/ sábado 29 de mayo de 2021

Llegaron huyendo de la violencia y ahora viven de vender tortillas

La violencia en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, hicieron que Gabino Bejarano y su familia salieran huyendo de su tierra natal al ser victimas de migración forzada

Culiacán, Sin.- A la orilla de las vías del tren al norte de Culiacán, Gabino tiene su humilde hogar y en él un comal, una prensa y un cilindro de gas, materiales suficientes para que con el vaivén de las manos y en el calor del fogón, elabore las tortillas de harina más ricas de Culiacán al estilo Badiraguato.

La violencia originada en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, hicieron que Gabino Bejarano Valencia y su familia salieran huyendo de su tierra natal al ser victimas de migración forzada. Hoy en día se ganan la vida vendiendo tortillas de harina.

Desde pequeño soñaba con tener un negocio propio, pero al tener nueve hermanos más lo limitaban de poder cumplir sus sueños. Sus padres eran humildes y tenían que escoger a quién de ellos brindarle el estudio que requerían.

Éramos 10 hermanos imagínese. Yo nunca fui a la escuela, nunca la pisé. Incluso yo no sabía leer ni escribir, aprendí ahora de viejo, tenia como 40 años. Le va poniendo ganas a la vida y le eche ganas y si fue difícil aprender”, reconoció.

A lo largo de su vida se ha dedicado a las labores del campo, desde ordeñar una vaca hasta sembrar maíz, pero la violencia que se vive en Sinaloa, lo obligó a ser una víctima más del desplazamiento forzado.

DESPLAZADOS

Fue hace dos años que se le cerraron las puertas, comenta que tenía dos opciones, la primera unirse a los grupos delictivos de Badiraguato, a los del cártel de Sinaloa; y la segunda opción era salir de ahí y probar suerte.

Su casa se encuentra en Los Chinos, Badiraguato, sin embargo, tuvo que dejarla abandonada, cerrada bajo llave para que nadie entre y le robe lo poquito que tiene.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

No hay trabajo allá, si no es con ellos tienes que huir, si no te unes con ellos a trabajar tienes que salir a buscar. Ellos me invitaron a que me uniera, pero eso no es vida y mejor nos salimos a buscar”, externó.

A sus 50 años de edad, tomó sus pertenencias y optó por venirse a la capital del estado, en compañía de su esposa y sus cuatro hijos. Hoy en día sus hijos ya están casados.

“Cuando llegamos acá le dije a mi esposa ¿y ahora qué vamos a hacer? Nos quedamos un tiempo con unos parientes, pero después se nos prestó la oportunidad de comprar un terreno, de un apoyo que daba el presidente, juntamos el dinero y nos vinimos aquí donde estamos ahorita”, dijo.

OPORTUNIDAD

Bejarano Valencia, menciona que cuando por fin logró recaudar el dinero para comprar su terreno, tenia una labor más difícil que realizar, que era levantar una casa para poderle brindar un hogar a su esposa su compañera de vida. Para ese tiempo trabajaba de ayudante de albañil.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Trabajaba de peón, ganaba muy poco, luego vendí unas cosas que tenía y empecé a comprar material para poder venirme aquí a mi casa, nos costó mucho trabajo tenerla como la tenemos ahorita”, expuso.

Poco a poco fue comprando tarimas, tejabán, clavos y lonas para darle forma a lo que hoy es su hogar y su pequeño negocio de tortillas.

Esta casa la construí como con 25 mil pesos, yo puse lo puntales y la levanté en algunos cinco meses. Aquí tenemos un cuarto y la cocina y párale de contarBejarano Valencia

SURGE UNA IDEA

Al no tener ingresos, Bejarano Valencia comenta que desde que era pequeño su madre lo enseñó a hacer tortillas de harina, pues así son las labores del rancho, donde todos aprenden a hacer las tareas de la casa. Por lo que puso manos a la obra para empezar a emprender su pequeño negocio.

“Siempre quise tener un negocio, siempre he soñado con un negocio propio, pero pues sin dinero como, puro soñar. Pero se dio la oportunidad que ahorramos una feriecita y compramos el equipo barato, de 10 mil pesos y nos pusimos a echarlo andar. Compramos dos placas, dos prensas un comal y el cilindro de gas”, citó.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Señaló que a la edad de 50 años puso la tortillería los “cuatro hermanos”, donde ya tiene más de siete meses con el proyecto y que poco a poco espera que detone para poder tener un local propio.

Mencionó que a diario se levante a las cuatro de la mañana e inicia con la producción, prepara la harina, calienta el comal para poder realizar las mejores tortillas de Culiacán.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Recorre algunos puntos de la capital del estado, con la esperanza de algún día su producto se de a conocer para que así su sueño se haga realidad de tener un negocio propio.

No me queda nada, no agarro nada, estoy en la voluntad de Dios y nomás porque no he tirado la toalla. Estoy con la esperanza de algún día tener mi negocio, no me doy ni me daré por vencido”, concluyó.






Lee más aquí:

Culiacán, Sin.- A la orilla de las vías del tren al norte de Culiacán, Gabino tiene su humilde hogar y en él un comal, una prensa y un cilindro de gas, materiales suficientes para que con el vaivén de las manos y en el calor del fogón, elabore las tortillas de harina más ricas de Culiacán al estilo Badiraguato.

La violencia originada en el municipio de Badiraguato, Sinaloa, hicieron que Gabino Bejarano Valencia y su familia salieran huyendo de su tierra natal al ser victimas de migración forzada. Hoy en día se ganan la vida vendiendo tortillas de harina.

Desde pequeño soñaba con tener un negocio propio, pero al tener nueve hermanos más lo limitaban de poder cumplir sus sueños. Sus padres eran humildes y tenían que escoger a quién de ellos brindarle el estudio que requerían.

Éramos 10 hermanos imagínese. Yo nunca fui a la escuela, nunca la pisé. Incluso yo no sabía leer ni escribir, aprendí ahora de viejo, tenia como 40 años. Le va poniendo ganas a la vida y le eche ganas y si fue difícil aprender”, reconoció.

A lo largo de su vida se ha dedicado a las labores del campo, desde ordeñar una vaca hasta sembrar maíz, pero la violencia que se vive en Sinaloa, lo obligó a ser una víctima más del desplazamiento forzado.

DESPLAZADOS

Fue hace dos años que se le cerraron las puertas, comenta que tenía dos opciones, la primera unirse a los grupos delictivos de Badiraguato, a los del cártel de Sinaloa; y la segunda opción era salir de ahí y probar suerte.

Su casa se encuentra en Los Chinos, Badiraguato, sin embargo, tuvo que dejarla abandonada, cerrada bajo llave para que nadie entre y le robe lo poquito que tiene.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

No hay trabajo allá, si no es con ellos tienes que huir, si no te unes con ellos a trabajar tienes que salir a buscar. Ellos me invitaron a que me uniera, pero eso no es vida y mejor nos salimos a buscar”, externó.

A sus 50 años de edad, tomó sus pertenencias y optó por venirse a la capital del estado, en compañía de su esposa y sus cuatro hijos. Hoy en día sus hijos ya están casados.

“Cuando llegamos acá le dije a mi esposa ¿y ahora qué vamos a hacer? Nos quedamos un tiempo con unos parientes, pero después se nos prestó la oportunidad de comprar un terreno, de un apoyo que daba el presidente, juntamos el dinero y nos vinimos aquí donde estamos ahorita”, dijo.

OPORTUNIDAD

Bejarano Valencia, menciona que cuando por fin logró recaudar el dinero para comprar su terreno, tenia una labor más difícil que realizar, que era levantar una casa para poderle brindar un hogar a su esposa su compañera de vida. Para ese tiempo trabajaba de ayudante de albañil.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Trabajaba de peón, ganaba muy poco, luego vendí unas cosas que tenía y empecé a comprar material para poder venirme aquí a mi casa, nos costó mucho trabajo tenerla como la tenemos ahorita”, expuso.

Poco a poco fue comprando tarimas, tejabán, clavos y lonas para darle forma a lo que hoy es su hogar y su pequeño negocio de tortillas.

Esta casa la construí como con 25 mil pesos, yo puse lo puntales y la levanté en algunos cinco meses. Aquí tenemos un cuarto y la cocina y párale de contarBejarano Valencia

SURGE UNA IDEA

Al no tener ingresos, Bejarano Valencia comenta que desde que era pequeño su madre lo enseñó a hacer tortillas de harina, pues así son las labores del rancho, donde todos aprenden a hacer las tareas de la casa. Por lo que puso manos a la obra para empezar a emprender su pequeño negocio.

“Siempre quise tener un negocio, siempre he soñado con un negocio propio, pero pues sin dinero como, puro soñar. Pero se dio la oportunidad que ahorramos una feriecita y compramos el equipo barato, de 10 mil pesos y nos pusimos a echarlo andar. Compramos dos placas, dos prensas un comal y el cilindro de gas”, citó.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Señaló que a la edad de 50 años puso la tortillería los “cuatro hermanos”, donde ya tiene más de siete meses con el proyecto y que poco a poco espera que detone para poder tener un local propio.

Mencionó que a diario se levante a las cuatro de la mañana e inicia con la producción, prepara la harina, calienta el comal para poder realizar las mejores tortillas de Culiacán.

Foto: Karla Mendívil | El Sol de Sinaloa

Recorre algunos puntos de la capital del estado, con la esperanza de algún día su producto se de a conocer para que así su sueño se haga realidad de tener un negocio propio.

No me queda nada, no agarro nada, estoy en la voluntad de Dios y nomás porque no he tirado la toalla. Estoy con la esperanza de algún día tener mi negocio, no me doy ni me daré por vencido”, concluyó.






Lee más aquí:

Local

Empresarios están obligados a dar mantenimiento a negocios: Canaco

Hace falta que Protección Civil lleve a cabo un peritaje en los construcciones del centro

Local

El comité estatal del PAN festejó su 82 aniversario

Pese a que en Sinaloa se encuentra en el último lugar, su dirigente optimista señala que continuará siendo un contrapeso

Gossip

Diana Vanoni Lleva su estilo musical a las nuevas generaciones

Diana Vanoni logra posicionarse en las plataformas musicales con los temas A donde vayas y Mío

Gossip

Elenco de El juego de las llaves relata cómo ha evolucionado su relación consigo mismas

Maite Perroni, Ela Velden y Fabiola Campomanes se confrontaron con ellas mismas durante el rodaje de El juego de las llaves

Teatro

Regresa al teatro Jesucristo Súper Estrella en el Centro Cultural Teatro 1

Los productores Alejandro Gou y Guillermo Wiechers desean decir adiós al musical con ocho últimas funciones

Gossip

Sergio Reynoso actuará en la nueva versión de Los ricos también lloran

El actor confirma que iniciará grabaciones del remake del éxito de Valentín Pimstein, tentativamente, este lunes 20 

Realeza

El príncipe Harry y Meghan Markle, entre los más influyentes de EU

En la prestigiosa lista de la revista Time también figuran el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la cantante Billie Eilish y la actriz Kate Winslet 

Mundo

Crisis en Argentina: Fractura en Gobierno peronista cimbra al peso

Los mercados resienten la crisis política al interior de la coalición tras su derrota electoral; Kirchner amenaza a Fernández, que afronta la renuncia de cinco ministros