/ sábado 17 de julio de 2021

La prostitución en tiempos de coronavirus

El oficio se ha venido abajo y quienes la ejercen luchan por mantener su salud frente a clientes que les demandan que se quiten cubrebocas

Culiacán, Sin.- Dos historias unidas por el mismo oficio: la prostitución. El mismo dolor: fueron contagiadas de Covid-19 y todavía siguen luchando con las secuelas. Sin recursos, sin trabajo, porque son pocos los clientes que se atreven a demandar sus servicios… ellas siguen bregando por hoteles y calles de la capital sinaloense.

“La Rorra” y “La Malena”, son muy amigas: una es escorts y la otra es prostituta.

Foto: Jaime Lara | La Prensa

“Somos panas, pero hay niveles”, dice “La Rorra” en son de broma, quien trabaja de escorts para sostener a su hijo, sus padres y sus estudios, aunque nuevamente dejo la carrera de contaduría por falta de “clientes”.

Asegura que la actividad está parada, porque no hay clientes, son pocos los clientes que le piden que vaya a sus casas porque hay miedo, además del riesgo que ni ellas ni el cliente quieren correr.

“Me ha ido muy mal desde que inició el Covid-19, he tenido poco trabajo, además de que me contagié y todavía tengo inflamaciones internas y cansancio”, cuenta. Además, asegura que, si a la semana antes tenía más de diez clientes, hoy, con trabajos la llama uno o dos “y eso es mucho decir”.

Foto: Archivo | OEM


Tiene 22 años, tres veces ha intentado sacar adelante su carrera porque quiere dejar ese oficio. Es una mujer bonita, simpática con deseos de superarse “pero esta pandemia la verdad nos ha frenado, los clientes se han retirado y cuando te contratan, piden muchos requisitos”.

“Los Weyes siempre hacen un show. Te citan, casi casi te piden la prueba del Covid-19. Yo traigo termómetro, gel y cubrebocas. Me tomo la temperatura para que vean que estoy sana, pero, al contrario, ellos no se cuidan, incluso, el malandro que me contagió ya sabía que tenía Covid, me lo confesó después de que tuvimos sexo. El muy cínico me dijo que primero estaban sus necesidades y después tú, así que cuídate”, narra.

Asegura que sus clientes, se supone que es gente preparada, porque muchos tienen estudios, “pero son “unas bestias, te exigen hasta que te quites el cubrebocas y te quieren babear todo el cuerpo, cuando se sabe que es la saliva la que te contagia”.

Foto: Erik Guzmán ! El Sol de Puebla

—¿Qué quieres decir cuando afirmas que hay niveles entre tu amiga y tú?

“Yo no me considero prosti. Soy una trabajadora sexual, porque en tiempos normales sí me llegan al precio voy, no importa si es muy feo o guapo. Pero si no me llegan a lo que pido, no voy. Tengo un horario y después, me voy a mi casa, me baño, limpio mi cuerpo, me pongo mis jeans y me convierto en la estudiante que siempre he querido ser”, indica.

“La Malena” por su parte dice que ha tenido problemas con chicas más jóvenes, que se pelean los espacios en el primer cuadro de la capital sinaloense porque asegura que la prostitución ha crecido en estos tiempos por falta de recursos y empleo.

“Ya nos conocemos, pero últimamente nos han estado invadiendo nuestro espacio, a veces las vemos por la Francisco Villa, otras por la Escobedo, son escurridizas, no sé si nos tienen miedo o a los operativos policiacos que se hacían antes”, narra.

Denuncia que las autoridades no las han apoyado en nada, “antes íbamos a revisión al ayuntamiento porque es un requisito contar con la carta de Salud para ejercer el oficio, pero ahora, no sólo tenemos que lidiar con las transmisiones sexuales, sino con el contagio del Covid-19”.

Foto: Angeles García | El Sol de México


“Nosotras, de por sí, ya corríamos muchos riesgos cuando ejercíamos antes del quédate en casa, ahora mucho más, somos muy vulnerables”, lamenta.

“En todas hay un miedo tremendo a todo esto que está sucediendo, ahora dicen que también a los jóvenes nos va a llevar la chingada, si antes teníamos miedo por nuestros viejos, hoy se multiplica el terror al contagio porque los clientes son unos ‘importamadristas’, no se cuidan”, señala.

Dice que es muy difícil tener sexo sin abrazos y besos, pero que es una medida necesaria que muchos clientes no lo aceptan.

Foto: Archivo | OEM

“Hay clientes que te piden ‘un besito’. Y si les dices que no, se molestan y se van. Otros te piden que te quites el cubrebocas porque te quieren ver el rostro completo, es muy difícil batallar con la pandemia y el cliente, porque ellos demandan y no hacen nada por cuidarnos ambos”, señala.

Asegura que cuando llega a su casa se quita la ropa, se baña, “pero por más que me he cuidado, hace dos meses empecé a tener síntomas de Covid-19, me hice la prueba y resultó positiva, igual contagié a mis padres, desafortunadamente mi madre murió. Yo tengo secuelas en el hígado”.

Sin embargo, ambas dicen que a pesar del alto riesgo que su oficio representa, no tienen más opciones…




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Dos historias unidas por el mismo oficio: la prostitución. El mismo dolor: fueron contagiadas de Covid-19 y todavía siguen luchando con las secuelas. Sin recursos, sin trabajo, porque son pocos los clientes que se atreven a demandar sus servicios… ellas siguen bregando por hoteles y calles de la capital sinaloense.

“La Rorra” y “La Malena”, son muy amigas: una es escorts y la otra es prostituta.

Foto: Jaime Lara | La Prensa

“Somos panas, pero hay niveles”, dice “La Rorra” en son de broma, quien trabaja de escorts para sostener a su hijo, sus padres y sus estudios, aunque nuevamente dejo la carrera de contaduría por falta de “clientes”.

Asegura que la actividad está parada, porque no hay clientes, son pocos los clientes que le piden que vaya a sus casas porque hay miedo, además del riesgo que ni ellas ni el cliente quieren correr.

“Me ha ido muy mal desde que inició el Covid-19, he tenido poco trabajo, además de que me contagié y todavía tengo inflamaciones internas y cansancio”, cuenta. Además, asegura que, si a la semana antes tenía más de diez clientes, hoy, con trabajos la llama uno o dos “y eso es mucho decir”.

Foto: Archivo | OEM


Tiene 22 años, tres veces ha intentado sacar adelante su carrera porque quiere dejar ese oficio. Es una mujer bonita, simpática con deseos de superarse “pero esta pandemia la verdad nos ha frenado, los clientes se han retirado y cuando te contratan, piden muchos requisitos”.

“Los Weyes siempre hacen un show. Te citan, casi casi te piden la prueba del Covid-19. Yo traigo termómetro, gel y cubrebocas. Me tomo la temperatura para que vean que estoy sana, pero, al contrario, ellos no se cuidan, incluso, el malandro que me contagió ya sabía que tenía Covid, me lo confesó después de que tuvimos sexo. El muy cínico me dijo que primero estaban sus necesidades y después tú, así que cuídate”, narra.

Asegura que sus clientes, se supone que es gente preparada, porque muchos tienen estudios, “pero son “unas bestias, te exigen hasta que te quites el cubrebocas y te quieren babear todo el cuerpo, cuando se sabe que es la saliva la que te contagia”.

Foto: Erik Guzmán ! El Sol de Puebla

—¿Qué quieres decir cuando afirmas que hay niveles entre tu amiga y tú?

“Yo no me considero prosti. Soy una trabajadora sexual, porque en tiempos normales sí me llegan al precio voy, no importa si es muy feo o guapo. Pero si no me llegan a lo que pido, no voy. Tengo un horario y después, me voy a mi casa, me baño, limpio mi cuerpo, me pongo mis jeans y me convierto en la estudiante que siempre he querido ser”, indica.

“La Malena” por su parte dice que ha tenido problemas con chicas más jóvenes, que se pelean los espacios en el primer cuadro de la capital sinaloense porque asegura que la prostitución ha crecido en estos tiempos por falta de recursos y empleo.

“Ya nos conocemos, pero últimamente nos han estado invadiendo nuestro espacio, a veces las vemos por la Francisco Villa, otras por la Escobedo, son escurridizas, no sé si nos tienen miedo o a los operativos policiacos que se hacían antes”, narra.

Denuncia que las autoridades no las han apoyado en nada, “antes íbamos a revisión al ayuntamiento porque es un requisito contar con la carta de Salud para ejercer el oficio, pero ahora, no sólo tenemos que lidiar con las transmisiones sexuales, sino con el contagio del Covid-19”.

Foto: Angeles García | El Sol de México


“Nosotras, de por sí, ya corríamos muchos riesgos cuando ejercíamos antes del quédate en casa, ahora mucho más, somos muy vulnerables”, lamenta.

“En todas hay un miedo tremendo a todo esto que está sucediendo, ahora dicen que también a los jóvenes nos va a llevar la chingada, si antes teníamos miedo por nuestros viejos, hoy se multiplica el terror al contagio porque los clientes son unos ‘importamadristas’, no se cuidan”, señala.

Dice que es muy difícil tener sexo sin abrazos y besos, pero que es una medida necesaria que muchos clientes no lo aceptan.

Foto: Archivo | OEM

“Hay clientes que te piden ‘un besito’. Y si les dices que no, se molestan y se van. Otros te piden que te quites el cubrebocas porque te quieren ver el rostro completo, es muy difícil batallar con la pandemia y el cliente, porque ellos demandan y no hacen nada por cuidarnos ambos”, señala.

Asegura que cuando llega a su casa se quita la ropa, se baña, “pero por más que me he cuidado, hace dos meses empecé a tener síntomas de Covid-19, me hice la prueba y resultó positiva, igual contagié a mis padres, desafortunadamente mi madre murió. Yo tengo secuelas en el hígado”.

Sin embargo, ambas dicen que a pesar del alto riesgo que su oficio representa, no tienen más opciones…




Lee más aquí

Local

Coepriss lanza alerta por medicamentos falsos para la disfunción eréctil

La situación de vigilancia también es aplicada para productos engañosos

Local

Dan 40 años de cárcel al feminicida de Keyna María

La estudiante de odontología, fue asesinada por su pareja sentimental en octubre del 2021

Local

PRD entrega a Gobierno pliego petitorio para frenar la carestía

El PRD propone un gran acuerdo entre gobierno, empresarios, comerciantes, productores, entre otros sectores para estabilizar los precios de la canasta básica

Policiaca

Asesinan a machetazos a adolescente y hieren a otro en Ahome

El reporte de las autoridades indica que el deceso fue el resultado de una riña

Moda

Balenciaga lo hace otra vez: lanza unos aretes de agujeta que valen miles de pesos

Es un diseño con cordones de poliéster negro con acentos en blanco que recrean el clásico moño de una agujeta amarrada

Política

¿Quién es Jesús Murillo Karam, el autor de la "verdad histórica" en el caso Ayotzinapa?

Murillo Karam es mayormente reconocido por su participación en la investigación sobre la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa en la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014

Deportes

Edy Valencia pide revancha contra Vivas

Boxeador dio unas aclaraciones después de caer en su pelea en Las Vegas

Política

PRD anuncia plenaria para rechazar reforma electoral de la 4T

El partido del Sol Azteca informó este viernes que busca crear las bases de un gobierno de coalición

Justicia

Detienen a Jesús Murillo Karam, artífice de la "verdad histórica" de Ayotzinapa

La aprehensión del exprocurador se da 24 horas después del informe de la Comisión para la Verdad que concluyó fue un crimen de Estado