/ domingo 9 de junio de 2019

Más de la mitad de los municipios en crisis por sequía

La falta de agua afecta no sólo a sectores productivos, sino también a la población en el abasto para uso doméstico

Mazatlán, Sin. Más de la mitad del territorio de Sinaloa sufre ya los estragos de la sequía, según el último reporte del Monitor de Sequía en México que da la Comisión Nacional del Agua, con fecha de 15 de mayo.

De acuerdo con la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado, a finales del mes pasado sumaban 398 comunidades con problemas de abasto de agua y alimento, no sólo para la actividad agropecuaria, sino también para uso doméstico.

Los municipios más afectados son: Choix, Sinaloa, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario.

Y aunque no se incluye Mazatlán en la lista oficial, dirigentes de los sectores agrícola y ganadero de este municipio reportan 14 comunidades con secuelas por la falta de agua, entre las que destacan como graves: San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y la zona alta de la Noria, donde viven alrededor de 800 personas.

Tan sólo en este municipio mueren entre 20 y 50 reses cada año como consecuencia de la sequía, además de que los ganaderos se ven obligados a vender de una a cinco reses para comprar alimento y mantener el hato, lo que les representa pérdidas económicas por el orden de los 10 mil a 40 mil pesos por productor.

A esto se suma que varios ganaderos que abastecen a las pasteurizadoras locales, requieren los servicios de una a dos pipas con capacidad de 10 mil litros de agua diario o cada tercer día, para mantener limpios sus establos por cuestiones de higiene.

Agricultores de temporal también se ven afectados año tras año.

Entre el 2017 y 2018, la falta de agua dañó a poco más de 26 mil 584 hectáreas a nivel estatal, y afectó a más de 5 mil productores.

En la zona sur, fueron más de mil 600 productores que sufrieron pérdidas por daños en tres mil 400 hectáreas de los municipios de Concordia, Rosario, Escuinapa y Mazatlán.

El regidor, Felipe de Jesús Velarde Sandoval, coordinador de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Cabildo de Mazatlán, calificó como grave la sequía que se vive en la zona sur del estado, ya que se tienen cinco años que no llueve lo necesario y con una sequía recurrente que se resiente a partir del mes de marzo y hasta finales de junio o mediados julio, cuando empiezan las lluvias.

El también presidente de la Unión Ganadera de Mazatlán, dijo que una vez que caen las primeras lluvias, hay que esperar varios días para que las reses puedan alimentarse por su propia cuenta, mientras que los mantos freáticos tardan más tiempo para subir el nivel del agua.

Llueve tres o cuatro veces al año y ya; cae un agua, nos ponemos a sembrar pasto con el peso que tenemos o los animales que vendemos para hacer la siembra, pero ya no sigue lloviendo y ahora las siembras tampoco sirven, pierdes lo que invertiste y no hay potrero porque no hay lluvias

Presidente de la Unión Ganadera de Mazatlán


DISMINUCIÓN GRADUAL

Según investigaciones del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), se prevé en los próximos años una disminución gradual en las precipitaciones y escurrimientos de agua, un aumento en la temperatura de entre 2 a 4 grados centígrados y sequías más recurrentes e intensas como producto del cambio climático.

En la zona norte del país, se pronostica que la disminución del escurrimiento de agua será de alrededor de 20% al final del siglo, lo cual representa un escenario de creciente escasez que ya se empieza a vivir en la entidad.

A pesar de la infraestructura con que cuenta el estado: 12 presas con capacidad de 21 mil 144 millones de metros cúbicos, 11 ríos con una longitud de 2 mil 842 kilómetros que se extienden a lo largo y ancho del territorio, además de sus tomas de captación de agua, pozos profundos y plantas de bombeo; la sequía ha provocado problemas de desabasto, sobre todo en su primer usuario que es la actividad agropecuaria y que recibe el 76% del total de agua.

Aún, el servicio para uso doméstico que representa el 14.4% se ve en riesgo cada año en comunidades rurales de 10 municipios, al bajar el nivel de las presas hasta un 4.6%.

El caso más extremo fue en el 2012, cuando Conagua tuvo que restringir el volumen almacenado en las presas para destinarlas exclusivamente al consumo humano, en espera de que las lluvias recargaran los mantos freáticos.

Año tras años, la superficie sembrada en la entidad disminuye como consecuencia de la falta de agua; la variación de 2017 respecto a 2016, fue de 118 mil 743 hectáreas menos.

Y según, el avance de siembras y cosechas de riego y temporal 2018-2019, la superficie sembrada fue de un millón 41 mil 578 hectáreas, lo cual representa una diferencia de 107 mil 742 hectáreas menos.

Para el ciclo Otoño-Invierno 2018-2019, de un programa de 672 mil hectáreas para siembra de granos básicos, sólo se solicitaron permisos únicos para 440 mil 997 hectáreas, según reportes del Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESAVESIN), dados a finales del año.


También lee: Bicicletas, la vida de Don Julio


En agosto del año pasado, el secretario de Agricultura y Ganadería, Jesús Antonio Valdés Palazuelos, reconoció la situación crítica que padece el campo sinaloense, derivada de la falta de lluvias, por lo que urgió a los usuarios del sistema de riego estatal para que diseñen un proyecto para modernizar, conservar y eficientar la red hidráulica, comprometiéndose a gestionar recursos estatales para concretarlo.

No podemos estar batallando todos los años, yo creo que tiene que ser un programa estratégico, etiquetar un recurso para mejoramiento de caminos y la red hidráulica para eficientar el suministro de agua y lograr mejores resultados

Jesús Antonio Valdés

Por otra parte, habló de la necesidad de hacer una programación estratégica con los diferentes cultivos para garantizar el establecimiento de una mayor superficie, pero sin descuidar el aspecto del agua, disminuyendo cultivos como maíz y frijol, que requieren de mucha humedad, por sorgo, garbanzo, ajonjolí y girasoles.

Para que no se detuviera la actividad productiva, se han destinado 42 millones de pesos para apoyar a más de cinco mil productores de temporal que sufrieron daños en 26 mil 584 hectáreas por la sequía de 2017 y 2018.

En la zona sur, tres mil 400 hectáreas de agricultura temporal han sufrido daño en los últimos dos años, afectando a mil 536 productores, quienes han recibido apoyos por el orden de los 8 millones de pesos.

Para apoyar a la actividad ganadera, se han construido 17 pozos y 100 bordos abrevaderos que sirven de represa en los municipios de Mazatlán, Rosario, Escuinapa y San Ignacio.


SE ACABA EL AGUA

A finales de mayo, la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa reportaba que había problemas de abasto de agua como consecuencia de la sequía en 398 comunidades, principalmente las que se ubican en la zona serrana.

Hasta el momento los municipios más afectados son Choix, Sinaloa, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario.

En el caso de Mazatlán, aunque no aparece en la lista de la Ceapas, los sectores productivos reportan problemas de falta de agua en las comunidades de la zona alta, entre las que destacan San Marcos, Puerta San Marcos, Los Copales, Los Añiles, La Noria, El Habal, La Culebra, Cofradía, La Amapa, El Recreo y Zapotes.

Así mismo, poblados como El Habal, Puerta de Canoas, El Chilillo, San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y La Noria, presentan escasez de agua para uso doméstico.

El director de Servicios Públicos Municipales, Luis Antonio González Olague, informó que como todos los años, se apoya a estas comunidades con el envío de pipas, a través de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado (Jumapam).

Comentó que también el Ayuntamiento tiene a disposición cinco pipas adicionales que brindarán el apoyo si el problema se recrudece; hasta el momento, Servicios Municipales sólo da el apoyo en las zonas periféricas de la ciudad.

El regidor Velarde Sandoval dio a conocer que ya empieza a escasear el agua en los pozos y las norias por la falta de lluvias, incluso para consumo humano, y que casos como El Habal, Puerta de Canoas, El Chilillo, El Salto, entre otros, son abastecidas con el servicio de pipas.

Hay ranchos ganaderos aquí cerca, en La Noria, donde productores compran una pipa diaria; otros, en La Culebra, requieren de una pipa cada tercer día, ya que venden a la planta pasteurizadora y tienen que tener los establos bien lavados

Velarde Sandoval

Agregó que muchos ganaderos tienen su represa para almacenar agua, y de esa manera logran salir la etapa más difícil de la sequía, pero aun así resienten los estragos.


PROYECTOS EN ESPERA

Alejandro Tiznado Osuna, presidente del Comité Municipal Campesino No. 1 de la CNC, como Felipe Velarde Sandoval, presidente de la Asociación Ganadera Local, insisten en que la única solución que se ve para el problema de la sequía en la región, es la consolidación de las presas Picachos y Santa María.

Con ambos embalses se incorporarían al riego 22 mil 500 hectáreas de los municipios de Mazatlán, Concordia y Rosario, pero también favorecería a la actividad ganadera y abastecería de agua a decenas de comunidades que hoy sufren por la sequía.

Al primero de los proyectos le falta un sistema de canalización que genere los distritos de riego, ya que así se desperdician millones de metros cúbicos de agua que van a parar al mar; mientras que en el segundo de los casos, la obra está en proceso, con un presupuesto de 250 millones de pesos que se ejercen este año; sin embargo, se requieren mil 200 millones para el desvío del río Baluarte, que será la principal fuente de almacenamiento de la presa con capacidad para 980 millones de metros cúbicos.

Ambos dirigentes señalan que mientras esto no se concrete, el problema de la sequía seguirá afectándolos, como ha sucedido de manera recurrente en los últimos cinco años.


MUNICIPIOS AFECTADOS POR LA SEQUÍA (2019)

Choix, Sinaloa de Leyva, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario


POBLADOS Y MUNICIPIOS POR AÑO

2017: 230 comunidades y 14 municipios (39.5%)

2018: 258 comunidades y 18 municipios (100%)

2019: 398 comunidades y 10 municipios (54.1%)

FUENTE: CEAPAS y Monitor de Sequía en México, 15 abril 2019.


DISMINUYE SUPERFICIE SEMBRADA

2015: 1’269,627 hectáreas

2016: 1’268,062 hectáreas

2017: 1’149,320 hectáreas

2018: 1’041,578 hectáreas

FUENTE: SIAP, SAGARPA, CODESIN y SAyG Sinaloa.


DATO:

La variación de la superficie sembrada en el año 2017 respecto a la del 2016, fue de 118 mil 743 hectáreas.


OTOÑO-INVIERNO 2018-2019

De 672 mil hectáreas programadas para siembra de granos (trigo, maíz, frijol, sorgo, cártamo y garbanzo) sólo se solicitó permiso para 440 mil 997 hectáreas, según datos dados por CESAVESIN a finales de 2018.

ESTRAGOS DE LA SEQUÍA EN POBLADOS

MAZATLÁN

Poblados con secuelas en la actividad agropecuaria por falta de agua: San Marcos, Puerta San Marcos, Los Copales, Los Añiles, La Noria, El Habal, La Culebra, Cofradía, La Amapa, El Recreo y Zapotes.

Comunidades con problemas de abasto de agua para uso doméstico: El Habal, Puertas Canoa, El Chilillo, San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y La Noria.


PÉRDIDAS

Entre 20 y 50 reses mueren cada año en el municipio de Mazatlán, como consecuencia de la sequía, con un valor de alrededor de 200 mil a 500 mil pesos en total.

De 10 mil a 40 mil pesos aproximadamente es la pérdida económica que sufre cada ganadero durante el estiaje, ya que algunos requieren de vender de 1 a 5 reses para mantener el hato.


DATOS:

8 COMUNIDADES de Mazatlán presentan ya problemas de abasto para uso doméstico.

11 poblados mazatlecos carecen de alimento y agua para la actividad agropecuaria.

800 personas de la zona alta de Mazatlán sufren los estragos más fuertes de la sequía durante este año, principalmente de La Noria.

80 mil cabezas de ganado son afectadas por la sequía este año.

670 hectáreas dañadas en el 2018.

74 productores agrícolas de temporal afectados en Mazatlán.


CONCORDIA

Poblados con estragos fuertes de la sequía: Aguacaliente de Gárate, Malpica, Jacobo, El Huajote, Mesillas, La Pastoría y La Emboscada.

300 productores agropecuarios afectados, según datos de la CNC.

1,000 personas de los poblados de Aguacaliente y Malpica tienen problemas de abasto de agua para uso doméstico.


ROSARIO

Poblados con estragos de la sequía: Mataderos, Los Pozos Labrados y Buenavista.

Mil hectáreas dañadas por la falta de agua en el 2018.

516 productores agrícolas de temporal afectados en 2018.


ESCUINAPA

20 mil cabezas de ganado en el municipio son afectadas por la sequía este año.

Mil 200 hectáreas dañadas por falta de agua en 2018

646 productores agrícolas de temporal afectados

DAÑOS A LA AGRICULTURA TEMPORAL (2018)

Rosario, 1,000 hectáreas

Escuinapa, 1,200 hectáreas

Mazatlán, 670 hectáreas

Concordia, 530 hectáreas

TOTAL: 3,400 hectáreas

FUENTE: Secretaría de Agricultura y Ganadería del Estado de Sinaloa.


APOYOS PARA LA SEQUÍA (2017-2018)

GANADERÍA:

Se construyeron 174 bordos abrevaderos y 68 pozos para extracción de agua en Sinaloa.

Culiacán: 2 pozos, Badiraguato: 9 pozos y 7 bordos, Mazatlán: 9 pozos y 25 bordos, Salvador Alvarado: 7 pozos, Mocorito: 7 pozos y 17 bordos, San Ignacio: 6 pozos, El Fuerte: 5 pozos y 20 bordos, Choix: 2 pozos, Elota: 2 pozos, El Rosario: 2 pozos y 33 bordos, Escuinapa: 30 bordos abrevaderos, Cosalá: 23 bordos abrevaderos, San Ignacio: 12 bordos abrevaderos, Sinaloa: 4 bordos abrevaderos.



Lee más aquí ⬇





Mazatlán, Sin. Más de la mitad del territorio de Sinaloa sufre ya los estragos de la sequía, según el último reporte del Monitor de Sequía en México que da la Comisión Nacional del Agua, con fecha de 15 de mayo.

De acuerdo con la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado, a finales del mes pasado sumaban 398 comunidades con problemas de abasto de agua y alimento, no sólo para la actividad agropecuaria, sino también para uso doméstico.

Los municipios más afectados son: Choix, Sinaloa, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario.

Y aunque no se incluye Mazatlán en la lista oficial, dirigentes de los sectores agrícola y ganadero de este municipio reportan 14 comunidades con secuelas por la falta de agua, entre las que destacan como graves: San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y la zona alta de la Noria, donde viven alrededor de 800 personas.

Tan sólo en este municipio mueren entre 20 y 50 reses cada año como consecuencia de la sequía, además de que los ganaderos se ven obligados a vender de una a cinco reses para comprar alimento y mantener el hato, lo que les representa pérdidas económicas por el orden de los 10 mil a 40 mil pesos por productor.

A esto se suma que varios ganaderos que abastecen a las pasteurizadoras locales, requieren los servicios de una a dos pipas con capacidad de 10 mil litros de agua diario o cada tercer día, para mantener limpios sus establos por cuestiones de higiene.

Agricultores de temporal también se ven afectados año tras año.

Entre el 2017 y 2018, la falta de agua dañó a poco más de 26 mil 584 hectáreas a nivel estatal, y afectó a más de 5 mil productores.

En la zona sur, fueron más de mil 600 productores que sufrieron pérdidas por daños en tres mil 400 hectáreas de los municipios de Concordia, Rosario, Escuinapa y Mazatlán.

El regidor, Felipe de Jesús Velarde Sandoval, coordinador de la Comisión de Agricultura y Ganadería del Cabildo de Mazatlán, calificó como grave la sequía que se vive en la zona sur del estado, ya que se tienen cinco años que no llueve lo necesario y con una sequía recurrente que se resiente a partir del mes de marzo y hasta finales de junio o mediados julio, cuando empiezan las lluvias.

El también presidente de la Unión Ganadera de Mazatlán, dijo que una vez que caen las primeras lluvias, hay que esperar varios días para que las reses puedan alimentarse por su propia cuenta, mientras que los mantos freáticos tardan más tiempo para subir el nivel del agua.

Llueve tres o cuatro veces al año y ya; cae un agua, nos ponemos a sembrar pasto con el peso que tenemos o los animales que vendemos para hacer la siembra, pero ya no sigue lloviendo y ahora las siembras tampoco sirven, pierdes lo que invertiste y no hay potrero porque no hay lluvias

Presidente de la Unión Ganadera de Mazatlán


DISMINUCIÓN GRADUAL

Según investigaciones del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), se prevé en los próximos años una disminución gradual en las precipitaciones y escurrimientos de agua, un aumento en la temperatura de entre 2 a 4 grados centígrados y sequías más recurrentes e intensas como producto del cambio climático.

En la zona norte del país, se pronostica que la disminución del escurrimiento de agua será de alrededor de 20% al final del siglo, lo cual representa un escenario de creciente escasez que ya se empieza a vivir en la entidad.

A pesar de la infraestructura con que cuenta el estado: 12 presas con capacidad de 21 mil 144 millones de metros cúbicos, 11 ríos con una longitud de 2 mil 842 kilómetros que se extienden a lo largo y ancho del territorio, además de sus tomas de captación de agua, pozos profundos y plantas de bombeo; la sequía ha provocado problemas de desabasto, sobre todo en su primer usuario que es la actividad agropecuaria y que recibe el 76% del total de agua.

Aún, el servicio para uso doméstico que representa el 14.4% se ve en riesgo cada año en comunidades rurales de 10 municipios, al bajar el nivel de las presas hasta un 4.6%.

El caso más extremo fue en el 2012, cuando Conagua tuvo que restringir el volumen almacenado en las presas para destinarlas exclusivamente al consumo humano, en espera de que las lluvias recargaran los mantos freáticos.

Año tras años, la superficie sembrada en la entidad disminuye como consecuencia de la falta de agua; la variación de 2017 respecto a 2016, fue de 118 mil 743 hectáreas menos.

Y según, el avance de siembras y cosechas de riego y temporal 2018-2019, la superficie sembrada fue de un millón 41 mil 578 hectáreas, lo cual representa una diferencia de 107 mil 742 hectáreas menos.

Para el ciclo Otoño-Invierno 2018-2019, de un programa de 672 mil hectáreas para siembra de granos básicos, sólo se solicitaron permisos únicos para 440 mil 997 hectáreas, según reportes del Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESAVESIN), dados a finales del año.


También lee: Bicicletas, la vida de Don Julio


En agosto del año pasado, el secretario de Agricultura y Ganadería, Jesús Antonio Valdés Palazuelos, reconoció la situación crítica que padece el campo sinaloense, derivada de la falta de lluvias, por lo que urgió a los usuarios del sistema de riego estatal para que diseñen un proyecto para modernizar, conservar y eficientar la red hidráulica, comprometiéndose a gestionar recursos estatales para concretarlo.

No podemos estar batallando todos los años, yo creo que tiene que ser un programa estratégico, etiquetar un recurso para mejoramiento de caminos y la red hidráulica para eficientar el suministro de agua y lograr mejores resultados

Jesús Antonio Valdés

Por otra parte, habló de la necesidad de hacer una programación estratégica con los diferentes cultivos para garantizar el establecimiento de una mayor superficie, pero sin descuidar el aspecto del agua, disminuyendo cultivos como maíz y frijol, que requieren de mucha humedad, por sorgo, garbanzo, ajonjolí y girasoles.

Para que no se detuviera la actividad productiva, se han destinado 42 millones de pesos para apoyar a más de cinco mil productores de temporal que sufrieron daños en 26 mil 584 hectáreas por la sequía de 2017 y 2018.

En la zona sur, tres mil 400 hectáreas de agricultura temporal han sufrido daño en los últimos dos años, afectando a mil 536 productores, quienes han recibido apoyos por el orden de los 8 millones de pesos.

Para apoyar a la actividad ganadera, se han construido 17 pozos y 100 bordos abrevaderos que sirven de represa en los municipios de Mazatlán, Rosario, Escuinapa y San Ignacio.


SE ACABA EL AGUA

A finales de mayo, la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa reportaba que había problemas de abasto de agua como consecuencia de la sequía en 398 comunidades, principalmente las que se ubican en la zona serrana.

Hasta el momento los municipios más afectados son Choix, Sinaloa, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario.

En el caso de Mazatlán, aunque no aparece en la lista de la Ceapas, los sectores productivos reportan problemas de falta de agua en las comunidades de la zona alta, entre las que destacan San Marcos, Puerta San Marcos, Los Copales, Los Añiles, La Noria, El Habal, La Culebra, Cofradía, La Amapa, El Recreo y Zapotes.

Así mismo, poblados como El Habal, Puerta de Canoas, El Chilillo, San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y La Noria, presentan escasez de agua para uso doméstico.

El director de Servicios Públicos Municipales, Luis Antonio González Olague, informó que como todos los años, se apoya a estas comunidades con el envío de pipas, a través de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado (Jumapam).

Comentó que también el Ayuntamiento tiene a disposición cinco pipas adicionales que brindarán el apoyo si el problema se recrudece; hasta el momento, Servicios Municipales sólo da el apoyo en las zonas periféricas de la ciudad.

El regidor Velarde Sandoval dio a conocer que ya empieza a escasear el agua en los pozos y las norias por la falta de lluvias, incluso para consumo humano, y que casos como El Habal, Puerta de Canoas, El Chilillo, El Salto, entre otros, son abastecidas con el servicio de pipas.

Hay ranchos ganaderos aquí cerca, en La Noria, donde productores compran una pipa diaria; otros, en La Culebra, requieren de una pipa cada tercer día, ya que venden a la planta pasteurizadora y tienen que tener los establos bien lavados

Velarde Sandoval

Agregó que muchos ganaderos tienen su represa para almacenar agua, y de esa manera logran salir la etapa más difícil de la sequía, pero aun así resienten los estragos.


PROYECTOS EN ESPERA

Alejandro Tiznado Osuna, presidente del Comité Municipal Campesino No. 1 de la CNC, como Felipe Velarde Sandoval, presidente de la Asociación Ganadera Local, insisten en que la única solución que se ve para el problema de la sequía en la región, es la consolidación de las presas Picachos y Santa María.

Con ambos embalses se incorporarían al riego 22 mil 500 hectáreas de los municipios de Mazatlán, Concordia y Rosario, pero también favorecería a la actividad ganadera y abastecería de agua a decenas de comunidades que hoy sufren por la sequía.

Al primero de los proyectos le falta un sistema de canalización que genere los distritos de riego, ya que así se desperdician millones de metros cúbicos de agua que van a parar al mar; mientras que en el segundo de los casos, la obra está en proceso, con un presupuesto de 250 millones de pesos que se ejercen este año; sin embargo, se requieren mil 200 millones para el desvío del río Baluarte, que será la principal fuente de almacenamiento de la presa con capacidad para 980 millones de metros cúbicos.

Ambos dirigentes señalan que mientras esto no se concrete, el problema de la sequía seguirá afectándolos, como ha sucedido de manera recurrente en los últimos cinco años.


MUNICIPIOS AFECTADOS POR LA SEQUÍA (2019)

Choix, Sinaloa de Leyva, Badiraguato, Cosalá, Culiacán, Guasave, El Fuerte, San Ignacio, Concordia y Rosario


POBLADOS Y MUNICIPIOS POR AÑO

2017: 230 comunidades y 14 municipios (39.5%)

2018: 258 comunidades y 18 municipios (100%)

2019: 398 comunidades y 10 municipios (54.1%)

FUENTE: CEAPAS y Monitor de Sequía en México, 15 abril 2019.


DISMINUYE SUPERFICIE SEMBRADA

2015: 1’269,627 hectáreas

2016: 1’268,062 hectáreas

2017: 1’149,320 hectáreas

2018: 1’041,578 hectáreas

FUENTE: SIAP, SAGARPA, CODESIN y SAyG Sinaloa.


DATO:

La variación de la superficie sembrada en el año 2017 respecto a la del 2016, fue de 118 mil 743 hectáreas.


OTOÑO-INVIERNO 2018-2019

De 672 mil hectáreas programadas para siembra de granos (trigo, maíz, frijol, sorgo, cártamo y garbanzo) sólo se solicitó permiso para 440 mil 997 hectáreas, según datos dados por CESAVESIN a finales de 2018.

ESTRAGOS DE LA SEQUÍA EN POBLADOS

MAZATLÁN

Poblados con secuelas en la actividad agropecuaria por falta de agua: San Marcos, Puerta San Marcos, Los Copales, Los Añiles, La Noria, El Habal, La Culebra, Cofradía, La Amapa, El Recreo y Zapotes.

Comunidades con problemas de abasto de agua para uso doméstico: El Habal, Puertas Canoa, El Chilillo, San Marcos, Los Copales, Los Añiles, El Salto y La Noria.


PÉRDIDAS

Entre 20 y 50 reses mueren cada año en el municipio de Mazatlán, como consecuencia de la sequía, con un valor de alrededor de 200 mil a 500 mil pesos en total.

De 10 mil a 40 mil pesos aproximadamente es la pérdida económica que sufre cada ganadero durante el estiaje, ya que algunos requieren de vender de 1 a 5 reses para mantener el hato.


DATOS:

8 COMUNIDADES de Mazatlán presentan ya problemas de abasto para uso doméstico.

11 poblados mazatlecos carecen de alimento y agua para la actividad agropecuaria.

800 personas de la zona alta de Mazatlán sufren los estragos más fuertes de la sequía durante este año, principalmente de La Noria.

80 mil cabezas de ganado son afectadas por la sequía este año.

670 hectáreas dañadas en el 2018.

74 productores agrícolas de temporal afectados en Mazatlán.


CONCORDIA

Poblados con estragos fuertes de la sequía: Aguacaliente de Gárate, Malpica, Jacobo, El Huajote, Mesillas, La Pastoría y La Emboscada.

300 productores agropecuarios afectados, según datos de la CNC.

1,000 personas de los poblados de Aguacaliente y Malpica tienen problemas de abasto de agua para uso doméstico.


ROSARIO

Poblados con estragos de la sequía: Mataderos, Los Pozos Labrados y Buenavista.

Mil hectáreas dañadas por la falta de agua en el 2018.

516 productores agrícolas de temporal afectados en 2018.


ESCUINAPA

20 mil cabezas de ganado en el municipio son afectadas por la sequía este año.

Mil 200 hectáreas dañadas por falta de agua en 2018

646 productores agrícolas de temporal afectados

DAÑOS A LA AGRICULTURA TEMPORAL (2018)

Rosario, 1,000 hectáreas

Escuinapa, 1,200 hectáreas

Mazatlán, 670 hectáreas

Concordia, 530 hectáreas

TOTAL: 3,400 hectáreas

FUENTE: Secretaría de Agricultura y Ganadería del Estado de Sinaloa.


APOYOS PARA LA SEQUÍA (2017-2018)

GANADERÍA:

Se construyeron 174 bordos abrevaderos y 68 pozos para extracción de agua en Sinaloa.

Culiacán: 2 pozos, Badiraguato: 9 pozos y 7 bordos, Mazatlán: 9 pozos y 25 bordos, Salvador Alvarado: 7 pozos, Mocorito: 7 pozos y 17 bordos, San Ignacio: 6 pozos, El Fuerte: 5 pozos y 20 bordos, Choix: 2 pozos, Elota: 2 pozos, El Rosario: 2 pozos y 33 bordos, Escuinapa: 30 bordos abrevaderos, Cosalá: 23 bordos abrevaderos, San Ignacio: 12 bordos abrevaderos, Sinaloa: 4 bordos abrevaderos.



Lee más aquí ⬇





Local

Iniciativa contra iniciativa en reforma a Ley Orgánica de la UAS

Como violación a la autonomía universitaria califican las tres iniciativas presentadas en el Congreso.

Local

Sinaloa, primer lugar en hallazgo de cuerpos en fosas clandestinas

Presentan informe donde Mazatlán y el Estado encabezan delitos

Local

Ya 5 millones 200 mil toneladas de maíz en agricultura por contrato: M. Tarriba

Podrían tenerse 5 millones 700 mil toneladas en este esquema, estima

Local

Falso que desde el Congreso del estado se atente contra la autonomía de la UAS

La diputada Graciela Domínguez advirtió que no se vale manipular con esa argucia a los universitarios

Finanzas

Altos Hornos designa como CEO interino a James Pignatelli

El consejo de administración de aprobó una reformulación del programa operativo para el presente año y un plan financiero destinado a robustecer la posición de la empresa

Aderezo

¡Viva México! Daniela Soto-Innes, la mejor chef del mundo

La mexicana se convierte en la ganadora más joven en recibir este premio

Local

Iniciativa contra iniciativa en reforma a Ley Orgánica de la UAS

Como violación a la autonomía universitaria califican las tres iniciativas presentadas en el Congreso.

Local

Acusa Estrada Ferreiro a reporteros de no saber ni siquiera preguntar

Le molesta el tema de fallas en el servicio de recolección de basura

Justicia

Juez niega suspensión a Lozoya contra aseguramiento de casa en las Lomas

La FGR aseguró la propiedad el pasado 28 de mayo como parte de la investigación que inició la Unidad Especializada de Investigación en Delitos Cometidos por Servidores Públicos