/ lunes 11 de febrero de 2019

En dos años han matado por lo menos 20 Uber´s en Culiacán

Todos los casos están impunes, denuncian conductores en marcha

Redacción

Culiacán, Sinaloa.- Conductores del servicio de Uber realizaron una marcha pacífica ayer al medio día para demandar seguridad y exigir justicia por los crímenes que han sufrido algunos de sus compañeros y por la impunidad que rodea esos casos.

Geovany Espinoza, uno de los 200 conductores de la plataforma que participó en la marcha, dijo que desde hace dos años en que Uber empezó a operar en Culiacán, suman de 20 a 30 asesinatos de sus compañeros, incluyendo el de Hugo Lara, registrado la madrugada del domingo pasado.

Aseguró que todos esos casos continúan impunes, ya que la Fiscalía General del Estado no ha resuelto un solo caso.

Des de hace más de dos años que arrancó Uber, si estimamos entre 20 y 30 conductores (asesinados) nada más en Culiacán. Hay impunidad, se hace denuncia, se hacen investigaciones, pero queda en nada.

Los conductores exigieron a las autoridades y a la empresa Uber, que sean instalados en sus autos botones de pánico, cámaras y de ser posible micrófonos.

También lee: Abrirá Profeco módulo de atención para el Día del Amor y la Amistad


También pidieron a la empresa un seguro, ya que no cuenta con ello y se sienten muy desprotegidos.

La marcha hizo una primera parada en las instalaciones de la Policía Investigadora; luego frente a Palacio de Gobierno y culminó frente a Palacio Municipal.


Lee más aquí ⬇



Redacción

Culiacán, Sinaloa.- Conductores del servicio de Uber realizaron una marcha pacífica ayer al medio día para demandar seguridad y exigir justicia por los crímenes que han sufrido algunos de sus compañeros y por la impunidad que rodea esos casos.

Geovany Espinoza, uno de los 200 conductores de la plataforma que participó en la marcha, dijo que desde hace dos años en que Uber empezó a operar en Culiacán, suman de 20 a 30 asesinatos de sus compañeros, incluyendo el de Hugo Lara, registrado la madrugada del domingo pasado.

Aseguró que todos esos casos continúan impunes, ya que la Fiscalía General del Estado no ha resuelto un solo caso.

Des de hace más de dos años que arrancó Uber, si estimamos entre 20 y 30 conductores (asesinados) nada más en Culiacán. Hay impunidad, se hace denuncia, se hacen investigaciones, pero queda en nada.

Los conductores exigieron a las autoridades y a la empresa Uber, que sean instalados en sus autos botones de pánico, cámaras y de ser posible micrófonos.

También lee: Abrirá Profeco módulo de atención para el Día del Amor y la Amistad


También pidieron a la empresa un seguro, ya que no cuenta con ello y se sienten muy desprotegidos.

La marcha hizo una primera parada en las instalaciones de la Policía Investigadora; luego frente a Palacio de Gobierno y culminó frente a Palacio Municipal.


Lee más aquí ⬇



Local

Avala cabildo aplazar reducción de diputaciones locales

Síndica Procuradora le exige al presidente municipal más respeto a ella como funcionaria

Policiaca

Encuentran sin vida a una persona dentro de bolsa para la basura

Se trata del cuerpo número 5 que ha sido localizado en las primeras horas en la zona rural de Mazatlán

Local

Gobierno del Estado interesado en sumarse a la red “La ciudad de las niñas y los niños

Actualmente se están informando sobre las funciones y reglas que tiene la red para iniciar a aplicarlas en los próximos meses.

Deportes

Yanquis a la alza y Dodgers no se deja

Se mantiene fuerte la pelea en las diversas divisiones de Grandes Ligas

Deportes

Atletas no esperaban esa sorpresa de Quirino

Le agradecen seguir trabajando de la mano para llegar a Tokio 2020

Cultura

Un sapo humano entre nuevos hallazgos de civilización más antigua de América

El descubrimiento fue presentado este lunes en el Ministerio de Cultura de Perú

Mundo

Absuelven a Evelyn Hernández, acusada de aborto en El Salvador

La corte la había condenado por el delito de homicidio agravado

Ciencia

Agujero negro en el centro de la galaxia sorprende a científicos

El agujero tuvo una extraña anomalía que los científicos no pueden explicar