/ sábado 6 de noviembre de 2021

Luis Ibarra, el emprendedor de los mayores

Desde de la prepa incursionó como empresario, luego como fisioterapeuta inició una residencia geriátrica

Culiacán, Sin.- Un joven aferrado que no sabía de reparación de carros dañados y su reventa; que conoció las ganancias que puede dar una tortillería y que como fisioterapeuta fue atendiendo a adultos mayores en asilos, hoy, a sus 25 años, tiene la satisfacción de contar que es dueño de una tortillería, una residencia geriátrica y vende autos que podían haber terminado en el arrastre.

La historia de Luis Martín Ibarra López, empezó como estudiante de cuarto o quinto grado de primaria, cuando la asociación Pro Educa llegó a la escuela Agustín Melgar, para impartir un programa de emprendimiento relacionado con el reciclado de papel.

En el taller, se buscaba sembrar la curiosidad de los niños para hacer tangibles sus ideas y en uno de los concursos organizados, la escuela estuvo en los tres primeros lugares. Ya en sexto año y reconocido como un estudiante de alto nivel académico, Luis fue ganador de la convocatoria “niño presidente por un día”.

Reparar y vender carros: la fuente de ingresos

Como regalo de 15 años, Luis quería un carro y al haber en casa uno que no le funcionaba la transmisión, su padre le propuso quedarse con él, si, lo arreglaba. El juego era a su favor, porque su papá tiene un taller de aire acondicionado, pero en su contra, desconocía cómo reparar un carro. Investigando y ahorrando dinero para las piezas, logró su cometido y lo vendió.

De ahí empezó un camino que lo ha llevado a ser miembro de las subastas de carros. Con el dinero que ganó del primer auto, repitió el proceso con un vehículo más y con la tercera camioneta arreglada, decidió cambiarla por un equipo de tortilleria, porque al ayudar a su tía en su negocio, vio este comercio como un buen medio de ingresos.

Y al modo, de toda persona con ganas de emprender piensa que es poner el negocio y ya vas a empezar a ganar”, contó en tono de burla y siguió contando que su primera sucursal la abrió en la colonia Guadalupe Victoria, con el nombre “tortillería ML”. El mismo equipo el negocio y empezó a mejorar la receta de la tortilla, cuando solo era estudiante de preparatoria.

“Me daba para que el negocio siguiera girando, pero no me daba para un negocio completo mío, yo me tenía que aguantar, yo no salí, un año ahí yo no salí a ningún lado, ni a los tacos, pues ni modo, tenía un negocio y tenía que echarle ganas”, explicó.

Foto: Karla Mendivil | El Sol de Sinaloa

Años después abrió dos sucursales más, una la cerró y la otra se la pasó a un familiar. Actualmente, la tortillería ML va para ocho años en funcionamiento, con tres empleados y un auxiliar, Luis ya no ocupa estar en el negocio y solo va los días de paga.

Asilo de ancianos: Los Robles

La escuela nunca la dejó en segundo plano, como estudiante de preparatoria, optó por ir al turno de la noche y en la universidad, decidió estudiar Fisioterapia en la UAS.

Como recién egresado empezó a dar terapias a adultos mayores en asilos y por los avances positivos en la salud de sus pacientes no tardó en recibir preguntas como ¿por qué no abres un asilo de ancianos si ya sabes cómo funciona?

A principios de marzo del 2020, Luis compró una casa grande para el asilo. Por la pandemia, dejó de consultar a sus pacientes a domicilio, y hasta inicios de diciembre se dedicó a habilitar la casa. Fue el día 12 de ese mes, cuando la residencia geriátrica recibió a su primer paciente: una mujer de 92 años que ya había sido atendida por Luis.

A casi un año de la apertura, seis adultos mayores han vivido en el asilo, uno por enfermedad falleció en mayo de este año. Con los altos contagios de covid, las visitas se restringieron a familiares directos y para mayor seguridad de los abuelitos, Luis llevó a cada uno a vacunarse.

“Requieren demasiada atención, hay que darle comida en la boca, hay que cambiarle pañales, hay que bañarlos (…) haz de cuenta que son como nuestros hijos, haz de cuenta que son un hijo más y hay que estar pendiente”, señaló.

La relación con cada paciente ha crecido con el paso del tiempo y para algunas de las mujeres, Luis se ha convertido en un padre más por todos los cuidados que les brindan, recordándoles las mismas emociones que cuando eran jóvenes. El camino aún es largo y el fisioterapeuta está listo pare crecer profesionalmente.

Foto: Karla Mendivil | El Sol de Sinaloa

Luis Ibarra

Director del asilo Los Robles

“Haz de cuenta que son como nuestros hijos, haz de cuenta que son un hijo más y hay que estar pendiente.”

25

Son los años que tiene actualmente este joven emprendedor que no se queda en paz.

2020

Es el año en que echa andar el asilo Los Robles, un proyecto enfocado al cuidado de personas mayores.



Leer más aquí:



Culiacán, Sin.- Un joven aferrado que no sabía de reparación de carros dañados y su reventa; que conoció las ganancias que puede dar una tortillería y que como fisioterapeuta fue atendiendo a adultos mayores en asilos, hoy, a sus 25 años, tiene la satisfacción de contar que es dueño de una tortillería, una residencia geriátrica y vende autos que podían haber terminado en el arrastre.

La historia de Luis Martín Ibarra López, empezó como estudiante de cuarto o quinto grado de primaria, cuando la asociación Pro Educa llegó a la escuela Agustín Melgar, para impartir un programa de emprendimiento relacionado con el reciclado de papel.

En el taller, se buscaba sembrar la curiosidad de los niños para hacer tangibles sus ideas y en uno de los concursos organizados, la escuela estuvo en los tres primeros lugares. Ya en sexto año y reconocido como un estudiante de alto nivel académico, Luis fue ganador de la convocatoria “niño presidente por un día”.

Reparar y vender carros: la fuente de ingresos

Como regalo de 15 años, Luis quería un carro y al haber en casa uno que no le funcionaba la transmisión, su padre le propuso quedarse con él, si, lo arreglaba. El juego era a su favor, porque su papá tiene un taller de aire acondicionado, pero en su contra, desconocía cómo reparar un carro. Investigando y ahorrando dinero para las piezas, logró su cometido y lo vendió.

De ahí empezó un camino que lo ha llevado a ser miembro de las subastas de carros. Con el dinero que ganó del primer auto, repitió el proceso con un vehículo más y con la tercera camioneta arreglada, decidió cambiarla por un equipo de tortilleria, porque al ayudar a su tía en su negocio, vio este comercio como un buen medio de ingresos.

Y al modo, de toda persona con ganas de emprender piensa que es poner el negocio y ya vas a empezar a ganar”, contó en tono de burla y siguió contando que su primera sucursal la abrió en la colonia Guadalupe Victoria, con el nombre “tortillería ML”. El mismo equipo el negocio y empezó a mejorar la receta de la tortilla, cuando solo era estudiante de preparatoria.

“Me daba para que el negocio siguiera girando, pero no me daba para un negocio completo mío, yo me tenía que aguantar, yo no salí, un año ahí yo no salí a ningún lado, ni a los tacos, pues ni modo, tenía un negocio y tenía que echarle ganas”, explicó.

Foto: Karla Mendivil | El Sol de Sinaloa

Años después abrió dos sucursales más, una la cerró y la otra se la pasó a un familiar. Actualmente, la tortillería ML va para ocho años en funcionamiento, con tres empleados y un auxiliar, Luis ya no ocupa estar en el negocio y solo va los días de paga.

Asilo de ancianos: Los Robles

La escuela nunca la dejó en segundo plano, como estudiante de preparatoria, optó por ir al turno de la noche y en la universidad, decidió estudiar Fisioterapia en la UAS.

Como recién egresado empezó a dar terapias a adultos mayores en asilos y por los avances positivos en la salud de sus pacientes no tardó en recibir preguntas como ¿por qué no abres un asilo de ancianos si ya sabes cómo funciona?

A principios de marzo del 2020, Luis compró una casa grande para el asilo. Por la pandemia, dejó de consultar a sus pacientes a domicilio, y hasta inicios de diciembre se dedicó a habilitar la casa. Fue el día 12 de ese mes, cuando la residencia geriátrica recibió a su primer paciente: una mujer de 92 años que ya había sido atendida por Luis.

A casi un año de la apertura, seis adultos mayores han vivido en el asilo, uno por enfermedad falleció en mayo de este año. Con los altos contagios de covid, las visitas se restringieron a familiares directos y para mayor seguridad de los abuelitos, Luis llevó a cada uno a vacunarse.

“Requieren demasiada atención, hay que darle comida en la boca, hay que cambiarle pañales, hay que bañarlos (…) haz de cuenta que son como nuestros hijos, haz de cuenta que son un hijo más y hay que estar pendiente”, señaló.

La relación con cada paciente ha crecido con el paso del tiempo y para algunas de las mujeres, Luis se ha convertido en un padre más por todos los cuidados que les brindan, recordándoles las mismas emociones que cuando eran jóvenes. El camino aún es largo y el fisioterapeuta está listo pare crecer profesionalmente.

Foto: Karla Mendivil | El Sol de Sinaloa

Luis Ibarra

Director del asilo Los Robles

“Haz de cuenta que son como nuestros hijos, haz de cuenta que son un hijo más y hay que estar pendiente.”

25

Son los años que tiene actualmente este joven emprendedor que no se queda en paz.

2020

Es el año en que echa andar el asilo Los Robles, un proyecto enfocado al cuidado de personas mayores.



Leer más aquí:



Local

El Buen Samaritano, ya había intentado mejorar sus condiciones antes del siniestro

Hace dos años, se trató de hacer una remodelación, sin embargo, no prosperó debido a que el proyecto integral abarcaba 10 millones de pesos y no contaban con los recursos

Local

"Perro que ladra no muerde" responde Rocha a Estrada por juicio político

Rocha Moya manifestó que es una vergüenza que un gobernante de morena esté interponiendo controversias constitucionales que afecten a la población vulnerable

Local

Pondrán en alto el nombre de Sinaloa en el Tianguis Turístico

Asistirán 7 presidentes municipales al evento que se llevará a cabo del 22 al 25 de mayo en Acapulco

Sociedad

Estado de Derecho es más fuerte en Querétaro y Yucatán

Guerrero, Morelos, Quintana Roo y la Ciudad de México fueron los peor evaluados en el índice desarrollado por World Justice Project

Sociedad

Mueren miles de peces en laguna de Guerrero

A través de redes sociales, los pescadores de los municipios Florencio Villarreal y Copala denunciaron que se encontraron con toneladas de peces muertos a la orilla de la laguna

Finanzas

Viva Aerobus reinicia vuelos en el Aeropuerto Internacional de Toluca

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes destaca que el AIT no ha sido aprovechado al máximo ya que la cantidad de usuarios para los que la obra fue proyectada no ha sido alcanzada en los últimos 15 años

Local

El Buen Samaritano, ya había intentado mejorar sus condiciones antes del siniestro

Hace dos años, se trató de hacer una remodelación, sin embargo, no prosperó debido a que el proyecto integral abarcaba 10 millones de pesos y no contaban con los recursos

Policiaca

Se incendió el restaurante de comida oriental en Tres Ríos

Las autoridades informaron que comenzó en la cocina por la acumulación de grasa

Ciencia

Científicos descubren bosque al fondo de un sumidero en China con especies aún no registradas

Este sumidero es el más profundo del mundo e incluso se ha sido paisaje en el que se han grabado películas por ser único y majestuoso