/ sábado 11 de julio de 2020

Crónicas de Ambulancia: La muerte llegó el Día del Socorrista

En la vida de Juan Carlos López, pocas casualidades han sido tan tristes como aquel día del 2007 en que lo alcanzó el destino

Culiacán, Sin.- Eran las 19:00 horas cuando el llamado del servicio "cayó" a la base de Cruz Roja de Costa Rica. Juan Carlos estaba en guardia y la información que recibió de radio fue de un choque de una motocicleta contra una camioneta, algo normal para las guardias.

Era 16 de marzo, un viernes de mucha actividad en las calles de la sindicatura. Fiestas y reuniones desde temprano daban un aire caótico al pueblo que emanaba un ruido de motos y música de banda.

La ambulancia de Juan Carlos iba rumbo al accidente, a paso constante y presuroso. Con ligereza baja de la unidad y en la orilla mira a un joven adolorido junto a la motocicleta chorreando aceite y humo.

El paramédico que en ese entonces tenía 25 años, mediana experiencia de media vida que se puso a prueba al reconocer en ese retorcido joven el rostro de su primo, Sergio, de 18 años. Sus miradas se encontraron y del lado del herido creció la esperanza, y por parte de Juan Carlos; el miedo.

La peor pesadilla de cualquier paramédico es encontrar en servicio a un familiar. Como a muchos, Juan Carlos lo tomó por sorpresa el desespero de que sangre de su sangre muriera en la ambulancia.

Para fortuna de ambos, las heridas parecían superficiales; una fractura visible y quemaduras del asfalto en la piel, arriba de la ambulancia Sergio le dice a Juan Carlos que lo salve, que lo ayude. Tranquilos se sacan plática rumbo al hospital general de Culiacán.

Veintitantos minutos de camino a prisa, Sergio ya estaba estable, y Juan Carlos más tranquilo. Heridas limpias y la fractura inmovilizada, al parecer todo quedaría en un susto. Un evento fortuito que quedaría en una anécdota que contar en las reuniones familiares.

Ese viernes terminaba con el regreso a Costa Rica. Antes de partir, Sergio le dijo a Juan Carlos que lo veía después y le agradecía el servicio; palabras de camaradería entre primos. El paramédico salió más tranquilo, esperando volver a ver a Sergio en unos días con un yeso, quizás.

Juan Carlos se fue con el sabor del agradecimiento y victorioso por haber superado una de las pruebas más duras para los voluntarios de la institución, el viernes terminó y llegó sábado, y así los días corrían sin saber más del asunto.

Foto: Cortesía | Cruz Roja

24 de junio, una llamada de sus familiares inesperada; falleció el Sergio, le dijeron. ¿Pero cómo? Se preguntó. Una infección que creció a partir de una herida interna del talón, heridas en su cabeza invisibles y escurridizas para las tomografías.

Juan Carlos se tambaleó y su estómago se contrajo, era día del socorrista y no podía recibir noticia peor que esa. No podía celebrar nada, la pesadilla se cumplió en otro paramédico y la familia estaba sitiada por el dolor.

Lee también: Crónicas de Ambulancia: La trágica historia del niño de Loma

Esa noche fue el sepelio, nadie lo culpó de nada, porque no había nada que culpar. En el fondo del dolor de Juan Carlos López encontró consuelo en su buen actuar durante el servicio y que de cierta forma su despedida con Sergio le dejó con más tranquilidad, quizás no lo encuentre otra vez, pero cuando lo necesito él estuvo ahí, y así seguirá al frente de sus guardias.


PERFIL

Juan Carlos López es un paramédico de Cruz Roja que tiene más de 13 años de experiencia en la institución de salud. Entró ahí decidido a ayudar a las personas y se mantiene en la lucha constante.

DÍA DEL SOCORRISTA

En México, cada 24 de junio se festeja a los socorristas mexicanos que han dado su vida en nombre de la humanidad y de una institución de ayuda.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Eran las 19:00 horas cuando el llamado del servicio "cayó" a la base de Cruz Roja de Costa Rica. Juan Carlos estaba en guardia y la información que recibió de radio fue de un choque de una motocicleta contra una camioneta, algo normal para las guardias.

Era 16 de marzo, un viernes de mucha actividad en las calles de la sindicatura. Fiestas y reuniones desde temprano daban un aire caótico al pueblo que emanaba un ruido de motos y música de banda.

La ambulancia de Juan Carlos iba rumbo al accidente, a paso constante y presuroso. Con ligereza baja de la unidad y en la orilla mira a un joven adolorido junto a la motocicleta chorreando aceite y humo.

El paramédico que en ese entonces tenía 25 años, mediana experiencia de media vida que se puso a prueba al reconocer en ese retorcido joven el rostro de su primo, Sergio, de 18 años. Sus miradas se encontraron y del lado del herido creció la esperanza, y por parte de Juan Carlos; el miedo.

La peor pesadilla de cualquier paramédico es encontrar en servicio a un familiar. Como a muchos, Juan Carlos lo tomó por sorpresa el desespero de que sangre de su sangre muriera en la ambulancia.

Para fortuna de ambos, las heridas parecían superficiales; una fractura visible y quemaduras del asfalto en la piel, arriba de la ambulancia Sergio le dice a Juan Carlos que lo salve, que lo ayude. Tranquilos se sacan plática rumbo al hospital general de Culiacán.

Veintitantos minutos de camino a prisa, Sergio ya estaba estable, y Juan Carlos más tranquilo. Heridas limpias y la fractura inmovilizada, al parecer todo quedaría en un susto. Un evento fortuito que quedaría en una anécdota que contar en las reuniones familiares.

Ese viernes terminaba con el regreso a Costa Rica. Antes de partir, Sergio le dijo a Juan Carlos que lo veía después y le agradecía el servicio; palabras de camaradería entre primos. El paramédico salió más tranquilo, esperando volver a ver a Sergio en unos días con un yeso, quizás.

Juan Carlos se fue con el sabor del agradecimiento y victorioso por haber superado una de las pruebas más duras para los voluntarios de la institución, el viernes terminó y llegó sábado, y así los días corrían sin saber más del asunto.

Foto: Cortesía | Cruz Roja

24 de junio, una llamada de sus familiares inesperada; falleció el Sergio, le dijeron. ¿Pero cómo? Se preguntó. Una infección que creció a partir de una herida interna del talón, heridas en su cabeza invisibles y escurridizas para las tomografías.

Juan Carlos se tambaleó y su estómago se contrajo, era día del socorrista y no podía recibir noticia peor que esa. No podía celebrar nada, la pesadilla se cumplió en otro paramédico y la familia estaba sitiada por el dolor.

Lee también: Crónicas de Ambulancia: La trágica historia del niño de Loma

Esa noche fue el sepelio, nadie lo culpó de nada, porque no había nada que culpar. En el fondo del dolor de Juan Carlos López encontró consuelo en su buen actuar durante el servicio y que de cierta forma su despedida con Sergio le dejó con más tranquilidad, quizás no lo encuentre otra vez, pero cuando lo necesito él estuvo ahí, y así seguirá al frente de sus guardias.


PERFIL

Juan Carlos López es un paramédico de Cruz Roja que tiene más de 13 años de experiencia en la institución de salud. Entró ahí decidido a ayudar a las personas y se mantiene en la lucha constante.

DÍA DEL SOCORRISTA

En México, cada 24 de junio se festeja a los socorristas mexicanos que han dado su vida en nombre de la humanidad y de una institución de ayuda.




Lee más aquí

Local

AMLO visita Culiacán y felicita a gobernador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador visita Sinaloa y el gobernador del estado lo recibe con cubrebocas

Local

Pide AMLO un minuto de silencio para homenajear a mexicanos en pandemia

Hasta el cuatro de agosto, en México hay 449 mil casos confirmados de coronavirus, 48 mil 869 defunciones y 300 mil 254 pacientes recuperados.

Local

Habrá apoyos para productores sinaloenses al ser el “granero de México”

Andrés Manuel López Obrador, clasificó a Sinaloa como un estado de vanguardia y ejemplar

Justicia

Corte resuelve a favor del Bronco; no será sancionado

La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó el proceso de Congreso de Nuevo León

Mundo

Álvaro Uribe da positivo a Covid-19 tras ser detenido

El expresidente de Colombia fue detenido este martes acusado fraude procesal y soborno de testigos

Cultura

Abren espacio al cómic en lenguas indígenas, un género de oportunidad 

Del 9 de agosto al 25 de noviembre se realizarán, a través de redes sociales

Turismo

Qué es el bleisure y cómo "recuperará" el tiempo perdido en los viajes

Aunque no es concepto nuevo, se posiciona como una tendencia post Covid-19 y te decimos por qué

Política

Desconoce PT acuerdo que daría la Mesa Directiva de San Lázaro al PRI

El coordinador Reginaldo Sandoval agregó que no será hasta la última semana de agosto cuando se defina quien debe presidir la Mesa

Ciencia

Descubren nuevos genes relacionados con la infertilidad masculina

El hallazgo de los investigadores de la Puigvert permitirá que, después de un test genético, no se recomiende la biopsia a los pacientes con mutaciones en estos genes