/ sábado 11 de julio de 2020

El doloroso adiós a una madre, marcada por el Covid-19

Una familia, entre ellas tres amas de casa,  se contaminó con coronavirus debido a la inconsciencia de la gente, acusa hija

Culiacán, Sin.-¡Adiós mamá… adiós mamá!, así me despedí de mi madre que iba enfundada en dos bolsas negras rumbo al horno donde finalmente fue cremada al ser contagiada por Covid-19”.

Es la narración, es el testimonio de una hija que perdió a su madre y que además toda su familia se contagió en el mes de abril, por la falta de conciencia de la gente que no quiere cuidarse y de la falta de empatía de las autoridades, lo que ha provocado que mueran seres inermes como los enfermos crónicos y de la tercera edad.

Yo acuso al gobierno por su negligencia, por su falta de empatía con sus gobernados para cuidarlos, para protegernos”, señala Minerva, quien asegura que tan sólo en su familia se contagiaron cinco mujeres, todas amas de casa, tres hombres y dos menores.

Esto da testimonio de las cifras que da salud que el virus ha sido letal para las amas de casa, ya que hasta la fecha han muerto más de 400 mujeres y desde el 28 de febrero, fecha en que Sinaloa registró el primer caso de coronavirus mil 433 féminas han dado positivo al virus.

LA ODISEA

Minerva –nombre ficticio para proteger el verdadero-, y su familia en abril se contagiaron de Covid-19. Viven en la colonia Hidalgo y solicitaron reservar sus datos personales, ya que han sido amenazados, agredidos por haber tenido el virus.

Minerva cuenta que los vecinos a ciencia cierta no están muy seguros de que la familia estaba contagiada. Sospecharon cuando la funeraria recogió a mi madre de casa. Fue una odisea muy dramática, muy triste que a nadie se los deseamos.

Minerva se encargó de atender a su madre.

Mi madre era una mujer fuerte en apariencia, pero dañada por el cigarro que le provocó que, de tener una textura esponjosa, sus pulmones se convirtieran en bolsas de plástico infladas que se colapsaban cuando exhalaba. Era como si tratara de aplastar una bolsa de compras para sacarle todo el aire.

La falta de aire, esa incómoda sensación de tener dificultad para respirar, es uno de los síntomas más comunes del fin de la vida que los médicos durante la pandemia tratan de aliviar.

La paciente cambió sus cigarrillos por una mascarilla de respiración y todavía se sentía optimista: voy a salir de ésta y “seguiré como chacuaco porque ese es mi gusto”.

Unos cuantos días después, su frágil armazón se cansó. Murió por covid-19.

Dos días antes de morir, mi madre se puso a gritar. “¡Abran esa puerta y déjenme salir: Es un engaño esto que tengo…Abran esa puerta!”.

Eran los gritos desesperados de una persona perdida por la falta de aire.

Hasta entonces, nos habíamos preparado para que estuviera ausente, tranquila. No para ese delirio agitado. No para la desesperación, no para la rebelión contra el creador.

En lugar de irse calmadamente, mi madre gritaba e intentaba levantarse de la cama. Sus músculos se contraían, se crispaban. Su cuerpo parecía sometido a un tormento.

Hasta la fecha no sabemos cómo el virus se introdujo en la familia. La primera que se infectó fue mi madre, yo salí asintomática, por eso pude atender a mi madre hasta el último momento. Nadie más.

Minerva

Recuerda que su madre murió pocos días antes de semana santa, a causa de la neumonía viral producida por Covid-19.

Minerva, afortunadamente mi madre murió en su cama, no como otras personas que ven ingresar a su familiar a un hospital y en algunos casos ya no lo vuelven a ver, solo les entregan cenizas y no hay tiempo para llorarles como le pasó a mí familia.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Se complica en Sinaloa conseguir oxígeno para pacientes Covid-19

Señala que ella fue la única que pudo escuchar su dolor, su desesperación al estar luchando por su vida y su frustración ante el ataque de la enfermedad que le impedía hablar y mantenerse despierta, pero siempre le decía que la quería. Siempre tratando de tranquilizarla para que destinara sus fuerzas a la lucha de su cuerpo contra la enfermedad para vencer el virus.

UN GOLPE DURO

Fue el tres de abril cuando su madre murió, ella se encargó de todos los trámites, ya que su hermano en ese momento estaba siendo hospitalizado por la confirmación de resultados de laboratorio, positivos a Covid-19.

Le llamó a su sobrino para que estuviera presente cuando llegaran los de la funeraria, porque ella andaba en los trámites, pero al llegar a su hogar, el corazón se le estrujó.

Dice Minerva que fue un golpe muy fuerte al ver a unas personas cubiertas con equipo de protección médica, batas quirúrgicas, cofias, lentes, guantes, protectores de zapatos, tapabocas empujando una camilla con una bolsa negra.

¡Adiós mamá, te quiero mucho mamá! la despedí con resignación mi mamá iba en dos bolsas negras, la primera era visible y tenía una pequeña abertura porque no había sellado el cierre y me permitía ver otra bolsa, pero nunca vi su cuerpo.

Los recuerdos se agolparon en mi mente. Su vicio, su alegría por la vida, su miedo a adquirir el virus. Fue algo muy duro que mi mamá muriera precisamente por ese virus del que hablaban.

En diciembre ella escuchó que en China se estaban muriendo por ese virus y nos dijo: “me puse chinita…Dios nos proteja, ojalá nunca nos toque vivir algo así” y meses después tocó a la puerta de nuestra casa para arrebatárnosla y golpear la salud de toda mi familia.

Después que se llevaron a mi madre, acompañé el ingreso hospitalario de otro de mis hermanos, a quien le acababan de confirmar diagnóstico de Covid-19.

DUELO APLAZADO

“No hubo tiempo para llorar por mi madre fallecida, teníamos que ocuparnos de los demás. En tan sólo una semana mi madre había muerto, dos hermanas, mis sobrinos habían sido hospitalizados por neumonía a causa del Covid-19, otros familiares, entre ellos mis hijos, estaban en cuarentena, también con confirmación de coronavirus y el resto en observación y aislados, con síntomas en evolución.

“Al día siguiente de su muerte, las cenizas de mi mamá llegaron a casa en una caja herméticamente cerrada, No hubo servicios funerarios no hubo una autoridad sanitaria que nos indicara que no veláramos a mi mamá, sólo tuvimos la recomendación del neumólogo que trató a la familia de cremarla sin velorio". Todavía no hemos tenido tiempo de llorar, toda mi familia estamos luchando por sobrevivir y recuperar nuestra salud y salir adelante económicamente.

Foto: Cortesía │ Jardín Guadalupano

Señala que es una tragedia ver que cada día se multiplican en Culiacán y en el resto del país, casos como el de su familia donde miles de familias están sufriendo la enfermedad o la ausencia de sus seres queridos.

El dolor más grande es ver la apatía de la gente que no quiere cuidarse y la negligencia desde el gobierno federal hasta el de nuestro estado que andan como loquitos sacando a la gente para sus eventos, les importa más la política que la salud de los habitantes.Minerva

Reitera que en su familia se tomaron todas las medidas sanitarias recomendadas

El quédate en casa, ya lo sueño, porque es lo único que saben decir las autoridades, no hay más acciones para persuadir a la gente de que verdaderamente se cuide”.

“Ojalá que el testimonio de esta familia sirva un poquito porque me da dolor, coraje, decepción ver que la gente no toma conciencia de la gravedad del asunto, y dice que es un engaño de los gobiernos que quieren matar a los viejos para ahorrarse en medicinas. Los del gobierno que no quieren usar tapabocas, si dieran el ejemplo, quizá muchos los seguirían y así los muertos no estarían llenando los panteones”, concluyó.

SECTOR VULNERABLE

Las amas de casa, de acuerdo con Salud, son uno de los grupos más vulnerables de contraer del Covid-19 de manera grave.

Ojalá que el testimonio de esta familia sirva un poquito porque me da dolor, coraje, decepción ver que la gente no toma conciencia de la gravedad del asunto.

Minerva, hija de persona víctima de Covid-19





Lee más aquí

Culiacán, Sin.-¡Adiós mamá… adiós mamá!, así me despedí de mi madre que iba enfundada en dos bolsas negras rumbo al horno donde finalmente fue cremada al ser contagiada por Covid-19”.

Es la narración, es el testimonio de una hija que perdió a su madre y que además toda su familia se contagió en el mes de abril, por la falta de conciencia de la gente que no quiere cuidarse y de la falta de empatía de las autoridades, lo que ha provocado que mueran seres inermes como los enfermos crónicos y de la tercera edad.

Yo acuso al gobierno por su negligencia, por su falta de empatía con sus gobernados para cuidarlos, para protegernos”, señala Minerva, quien asegura que tan sólo en su familia se contagiaron cinco mujeres, todas amas de casa, tres hombres y dos menores.

Esto da testimonio de las cifras que da salud que el virus ha sido letal para las amas de casa, ya que hasta la fecha han muerto más de 400 mujeres y desde el 28 de febrero, fecha en que Sinaloa registró el primer caso de coronavirus mil 433 féminas han dado positivo al virus.

LA ODISEA

Minerva –nombre ficticio para proteger el verdadero-, y su familia en abril se contagiaron de Covid-19. Viven en la colonia Hidalgo y solicitaron reservar sus datos personales, ya que han sido amenazados, agredidos por haber tenido el virus.

Minerva cuenta que los vecinos a ciencia cierta no están muy seguros de que la familia estaba contagiada. Sospecharon cuando la funeraria recogió a mi madre de casa. Fue una odisea muy dramática, muy triste que a nadie se los deseamos.

Minerva se encargó de atender a su madre.

Mi madre era una mujer fuerte en apariencia, pero dañada por el cigarro que le provocó que, de tener una textura esponjosa, sus pulmones se convirtieran en bolsas de plástico infladas que se colapsaban cuando exhalaba. Era como si tratara de aplastar una bolsa de compras para sacarle todo el aire.

La falta de aire, esa incómoda sensación de tener dificultad para respirar, es uno de los síntomas más comunes del fin de la vida que los médicos durante la pandemia tratan de aliviar.

La paciente cambió sus cigarrillos por una mascarilla de respiración y todavía se sentía optimista: voy a salir de ésta y “seguiré como chacuaco porque ese es mi gusto”.

Unos cuantos días después, su frágil armazón se cansó. Murió por covid-19.

Dos días antes de morir, mi madre se puso a gritar. “¡Abran esa puerta y déjenme salir: Es un engaño esto que tengo…Abran esa puerta!”.

Eran los gritos desesperados de una persona perdida por la falta de aire.

Hasta entonces, nos habíamos preparado para que estuviera ausente, tranquila. No para ese delirio agitado. No para la desesperación, no para la rebelión contra el creador.

En lugar de irse calmadamente, mi madre gritaba e intentaba levantarse de la cama. Sus músculos se contraían, se crispaban. Su cuerpo parecía sometido a un tormento.

Hasta la fecha no sabemos cómo el virus se introdujo en la familia. La primera que se infectó fue mi madre, yo salí asintomática, por eso pude atender a mi madre hasta el último momento. Nadie más.

Minerva

Recuerda que su madre murió pocos días antes de semana santa, a causa de la neumonía viral producida por Covid-19.

Minerva, afortunadamente mi madre murió en su cama, no como otras personas que ven ingresar a su familiar a un hospital y en algunos casos ya no lo vuelven a ver, solo les entregan cenizas y no hay tiempo para llorarles como le pasó a mí familia.

Foto: Jesús Verdugo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Se complica en Sinaloa conseguir oxígeno para pacientes Covid-19

Señala que ella fue la única que pudo escuchar su dolor, su desesperación al estar luchando por su vida y su frustración ante el ataque de la enfermedad que le impedía hablar y mantenerse despierta, pero siempre le decía que la quería. Siempre tratando de tranquilizarla para que destinara sus fuerzas a la lucha de su cuerpo contra la enfermedad para vencer el virus.

UN GOLPE DURO

Fue el tres de abril cuando su madre murió, ella se encargó de todos los trámites, ya que su hermano en ese momento estaba siendo hospitalizado por la confirmación de resultados de laboratorio, positivos a Covid-19.

Le llamó a su sobrino para que estuviera presente cuando llegaran los de la funeraria, porque ella andaba en los trámites, pero al llegar a su hogar, el corazón se le estrujó.

Dice Minerva que fue un golpe muy fuerte al ver a unas personas cubiertas con equipo de protección médica, batas quirúrgicas, cofias, lentes, guantes, protectores de zapatos, tapabocas empujando una camilla con una bolsa negra.

¡Adiós mamá, te quiero mucho mamá! la despedí con resignación mi mamá iba en dos bolsas negras, la primera era visible y tenía una pequeña abertura porque no había sellado el cierre y me permitía ver otra bolsa, pero nunca vi su cuerpo.

Los recuerdos se agolparon en mi mente. Su vicio, su alegría por la vida, su miedo a adquirir el virus. Fue algo muy duro que mi mamá muriera precisamente por ese virus del que hablaban.

En diciembre ella escuchó que en China se estaban muriendo por ese virus y nos dijo: “me puse chinita…Dios nos proteja, ojalá nunca nos toque vivir algo así” y meses después tocó a la puerta de nuestra casa para arrebatárnosla y golpear la salud de toda mi familia.

Después que se llevaron a mi madre, acompañé el ingreso hospitalario de otro de mis hermanos, a quien le acababan de confirmar diagnóstico de Covid-19.

DUELO APLAZADO

“No hubo tiempo para llorar por mi madre fallecida, teníamos que ocuparnos de los demás. En tan sólo una semana mi madre había muerto, dos hermanas, mis sobrinos habían sido hospitalizados por neumonía a causa del Covid-19, otros familiares, entre ellos mis hijos, estaban en cuarentena, también con confirmación de coronavirus y el resto en observación y aislados, con síntomas en evolución.

“Al día siguiente de su muerte, las cenizas de mi mamá llegaron a casa en una caja herméticamente cerrada, No hubo servicios funerarios no hubo una autoridad sanitaria que nos indicara que no veláramos a mi mamá, sólo tuvimos la recomendación del neumólogo que trató a la familia de cremarla sin velorio". Todavía no hemos tenido tiempo de llorar, toda mi familia estamos luchando por sobrevivir y recuperar nuestra salud y salir adelante económicamente.

Foto: Cortesía │ Jardín Guadalupano

Señala que es una tragedia ver que cada día se multiplican en Culiacán y en el resto del país, casos como el de su familia donde miles de familias están sufriendo la enfermedad o la ausencia de sus seres queridos.

El dolor más grande es ver la apatía de la gente que no quiere cuidarse y la negligencia desde el gobierno federal hasta el de nuestro estado que andan como loquitos sacando a la gente para sus eventos, les importa más la política que la salud de los habitantes.Minerva

Reitera que en su familia se tomaron todas las medidas sanitarias recomendadas

El quédate en casa, ya lo sueño, porque es lo único que saben decir las autoridades, no hay más acciones para persuadir a la gente de que verdaderamente se cuide”.

“Ojalá que el testimonio de esta familia sirva un poquito porque me da dolor, coraje, decepción ver que la gente no toma conciencia de la gravedad del asunto, y dice que es un engaño de los gobiernos que quieren matar a los viejos para ahorrarse en medicinas. Los del gobierno que no quieren usar tapabocas, si dieran el ejemplo, quizá muchos los seguirían y así los muertos no estarían llenando los panteones”, concluyó.

SECTOR VULNERABLE

Las amas de casa, de acuerdo con Salud, son uno de los grupos más vulnerables de contraer del Covid-19 de manera grave.

Ojalá que el testimonio de esta familia sirva un poquito porque me da dolor, coraje, decepción ver que la gente no toma conciencia de la gravedad del asunto.

Minerva, hija de persona víctima de Covid-19





Lee más aquí

Local

AMLO visita Culiacán y felicita a gobernador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador visita Sinaloa y el gobernador del estado lo recibe con cubrebocas

Local

Pide AMLO un minuto de silencio para homenajear a mexicanos en pandemia

Hasta el cuatro de agosto, en México hay 449 mil casos confirmados de coronavirus, 48 mil 869 defunciones y 300 mil 254 pacientes recuperados.

Local

Habrá apoyos para productores sinaloenses al ser el “granero de México”

Andrés Manuel López Obrador, clasificó a Sinaloa como un estado de vanguardia y ejemplar

Política

Corte resuelve a favor del Bronco; no será sancionado

La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó el proceso de Congreso de Nuevo León

Mundo

Álvaro Uribe da positivo a Covid-19 tras ser detenido

El expresidente de Colombia fue detenido este martes acusado fraude procesal y soborno de testigos

Cultura

Abren espacio al cómic en lenguas indígenas, un género de oportunidad 

Del 9 de agosto al 25 de noviembre se realizarán, a través de redes sociales

Turismo

Qué es el bleisure y cómo "recuperará" el tiempo perdido en los viajes

Aunque no es concepto nuevo, se posiciona como una tendencia post Covid-19 y te decimos por qué

Política

Desconoce PT acuerdo que daría la Mesa Directiva de San Lázaro al PRI

El coordinador Reginaldo Sandoval agregó que no será hasta la última semana de agosto cuando se defina quien debe presidir la Mesa

Ciencia

Descubren nuevos genes relacionados con la infertilidad masculina

El hallazgo de los investigadores de la Puigvert permitirá que, después de un test genético, no se recomiende la biopsia a los pacientes con mutaciones en estos genes