/ sábado 27 de junio de 2020

Leyendas del Sur: Luis el embrujado

Hace 30 años un escuinapense vivió una aterradora experiencia que pudo arrebatarle la vida de una manera inexplicable

Escuinapa, Sin.- Hay historias que hacen que la piel se ponga "chinita", sucesos o casos relacionados con la brujería que en muchas ocasiones han terminado con la vida de los que se han visto involucrados en ellas.

El siguiente relato le sucedió a Luis, un escuinapense que asegura haber vivido un infierno al ser víctima de un "embrujo", allá por mediados del mes de mayo de 1989.

Todo inició una noche en la que él estaba durmiendo de manera tranquila. De pronto, comenzó a tener una pesadilla.

A Luis le tocó ver al perro de sus pesadillas por la calle Francisco Pérez. Foto: Jesús López │ El Sol de Mazatlán

"Era una pesadilla que no me dejaba dormir, soñaba que un perro negro y con los ojos rojos me perseguía por la calle, por más que corría, no me le podía escapar, al darme alcance me derribó al suelo y comenzó a arrancarme la piel a pedazos. Fue tan real esa pesadilla que al despertar estaba bañado en sudor, la boca la tenía reseca y el corazón latiendo muy fuerte".

Pese a todo, Luis no le tomó mucha importancia, sino que la vio como una "mala pesadilla", pero a la siguiente noche volvió a pasar lo mismo y no pudo dormir.

"Fueron varios días los que pasé así, ya me daba miedo acostarme a dormir, así que opté por estar tomando café, para que el sueño no me venciera, pero después de una semana ya no pude más y tuve que dormir, pero más tardé en conciliar el sueño que en volver a tener esa pesadilla que me atormentaba muchísimo cada madrugada".

Al no soportar más la situación, Luis le contó a una amiga lo que le pasaba y además acudió con un psicólogo, quien le dijo que esas pesadillas eran miedos a los que tenía que hacerles frente para poder superarlos.

"Uno de tantos días en los que me encontraba ya acostado, listo para tratar de dormir, escuché ruidos provenientes de la calle, por miedo no me quise asomar, luego me llegó un olor fuerte a zorrillo, que me hizo vomitar varias veces, de lo insoportable que era".

Después de varias ocasiones de haber vomitado, tomó la decisión de agarrar su bicicleta e intentar llegar a la casa de esa amiga a quien le había contado lo que le pasaba. Fue entonces cuando a Luis le tocó vivir un terrible y amargo momento que no ha olvidado.

"Iba por la calle Francisco Pérez, al llegar a la esquina de La Paz, escuché unos ruidos feos, me entró miedo, pero no dejé de pedalear, seguí avanzando y llegando a la calle Francisco I. Madero, fue ahí donde mi pesadilla se estaba convirtiendo en realidad, miré venir a ese perro negro que en mis sueños me atacaba".

Luis se sintió perdido, sabía que por más que quisiera no lograría escapar de la maldad de ese perro que tenía días que no lo dejaba dormir tranquilo.

"Para mi suerte, miré que venía una camioneta, le pedí auxilio al conductor, subí la bicicleta a la camioneta y le pedí que me llevara al IMSS, en esa época estaba en el Centro, me llevó y ahí duré dos días internado, por lo débil que estaba mi cuerpo, pues ya tenía días que no dormía bien. Me preguntaba por qué no dormía y no les quise contar".

Aunque él no creía en esas cosas de la brujería, al salir de la clínica tomó la decisión de ir a Nayarit a visitar a un brujo que le habían recomendado y que le aseguraban le iba a quitar esa pesadilla que no lo dejaba descansar.

"Con mis dudas, pues siempre fui, ya lo que quería era poder dormir bien. Y para mi mala suerte, esa persona me dijo que a mí me habían puesto un mal, que me habían hecho una brujería para que yo muriera de locura, por eso eran mis pesadillas, en esa brujería me habían impregnado el olor a muerte y es por eso que el perro me perseguía".

Luego de haber acudido con ese brujo, la pesadilla poco a poco desapareció.

Aunque jamás volvió a tener ese horrible sueño, Luis comenta que su vida jamás volvió a ser la misma y aún vive con el temor de pasar por la calle Francisco Pérez, que fue el lugar en donde le salió ese perro que lo atormentaba.

Te puede interesar: Leyendas del Sur: Ángel, el niño guiado por un “muerto”

EL RELATO

La historia de Luis ocurrió en Escuinapa a mediados del mes de mayo de 1989. Y aunque ya no volvió a tener la pesadilla que lo atormentaba, su vida nunca volvió a ser la misma.

HECHIZO

Un brujo le dijo a Luis que alguien le hizo una brujería para que él muriera de locura al sentirse perseguido por un perro.







Lee más aquí:






Escuinapa, Sin.- Hay historias que hacen que la piel se ponga "chinita", sucesos o casos relacionados con la brujería que en muchas ocasiones han terminado con la vida de los que se han visto involucrados en ellas.

El siguiente relato le sucedió a Luis, un escuinapense que asegura haber vivido un infierno al ser víctima de un "embrujo", allá por mediados del mes de mayo de 1989.

Todo inició una noche en la que él estaba durmiendo de manera tranquila. De pronto, comenzó a tener una pesadilla.

A Luis le tocó ver al perro de sus pesadillas por la calle Francisco Pérez. Foto: Jesús López │ El Sol de Mazatlán

"Era una pesadilla que no me dejaba dormir, soñaba que un perro negro y con los ojos rojos me perseguía por la calle, por más que corría, no me le podía escapar, al darme alcance me derribó al suelo y comenzó a arrancarme la piel a pedazos. Fue tan real esa pesadilla que al despertar estaba bañado en sudor, la boca la tenía reseca y el corazón latiendo muy fuerte".

Pese a todo, Luis no le tomó mucha importancia, sino que la vio como una "mala pesadilla", pero a la siguiente noche volvió a pasar lo mismo y no pudo dormir.

"Fueron varios días los que pasé así, ya me daba miedo acostarme a dormir, así que opté por estar tomando café, para que el sueño no me venciera, pero después de una semana ya no pude más y tuve que dormir, pero más tardé en conciliar el sueño que en volver a tener esa pesadilla que me atormentaba muchísimo cada madrugada".

Al no soportar más la situación, Luis le contó a una amiga lo que le pasaba y además acudió con un psicólogo, quien le dijo que esas pesadillas eran miedos a los que tenía que hacerles frente para poder superarlos.

"Uno de tantos días en los que me encontraba ya acostado, listo para tratar de dormir, escuché ruidos provenientes de la calle, por miedo no me quise asomar, luego me llegó un olor fuerte a zorrillo, que me hizo vomitar varias veces, de lo insoportable que era".

Después de varias ocasiones de haber vomitado, tomó la decisión de agarrar su bicicleta e intentar llegar a la casa de esa amiga a quien le había contado lo que le pasaba. Fue entonces cuando a Luis le tocó vivir un terrible y amargo momento que no ha olvidado.

"Iba por la calle Francisco Pérez, al llegar a la esquina de La Paz, escuché unos ruidos feos, me entró miedo, pero no dejé de pedalear, seguí avanzando y llegando a la calle Francisco I. Madero, fue ahí donde mi pesadilla se estaba convirtiendo en realidad, miré venir a ese perro negro que en mis sueños me atacaba".

Luis se sintió perdido, sabía que por más que quisiera no lograría escapar de la maldad de ese perro que tenía días que no lo dejaba dormir tranquilo.

"Para mi suerte, miré que venía una camioneta, le pedí auxilio al conductor, subí la bicicleta a la camioneta y le pedí que me llevara al IMSS, en esa época estaba en el Centro, me llevó y ahí duré dos días internado, por lo débil que estaba mi cuerpo, pues ya tenía días que no dormía bien. Me preguntaba por qué no dormía y no les quise contar".

Aunque él no creía en esas cosas de la brujería, al salir de la clínica tomó la decisión de ir a Nayarit a visitar a un brujo que le habían recomendado y que le aseguraban le iba a quitar esa pesadilla que no lo dejaba descansar.

"Con mis dudas, pues siempre fui, ya lo que quería era poder dormir bien. Y para mi mala suerte, esa persona me dijo que a mí me habían puesto un mal, que me habían hecho una brujería para que yo muriera de locura, por eso eran mis pesadillas, en esa brujería me habían impregnado el olor a muerte y es por eso que el perro me perseguía".

Luego de haber acudido con ese brujo, la pesadilla poco a poco desapareció.

Aunque jamás volvió a tener ese horrible sueño, Luis comenta que su vida jamás volvió a ser la misma y aún vive con el temor de pasar por la calle Francisco Pérez, que fue el lugar en donde le salió ese perro que lo atormentaba.

Te puede interesar: Leyendas del Sur: Ángel, el niño guiado por un “muerto”

EL RELATO

La historia de Luis ocurrió en Escuinapa a mediados del mes de mayo de 1989. Y aunque ya no volvió a tener la pesadilla que lo atormentaba, su vida nunca volvió a ser la misma.

HECHIZO

Un brujo le dijo a Luis que alguien le hizo una brujería para que él muriera de locura al sentirse perseguido por un perro.







Lee más aquí:






Local

Registra Culiacán 460 pacientes activos de Covid-19

Es el municipio con mayor número de casos de personas contagiadas

Local

¡Bienvenida! Fuerza trébol a nuestro proyecto: Rocha Moya

El precandidato sostendrá pláticas con Gerardo Varga “porque se trata de llegar”, por lo que incluso sigue con la idea de las candidaturas comunes con el PAS

Policiaca

Catean y aseguran un narcolaboratorio en domicilio de Valle Alto

Se trata de una vivienda en donde estuvieron secuestrados dos extranjeros en 2016

Mundo

UE se cierra por nueva cepa de Covid

Líderes acuerdan restringir los viajes no esenciales; reportan la mutación en al menos en 60 países

Sociedad

AMIIF advierten riesgo de desabasto de medicamentos

La organización acusó además que al solicitar modificaciones al etiquetado de los productos se pone “en riesgo” los sellos de seguridad o la calidad del producto

Finanzas

Biden quiere crear red eléctrica con México

El nuevo presidente de EU pretende extender la red hasta Colombia, según su plan de sustentabilidad

Finanzas

Sugieren banqueros cambiar utilidades por bonos de productividad

En la negociación sobre el outsourcing, Luisa María Alcalde insiste en que el PTU no es negociable

Sociedad

Por pandemia, no completaron vacuna hexavalente 4 de cada 10 bebés

Los menores no están protegidos de seis enfermedades como la difteria, la hepatitis B, el tétanos, tos ferina, la poliomielitis e influenza tipo B

Sociedad

Matan a una persona cada 25 minutos

El ONC asegura que cada media hora se cometió una violación y cada hora alguien fue extorsionado