/ sábado 11 de septiembre de 2021

¿Qué es el Plan DN-III-E, de la Sedena?

Seguramente has oído hablar del “Plan DN-III-E”, pero, ¿Sabes en qué consiste y cómo se lleva a cabo?

Culiacán, Sin.- En México existe desde hace 55 años el “Plan DN-III-E”, el cual es un instrumento operativo militar que estable los lineamientos para que el Ejército y las Fuerzas Aéreas Mexicanos, realicen actividades de auxilio a la población afectada ante un hecho de gran magnitud de origen natural o humano.

Durante su aplicación la participación militar se realiza para atender fenómenos naturales, así como aquellos realizados por actividades humanas.

Fenómenos Geológicos: Volcanes y sismos.

Fenómenos Hidrometereológicos: Sistemas invernales y sistemas tropicales, como huracanes, ciclones y tormentas.

Fenómenos Químico-Tecnológicos: Incendios forestales.

Para su atención posterior a su activación el “Plan DN-III-E”, las acciones generales se basan en cinco puntos básicos, los cuales son llevados a cabo de manera inmediata,

Búsqueda y rescate

Evacuación de la comunidad

Seguridad y vigilancia de áreas

Recomendaciones a la población

Administración de albergues

Dicho Plan cuenta con tres fases que rigen la participación del Ejército y las Fuerzas Aéreas Mexicanos.

1-Fase de Auxilio

En la primera fase se llevan a cabo acciones prioritarias para salvaguardar la vida de las personas, sus bienes y la planta productiva, así como preservar los servicios públicos y el medio ambiente.

Acciones: Alertamiento; planes de emergencia; coordinación; evaluación de daños; seguridad; búsqueda, salvamento y asistencia; servicios estratégicos, equipamiento y bienes; salud y aprovisionamiento.

2-Fase de Prevención

Permite una preparación para reaccionar efectivamente y tomar acciones enfocadas a controlar el riesgo, evitar o mitigar el impacto destructivo de los desastres.

Simulacros para verificar la efectividad del equipo y el material para reaccionar ante una emergencia

Reconocimiento para verificar las vías de comunicación en caso de ser necesaria.

Actualizar los mapas de riesgo, buscando identificar las posibles amenazas a la población.

Comprobar el estado físico de las instalaciones designadas como centros de acopio, albergues y refugios temporales.

Enlace con Consejos Estatales y Municipales del Sistema de Protección Civil.

Se mantienen organizadas las fuerzas de reacción en cada una de las unidades.

Se despliega la Fuerza de Apoyo para Casos de desastre (F.A.C.D), una fuerza ocasional para apoyar ante desastres de gran magnitud.

3- Fase de Recuperación

Como su nombre lo indica, dicha etapa se orienta en la reconstrucción y mejoramiento del sistema afectado, así como a la reducción del riesgo de ocurrencia y la magnitud de los posibles desastres a futuro.

Se apoya principalmente en la rehabilitación de caminos y en la recuperación de los servicios básicos de salud, agua y electricidad.

Plan DN-III-E en la historia

El “Plan DN-III-E” fue creado como un mandato presidencial en el año 1965, luego de su elaboración se incluyó en la planeación estratégico-militar, recibiendo dicha dominación al integrarse como anexo “E” de la Tercera Edición del Plan Director de la Defensa Nacional vigente en aquel entonces.

Un año después, en octubre de 1966 el huracán “Inés” impactó en Tamaulipas y Veracruz, provocando el desbordamiento del Río Pánuco, afectando a la población de estas dos entidades, por lo que se puso en ejecución por primera vez dicho Plan.

El plan DN-III-E, también fue aplicado en los desastres provocados por el sismo de 1985 que impactó en la zona del sur de México, y sirvió como antecedente para la creación del Sistema Nacional de Protección Civil.

Plan DN-III-E y el Covid-19

Asimismo, a partir del 4 de mayo de 2020 con la llega del Covid-19 a México, que la Sedena inició la aplicación del “Plan DN-III-E Covid-19”, adaptándolo a la crisis de salud por la pandemia, estableciendo 315 centros de coordinación en todo el país.

Desde que se activó el plan a inicios de la pandemia por el Coronavirus personal del Ejército y Fuerzas Armadas Mexicanos han llevado a cabo la monitorización de brotes a nivel nacional, brindando atención médica integral de sanidad, apoyado en la vacunación de personal de salud y población en general.



Leer más aquí;


Culiacán, Sin.- En México existe desde hace 55 años el “Plan DN-III-E”, el cual es un instrumento operativo militar que estable los lineamientos para que el Ejército y las Fuerzas Aéreas Mexicanos, realicen actividades de auxilio a la población afectada ante un hecho de gran magnitud de origen natural o humano.

Durante su aplicación la participación militar se realiza para atender fenómenos naturales, así como aquellos realizados por actividades humanas.

Fenómenos Geológicos: Volcanes y sismos.

Fenómenos Hidrometereológicos: Sistemas invernales y sistemas tropicales, como huracanes, ciclones y tormentas.

Fenómenos Químico-Tecnológicos: Incendios forestales.

Para su atención posterior a su activación el “Plan DN-III-E”, las acciones generales se basan en cinco puntos básicos, los cuales son llevados a cabo de manera inmediata,

Búsqueda y rescate

Evacuación de la comunidad

Seguridad y vigilancia de áreas

Recomendaciones a la población

Administración de albergues

Dicho Plan cuenta con tres fases que rigen la participación del Ejército y las Fuerzas Aéreas Mexicanos.

1-Fase de Auxilio

En la primera fase se llevan a cabo acciones prioritarias para salvaguardar la vida de las personas, sus bienes y la planta productiva, así como preservar los servicios públicos y el medio ambiente.

Acciones: Alertamiento; planes de emergencia; coordinación; evaluación de daños; seguridad; búsqueda, salvamento y asistencia; servicios estratégicos, equipamiento y bienes; salud y aprovisionamiento.

2-Fase de Prevención

Permite una preparación para reaccionar efectivamente y tomar acciones enfocadas a controlar el riesgo, evitar o mitigar el impacto destructivo de los desastres.

Simulacros para verificar la efectividad del equipo y el material para reaccionar ante una emergencia

Reconocimiento para verificar las vías de comunicación en caso de ser necesaria.

Actualizar los mapas de riesgo, buscando identificar las posibles amenazas a la población.

Comprobar el estado físico de las instalaciones designadas como centros de acopio, albergues y refugios temporales.

Enlace con Consejos Estatales y Municipales del Sistema de Protección Civil.

Se mantienen organizadas las fuerzas de reacción en cada una de las unidades.

Se despliega la Fuerza de Apoyo para Casos de desastre (F.A.C.D), una fuerza ocasional para apoyar ante desastres de gran magnitud.

3- Fase de Recuperación

Como su nombre lo indica, dicha etapa se orienta en la reconstrucción y mejoramiento del sistema afectado, así como a la reducción del riesgo de ocurrencia y la magnitud de los posibles desastres a futuro.

Se apoya principalmente en la rehabilitación de caminos y en la recuperación de los servicios básicos de salud, agua y electricidad.

Plan DN-III-E en la historia

El “Plan DN-III-E” fue creado como un mandato presidencial en el año 1965, luego de su elaboración se incluyó en la planeación estratégico-militar, recibiendo dicha dominación al integrarse como anexo “E” de la Tercera Edición del Plan Director de la Defensa Nacional vigente en aquel entonces.

Un año después, en octubre de 1966 el huracán “Inés” impactó en Tamaulipas y Veracruz, provocando el desbordamiento del Río Pánuco, afectando a la población de estas dos entidades, por lo que se puso en ejecución por primera vez dicho Plan.

El plan DN-III-E, también fue aplicado en los desastres provocados por el sismo de 1985 que impactó en la zona del sur de México, y sirvió como antecedente para la creación del Sistema Nacional de Protección Civil.

Plan DN-III-E y el Covid-19

Asimismo, a partir del 4 de mayo de 2020 con la llega del Covid-19 a México, que la Sedena inició la aplicación del “Plan DN-III-E Covid-19”, adaptándolo a la crisis de salud por la pandemia, estableciendo 315 centros de coordinación en todo el país.

Desde que se activó el plan a inicios de la pandemia por el Coronavirus personal del Ejército y Fuerzas Armadas Mexicanos han llevado a cabo la monitorización de brotes a nivel nacional, brindando atención médica integral de sanidad, apoyado en la vacunación de personal de salud y población en general.



Leer más aquí;


Local

Listos comerciantes del centro para el maratón de ventas decembrinas

Existen los protocolos sanitarios, auxilio y seguridad pública para que los consumidores acudan a realizar sus compras con tranquilidad

Local

Sinaloa listo para cuarta ola de covid o nuevas variantes del virus: Cuén Ojeda

Hasta el momento hay un avance del 47 por ciento en la vacunación de jóvenes de 15 a 17 años y una del 90 por ciento en adultos mayores de 18 años de edad

Local

Proyecto del Metrobús quedó fuera del presupuesto 2022: Rocha Moya

El gobernador señaló que evaluará la posibilidad de enviar a la Federación el oficio de suficiencia presupuestal

Local

Listos comerciantes del centro para el maratón de ventas decembrinas

Existen los protocolos sanitarios, auxilio y seguridad pública para que los consumidores acudan a realizar sus compras con tranquilidad

Local

Cielos nublados y pronóstico de lluvias es lo que se espera hoy para Sinaloa

Hay probabilidad de lluvia en zona serranas del estado de Sinaloa, además de intenso frío

Literatura

Juan Villoro ofrece relato del México contemporáneo en la FIL Guadalajara

El punto de partida es el incendio de la Cineteca Nacional ocurrido en 1982

Local

Sinaloa listo para cuarta ola de covid o nuevas variantes del virus: Cuén Ojeda

Hasta el momento hay un avance del 47 por ciento en la vacunación de jóvenes de 15 a 17 años y una del 90 por ciento en adultos mayores de 18 años de edad

Finanzas

Mejoran las ventas en el Mercado Garmendia

"Poco a poco se ha visto el porcentaje aumentando", señaló El dirigente de los locatarios de Mercado Garmendia.

Política

Descentralización de secretarías sin avance; no saben cuándo se mudarán

López Obrador llega a mitad de su sexenio sin concretar la reubicación de las entidades federales