/ sábado 8 de agosto de 2020

Las dos caras de la planificación familiar en tiempos de Covid-19

De acuerdo con Conapo, habrá más mujeres que traerán niños al mundo en la “nueva normalidad”

Culiacán, Sin. Dos jóvenes matrimonios de Culiacán habían decidido tener un bebé en el 2020 con la ilusión de ver un nuevo integrante en su familia, esperanza que se vio truncada por una pareja y para otra fue una sorpresa que no tenían contemplada, pero que al esperar su segundo hijo, harán todo lo posible por tener un bebé sano.

Yara Pereda, de 23 años de edad, tiene un bebé de dos años producto de su matrimonio, quienes a principios del año deseaba tener un segundo niño, pero al llegar el Covid-19 a Culiacán e infectarse en abril, no pasaba por su mente que en junio se enteraría que otro hijo venía en camino.

Liliana Osuna, de 26 años, tiene un hijo de cuatro años y un matrimonio de siete meses con quien había acordado tener su primera descendencia en el 2020 y 2021, sin embargo, el plan fue postergado al darse cuenta de la gran complicación que implicaría un embarazo en medio de la pandemia.

Foto: Cortesía |Yara Pereda

De acuerdo al Secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, hasta el cinco de agosto en Sinaloa se han contagiado 128 embarazadas, de las cuales, tres han fallecido por la enfermedad.

Por otro lado, la Comisión Nacional de Población (Conapo), estima que en México la epidemia de Covid-19 dejará unos 145 mil 719 embarazos adicionales a los esperados debido a que las parejas no están acudiendo al servicio de planificación familiar.

SORTEAR EL TEMOR

Para Yara y su esposo, la noticia del segundo hijo ansiado se vio opacado por la crisis que representa la contingencia y aunque para poder embarazarse ocupa de un tratamiento, este se presentó por sorpresa, momento en el que el único pensamiento que pasó por su mente fueron los días insoportables de dolor de cabeza y estomacal que le provocó el coronavirus semanas antes.

“Es algo bonito, es una felicidad un poco opacada por lo de la pandemia, las preocupaciones, el estrés, pero fuera de eso, pues sí es algo deseado”, reconoció la joven mamá.

VOLVER AL TRABAJO

Por 13 días Yara fue catalogada como paciente covid, por unos días los dolores de cabeza eran tan insoportables que por ocasiones perdió la consciencia, mientras su hermana tenía complicaciones. Lo que generó que cuando le pidieron regresar a su trabajo en el semáforo naranja, ya embarazada, rápidamente rechazó la opción.

Después de enterarse de que estaba a embarazada no encontraba la manera de darle la noticia a su esposo, incluso lo quería ocultar por un tiempo, pero al empezar a tener complicaciones de salud, tuvo que decirlo al tener que ir a un doctor particular por no ser el seguro opción.

“Sí me asusté por lo que está pasando y se te viene todo a la mente y más cuando fui al ginecólogo que me di cuenta que las cosas habían cambiado mucho, más porque había unas embarazadas ahí que no hallaban en donde parir”, expresó.

De vuelta a la rutina y los extremos cuidados de un embarazo, Yara descubrió los múltiples cambios que había en las consultas, en primer lugar, el aumento que su ginecólogo aplicó, pasando de 350 a 800 pesos en cada revisión médica. Situación que se complicó al tener un salario mínimo, pero que al mantener su esposo su mismo salario, han logrado sobrevivir.

Le subieron muchísimo los doctores, porque saben que en los hospitales la gente no va por miedo, entonces ellos están abusando también y le están subiendo el costo

Yara


En lo sentimental, las parejas siempre esperan cada revisión mensual para saber el desarrollo de su bebé, experiencia que Yara y su esposo ya no pueden vivir, a pesar de que consideran que es una de las partes más importantes de su embarazo.


También lee: Dependencias siguen opacas; CEAIP resuelve 32 denuncias por faltar a obligaciones


“El ya no puede vivir eso, porque a él ya no le dejan pasa, solamente me dejan pasar a mi”, explicó, al considerar que su esposo si podría pasar a la consulta al solo ocupar un pequeño espacio.



Sobre su esposo, Yara es consciente de que es un hombre que está

preocupado por su salud y la de su segundo hijo, por quienes al formar parte de un grupo vulnerable, toma todos los cuidados sanitarios necesarios, ambos con el mismo objetivo: salir adelante.

Ahora las salidas son limitadas y exclusivas para una consulta médica o la casa de sus padres, quienes la ayudan a cuidar a su hijo de dos años, mientras ella está en reposo.

INESPERADO

En otro lado de Culiacán, Liliana Osuna y su esposo, tienen como última opción el tener su primer hijo, al darse cuenta de la situación real del coronavirus en Culiacán.

“Ahorita no es que nos desagrada la idea, pero como vemos como está la situación con toda la recesión económica que viene, con la falta de empleos, fuentes laborales, tener un hijo no se nos hace la mejor opción, incluso hasta miedo nos da”, subrayó.

Para ambos, lo ideal es esperar unos años para considerar de nuevo el tener su primer hijo juntos, cuando exista una vacuna para la enfermedad, estén estables en lo económico y preparados física y emocionalmente.

“Queremos disfrutarlo al 100 por ciento y ahorita no es tiempo y época para disfrutar al 100 por ciento, planeamos en tres años más o menos si todo marcha bien, si ya hay vacunas, si no llega otra pandemia”, precisó.

Es por esto, que la planificación familiar es de suma importancia para ambos, con la aplicación del método anticonceptivo “Mirena”, la cual es un implante intrauterino con una duración de cinco años.

“En nuestro caso, ahorita no nos sentimos preparados ni psicológica, ni emocional, ni físicamente y si nos da miedo esa parte de que le vamos a ofrecer, porque sabemos que no es un gasto de dos-tres pesos, cuatro pesos, es un compromiso de por vida y ya con el que tenemos ahorita es suficiente”, mencionó.


En lo económico, su familia también se vio golpeada por la pandemia, por su parte le disminuyeron su sueldo y es esposo perdió su empleo, por lo que han utilizado sus ahorros y dinero que recibieron por su boda en diciembre del 2019.

A meses de que la pandemia llegó a Culiacán, Liliana y su esposo se dedican a cuidar al primer hijo de ella, quien les ha pedido tener un hermanito, pero que por la crítica situación, el pequeño tendrá que esperar unos años más para ser el hermano mayor.

BAJA PLANIFICACIÓN FAMILIAR

En el Hospital de la Mujer, el área de planificación familiar reporta una baja en las pacientes de consulta externa y un alza en los casos de mujeres que acaban de tener su parto, de acuerdo Susana Lugo Ayala, encargada del servicio.



Explicó que por el miedo que existe en las mujeres a contagiarse de coronavirus, han dejado de acudir a sus citas de seguimiento, lo que podría generar que los embarazos aumenten, aún y cuando ahorita no es el mejor momento.

Con dos historias totalmente diferentes, ambas parejas hacen lo posible para sobrevivir a la pandemia, buscar nuevas alternativas y brindar la mejor vida que tengan posible para sus hijos.


SALUD SEXUAL

Planificación Familiar del Hospital de la Mujer llama a las mujeres a continuar con sus programas de planificación para evitar embarazos no deseados.





Lee más aquí



Culiacán, Sin. Dos jóvenes matrimonios de Culiacán habían decidido tener un bebé en el 2020 con la ilusión de ver un nuevo integrante en su familia, esperanza que se vio truncada por una pareja y para otra fue una sorpresa que no tenían contemplada, pero que al esperar su segundo hijo, harán todo lo posible por tener un bebé sano.

Yara Pereda, de 23 años de edad, tiene un bebé de dos años producto de su matrimonio, quienes a principios del año deseaba tener un segundo niño, pero al llegar el Covid-19 a Culiacán e infectarse en abril, no pasaba por su mente que en junio se enteraría que otro hijo venía en camino.

Liliana Osuna, de 26 años, tiene un hijo de cuatro años y un matrimonio de siete meses con quien había acordado tener su primera descendencia en el 2020 y 2021, sin embargo, el plan fue postergado al darse cuenta de la gran complicación que implicaría un embarazo en medio de la pandemia.

Foto: Cortesía |Yara Pereda

De acuerdo al Secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, hasta el cinco de agosto en Sinaloa se han contagiado 128 embarazadas, de las cuales, tres han fallecido por la enfermedad.

Por otro lado, la Comisión Nacional de Población (Conapo), estima que en México la epidemia de Covid-19 dejará unos 145 mil 719 embarazos adicionales a los esperados debido a que las parejas no están acudiendo al servicio de planificación familiar.

SORTEAR EL TEMOR

Para Yara y su esposo, la noticia del segundo hijo ansiado se vio opacado por la crisis que representa la contingencia y aunque para poder embarazarse ocupa de un tratamiento, este se presentó por sorpresa, momento en el que el único pensamiento que pasó por su mente fueron los días insoportables de dolor de cabeza y estomacal que le provocó el coronavirus semanas antes.

“Es algo bonito, es una felicidad un poco opacada por lo de la pandemia, las preocupaciones, el estrés, pero fuera de eso, pues sí es algo deseado”, reconoció la joven mamá.

VOLVER AL TRABAJO

Por 13 días Yara fue catalogada como paciente covid, por unos días los dolores de cabeza eran tan insoportables que por ocasiones perdió la consciencia, mientras su hermana tenía complicaciones. Lo que generó que cuando le pidieron regresar a su trabajo en el semáforo naranja, ya embarazada, rápidamente rechazó la opción.

Después de enterarse de que estaba a embarazada no encontraba la manera de darle la noticia a su esposo, incluso lo quería ocultar por un tiempo, pero al empezar a tener complicaciones de salud, tuvo que decirlo al tener que ir a un doctor particular por no ser el seguro opción.

“Sí me asusté por lo que está pasando y se te viene todo a la mente y más cuando fui al ginecólogo que me di cuenta que las cosas habían cambiado mucho, más porque había unas embarazadas ahí que no hallaban en donde parir”, expresó.

De vuelta a la rutina y los extremos cuidados de un embarazo, Yara descubrió los múltiples cambios que había en las consultas, en primer lugar, el aumento que su ginecólogo aplicó, pasando de 350 a 800 pesos en cada revisión médica. Situación que se complicó al tener un salario mínimo, pero que al mantener su esposo su mismo salario, han logrado sobrevivir.

Le subieron muchísimo los doctores, porque saben que en los hospitales la gente no va por miedo, entonces ellos están abusando también y le están subiendo el costo

Yara


En lo sentimental, las parejas siempre esperan cada revisión mensual para saber el desarrollo de su bebé, experiencia que Yara y su esposo ya no pueden vivir, a pesar de que consideran que es una de las partes más importantes de su embarazo.


También lee: Dependencias siguen opacas; CEAIP resuelve 32 denuncias por faltar a obligaciones


“El ya no puede vivir eso, porque a él ya no le dejan pasa, solamente me dejan pasar a mi”, explicó, al considerar que su esposo si podría pasar a la consulta al solo ocupar un pequeño espacio.



Sobre su esposo, Yara es consciente de que es un hombre que está

preocupado por su salud y la de su segundo hijo, por quienes al formar parte de un grupo vulnerable, toma todos los cuidados sanitarios necesarios, ambos con el mismo objetivo: salir adelante.

Ahora las salidas son limitadas y exclusivas para una consulta médica o la casa de sus padres, quienes la ayudan a cuidar a su hijo de dos años, mientras ella está en reposo.

INESPERADO

En otro lado de Culiacán, Liliana Osuna y su esposo, tienen como última opción el tener su primer hijo, al darse cuenta de la situación real del coronavirus en Culiacán.

“Ahorita no es que nos desagrada la idea, pero como vemos como está la situación con toda la recesión económica que viene, con la falta de empleos, fuentes laborales, tener un hijo no se nos hace la mejor opción, incluso hasta miedo nos da”, subrayó.

Para ambos, lo ideal es esperar unos años para considerar de nuevo el tener su primer hijo juntos, cuando exista una vacuna para la enfermedad, estén estables en lo económico y preparados física y emocionalmente.

“Queremos disfrutarlo al 100 por ciento y ahorita no es tiempo y época para disfrutar al 100 por ciento, planeamos en tres años más o menos si todo marcha bien, si ya hay vacunas, si no llega otra pandemia”, precisó.

Es por esto, que la planificación familiar es de suma importancia para ambos, con la aplicación del método anticonceptivo “Mirena”, la cual es un implante intrauterino con una duración de cinco años.

“En nuestro caso, ahorita no nos sentimos preparados ni psicológica, ni emocional, ni físicamente y si nos da miedo esa parte de que le vamos a ofrecer, porque sabemos que no es un gasto de dos-tres pesos, cuatro pesos, es un compromiso de por vida y ya con el que tenemos ahorita es suficiente”, mencionó.


En lo económico, su familia también se vio golpeada por la pandemia, por su parte le disminuyeron su sueldo y es esposo perdió su empleo, por lo que han utilizado sus ahorros y dinero que recibieron por su boda en diciembre del 2019.

A meses de que la pandemia llegó a Culiacán, Liliana y su esposo se dedican a cuidar al primer hijo de ella, quien les ha pedido tener un hermanito, pero que por la crítica situación, el pequeño tendrá que esperar unos años más para ser el hermano mayor.

BAJA PLANIFICACIÓN FAMILIAR

En el Hospital de la Mujer, el área de planificación familiar reporta una baja en las pacientes de consulta externa y un alza en los casos de mujeres que acaban de tener su parto, de acuerdo Susana Lugo Ayala, encargada del servicio.



Explicó que por el miedo que existe en las mujeres a contagiarse de coronavirus, han dejado de acudir a sus citas de seguimiento, lo que podría generar que los embarazos aumenten, aún y cuando ahorita no es el mejor momento.

Con dos historias totalmente diferentes, ambas parejas hacen lo posible para sobrevivir a la pandemia, buscar nuevas alternativas y brindar la mejor vida que tengan posible para sus hijos.


SALUD SEXUAL

Planificación Familiar del Hospital de la Mujer llama a las mujeres a continuar con sus programas de planificación para evitar embarazos no deseados.





Lee más aquí



Local

Rocha Moya buscará presupuesto para educación

La senadora Imelda Castro asegura que es “el mejor presupuesto de la Cuarta Transformación

Policiaca

“Levantan” a un menor en Valle Alto

Personas armadas arribaron su domicilio para privar de la libertad a Braulio

Local

Comandante Efraín Araujo llama a Bomberos Culiacán para abrir diálogo

Tras las protestas realizadas en las instalaciones, el actual comandante aclara que continuarán en labores con equipos prestados por Protección Civil

Deportes

Entrenan Tomateros de Culiacán y sostienen encuentro interescuadras

Se une al equipo Luis Roberto Verdugo; ya está en la ciudad Michael Wing, quien espera resultados del Covid-19

Local

Se han recuperado 14 mil 675 sinaloenses de Covid-19

En el día 207 del primer caso detectado, se confirmaron 82 pacientes más

Sociedad

México supera los 700 mil casos por Covid-19

Se registraron 2 mil 917 nuevos contagios y 204 nuevos decesos en las últimas 24 horas

Teatro

Levanta el telón Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

Será el próximo 3 de octubre cuando el teatro reabra tras seis meses cerrado

Local

Gobernador de Sinaloa se reunirá con el Secretario de Hacienda

Los pescadores de altamar están a la espera de reunión con Quirino Ordaz en Mazatlán este el miércoles

Aderezo

Historia y receta del café de olla, una tradición prehispánica

Una bebida imprescindible en los pueblitos y en las fiestas tradicionales; además, cae muy bien en temporada de lluvia