/ martes 14 de mayo de 2019

Luis Luna transmite los mensajes de Valdez Cárdenas.

El ilustrador de la icónica columna, busca darles más vida a los relatos del periodista asesinado, Javier Valdez

Culiacán, Sin. Con la idea de preservar la memoria de Javier Valdez Cárdenas, como uno de los periodistas más reconocidos del estado, por los temas que se atrevió a escribir en las líneas de su icónica columna Malayerba, el semanario Rio Doce decidió re-publicar cada una de sus ediciones.


Para eso y para conmemorar el arduo trabajo que semana tras semana planteó Javier y dar mayor fuerza a sus palabras, quienes fueron sus colaboradores y amigos, decidieron ilustrar la Malayerba con viñetas que representaran en un dibujo lo escrito en párrafos.


Fue en ese momento cuando el arquitecto e ilustrador Luis Luna Garzón, entró a la jugada y tomó uno de los retos más importantes para su carrera, que a pesar de que no era la construcción de una obra, agarró el lápiz y el papel para transmitir los mensajes de Valdez Cárdenas.


Aun y cuando Luis no tuvo la oportunidad de coincidir con Javier Valdez en vida, a través de sus columnas y libros publicados, fue como lo conoció y entendió el punto de vista con el que percibía la crítica situación que se vivía y vive en México y Sinaloa, en el tema de la narcocultura.


Respecto a las obras realizadas por Javier Valdez, señaló que lo tiene bajo el concepto de ser una persona demasiado valiente por los temas que se atrevió a publicar sin pelos en la lengua, “por eso era muy valorado y con mucha credibilidad”.


EL RETO


Con el reto de dar una imagen a un cierto número de crónicas, después de cinco o seis semanas de que ocurrió el asesinato de Javier Valdez en las inmediaciones de Rio Doce, se comenzó a elaborar el nuevo proyecto.


Hasta el momento, se han trazado en líneas alrededor de 100 ediciones de Malayerba, cada una con su peculiaridad y única manera de dar a conocer la realidad de un estado y de un país que era consumido por el crimen organizado.


Al ser seleccionado para dar vida en trazos los trabajos de Javier, ese hecho remontó a Luis Luna a cuando se dedicaba a ser caricaturista político en diversos medios de comunicación cuando estudiaba su carrera en Guerrero.


Ante la propuesta, consultó a quienes fueron sus colegas en esa época de trabajo periodístico, quienes con admiración lo exhortaron a aceptar el proyecto, al considerar que contaba con el perfil requerido.


El hoy ilustrador de Malayerba, reconoció que hasta la fecha continúa experimentando en el estilo, ya que en un inicio la idea principal era crear una historieta, pero por la falta de espacio suficiente, optaron por crear viñetas, con su estilo libre y sin presión con las características que debe trabajar.


Luis Luna confesó que el hecho de ser elegido como el ilustrador de los escritos de Javier, es placentero, debido a que tenía años sin dedicarse a la ilustración, renaciendo sus aspiraciones a dar un paso más en su carrera profesional, dentro de un gremio que tenía tiempo sin trabajar.


Dice que por la trascendencia que ha marcado Malayerba, cada columna es un reto, ya que no había ilustrado temas con referencia al narcotráfico, sino asuntos surrealistas, por lo que es interesante tratar de trabajar sobre algo que ya está hecho y no “arruinar lo que él escribió más que nada”.


En cada proceso de creación de los dibujos, primero lee la columna seleccionada, la reflexiona por un momento, para posteriormente iniciar los trazos y en ocasiones, dice, la inspiración llega al instante.


Mientras que, en otras ocasiones, cuando los temas son más complejos, “pasea por su cabeza” el tema, mientras cumple con sus otras obligaciones, hasta el momento que le llega el “flashazo” y empieza a dibujar.


La inspiración

Con una mochila llena de lápices, plumones y hojas blancas, al momento de llegarle la inspiración ya sea en un café, parque, oficina o un lugar en donde se esté construyendo una obra, saca sus herramientas para dar vida en dibujo a cada una de las columnas de Javier.


Al haber elementos recurrentes en las columnas, como armas, mujeres, autos, juventud y a pesar de que son historias distintas, al ser el mismo tema escrito, los aspectos que ya quemó, busca interpretarlo de otra manera.


Algunos elementos ya los quemé en otro dibujo, entonces tengo que buscar otro modo y la otra cosa es que nunca he sido para ilustrar muy apegado a los textos, siempre trato de darle una reinterpretación, para que cuando lo vean llame la atención y haga que el dibujo lo invite a leer. Luis Luna Garzón


También lee: Que renuncie Estrada Ferreiro, demanda el partido Movimiento Ciudadano


Como parte de su estilo, a la hora de dibujar opta por hacerlo en blanco y negro, característica que combina con los escritos de Javier, al ser temas oscuros, grises y tristes, empatando a la perfección con el trabajo ya realizado.


Además de hacerlo de manera artesanal en hojas de papel que son hasta recicladas, no tiene un tiempo definido en que elabora cada uno de los dibujos.


Al tener más de un año colaborando en el proyecto, Luna mencionó que el trabajo que más satisfacción le ha dado es “La Piñata”, al ser la primera vez que trabajaba en conjunto con alguien que ya no vive, además de interpretar las palabras ya escritas.


Yo en comparación al texto y su figura, siento que estoy corto, pero, creo que cualquiera lo estaría, si viene alguien mejor que yo, también estaría corto, entonces yo lo único que tengo es satisfacción y echarle siempre animo al trabajo, no dejarlo caer.

Luis Luna Garzón


A pocos días de conmemorarse el segundo aniversario del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, Luis Luna forma parte del equipo para crear dibujos con mayor valor, y tiene el compromiso de que sean inéditos.


2 años se cumplirán del asesinato de Javier Valdez, autor de la columna la Malayerba.


Lee más aquí ⬇



Culiacán, Sin. Con la idea de preservar la memoria de Javier Valdez Cárdenas, como uno de los periodistas más reconocidos del estado, por los temas que se atrevió a escribir en las líneas de su icónica columna Malayerba, el semanario Rio Doce decidió re-publicar cada una de sus ediciones.


Para eso y para conmemorar el arduo trabajo que semana tras semana planteó Javier y dar mayor fuerza a sus palabras, quienes fueron sus colaboradores y amigos, decidieron ilustrar la Malayerba con viñetas que representaran en un dibujo lo escrito en párrafos.


Fue en ese momento cuando el arquitecto e ilustrador Luis Luna Garzón, entró a la jugada y tomó uno de los retos más importantes para su carrera, que a pesar de que no era la construcción de una obra, agarró el lápiz y el papel para transmitir los mensajes de Valdez Cárdenas.


Aun y cuando Luis no tuvo la oportunidad de coincidir con Javier Valdez en vida, a través de sus columnas y libros publicados, fue como lo conoció y entendió el punto de vista con el que percibía la crítica situación que se vivía y vive en México y Sinaloa, en el tema de la narcocultura.


Respecto a las obras realizadas por Javier Valdez, señaló que lo tiene bajo el concepto de ser una persona demasiado valiente por los temas que se atrevió a publicar sin pelos en la lengua, “por eso era muy valorado y con mucha credibilidad”.


EL RETO


Con el reto de dar una imagen a un cierto número de crónicas, después de cinco o seis semanas de que ocurrió el asesinato de Javier Valdez en las inmediaciones de Rio Doce, se comenzó a elaborar el nuevo proyecto.


Hasta el momento, se han trazado en líneas alrededor de 100 ediciones de Malayerba, cada una con su peculiaridad y única manera de dar a conocer la realidad de un estado y de un país que era consumido por el crimen organizado.


Al ser seleccionado para dar vida en trazos los trabajos de Javier, ese hecho remontó a Luis Luna a cuando se dedicaba a ser caricaturista político en diversos medios de comunicación cuando estudiaba su carrera en Guerrero.


Ante la propuesta, consultó a quienes fueron sus colegas en esa época de trabajo periodístico, quienes con admiración lo exhortaron a aceptar el proyecto, al considerar que contaba con el perfil requerido.


El hoy ilustrador de Malayerba, reconoció que hasta la fecha continúa experimentando en el estilo, ya que en un inicio la idea principal era crear una historieta, pero por la falta de espacio suficiente, optaron por crear viñetas, con su estilo libre y sin presión con las características que debe trabajar.


Luis Luna confesó que el hecho de ser elegido como el ilustrador de los escritos de Javier, es placentero, debido a que tenía años sin dedicarse a la ilustración, renaciendo sus aspiraciones a dar un paso más en su carrera profesional, dentro de un gremio que tenía tiempo sin trabajar.


Dice que por la trascendencia que ha marcado Malayerba, cada columna es un reto, ya que no había ilustrado temas con referencia al narcotráfico, sino asuntos surrealistas, por lo que es interesante tratar de trabajar sobre algo que ya está hecho y no “arruinar lo que él escribió más que nada”.


En cada proceso de creación de los dibujos, primero lee la columna seleccionada, la reflexiona por un momento, para posteriormente iniciar los trazos y en ocasiones, dice, la inspiración llega al instante.


Mientras que, en otras ocasiones, cuando los temas son más complejos, “pasea por su cabeza” el tema, mientras cumple con sus otras obligaciones, hasta el momento que le llega el “flashazo” y empieza a dibujar.


La inspiración

Con una mochila llena de lápices, plumones y hojas blancas, al momento de llegarle la inspiración ya sea en un café, parque, oficina o un lugar en donde se esté construyendo una obra, saca sus herramientas para dar vida en dibujo a cada una de las columnas de Javier.


Al haber elementos recurrentes en las columnas, como armas, mujeres, autos, juventud y a pesar de que son historias distintas, al ser el mismo tema escrito, los aspectos que ya quemó, busca interpretarlo de otra manera.


Algunos elementos ya los quemé en otro dibujo, entonces tengo que buscar otro modo y la otra cosa es que nunca he sido para ilustrar muy apegado a los textos, siempre trato de darle una reinterpretación, para que cuando lo vean llame la atención y haga que el dibujo lo invite a leer. Luis Luna Garzón


También lee: Que renuncie Estrada Ferreiro, demanda el partido Movimiento Ciudadano


Como parte de su estilo, a la hora de dibujar opta por hacerlo en blanco y negro, característica que combina con los escritos de Javier, al ser temas oscuros, grises y tristes, empatando a la perfección con el trabajo ya realizado.


Además de hacerlo de manera artesanal en hojas de papel que son hasta recicladas, no tiene un tiempo definido en que elabora cada uno de los dibujos.


Al tener más de un año colaborando en el proyecto, Luna mencionó que el trabajo que más satisfacción le ha dado es “La Piñata”, al ser la primera vez que trabajaba en conjunto con alguien que ya no vive, además de interpretar las palabras ya escritas.


Yo en comparación al texto y su figura, siento que estoy corto, pero, creo que cualquiera lo estaría, si viene alguien mejor que yo, también estaría corto, entonces yo lo único que tengo es satisfacción y echarle siempre animo al trabajo, no dejarlo caer.

Luis Luna Garzón


A pocos días de conmemorarse el segundo aniversario del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, Luis Luna forma parte del equipo para crear dibujos con mayor valor, y tiene el compromiso de que sean inéditos.


2 años se cumplirán del asesinato de Javier Valdez, autor de la columna la Malayerba.


Lee más aquí ⬇



Policiaca

Matan joven mujer a balazos

Salió de su domicilio cuando es sorprendida por desconocidos

Local

¡Miedo al sida no, al rechazo sí! : Portador del virus

La única manera de saber si una persona es portadora del VIH es realizándose los estudios

Local

Por la paz y la justicia: Las misioneras de Culiacán

De la leyenda de "Lupita , la novia de Culiacán, María tomó la escencia para dar vida al performance que congrega a mujeres vestidas de novia.

Local

Asegura Alcalde que programa de bacheo es de calidad 

En administraciones anteriores había cuadrillas rentadas, en la que se destinaba hasta 60 millones de pesos por contrato

Policiaca

Dos jóvenes son ultimados de un tiro en la cabeza

Bebían cerveza frente a un domicilio cuando surge un pleito

Local

Colabora investigadora universitaria en el experimento internacional Bell II

Isabel Domínguez Jiménez explica que, para trabajar con los datos de las colisiones, esta información se almacena en una grid en el cual se permite utilizar de manera coordinada recurso almacenados en ella

Sociedad

Más de 600 familias realizarán caravana migrante de Texas a Querétaro

Estiman la participación de 659 familias registradas en el preregistro, la mayoría del estado de Texas

Deportes

El campeón La Vaquita ligó triunfo en Primera

Y se mantiene en la cima en este arranque del máximo circuito de futbol

Policiaca

Dos jóvenes mueren a tiros en un convivio

Las víctimas departían cuando se registra una riña colectiva