan Ernesto Millán Pietsch, es el dirigente estatal del partido de reciente creación

Deportes

De huerta a escenario deportivo, cien años de historia

El estadio universitario de la UAS fue proyectado para la práctica del béisbol, pero se convirtió en la catedral del balompié

Finanzas

Proyectan bajas en ocupación hotelera por Semana Santa

A un año de la contingencia sanitaria, el gremio de hoteleros no ve la luz al final del túnel y por el contrario, las complicaciones económicas persisten

Local

Caso Neto: La esperanza de Bella Pulido

“He tocado hasta la puerta del infierno con tal de encontrar a mi hijo”, sentencia madre de menor

Política

Rifa del avión presidencial fue un mensaje político: Lotería Nacional

“La idea fue mostrar todo lo que se puede comprar y hacer con el dinero destinado a lujos como el avión”, explica en entrevista su directora Margarita González Saravia

Sociedad

ASF tiene poca eficacia para combatir la corrupción

Sólo cuatro por ciento de las cuatro mil denuncias hechas por la Auditoría ha derivado en una sentencia

Sociedad

Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Expertas expusieron que la pandemia fracturó el acceso a servicios de salud y anticonceptivos