/ sábado 24 de octubre de 2020

Desplazados de la sierra, en busca de una esperanza

A pesar del fondo de 40 millones, la Sedeso no invierte en vivienda para los desplazados por la violencia en Sinaloa

Culiacán, Sin.- “Ofelia” y su familia llegaron a Culiacán en busca de un trozo de tierra para fincar la esperanza, una casita en la cual continuar con la vida, después de perderlo todo allá en la sierra.

Ella, junto con decenas de familias, fue expulsada por la violencia en Badiraguato, una violencia que se empalma a la falta de empleo y proyectos productivos. Uno nunca está a salvo, aunque se haya convertido en un “invisible” para el Estado mexicano.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

Hubo mucha violencia y se terminaron las fuentes de trabajo, ya no había manera de trabajar, ya no había ni el sustento diario; tuvimos que dejarlo todo”, cuenta.

Hoy, la etapa 1 de la invasión de la colonia Cuatro de Marzo, se ha convertido en un refugio habitable gracias al trabajo comunitario. Este asentamiento, llamado “irregular” por parte de funcionarios del Ayuntamiento y de Gobierno, es la cifra de un nuevo comienzo.

Tuvimos que empezar de cero”, dice Ofelia. “Dejamos casa, muebles, todo completamente, salimos con lo puesto”.

“Ofelia” cuenta su historia acompañada del resto de su familia. Reunidos bajo un árbol de nin, cuya sombra fue la más disputada cuando aterrizaron en estos terrenos de las vías del tren, “Adrián” y “Ofelia” elaboran un mapa de la travesía que les tocó vivir.

De Badiraguato llegaron a una casa de renta en la colonia 6 de Enero, donde permanecieron varios años arreglándoselas con lo poco que ganaban en trabajos eventuales.

Prácticamente uno trabaja para pagar la renta y para apenas comer“Ofelia”

Cuando se les pregunta si Gobierno de Estado o personal del Ayuntamiento han acudido a gestionar ayudas sociales, los integrantes de las familias se miran entre sí, y sueltan un no.

Nosotros no existimos para ellos, somos invisibles

“Ofelia”



Foto: Martín Durán │ El Sol de Sinaloa


Desde la perspectiva de “Laura”, solamente existen cuando el gobierno les cobra. Una vez la multaron a ella por construir su casita; no le dieron permiso, pero sí la sanción monetaria.

“Lo que queremos”, dice Laura, “es que nos escuchen, que nos atiendan, que sepan las autoridades que queremos un lugar donde vivir, que hay muchos desplazados que apenas sobreviven sin casa, un lugar para descansar”.

UNA LEY QUE NO SE APLICA

La etapa 1 de esta comunidad tiene un modelo organizacional envidiable. Ubicada entre la Cuatro de Marzo y las vías del tren, don Agustín es el hombre de más edad que se ha dedicado a sembrar elotes, coles y calabazas tiernas.

“Cuando hay cosecha nos reparte a todos”, dice “Laura”, quien sin buscarlo, se ha convertido en una especie de líder.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

Cuando se les informa del fondo autorizado por el Congreso del Estado por un monto de 40 millones para vivienda en favor de desplazados, aseguran desconocer el tema.

Menos sabían que el Congreso del Estado aprobó en julio la Ley para Prevenir, Atender y Reparar Desplazamiento Forzado Interno, la cual entró en vigor el 22 de agosto (POE, del 21 de agosto), y que este marco legal prevé en su articulado apoyos integrales para las víctimas de este fenómeno provocado por la violencia.

Además de reconocer a las personas desplazadas como víctimas, también es un instrumento por medio del cual se le tendrían que garantizar a ellos las necesidades básicas, como alimento, refugio y vivienda.

También se reformó el Código Penal del Estado para tipificar el desplazamiento forzado como delito que se castiga con hasta 12 años de prisión.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

En cambio, “Laura”, “Ofelia” y Adrián, dicen desconocer que hoy en día tanto el Gobierno del Estado como los Ayuntamientos están obligados a generar políticas públicas, y que además ellos como víctimas deben contar atención que incluye educación para sus hijos y asistencia social.

Desde luego, acá nada de cumple. Si este asentamiento existe, ha sido gracias al coraje de estos desplazados por aferrarse a un trozo de tierra. Más de una vez los han querido desalojar, pero ellos ya están aquí, y han dado pelea.

Cuando alguien ajeno a la comunidad se interna, de inmediato es “boletinado” en los grupos de WhatsApp. ¿Quién es? ¿Qué buscan? ¿Vienen a molestarnos? Han tenido otras guerras, para vivir en paz ahora en este suelo en el que sienten que hay mejor porvenir.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

FONDO PERDIDO

A pesar de que el Congreso aprobó el fondo de 40 millones de pesos para vivienda en el presupuesto 2020, la Secretaría de Desarrollo Social no ha gestionado ni un peso para apoyar a los desplazados de Sinaloa.

En una respuesta enviada a El Sol de Sinaloa mediante una solicitud de acceso a la información, la Secretaría de Desarrollo Social informó que ha gastado, entre 2018 y 2019, poco más de 8 millones de pesos en ayudas a las familias en situación de desplazo.

Despensas, láminas negras, láminas galvanizadas y estufas son algunos de los gastos reportados por la SEDESO en estos dos años, cuyas copias de facturas tiene este medio.

En cuando a la compra de terrenos, la dependencia que dirige Ricardo Madrid Pérez, entregó la póliza de cheque fechada el 29 de diciembre de 2019, a nombre de la Comisión de Vivienda del Estado de Sinaloa, por un monto de 2 millones 377 mil 667.93 pesos.

Los terrenos fueron adquiridos en Guasave y Salvador Alvarado. Aunque se le requirió toda la documentación, la SEDESO no informó si ha ejercido recursos de los 40 millones en materia de vivienda para 2020.

Foto: Archivo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Estudiar o ser sicario, los dos caminos en Tepuche

A lo más, en dos ocasiones, Madrid Pérez ha presumido en su cuenta de Twitter reuniones para dispersar este fondo, sin embargo, El Sol de Sinaloa no localizó pruebas de su ejercicio. Simplemente está en ceros, en planes que no aterrizan para paliar las necesidades de las víctimas.

En varios comunicados, la SEDESO ha informado que ha llevado a cabo la compra de terrenos en Choix y Mazatlán, sin embargo, hace unas semanas en el puerto mazatleco familias de desplazados protestaron por la falta de cumplimiento de los acuerdos sobre la vivienda.

“Queremos que volteen los ojos hacia nosotros, que los apoyos y la ley que se aprobó por parte de los diputados llegara de perdida mínimo a apoyar a cada una de las personas que estamos aquí”, señala “Laura”.

Vinieron de la sierra, donde lo perdieron todo, dispuestos a aferrarse ahora a este trozo de piedra.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

“Queremos que volteen los ojos hacia nosotros, que los apoyos y la ley que se aprobó por parte de los diputados llegara de perdida mínimo a apoyar a cada una de las personas que estamos aquí”, expresó Laura desplazada de Badiraguato.

Son 150 las familias desplazadas que viven en este asentamiento de las vías, entre la Cuatro de Marzo y Juntas de Humaya.



Lee más aquí


Culiacán, Sin.- “Ofelia” y su familia llegaron a Culiacán en busca de un trozo de tierra para fincar la esperanza, una casita en la cual continuar con la vida, después de perderlo todo allá en la sierra.

Ella, junto con decenas de familias, fue expulsada por la violencia en Badiraguato, una violencia que se empalma a la falta de empleo y proyectos productivos. Uno nunca está a salvo, aunque se haya convertido en un “invisible” para el Estado mexicano.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

Hubo mucha violencia y se terminaron las fuentes de trabajo, ya no había manera de trabajar, ya no había ni el sustento diario; tuvimos que dejarlo todo”, cuenta.

Hoy, la etapa 1 de la invasión de la colonia Cuatro de Marzo, se ha convertido en un refugio habitable gracias al trabajo comunitario. Este asentamiento, llamado “irregular” por parte de funcionarios del Ayuntamiento y de Gobierno, es la cifra de un nuevo comienzo.

Tuvimos que empezar de cero”, dice Ofelia. “Dejamos casa, muebles, todo completamente, salimos con lo puesto”.

“Ofelia” cuenta su historia acompañada del resto de su familia. Reunidos bajo un árbol de nin, cuya sombra fue la más disputada cuando aterrizaron en estos terrenos de las vías del tren, “Adrián” y “Ofelia” elaboran un mapa de la travesía que les tocó vivir.

De Badiraguato llegaron a una casa de renta en la colonia 6 de Enero, donde permanecieron varios años arreglándoselas con lo poco que ganaban en trabajos eventuales.

Prácticamente uno trabaja para pagar la renta y para apenas comer“Ofelia”

Cuando se les pregunta si Gobierno de Estado o personal del Ayuntamiento han acudido a gestionar ayudas sociales, los integrantes de las familias se miran entre sí, y sueltan un no.

Nosotros no existimos para ellos, somos invisibles

“Ofelia”



Foto: Martín Durán │ El Sol de Sinaloa


Desde la perspectiva de “Laura”, solamente existen cuando el gobierno les cobra. Una vez la multaron a ella por construir su casita; no le dieron permiso, pero sí la sanción monetaria.

“Lo que queremos”, dice Laura, “es que nos escuchen, que nos atiendan, que sepan las autoridades que queremos un lugar donde vivir, que hay muchos desplazados que apenas sobreviven sin casa, un lugar para descansar”.

UNA LEY QUE NO SE APLICA

La etapa 1 de esta comunidad tiene un modelo organizacional envidiable. Ubicada entre la Cuatro de Marzo y las vías del tren, don Agustín es el hombre de más edad que se ha dedicado a sembrar elotes, coles y calabazas tiernas.

“Cuando hay cosecha nos reparte a todos”, dice “Laura”, quien sin buscarlo, se ha convertido en una especie de líder.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

Cuando se les informa del fondo autorizado por el Congreso del Estado por un monto de 40 millones para vivienda en favor de desplazados, aseguran desconocer el tema.

Menos sabían que el Congreso del Estado aprobó en julio la Ley para Prevenir, Atender y Reparar Desplazamiento Forzado Interno, la cual entró en vigor el 22 de agosto (POE, del 21 de agosto), y que este marco legal prevé en su articulado apoyos integrales para las víctimas de este fenómeno provocado por la violencia.

Además de reconocer a las personas desplazadas como víctimas, también es un instrumento por medio del cual se le tendrían que garantizar a ellos las necesidades básicas, como alimento, refugio y vivienda.

También se reformó el Código Penal del Estado para tipificar el desplazamiento forzado como delito que se castiga con hasta 12 años de prisión.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

En cambio, “Laura”, “Ofelia” y Adrián, dicen desconocer que hoy en día tanto el Gobierno del Estado como los Ayuntamientos están obligados a generar políticas públicas, y que además ellos como víctimas deben contar atención que incluye educación para sus hijos y asistencia social.

Desde luego, acá nada de cumple. Si este asentamiento existe, ha sido gracias al coraje de estos desplazados por aferrarse a un trozo de tierra. Más de una vez los han querido desalojar, pero ellos ya están aquí, y han dado pelea.

Cuando alguien ajeno a la comunidad se interna, de inmediato es “boletinado” en los grupos de WhatsApp. ¿Quién es? ¿Qué buscan? ¿Vienen a molestarnos? Han tenido otras guerras, para vivir en paz ahora en este suelo en el que sienten que hay mejor porvenir.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

FONDO PERDIDO

A pesar de que el Congreso aprobó el fondo de 40 millones de pesos para vivienda en el presupuesto 2020, la Secretaría de Desarrollo Social no ha gestionado ni un peso para apoyar a los desplazados de Sinaloa.

En una respuesta enviada a El Sol de Sinaloa mediante una solicitud de acceso a la información, la Secretaría de Desarrollo Social informó que ha gastado, entre 2018 y 2019, poco más de 8 millones de pesos en ayudas a las familias en situación de desplazo.

Despensas, láminas negras, láminas galvanizadas y estufas son algunos de los gastos reportados por la SEDESO en estos dos años, cuyas copias de facturas tiene este medio.

En cuando a la compra de terrenos, la dependencia que dirige Ricardo Madrid Pérez, entregó la póliza de cheque fechada el 29 de diciembre de 2019, a nombre de la Comisión de Vivienda del Estado de Sinaloa, por un monto de 2 millones 377 mil 667.93 pesos.

Los terrenos fueron adquiridos en Guasave y Salvador Alvarado. Aunque se le requirió toda la documentación, la SEDESO no informó si ha ejercido recursos de los 40 millones en materia de vivienda para 2020.

Foto: Archivo │ El Sol de Sinaloa

Puedes leer: Estudiar o ser sicario, los dos caminos en Tepuche

A lo más, en dos ocasiones, Madrid Pérez ha presumido en su cuenta de Twitter reuniones para dispersar este fondo, sin embargo, El Sol de Sinaloa no localizó pruebas de su ejercicio. Simplemente está en ceros, en planes que no aterrizan para paliar las necesidades de las víctimas.

En varios comunicados, la SEDESO ha informado que ha llevado a cabo la compra de terrenos en Choix y Mazatlán, sin embargo, hace unas semanas en el puerto mazatleco familias de desplazados protestaron por la falta de cumplimiento de los acuerdos sobre la vivienda.

“Queremos que volteen los ojos hacia nosotros, que los apoyos y la ley que se aprobó por parte de los diputados llegara de perdida mínimo a apoyar a cada una de las personas que estamos aquí”, señala “Laura”.

Vinieron de la sierra, donde lo perdieron todo, dispuestos a aferrarse ahora a este trozo de piedra.

Foto: Martín Durán | El Sol de Sinaloa

“Queremos que volteen los ojos hacia nosotros, que los apoyos y la ley que se aprobó por parte de los diputados llegara de perdida mínimo a apoyar a cada una de las personas que estamos aquí”, expresó Laura desplazada de Badiraguato.

Son 150 las familias desplazadas que viven en este asentamiento de las vías, entre la Cuatro de Marzo y Juntas de Humaya.



Lee más aquí


Local

Dan de alta a mil 614 pacientes de Covid-19 en Sinaloa

Salud reportó este miércoles mil 585 nuevos contagios y 3 defunciones

Local

A tres días de plantón, liberan pepenadores la Álvaro Obregón

En reunión con cabildo municipal, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, aprobó un pliego petitorio en el que renovará la carta de anuencia a los pepenadores y otros puntos.

Local

Detienen a integrantes del Stasac en manifestación en Culiacán

A empujones se llevan elementos de la Municipal a manifestantes del plantón frente al Ayuntamiento

Sociedad

Abdala sólo es compatible con tres vacunas aplicadas en México

La vacuna cubana aprobada por nuestro país sólo funciona como refuerzo de Sputnik, Pfizer y Moderna, que se aplicaron en México

Política

Marina contuvo 28.8 millones de ciberataques en siete años

Especialista advierte los peligros de que la información de la Semar llegue a criminales

Finanzas

Foro Económico Mundial: Vacunas y unidad son las claves en AL

Cinco presidentes de la región resaltaron la necesidad de cooperación con la IP para impulsar inversión y empleo

Mundo

Buscan tratar Covid como endemia

Se debe convivir con el virus como con la gripe, afirma, pese a objeción de la OMS; GB acaba con restricciones

Deportes

Los Tomateros se van en desventaja al Panamericano

Caen 8-2 frente a los Charros en la Nación Guinda en el quinto juego de la final, en la despedida de Anthony Vasquez

OMG!

Britney Spears vs Jamie Lynn: la batalla que podría destruir su relación como hermanas

El pleito ha echo explotar a la Princesa del Pop, que ha recurrido con su abogado para tomar cartas en el asunto