/ sábado 25 de septiembre de 2021

Detrás de la esperanza: Vida de viuda de policía caído

Sara vivió un viacrucis para recibir pensión y seguros, dinero con el que sostiene a su familia

Culiacán, Sin.- Lo que parecía ser solo una colitis, terminó en un infarto para el policía investigador Salvador, su esposa, Sara, en octubre del 2017 se convirtió en una viuda de un policía caído y se topó con la inhumanidad de un sistema de gobierno que, en lugar de agradecer los más de 20 años de servicio de su esposo, la dejó desamparada.

Esta historia, por desgracia, es un ciclo vicioso que no parece tener fin para las miles de viudas de policías caídos de Sinaloa, algunas con hasta 10 o 15 años de lucha para recibir su pensión y otras con menos años; junto con ellas, van cientos de hijos que quedan huérfanos, desde niños hasta adultos.

Era finales de octubre de 2017, Salvador de 52 años llegó a casa a comer con su esposa e hijo de 18 años, sus tres hijos mayores para este punto ya se habían independizado; todo transcurrió sin problemas. Horas después cuando Chava ya estaba en una investigación, Sara recibió una llamada: su esposo había sufrido un infarto y de ahí, empezó el tortuoso camino.

El 29 de octubre del 2017 Salvador murió después de estar internado por siete días en terapia intensiva en el ISSSTE de Culiacán, con el duelo iniciado y el preparativo del funeral, para el día 30, la quincena ya no se reflejó en la tarjeta y Sara y su hijo se quedaron sin dinero, solo con los ahorros que Chava tenía "por si acaso".

“Y también el hecho de que no teníamos conocimiento alguno de lo que sucedía, no sabíamos que desamparaban completamente a la familia, porque él murió el 29 y el día 30 ya no había ni un centavo de quincena”, recordó.

Incertidumbre

Tantos años de estrés, incertidumbre, mal comidas, vicios como el tabaquismo y todo lo que genera una vida como policía en Culiacán, le provocó diabetes e hipertensión a Salvador y en su caso, el infarto fue hacía la boca del estómago, en la parte baja del corazón, de ahí, que el dolor se disfrazara como colitis.

“Entonces creemos después de ver estudios, análisis, que él había tenido otros infartos disfrazados de colitis, porque le daba en esa parte del corazón, no nos habíamos dado cuenta que él tenía ese pequeño detalle, debido al estrés, al cansancio, a todo lo demás”, explicó.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Salvador pertenecía a lo que antes fue la Procuraduría, ahora Fiscalía General del Estado, pero había sido prestado como investigador a la Policía Ministerial, su comandante a cargo, reconoce la viuda, siempre estuvo al tanto de la condición de salud de su elemento.

Y el día de su muerte y honrando la petición de Chava, su cuerpo fue cremado y enviado a su casa en Mazatlán, finalmente, el traslado fue escoltado por quien en vida fue su superior.

Para Sara, su relación con Salvador siempre fue una aventura, sin embargo, años después, el perder a su esposo por su trabajo, genera un coraje para su ahora viuda, “yo siempre estuve enojada, no en contra, enojada de que no se le reconociera lo que realmente valía como policía y como persona”.

Laberinto burocrático

Una semana de luto después, regresó a Culiacán para hacer los trámites lo más rápido posible, su expectativa era recibir su pensión y los tres seguro de vida que dejó Salvador en tres meses, periodo que se extendió a 10 meses por ayuda de un diputado, pero que, para una viuda de policía es tiempo record.

“Yo no iba a permitir que todos los años que mi esposo se desgastó, se acabó, se enfermó y que no estuvo con nosotros, se fueran al caño por gusto de otros, la verdad no, tengo ese corazón de guerrero y no de víctima”, externó. Pero como efecto colateral, cuenta, tuvo problemas en su salud, una especie de alergia que no la dejaba salir cuando había sol.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Al mismo tiempo que se unía a la asociación de "Familias de policías caídos", buscó trabajo, la respuesta siempre era "no", sus hijos fueron el sostén de su "corazón marchito", algunos con dinero y otros con apoyo emocional. Cuando recibió la pensión y parte de los seguros de vida en agosto del 2018, pagó el servicio funerario y todas las deudas que se habían acumulado.

“Y pues las cosas bendito Dios salieron, salieron difíciles pero salieron, fueron 10 meses duros, pero unidos la verdad sí”, confesó.

Sara sigue en el movimiento de las viudas de policías caídos, participa en los plantones en palacio de gobierno y está segura en que se tiene que cambiar el costumbrismo de los políticos, "esto está corrompido, están tan acostumbrados a malversar un dinero que no les corresponde, que creen que la costumbre es ley y no es así”.

Yo no iba a permitir que todos los años que mi esposo se desgastó, se acabó, se enfermó y que no estuvo con nosotros.

Sara esposa de policía caído

Movimiento

Actualmente la Asociación de Viudas lucha para que el Ayuntamiento entregue las pensiones a viudas de agentes municipales.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Lo que parecía ser solo una colitis, terminó en un infarto para el policía investigador Salvador, su esposa, Sara, en octubre del 2017 se convirtió en una viuda de un policía caído y se topó con la inhumanidad de un sistema de gobierno que, en lugar de agradecer los más de 20 años de servicio de su esposo, la dejó desamparada.

Esta historia, por desgracia, es un ciclo vicioso que no parece tener fin para las miles de viudas de policías caídos de Sinaloa, algunas con hasta 10 o 15 años de lucha para recibir su pensión y otras con menos años; junto con ellas, van cientos de hijos que quedan huérfanos, desde niños hasta adultos.

Era finales de octubre de 2017, Salvador de 52 años llegó a casa a comer con su esposa e hijo de 18 años, sus tres hijos mayores para este punto ya se habían independizado; todo transcurrió sin problemas. Horas después cuando Chava ya estaba en una investigación, Sara recibió una llamada: su esposo había sufrido un infarto y de ahí, empezó el tortuoso camino.

El 29 de octubre del 2017 Salvador murió después de estar internado por siete días en terapia intensiva en el ISSSTE de Culiacán, con el duelo iniciado y el preparativo del funeral, para el día 30, la quincena ya no se reflejó en la tarjeta y Sara y su hijo se quedaron sin dinero, solo con los ahorros que Chava tenía "por si acaso".

“Y también el hecho de que no teníamos conocimiento alguno de lo que sucedía, no sabíamos que desamparaban completamente a la familia, porque él murió el 29 y el día 30 ya no había ni un centavo de quincena”, recordó.

Incertidumbre

Tantos años de estrés, incertidumbre, mal comidas, vicios como el tabaquismo y todo lo que genera una vida como policía en Culiacán, le provocó diabetes e hipertensión a Salvador y en su caso, el infarto fue hacía la boca del estómago, en la parte baja del corazón, de ahí, que el dolor se disfrazara como colitis.

“Entonces creemos después de ver estudios, análisis, que él había tenido otros infartos disfrazados de colitis, porque le daba en esa parte del corazón, no nos habíamos dado cuenta que él tenía ese pequeño detalle, debido al estrés, al cansancio, a todo lo demás”, explicó.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Salvador pertenecía a lo que antes fue la Procuraduría, ahora Fiscalía General del Estado, pero había sido prestado como investigador a la Policía Ministerial, su comandante a cargo, reconoce la viuda, siempre estuvo al tanto de la condición de salud de su elemento.

Y el día de su muerte y honrando la petición de Chava, su cuerpo fue cremado y enviado a su casa en Mazatlán, finalmente, el traslado fue escoltado por quien en vida fue su superior.

Para Sara, su relación con Salvador siempre fue una aventura, sin embargo, años después, el perder a su esposo por su trabajo, genera un coraje para su ahora viuda, “yo siempre estuve enojada, no en contra, enojada de que no se le reconociera lo que realmente valía como policía y como persona”.

Laberinto burocrático

Una semana de luto después, regresó a Culiacán para hacer los trámites lo más rápido posible, su expectativa era recibir su pensión y los tres seguro de vida que dejó Salvador en tres meses, periodo que se extendió a 10 meses por ayuda de un diputado, pero que, para una viuda de policía es tiempo record.

“Yo no iba a permitir que todos los años que mi esposo se desgastó, se acabó, se enfermó y que no estuvo con nosotros, se fueran al caño por gusto de otros, la verdad no, tengo ese corazón de guerrero y no de víctima”, externó. Pero como efecto colateral, cuenta, tuvo problemas en su salud, una especie de alergia que no la dejaba salir cuando había sol.

Foto: Karla Mendívil│ El Sol de Sinaloa

Al mismo tiempo que se unía a la asociación de "Familias de policías caídos", buscó trabajo, la respuesta siempre era "no", sus hijos fueron el sostén de su "corazón marchito", algunos con dinero y otros con apoyo emocional. Cuando recibió la pensión y parte de los seguros de vida en agosto del 2018, pagó el servicio funerario y todas las deudas que se habían acumulado.

“Y pues las cosas bendito Dios salieron, salieron difíciles pero salieron, fueron 10 meses duros, pero unidos la verdad sí”, confesó.

Sara sigue en el movimiento de las viudas de policías caídos, participa en los plantones en palacio de gobierno y está segura en que se tiene que cambiar el costumbrismo de los políticos, "esto está corrompido, están tan acostumbrados a malversar un dinero que no les corresponde, que creen que la costumbre es ley y no es así”.

Yo no iba a permitir que todos los años que mi esposo se desgastó, se acabó, se enfermó y que no estuvo con nosotros.

Sara esposa de policía caído

Movimiento

Actualmente la Asociación de Viudas lucha para que el Ayuntamiento entregue las pensiones a viudas de agentes municipales.




Lee más aquí

Local

A 600 días de pandemia suma Sinaloa 72 mil 860 contagios de Covid-19

Esta tarde, la Secretaría de Salud registró 47 nuevos casos y 3 fallecimientos por SARS-Cov2

Local

Maestros del Suntuas participan en elección de comités delegacionales

El líder sindical destacó la participación de los miembros de la organización y el buen ánimo que mostraron durante el desahogo de las elecciones

Local

Diputados priistas donan mil mastografías a mujeres de escasos recursos

El apoyo va dirigido a jefas de familia y amas de casa y podrán recogerlo en las oficinas del PRI

Gossip

Alex Lora y El Tri se presentarán este sábado en la Arena Ciudad de México

Alex Lora y su banda ofrecerán su primer concierto presencial en "chilangolandia" este sábado

Gossip

Lifetime anuncia producciones originales en español

A&E tendrá en exclusiva la biografía de Janet Jackson, además del estreno de Metrópoli Buenos Aires

Gossip

Dos rockeros en la cocina incursionan en El gran pastelero, Bake Off México

Sin miedo y sin vergüenza los músicos Marcello Lara y Sergio Arau incursionan en la repostería

Gossip

Metrópoli muestra nuevos retos de los equipos de seguridad de la CdMx

La tercera temporada del docureality de A&E se filmó en medio de la pandemia, agregando nuevos casos de mucho impacto

Gossip

Sandra Echeverría inicia un podcast

Podcast, inspirada en las historias de sus colegas en la música y adelanta detalles de su próximo disco

Cultura

Guillermo Arriaga y Sergio Avilés conversan en el Cervantino sobre Coahuila

Hay calidad en locaciones y su gente, dice el cineasta Guillermo Arriaga en charla con el productor Sergio Avilés