/ sábado 24 de julio de 2021

Pandemia “ahoga” en cansancio al personal de salud

Alberto cuenta que cuando parecía llegar a su fin, se vino encima la tercera ola de contagios que afecta ahora a jóvenes

Culiacán, Sin.- En los pasillos de los hospitales de Sinaloa, el personal de salud entre médicos, enfermeras, camilleros, intendentes y demás, viven y trabajan dentro de un círculo vicioso provocado por las mutaciones del Sars-Cov-2 y la relajación social que el esquema de vacunación trajo para algunos sinaloenses.

Desde hace unas semanas la variante Delta del Covid-19 llegó al estado, una cepa que solo era cuestión de tiempo para que llegara de La India a Sinaloa, en un contexto en donde la economía se fortalecía, se relajaban los protocolos sanitarios y se vacunaba a la población adulta.

Alberto, es un médico que por respeto a su privacidad nos vamos a referir a él con este nombre. El ha formado parte del ejército blanco desde que se confirmó el primer caso activo de coronavirus a finales de febrero del 2020, y a casi un año y medio de este suceso, comparte que la pregunta que se repiten los trabajadores es: ¿ahora que sigue, con tanta variante, con tanta vacuna?

En la tercera ola de contagios que se desarrolló en tan solo pocas semanas en Sinaloa, el ejército blanco ha asimilado y aceptado que con sus conocimientos van a seguir con su misión de salvar al mayor número de personas, pero cuando la pesada jornada les permite un momento de descanso, no logran tener una respuesta a la pregunta expresa, al saber que esto podría tomar años.

SALUD MINADA

La afectación principal, cuenta Alberto, es que, con los cientos de contagios que se detectan al día y los niveles en los que poco a poco se saturan los hospitales, la salud física y mental del personal de salud se ve afectada, por convertirse la pandemia en algo repetitivo para todos.

“Obviamente, ya a año y feria de la pandemia, pues si te sientes cansado, ya es una fatiga que vienes arrastrando, con cubrebocas, guantes, todo, protocolos para tu familia, hay personas que se salieron de sus casas para no enfermar a sus papás o familia”, compartió.

En las jornadas, Alberto comentó que el traje de protección se ha vuelto parte de ellos, y en la tercera ola de contagios, en lugar de recibir y ver en los pasillos adultos mayores con Covid-19, son los jóvenes menores de 30 años los que llegan a los nosocomios.

La nueva sorpresa, es que los pacientes jóvenes no sufren de comorbilidades, como diabetes e hipertensión, enfermedades que padecen más las personas adultas. Es aquí en donde, la tardía vacunación en esta población está jugando un factor importante, más allá de la variante Delta.

“Si se siguen viendo enfermos con doble esquema, pero de menor intensidad, ahorita la mayoría son jóvenes menores de 30 años, ya hay casos que llegan sin comorbilidades, pero principalmente por la vacuna y porque desafortunadamente, pues todos bajamos un poquito la guardia”, mencionó.

Y aunque lo grave de la tercera ola de contagios está afectando a jóvenes, los niños también se están sumando a la lista de casos activos de la Secretaría de Salud, lo que ha llamado la atención del personal de salud, sobre todo, la de médicos como Alberto.

VARIANTE INFECCIOSA

La característica que detectan sus colegas en esta tercera ola de contagios es que, el virus afecta a un mayor número de personas por un caso activo, es decir, en la primera ola, se esparcía el virus en uno o dos ciudadanos y ahora pueden ser hasta cinco o más; incluyendo a bebés, niños y adolescentes.

“Al principio mucha gente se cuidó más a como está ahorita en la tercera ola, ahorita bajaron un poquito la guardia por el motivo de la vacuna, de que supuestamente ya les pegó, sí se siguen cuidando, pero sí bajaron un poquito la guardia”, precisó.

En el interior del circulo vicioso, Alberto es testigo de como las malas noticias se siguen dando a las familias que tenían la esperanza de que su familiar sobreviviera al coronavirus y ahora que es en personas más jóvenes, el cansancio mental se multiplica.

“Más que nada te agota mentalmente, antes dabas la mala noticia a un paciente, o a un viejito, una persona que estaba enferma y sabias que posiblemente podía fallecer en este tiempo, pero ahora, se está haciendo un agotamiento mental, se podría decir, de estar viendo, lo mismo, lo mismo, todos los días, ahora pacientes más jóvenes”, confesó.

ESCENARIO COMPLICADO

Un escenario que se puede vivir en el estado, con el aumento de la ocupación hospitalaria, es que el personal de salud va a atender al paciente que tiene más posibilidades de sobrevivir, “que, si llega un viejito de 70 años, por ejemplo y un niño de 10, te lo juro que le van a quitar el ventilador al señor y se lo van a poner al niño”.

Una decisión que hace más difícil el enfrentar la pandemia y a pesar de que es una teoría que se ha tenido por años, el Covid-19 es una enfermedad que ha dejado al ejercito blanco “entre la espada y la pared”.

Es por esto que, Alberto aprovecha el medio para decirle a la ciudadanía que se vacunen y que la dosis que le toque es la mejor; que no se automediquen; acudan con el médico o un hospital y sobre todo, sigan aplicando las medidas sanitarias. Mientras el junto con sus colegas, seguirán en la primera línea de batalla contra las nuevas variantes del coronavirus.

RECONVERSIÓN

Debido a que se estaban agotando rápidamente las camas, las instituciones de salud comenzaron la reconversión para tener más capacidad.


"Se está haciendo un agotamiento mental, se podría decir, de estar viendo, lo mismo, lo mismo, todos los días, ahora pacientes más jóvenes."



Leer más aquí:

Culiacán, Sin.- En los pasillos de los hospitales de Sinaloa, el personal de salud entre médicos, enfermeras, camilleros, intendentes y demás, viven y trabajan dentro de un círculo vicioso provocado por las mutaciones del Sars-Cov-2 y la relajación social que el esquema de vacunación trajo para algunos sinaloenses.

Desde hace unas semanas la variante Delta del Covid-19 llegó al estado, una cepa que solo era cuestión de tiempo para que llegara de La India a Sinaloa, en un contexto en donde la economía se fortalecía, se relajaban los protocolos sanitarios y se vacunaba a la población adulta.

Alberto, es un médico que por respeto a su privacidad nos vamos a referir a él con este nombre. El ha formado parte del ejército blanco desde que se confirmó el primer caso activo de coronavirus a finales de febrero del 2020, y a casi un año y medio de este suceso, comparte que la pregunta que se repiten los trabajadores es: ¿ahora que sigue, con tanta variante, con tanta vacuna?

En la tercera ola de contagios que se desarrolló en tan solo pocas semanas en Sinaloa, el ejército blanco ha asimilado y aceptado que con sus conocimientos van a seguir con su misión de salvar al mayor número de personas, pero cuando la pesada jornada les permite un momento de descanso, no logran tener una respuesta a la pregunta expresa, al saber que esto podría tomar años.

SALUD MINADA

La afectación principal, cuenta Alberto, es que, con los cientos de contagios que se detectan al día y los niveles en los que poco a poco se saturan los hospitales, la salud física y mental del personal de salud se ve afectada, por convertirse la pandemia en algo repetitivo para todos.

“Obviamente, ya a año y feria de la pandemia, pues si te sientes cansado, ya es una fatiga que vienes arrastrando, con cubrebocas, guantes, todo, protocolos para tu familia, hay personas que se salieron de sus casas para no enfermar a sus papás o familia”, compartió.

En las jornadas, Alberto comentó que el traje de protección se ha vuelto parte de ellos, y en la tercera ola de contagios, en lugar de recibir y ver en los pasillos adultos mayores con Covid-19, son los jóvenes menores de 30 años los que llegan a los nosocomios.

La nueva sorpresa, es que los pacientes jóvenes no sufren de comorbilidades, como diabetes e hipertensión, enfermedades que padecen más las personas adultas. Es aquí en donde, la tardía vacunación en esta población está jugando un factor importante, más allá de la variante Delta.

“Si se siguen viendo enfermos con doble esquema, pero de menor intensidad, ahorita la mayoría son jóvenes menores de 30 años, ya hay casos que llegan sin comorbilidades, pero principalmente por la vacuna y porque desafortunadamente, pues todos bajamos un poquito la guardia”, mencionó.

Y aunque lo grave de la tercera ola de contagios está afectando a jóvenes, los niños también se están sumando a la lista de casos activos de la Secretaría de Salud, lo que ha llamado la atención del personal de salud, sobre todo, la de médicos como Alberto.

VARIANTE INFECCIOSA

La característica que detectan sus colegas en esta tercera ola de contagios es que, el virus afecta a un mayor número de personas por un caso activo, es decir, en la primera ola, se esparcía el virus en uno o dos ciudadanos y ahora pueden ser hasta cinco o más; incluyendo a bebés, niños y adolescentes.

“Al principio mucha gente se cuidó más a como está ahorita en la tercera ola, ahorita bajaron un poquito la guardia por el motivo de la vacuna, de que supuestamente ya les pegó, sí se siguen cuidando, pero sí bajaron un poquito la guardia”, precisó.

En el interior del circulo vicioso, Alberto es testigo de como las malas noticias se siguen dando a las familias que tenían la esperanza de que su familiar sobreviviera al coronavirus y ahora que es en personas más jóvenes, el cansancio mental se multiplica.

“Más que nada te agota mentalmente, antes dabas la mala noticia a un paciente, o a un viejito, una persona que estaba enferma y sabias que posiblemente podía fallecer en este tiempo, pero ahora, se está haciendo un agotamiento mental, se podría decir, de estar viendo, lo mismo, lo mismo, todos los días, ahora pacientes más jóvenes”, confesó.

ESCENARIO COMPLICADO

Un escenario que se puede vivir en el estado, con el aumento de la ocupación hospitalaria, es que el personal de salud va a atender al paciente que tiene más posibilidades de sobrevivir, “que, si llega un viejito de 70 años, por ejemplo y un niño de 10, te lo juro que le van a quitar el ventilador al señor y se lo van a poner al niño”.

Una decisión que hace más difícil el enfrentar la pandemia y a pesar de que es una teoría que se ha tenido por años, el Covid-19 es una enfermedad que ha dejado al ejercito blanco “entre la espada y la pared”.

Es por esto que, Alberto aprovecha el medio para decirle a la ciudadanía que se vacunen y que la dosis que le toque es la mejor; que no se automediquen; acudan con el médico o un hospital y sobre todo, sigan aplicando las medidas sanitarias. Mientras el junto con sus colegas, seguirán en la primera línea de batalla contra las nuevas variantes del coronavirus.

RECONVERSIÓN

Debido a que se estaban agotando rápidamente las camas, las instituciones de salud comenzaron la reconversión para tener más capacidad.


"Se está haciendo un agotamiento mental, se podría decir, de estar viendo, lo mismo, lo mismo, todos los días, ahora pacientes más jóvenes."



Leer más aquí:

New Articles

Tomateros de Culiacán y Algodoneros de Guasave ofrecen buen juego

Los visitantes triunfan 3-2 y este día recibirán a los bicampeones de la LMP

Local

Crónica: Reina la incertidumbre en familias tras la balacera

Decenas de mujeres se agolparon en las afueras del penal de Aguaruto luego de la cancelación de las visitas por el tiroteo del sábado

Local

Falta seguridad en penales: Ordaz Coppel

El mandatario estatal lamentó el hecho sucedido en el penal de Aguaruto

Local

Aguaruto: un penal que es una “bomba de tiempo”

Nada más este Centro Penitenciario lleva 9 directores en lo que va del gobierno de Quirino Ordaz Coppel

Salud

Pfizer afirma que su vacuna contra Covid-19 es segura para niños de entre 5-11 años

Los resultados del estudio fueron anunciado este lunes por los laboratorios en un comunicado

Deportes

Michelle Lizárraga, una deportista superdotada

Domina el softbol y su sueño es acudir a Juegos Olímpicos; en al atletismo ha ganado medallas en tres ediciones de Olimpiada Nacional

Gossip

Víctimas del Dr. Cerebro conmemora 31 años de trayectoria

El día de su presentación lanzarán el disco Ahí vienen las brujas y preparan un nuevo álbum que lleva por nombre Esther

Sociedad

Sedena compra la medicina más cara del mundo

El proveedor había sido vetado por el presidente López Obrador debido a prácticas monopólicas realizadas durante la administración anterior

Mundo

Países ricos siguen acaparando vacunas

Tienen excedente de 1,200 millones y siguen cerrando contratos con empresas