/ sábado 7 de agosto de 2021

Omar, el artesano de la ordeña a mano

Tras la llegada de la industrialización, la ordeña es una actividad que va decayendo en desuso

Culiacán, Sin.- Desde sus 16 años de edad, Jesús Omar Flores Angulo, encontró en el ordeñamiento de leche de vaca, una actividad para preservar y heredar a sus nuevas generaciones, pues desde la llegada de la industrialización, es una tarea que poco a poco ha sido abandonada por los ganaderos y trabajadores del campo.

A sus 22 años de edad, Jesús Omar disfruta recibir el alba cada mañana, en un establo situado en la comunidad de El Limón de los Ramos, a unos 16 kilómetros al norte de Culiacán, donde se acompaña de nueve vacas lecheras, algunos becerros, chivos, borregos y gallos que entonan melodías mientras él trabaja.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Desde las 5:00 de la madrugada, antes de que el cielo reviente con el primer haz de luz, Omar arriba al rancho ‘El Cacique’, donde enfila de una en una a sus nueve vacas y en orden las va sacando para alimentarlas.

EL CUIDADO DEL GANADO

Las llama por su nombre. Habla con ellas. Por ejemplo, a una le dice Zeus y de inmediato una vaca asoma su cabeza y se arrima hacia él, luego se abre la puerta y la dirige hacia el área de ordeñamiento, le acaricia el lomo y le amarra las patas, posteriormente a eso, le arrima un el silo para que se alimenten mientras exprime las ubres de donde brota el líquido blanquecino.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

El joven, originario de Badiraguato, comenta que esta actividad obligatoriamente se tiene que realizar de madrugada, debido a que las vacas están mayormente descansadas y eso permite que el flujo de la leche baje más rápido. De otra manera, la leche "se caliente".

“El proceso de ordeñamiento debe ser temprano porque la vaca está descansada y eso hace que baje la leche más rápido, además de que están más frescas, están más frescas y baja la leche más rápido, ya en la tarde hace calor y ocupan inyectarlas para que baje la leche, además comen a gusto ellas y trabaja uno más agusto”, explica.

En promedio, el joven ordeña 50 litros de leche, mismos que son ofertados a un quesero del pueblo a quien el litro es vendido por la mínima cantidad de siete pesos.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Ahí en ese pueblo al norte de Culiacán, los ciudadanos valoran más los productos frescos que son más orgánicos, con más nutrientes y menos conservadores.

Jesús Omar, busca preservar esta tradición antiquísima y heredarles a sus hijos la actividad de ordeñar a las vacas, pues aunque apenas tiene los 22 años de edad, ya es un hombre de familia.

Cuenta que él y su familia "bajaron" de Badiraguato en busca de mejores oportunidades, y que por lo pronto su trabajo en "El Cacique", le da para sacar adelante a su esposa y sus hijos.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Aseveró que aunque la industrialización abona la rapidez del trabajo, la calidad del producto, el sabor y el precio jamás serán igualados, pues el trabajo con animales de granja en los establos va más allá de obtener un litro de leche o un huevo de gallina, sino de procurar la salud del ganado y hacerlo con gusto y con amor.

Luego de una jornada que dura casi dos horas, Jesús Omar suelta a los becerros para que se junten con sus madres y puedan alimentarse también.

Estas a su vez, se abalanzan sobre el silo dispuestos en los comederos. Para entonces, el cielo ya amaneció y la actividad en el rancho se vuelve más incesante.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Desde sus 16 años de edad, Jesús Omar Flores Angulo, encontró en el ordeñamiento de leche de vaca, una actividad para preservar y heredar a sus nuevas generaciones, pues desde la llegada de la industrialización, es una tarea que poco a poco ha sido abandonada por los ganaderos y trabajadores del campo.

A sus 22 años de edad, Jesús Omar disfruta recibir el alba cada mañana, en un establo situado en la comunidad de El Limón de los Ramos, a unos 16 kilómetros al norte de Culiacán, donde se acompaña de nueve vacas lecheras, algunos becerros, chivos, borregos y gallos que entonan melodías mientras él trabaja.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Desde las 5:00 de la madrugada, antes de que el cielo reviente con el primer haz de luz, Omar arriba al rancho ‘El Cacique’, donde enfila de una en una a sus nueve vacas y en orden las va sacando para alimentarlas.

EL CUIDADO DEL GANADO

Las llama por su nombre. Habla con ellas. Por ejemplo, a una le dice Zeus y de inmediato una vaca asoma su cabeza y se arrima hacia él, luego se abre la puerta y la dirige hacia el área de ordeñamiento, le acaricia el lomo y le amarra las patas, posteriormente a eso, le arrima un el silo para que se alimenten mientras exprime las ubres de donde brota el líquido blanquecino.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

El joven, originario de Badiraguato, comenta que esta actividad obligatoriamente se tiene que realizar de madrugada, debido a que las vacas están mayormente descansadas y eso permite que el flujo de la leche baje más rápido. De otra manera, la leche "se caliente".

“El proceso de ordeñamiento debe ser temprano porque la vaca está descansada y eso hace que baje la leche más rápido, además de que están más frescas, están más frescas y baja la leche más rápido, ya en la tarde hace calor y ocupan inyectarlas para que baje la leche, además comen a gusto ellas y trabaja uno más agusto”, explica.

En promedio, el joven ordeña 50 litros de leche, mismos que son ofertados a un quesero del pueblo a quien el litro es vendido por la mínima cantidad de siete pesos.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Ahí en ese pueblo al norte de Culiacán, los ciudadanos valoran más los productos frescos que son más orgánicos, con más nutrientes y menos conservadores.

Jesús Omar, busca preservar esta tradición antiquísima y heredarles a sus hijos la actividad de ordeñar a las vacas, pues aunque apenas tiene los 22 años de edad, ya es un hombre de familia.

Cuenta que él y su familia "bajaron" de Badiraguato en busca de mejores oportunidades, y que por lo pronto su trabajo en "El Cacique", le da para sacar adelante a su esposa y sus hijos.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Aseveró que aunque la industrialización abona la rapidez del trabajo, la calidad del producto, el sabor y el precio jamás serán igualados, pues el trabajo con animales de granja en los establos va más allá de obtener un litro de leche o un huevo de gallina, sino de procurar la salud del ganado y hacerlo con gusto y con amor.

Luego de una jornada que dura casi dos horas, Jesús Omar suelta a los becerros para que se junten con sus madres y puedan alimentarse también.

Estas a su vez, se abalanzan sobre el silo dispuestos en los comederos. Para entonces, el cielo ya amaneció y la actividad en el rancho se vuelve más incesante.




Lee más aquí

Local

Sin fallecimientos por Covid este domingo en Sinaloa

La secretaría de Salud solo reporta 18 nuevos contagios, la mayoría de ellos se concentraron en Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Piñatas decembrinas, una tradición de más de 40 años en la familia Castellanos

La piñatería Valeria, se ha mantenido en el mercado por más de 40 años en Culiacán y se caracteriza por vender las gigantescas piñatas decembrinas

Sociedad

A un año de vacunación, faltan 25 millones de adultos

Mañana se anuncia la aplicación del refuerzo para mayores de 60 años, aunque algunas personas aún no tienen la primera dosis

Finanzas

Se duplican denuncias por fraude cibernético

La Dirección Científica ha recibido 15 mil reportes; 35 por ciento tiene que ver con fraude y extorsión

Política

Piden intervenir más dispositivos en la 4T: espionaje crece 500%

La mayoría de las solicitudes para la intervención de llamadas privadas provienen de la unidad encargada de investigar delincuencia organizada

Sociedad

Mujeres se abren camino en ingenierías

Aunque representan un tercio de la matrícula universitaria, hay egresadas en puestos ejecutivos

Mundo

Ómicron prolifera por el mundo y EU descarta gravedad

Ya está en un tercio de estados de EU; Dinamarca triplicó los casos de la variante en 48 horas

Deportes

Venados de Mazatlán limpia a Tomateros

La barrida se consumó y el bicampeón de la Liga Mexicana del Pacifico fue hundido al penúltimo lugar de la segunda vuelta, por su acérrimo rival