/ sábado 25 de enero de 2020

Culiacán, una ciudad ‘cegada’ a la inclusión

Priscila Celeste Castro quedó ciega a los 13 años; con su mundo a oscuras estudió derecho en la UAS en Culiacán

Culiacán, Sin.- Para Priscila Celeste Castro, Culiacán es una ciudad imposible para discapacitados, en todos sus sentidos “las calles son trampas mortales; otra, las autoridades son insensibles, te niegan toda oportunidad para desarrollarte, pero ni eso nos doblega y con los ojos bien abiertos vemos siempre para adelante…”

A veces seria, otras en broma, Priscila Celeste es originaria de Mocorito ; narra que desde hace 18 años quedó ciega por un tumor en la cabeza, pero eso no ha sido obstáculo para salir adelante; pese a su ceguera, su pobreza y las dificultades que ha tenido que sortear, ahora es abogada y una eficiente secretaria.

Foto: Jesús Verdugo │El Sol de Sinaloa

En el 2001 le detectaron el tumor. Desde entonces, su mundo de colores, cambió… se llenó de sombras oscuras.


Adquirí mi ceguera a los 15 años. Estudie la primaria y secundaria viendo, pero ya la preparatoria fue otra cosa. Mi problema inició cuando se me iba y se me venía la vista, como si parpadeara frecuentemente todo el día. Se me ponían los ojos en blanco. Aparte se me entumía la cabeza por partes y me dolía mucho. Mis padres me trajeron de urgencia a Culiacán para hacerme el estudio, me detectaron el tumor y me dijeron que de inmediato me iban a operar

Priscila Celeste Castro


Dice que su familia es de escasos recursos económicos, además no tenían ninguna seguridad social y fue operada en el Hospital General.

“Salimos a flote gracias a la familia, a los amigos que organizaban fiestas, charreadas, rifas para sacar fondos para apoyarme”, recuerda con agradecimiento.

Expresa que seguían requiriendo recursos y ahí estaban los amigos, porque después de la operación le dieron radiaciones y le quemaron el nervio óptico.

Como si esto fuera poco, tiene dos válvulas en la cabeza, porque a causa del tumor le provocó hidrocefalia, que es el aumento anormal de la cantidad de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro.

SACAR EL CARÁCTER

-¿Ha sido difícil para ti transitar en tinieblas?

-En su momento sí. Tuve que recibir ayuda sicológica porque caí en depresión. En ese momento lloraba por todo, me quería morir, sentía que era un estorbo, si me visitaban lloraba y si no también.

Priscila estaba en el tercer año de secundaria, le faltaban dos meses para graduarse y sus sueños aparentemente se oscurecían.

Como siempre fui muy buena estudiante y me dieron el certificado. Mi pueblo se llama Palmarito Mineral, ahí estudié la primaria, pero ya en secundaria tenía que irme caminando cerca de cuatro kilómetros o de raite a Cerro Agudo para prepararme

Priscila Celeste Castro

Después de pasar por fuertes depresiones, logró salir adelante, siempre con un ideal: prepararse y ser alguien en la vida y desde hace casi 15 años salió del rancho, sin ver el mundo, pero si con el deseo de conquistarlo.

APRENDIZAJE

“Tengo 18 años ciega y no extraño ver. Soy totalmente libre, con autonomía e independencia propia, voy a donde quiera y ahorita me encargo de enseñar a otras personas con discapacidad visual a que aprendan a ser independientes" Aprendió Braille, pero por su independencia, no lo maneja.

“La verdad no lo practico. Sólo para hacer anotaciones para mí para yo leerlo. Me manejo en mi trabajo con la computadora. Conozco el teclado de memoria, tiene un programa que es lector de pantalla, me puedo meter al internet, enviar correos”, apunta.

Recuerda que aprendió primero a utilizar el bastón, subir y bajar camiones.

“Me di a la tarea de conocer la ciudad para poder desplazarme. Mi medio de transporte es el camión, cuando apenas la necesidad lo amerita y que pueda pagar, salgo en Uber, por ejemplo cuando llueve, porque me cuido mucho por un resbalón que me pueda golpear la cabeza y las válvulas…”.

Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos y ella, no deja de agradecerle a Dios todo lo que le ha dado y a personas que creyeron en ella y le abrieron las puertas, ya que desde hace cinco años, es secretaria del grupo parlamentario del PAS en el Congreso del Estado.


Dios es el que me tiene aquí y le doy gracias por todo lo que me ha dado, como viviré eternamente agradecida con el maestro Cuén y la diputada Angélica Díaz que me abrieron otro panorama, soy feliz en mi trabajo. Tengo cinco años aquí en el grupo parlamentario del PAS

Priscila Celeste Castro


Y con orgullo señala: “Soy secretaria, recibo oficios, peticiones de apoyo, oficios para reunión de comisiones, atiendo a personas con discapacidad. Todas las llamadas que recibo las anoto en la computadora.”

CIUDAD AGRESIVA

-¿Cómo le haces para tomar un camión?

-Los débiles visuales y ciegos conocemos todo el centro de Culiacán, nombres de las calles, las cuadras de tanto ir y venir también te aprendes los locales, los negocios, entonces, aprendes la parada de cada camión. Por ejemplo al salir del Congreso, subo el puente peatonal, al bajar está la parada de los camiones Toledo, Lázaro, Barrancos, el Cucas. Pregunto o la misma gente me dice cuál es.

Relata que en el Centro es más fácil.


Ya sé dónde está la parada que está en la esquina de Rosales y Carrasco y ahí tomo el Alameda que me lleva a casa. También conozco los que tomo usualmente para hacer mis diligencias. Siempre preguntamos, “porque si somos ciegos y no hablamos, estamos perdidos y el que no habla Dios no lo oye

Priscila Celeste Castro


-¿No te da miedo caerte, por el problema de tu cabeza?

-No me da miedo porque confío en Dios. Me he caído infinidad de veces, incluso he dejado de venir a trabajar por los esguinces que he tenido en los pies porque el Centro está súper feo, las calles, las banquetas, hay alcantarillas, registros abiertos.

Además hay muchos obstáculos como los locales y maniquíes en las banquetas que obstruyen la pasada, pura de esas. Pero lo peor, y creo que los puso Sergio Torres, esos llamados fantasmas, luces que están en cada esquina, cada rato nos caemos.

-Estudiaste Derecho ¿por qué no ejerces?

-Estudié pero no para litigar. Siempre quise tener un título. De niña ese era mi sueño. Cuando obtuve mi título quise trabajar en alguna institución de gobierno. Le busqué en el Ayuntamiento, en el mismo DIF y me cerraron las puertas.

Los funcionarios no son sensibles, no se dan cuenta que a pesar de nuestras incapacidades tenemos la habilidad para trabajar, para hacer cosas, claro que con adecuaciones y la mayoría no quiere enfrentarse con algo nuevo.

-¿Cómo es tu mundo de ceguera, lo ves de colores?

-No. Percibo siluetas, pero no distingo. Tengo amigos totalmente ciegos, yo también me pregunto si ven oscuro, gris. Yo pienso que alguno de ellos ha de ver blanco, gris, negro, pero ellos no tienen idea de cómo son los colores.

Ahora igual que ellos, uso la imaginación. Sé dónde está todo en casa, los vasos, el refrigerador, al tocarlas tengo idea de lo que estoy agarrando.


Mi vida ha sido rodar y rodar. Para estudiar viví con una tía, con amigas, viví en muchas partes. Desde la secundaria primero fue caminar y caminar, luego en preparatoria y profesional, ya ciega no tuve un lugar fijo, además tuve el rechazo de mis maestros que no aceptaban tener alumnos con una discapacidad

Priscila Celeste Castro


Te puede interesar: Exhorta UAS a padres de familia a cuidar a sus hijos

-¿Quieres ser diputada?

-Todavía no pienso en eso, primero es lo primero: prepararme. Tengo buena aceptación de la gente, me dicen que ya voy preparando el camino.

SUPERACIÓN

Para Priscila la ceguera que sufre desde niña no fue obstáculo para aprender y sacar una carrera adelante, a pesar de la insensibilidad de la sociedad.

TRABAJO

Priscila encontró trabajo como secretaria en la fracción del Partido Sinaloense en el Congreso del Estado, y tiene la meta de seguirse preparando.


Mi vida ha sido rodar y rodar. Para estudiar viví con una tía, con amigas, viví en muchas partes. Desde la secundaria primero fue caminar y caminar

Priscila Celeste Castro




Leer mas aqui:


Culiacán, Sin.- Para Priscila Celeste Castro, Culiacán es una ciudad imposible para discapacitados, en todos sus sentidos “las calles son trampas mortales; otra, las autoridades son insensibles, te niegan toda oportunidad para desarrollarte, pero ni eso nos doblega y con los ojos bien abiertos vemos siempre para adelante…”

A veces seria, otras en broma, Priscila Celeste es originaria de Mocorito ; narra que desde hace 18 años quedó ciega por un tumor en la cabeza, pero eso no ha sido obstáculo para salir adelante; pese a su ceguera, su pobreza y las dificultades que ha tenido que sortear, ahora es abogada y una eficiente secretaria.

Foto: Jesús Verdugo │El Sol de Sinaloa

En el 2001 le detectaron el tumor. Desde entonces, su mundo de colores, cambió… se llenó de sombras oscuras.


Adquirí mi ceguera a los 15 años. Estudie la primaria y secundaria viendo, pero ya la preparatoria fue otra cosa. Mi problema inició cuando se me iba y se me venía la vista, como si parpadeara frecuentemente todo el día. Se me ponían los ojos en blanco. Aparte se me entumía la cabeza por partes y me dolía mucho. Mis padres me trajeron de urgencia a Culiacán para hacerme el estudio, me detectaron el tumor y me dijeron que de inmediato me iban a operar

Priscila Celeste Castro


Dice que su familia es de escasos recursos económicos, además no tenían ninguna seguridad social y fue operada en el Hospital General.

“Salimos a flote gracias a la familia, a los amigos que organizaban fiestas, charreadas, rifas para sacar fondos para apoyarme”, recuerda con agradecimiento.

Expresa que seguían requiriendo recursos y ahí estaban los amigos, porque después de la operación le dieron radiaciones y le quemaron el nervio óptico.

Como si esto fuera poco, tiene dos válvulas en la cabeza, porque a causa del tumor le provocó hidrocefalia, que es el aumento anormal de la cantidad de líquido cefalorraquídeo en las cavidades del cerebro.

SACAR EL CARÁCTER

-¿Ha sido difícil para ti transitar en tinieblas?

-En su momento sí. Tuve que recibir ayuda sicológica porque caí en depresión. En ese momento lloraba por todo, me quería morir, sentía que era un estorbo, si me visitaban lloraba y si no también.

Priscila estaba en el tercer año de secundaria, le faltaban dos meses para graduarse y sus sueños aparentemente se oscurecían.

Como siempre fui muy buena estudiante y me dieron el certificado. Mi pueblo se llama Palmarito Mineral, ahí estudié la primaria, pero ya en secundaria tenía que irme caminando cerca de cuatro kilómetros o de raite a Cerro Agudo para prepararme

Priscila Celeste Castro

Después de pasar por fuertes depresiones, logró salir adelante, siempre con un ideal: prepararse y ser alguien en la vida y desde hace casi 15 años salió del rancho, sin ver el mundo, pero si con el deseo de conquistarlo.

APRENDIZAJE

“Tengo 18 años ciega y no extraño ver. Soy totalmente libre, con autonomía e independencia propia, voy a donde quiera y ahorita me encargo de enseñar a otras personas con discapacidad visual a que aprendan a ser independientes" Aprendió Braille, pero por su independencia, no lo maneja.

“La verdad no lo practico. Sólo para hacer anotaciones para mí para yo leerlo. Me manejo en mi trabajo con la computadora. Conozco el teclado de memoria, tiene un programa que es lector de pantalla, me puedo meter al internet, enviar correos”, apunta.

Recuerda que aprendió primero a utilizar el bastón, subir y bajar camiones.

“Me di a la tarea de conocer la ciudad para poder desplazarme. Mi medio de transporte es el camión, cuando apenas la necesidad lo amerita y que pueda pagar, salgo en Uber, por ejemplo cuando llueve, porque me cuido mucho por un resbalón que me pueda golpear la cabeza y las válvulas…”.

Dicen que es de bien nacidos ser agradecidos y ella, no deja de agradecerle a Dios todo lo que le ha dado y a personas que creyeron en ella y le abrieron las puertas, ya que desde hace cinco años, es secretaria del grupo parlamentario del PAS en el Congreso del Estado.


Dios es el que me tiene aquí y le doy gracias por todo lo que me ha dado, como viviré eternamente agradecida con el maestro Cuén y la diputada Angélica Díaz que me abrieron otro panorama, soy feliz en mi trabajo. Tengo cinco años aquí en el grupo parlamentario del PAS

Priscila Celeste Castro


Y con orgullo señala: “Soy secretaria, recibo oficios, peticiones de apoyo, oficios para reunión de comisiones, atiendo a personas con discapacidad. Todas las llamadas que recibo las anoto en la computadora.”

CIUDAD AGRESIVA

-¿Cómo le haces para tomar un camión?

-Los débiles visuales y ciegos conocemos todo el centro de Culiacán, nombres de las calles, las cuadras de tanto ir y venir también te aprendes los locales, los negocios, entonces, aprendes la parada de cada camión. Por ejemplo al salir del Congreso, subo el puente peatonal, al bajar está la parada de los camiones Toledo, Lázaro, Barrancos, el Cucas. Pregunto o la misma gente me dice cuál es.

Relata que en el Centro es más fácil.


Ya sé dónde está la parada que está en la esquina de Rosales y Carrasco y ahí tomo el Alameda que me lleva a casa. También conozco los que tomo usualmente para hacer mis diligencias. Siempre preguntamos, “porque si somos ciegos y no hablamos, estamos perdidos y el que no habla Dios no lo oye

Priscila Celeste Castro


-¿No te da miedo caerte, por el problema de tu cabeza?

-No me da miedo porque confío en Dios. Me he caído infinidad de veces, incluso he dejado de venir a trabajar por los esguinces que he tenido en los pies porque el Centro está súper feo, las calles, las banquetas, hay alcantarillas, registros abiertos.

Además hay muchos obstáculos como los locales y maniquíes en las banquetas que obstruyen la pasada, pura de esas. Pero lo peor, y creo que los puso Sergio Torres, esos llamados fantasmas, luces que están en cada esquina, cada rato nos caemos.

-Estudiaste Derecho ¿por qué no ejerces?

-Estudié pero no para litigar. Siempre quise tener un título. De niña ese era mi sueño. Cuando obtuve mi título quise trabajar en alguna institución de gobierno. Le busqué en el Ayuntamiento, en el mismo DIF y me cerraron las puertas.

Los funcionarios no son sensibles, no se dan cuenta que a pesar de nuestras incapacidades tenemos la habilidad para trabajar, para hacer cosas, claro que con adecuaciones y la mayoría no quiere enfrentarse con algo nuevo.

-¿Cómo es tu mundo de ceguera, lo ves de colores?

-No. Percibo siluetas, pero no distingo. Tengo amigos totalmente ciegos, yo también me pregunto si ven oscuro, gris. Yo pienso que alguno de ellos ha de ver blanco, gris, negro, pero ellos no tienen idea de cómo son los colores.

Ahora igual que ellos, uso la imaginación. Sé dónde está todo en casa, los vasos, el refrigerador, al tocarlas tengo idea de lo que estoy agarrando.


Mi vida ha sido rodar y rodar. Para estudiar viví con una tía, con amigas, viví en muchas partes. Desde la secundaria primero fue caminar y caminar, luego en preparatoria y profesional, ya ciega no tuve un lugar fijo, además tuve el rechazo de mis maestros que no aceptaban tener alumnos con una discapacidad

Priscila Celeste Castro


Te puede interesar: Exhorta UAS a padres de familia a cuidar a sus hijos

-¿Quieres ser diputada?

-Todavía no pienso en eso, primero es lo primero: prepararme. Tengo buena aceptación de la gente, me dicen que ya voy preparando el camino.

SUPERACIÓN

Para Priscila la ceguera que sufre desde niña no fue obstáculo para aprender y sacar una carrera adelante, a pesar de la insensibilidad de la sociedad.

TRABAJO

Priscila encontró trabajo como secretaria en la fracción del Partido Sinaloense en el Congreso del Estado, y tiene la meta de seguirse preparando.


Mi vida ha sido rodar y rodar. Para estudiar viví con una tía, con amigas, viví en muchas partes. Desde la secundaria primero fue caminar y caminar

Priscila Celeste Castro




Leer mas aqui:


Local

A la baja homicidios dolosos y robo a casa habitación: SESESP

Los delitos a la baja en el primer mes de resguardo a casa por COVID-19

Local

¡Sé que me voy a morir…pero qué hago!

Doña Elvia, como cientos de personas que viven de la mendicidad, ahora no les dan monedas

Local

Colaboradores de aseo y limpia han reforzado protocolos de sanidad

No se tienen que abrir las bolsas para separar materiales y al momento de compactar tienen que estar alejados del carro recolector.

Local

Suspende COEPRISS negocios por no respetar disposiciones por contingencia

Las empresas pueden ser sancionadas ya sea por multas económicas hasta suspensiones temporales o clausuras definitivas.

Local

Es tiempo de solidaridad para enfrentar la emergencia sanitaria: Jucopo

Graciela Domínguez llamó a los funcionarios públicos y diputados apretarse el cinturón y destinar una parte de sus ingresos para ayudar a los que menos tienen

Sociedad

Medios del Estado transmitirán conferencia vespertina de la SSa

Canal Once, Canal 22, Capital 21 y estaciones del IMER Y Radio Educación se encadenan a partir de las 19:00 horas todos los días

Sociedad

Segob pide a asociaciones religiosas evitar discursos del Covid-19 que confundan

Sánchez Cordero solicitó que se promueva el trabajo en conjunto y que se impulsen redes de cooperación y solidaridad colectiva ante este momento de emergencia

Local

Denuncian falta de criterio en filas para pensión

Los adultos mayores siguen haciendo fila, el personal que atiende no porta cubre bocas y las horas de espera son de hasta cuatro horas

Gossip

Tane donará un porcentaje de sus ventas online a la Cruz Roja

La casa joyera se solidariza ante la crisis de emergencia y busca prevenir el aumento de contagios y salvaguardar la salud de los mexicanos