/ sábado 29 de agosto de 2020

Estudiar o ser sicario, los dos caminos en Tepuche

Las clases a distancia que toman los desplazados, revelan la frágil línea de la deserción escolar

Culiacán, Sin.- A la maestra del telebachillerato de la comunidad de Bagrecitos, la pregunta de un alumno la tomó por sorpresa: “¿De qué nos ha servido estudiar?, si mire usted lo que gana, y de lo que trabaja ¿le alcanza para vivir?”.

Al tratar de explicar por qué es necesario estudiar y hacer una carrera profesional, el alumnado se mostró recitecente. Ahora, con el pueblo en franco desplazamiento forzado, la docente reflexiona:

Las dificultades en el acceso a la tecnología ha resultado el pretexto que necesitaban para decir que, como el gobierno no los ayuda para continuar estudiando, se unirán a las filas de los grupos armados”, expresa la docente, quien continúa dando clases a sus estudiantes de Tepuche, pero ahora a distancia como el resto del país.

Según ella, los jóvenes tienen tres opciones: seguir estudiando, salir a trabajar en una pandemia o unirse a los grupos delictivos, los mismos que tomaron su tranquilo pueblo.

Si los retos educativos pusieron a prueba a los docentes de la ciudad, para los maestros que diario viajaban a las comunidades, el desafío tiene mayor grado de dificultad.

En sus tres años como profesora en el telebachillerato, ella relata que jamás había vivido algo similar, y que el ir a la comunidad se había vuelto más que trabajo, pues los jóvenes son parte de ella: su otra familia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

La necesidad de no faltarle a Bagrecitos es muy grande, ya que dejarles sin acceso a la educación pone en juego, para los jóvenes, su desarrollo o su destrucción, es decir, se les puede poner sobre la mesa la alternativa de convertirse en parte de los “malandros” que los dejaron sin hogar.


EL COSTO DE LA EDUCACIÓN

Cuando inició la pandemia por el Covid-19, en Bagrecitos, ya comenzaban a trabajar en casa. Eso generaba en las familias un costo extra.

Una ficha para internet te cuesta 150 pesos por ocho días, a veces, es imposible que les lleguen los mensajes a los alumnos por la poca cobertura en internet.Maestra

Incluso este costo era alto en su propia casa, pues pagaban más. Ahora en la ciudad, aunque paguen menos por el internet de manera mensual, sólo tienen un medio tecnológico como celular, la computadora, tv o radio, no son parte de sus pertenencias ni opción como herramienta de estudio.

Al ser a distancia la educación en este ciclo, da la oportunidad de que los niños y jóvenes no deban buscar otro plantel, sin embargo, la incertidumbre de la docente y los alumnos continúan por el cómo transcurrirá el ciclo escolar en una situación a distancia y con una contingencia sanitaria.


LA NIÑA QUE QUIERE SER MAESTRA

En una de las colonias de la periferia de Culiacán, una de las familias tuvo “suerte” de poder acceder a una casa con buenas condiciones, en ella hay cinco estudiantes de primaria y bachillerato. Una de ellas, sueña con ser maestra.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Me gusta ayudar a los demás, enseñarles y que aprendan se me hace algo muy bonito?”, dijo la menor de 13 años, quien cursa el cuarto año de primaria.

Lee también: “No hemos vuelto, los maleantes sí”: Desplazados de Bagrecitos

Ella sabe que de momento no puede regresar a su casa, pero extraña andar por los arroyos con sus amigos , jugando libremente en contacto con la naturaleza.

A veces quiero regresar y a veces no. Cuando pasó, (los hechos violentos) pensé en que podían matar a mi familia, me asusté.Maestra

El problema de la educación a distancia en Sinaloa, va más allá de la tecnología. Es un tema que ha sido trastocado por la inseguridad que se padece, dejando esta, como la única opción para sobrevivir en el estado.


EN VIVA VOZ

“Las dificultades en el acceso a la tecnología ha resultado el pretexto que necesitaban para decir que, como el gobierno no los ayuda para continuar estudiando, se unirán a las filas de los grupos armados”.

Las familias, al encontrarse desplazadas, los estudiantes de Tepuche tratan de llevar sus clases en una casa de la ciudad, con las dificultades que implican.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa





Lee más aquí


Culiacán, Sin.- A la maestra del telebachillerato de la comunidad de Bagrecitos, la pregunta de un alumno la tomó por sorpresa: “¿De qué nos ha servido estudiar?, si mire usted lo que gana, y de lo que trabaja ¿le alcanza para vivir?”.

Al tratar de explicar por qué es necesario estudiar y hacer una carrera profesional, el alumnado se mostró recitecente. Ahora, con el pueblo en franco desplazamiento forzado, la docente reflexiona:

Las dificultades en el acceso a la tecnología ha resultado el pretexto que necesitaban para decir que, como el gobierno no los ayuda para continuar estudiando, se unirán a las filas de los grupos armados”, expresa la docente, quien continúa dando clases a sus estudiantes de Tepuche, pero ahora a distancia como el resto del país.

Según ella, los jóvenes tienen tres opciones: seguir estudiando, salir a trabajar en una pandemia o unirse a los grupos delictivos, los mismos que tomaron su tranquilo pueblo.

Si los retos educativos pusieron a prueba a los docentes de la ciudad, para los maestros que diario viajaban a las comunidades, el desafío tiene mayor grado de dificultad.

En sus tres años como profesora en el telebachillerato, ella relata que jamás había vivido algo similar, y que el ir a la comunidad se había vuelto más que trabajo, pues los jóvenes son parte de ella: su otra familia.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

La necesidad de no faltarle a Bagrecitos es muy grande, ya que dejarles sin acceso a la educación pone en juego, para los jóvenes, su desarrollo o su destrucción, es decir, se les puede poner sobre la mesa la alternativa de convertirse en parte de los “malandros” que los dejaron sin hogar.


EL COSTO DE LA EDUCACIÓN

Cuando inició la pandemia por el Covid-19, en Bagrecitos, ya comenzaban a trabajar en casa. Eso generaba en las familias un costo extra.

Una ficha para internet te cuesta 150 pesos por ocho días, a veces, es imposible que les lleguen los mensajes a los alumnos por la poca cobertura en internet.Maestra

Incluso este costo era alto en su propia casa, pues pagaban más. Ahora en la ciudad, aunque paguen menos por el internet de manera mensual, sólo tienen un medio tecnológico como celular, la computadora, tv o radio, no son parte de sus pertenencias ni opción como herramienta de estudio.

Al ser a distancia la educación en este ciclo, da la oportunidad de que los niños y jóvenes no deban buscar otro plantel, sin embargo, la incertidumbre de la docente y los alumnos continúan por el cómo transcurrirá el ciclo escolar en una situación a distancia y con una contingencia sanitaria.


LA NIÑA QUE QUIERE SER MAESTRA

En una de las colonias de la periferia de Culiacán, una de las familias tuvo “suerte” de poder acceder a una casa con buenas condiciones, en ella hay cinco estudiantes de primaria y bachillerato. Una de ellas, sueña con ser maestra.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa

Me gusta ayudar a los demás, enseñarles y que aprendan se me hace algo muy bonito?”, dijo la menor de 13 años, quien cursa el cuarto año de primaria.

Lee también: “No hemos vuelto, los maleantes sí”: Desplazados de Bagrecitos

Ella sabe que de momento no puede regresar a su casa, pero extraña andar por los arroyos con sus amigos , jugando libremente en contacto con la naturaleza.

A veces quiero regresar y a veces no. Cuando pasó, (los hechos violentos) pensé en que podían matar a mi familia, me asusté.Maestra

El problema de la educación a distancia en Sinaloa, va más allá de la tecnología. Es un tema que ha sido trastocado por la inseguridad que se padece, dejando esta, como la única opción para sobrevivir en el estado.


EN VIVA VOZ

“Las dificultades en el acceso a la tecnología ha resultado el pretexto que necesitaban para decir que, como el gobierno no los ayuda para continuar estudiando, se unirán a las filas de los grupos armados”.

Las familias, al encontrarse desplazadas, los estudiantes de Tepuche tratan de llevar sus clases en una casa de la ciudad, con las dificultades que implican.

Foto: Jesús Verdugo | El Sol de Sinaloa





Lee más aquí


Local

Restricciones de viaje de Estados Unidos a México afecta a empresarios

No se tiene una estimación de cuánto podría afectar en la derrama económica

Local

Piden empresarios presupuesto 2021 acorde a la realidad

Se debe priorizar los rubros de salud, economía y educación

Local

Mujeres lesbianas sufren doble discriminación: Almendra Negrete

La activista y consejera de la CEDH, llama a las instituciones a atacar la violencia de género

Deportes

Varios obligados a apretar el paso en segunda vuelta

Este viernes se abre la parte complementaria en Liga Mexicana del Pacífico

Local

Restricciones de viaje de Estados Unidos a México afecta a empresarios

No se tiene una estimación de cuánto podría afectar en la derrama económica

Local

Piden empresarios presupuesto 2021 acorde a la realidad

Se debe priorizar los rubros de salud, economía y educación

Local

Mujeres lesbianas sufren doble discriminación: Almendra Negrete

La activista y consejera de la CEDH, llama a las instituciones a atacar la violencia de género

Policiaca

Lesionan a balazos a empleado de un expendio en Culiacán

El hombre se encontraba laborando cuando uno de los clientes le disparó

Automotriz

Jeep Wrangler Rubicon 392 llega con más músculo

La incorporación de este  motor marca el regreso de un V-8 a la línea Wrangler como opción de fábrica tras 40 años de ausencia