/ sábado 11 de julio de 2020

Crónicas de Ambulancia: La muerte llegó el Día del Socorrista

En la vida de Juan Carlos López, pocas casualidades han sido tan tristes como aquel día del 2007 en que lo alcanzó el destino

Culiacán, Sin.- Eran las 19:00 horas cuando el llamado del servicio "cayó" a la base de Cruz Roja de Costa Rica. Juan Carlos estaba en guardia y la información que recibió de radio fue de un choque de una motocicleta contra una camioneta, algo normal para las guardias.

Era 16 de marzo, un viernes de mucha actividad en las calles de la sindicatura. Fiestas y reuniones desde temprano daban un aire caótico al pueblo que emanaba un ruido de motos y música de banda.

La ambulancia de Juan Carlos iba rumbo al accidente, a paso constante y presuroso. Con ligereza baja de la unidad y en la orilla mira a un joven adolorido junto a la motocicleta chorreando aceite y humo.

El paramédico que en ese entonces tenía 25 años, mediana experiencia de media vida que se puso a prueba al reconocer en ese retorcido joven el rostro de su primo, Sergio, de 18 años. Sus miradas se encontraron y del lado del herido creció la esperanza, y por parte de Juan Carlos; el miedo.

La peor pesadilla de cualquier paramédico es encontrar en servicio a un familiar. Como a muchos, Juan Carlos lo tomó por sorpresa el desespero de que sangre de su sangre muriera en la ambulancia.

Para fortuna de ambos, las heridas parecían superficiales; una fractura visible y quemaduras del asfalto en la piel, arriba de la ambulancia Sergio le dice a Juan Carlos que lo salve, que lo ayude. Tranquilos se sacan plática rumbo al hospital general de Culiacán.

Veintitantos minutos de camino a prisa, Sergio ya estaba estable, y Juan Carlos más tranquilo. Heridas limpias y la fractura inmovilizada, al parecer todo quedaría en un susto. Un evento fortuito que quedaría en una anécdota que contar en las reuniones familiares.

Ese viernes terminaba con el regreso a Costa Rica. Antes de partir, Sergio le dijo a Juan Carlos que lo veía después y le agradecía el servicio; palabras de camaradería entre primos. El paramédico salió más tranquilo, esperando volver a ver a Sergio en unos días con un yeso, quizás.

Juan Carlos se fue con el sabor del agradecimiento y victorioso por haber superado una de las pruebas más duras para los voluntarios de la institución, el viernes terminó y llegó sábado, y así los días corrían sin saber más del asunto.

Foto: Cortesía | Cruz Roja

24 de junio, una llamada de sus familiares inesperada; falleció el Sergio, le dijeron. ¿Pero cómo? Se preguntó. Una infección que creció a partir de una herida interna del talón, heridas en su cabeza invisibles y escurridizas para las tomografías.

Juan Carlos se tambaleó y su estómago se contrajo, era día del socorrista y no podía recibir noticia peor que esa. No podía celebrar nada, la pesadilla se cumplió en otro paramédico y la familia estaba sitiada por el dolor.

Lee también: Crónicas de Ambulancia: La trágica historia del niño de Loma

Esa noche fue el sepelio, nadie lo culpó de nada, porque no había nada que culpar. En el fondo del dolor de Juan Carlos López encontró consuelo en su buen actuar durante el servicio y que de cierta forma su despedida con Sergio le dejó con más tranquilidad, quizás no lo encuentre otra vez, pero cuando lo necesito él estuvo ahí, y así seguirá al frente de sus guardias.


PERFIL

Juan Carlos López es un paramédico de Cruz Roja que tiene más de 13 años de experiencia en la institución de salud. Entró ahí decidido a ayudar a las personas y se mantiene en la lucha constante.

DÍA DEL SOCORRISTA

En México, cada 24 de junio se festeja a los socorristas mexicanos que han dado su vida en nombre de la humanidad y de una institución de ayuda.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Eran las 19:00 horas cuando el llamado del servicio "cayó" a la base de Cruz Roja de Costa Rica. Juan Carlos estaba en guardia y la información que recibió de radio fue de un choque de una motocicleta contra una camioneta, algo normal para las guardias.

Era 16 de marzo, un viernes de mucha actividad en las calles de la sindicatura. Fiestas y reuniones desde temprano daban un aire caótico al pueblo que emanaba un ruido de motos y música de banda.

La ambulancia de Juan Carlos iba rumbo al accidente, a paso constante y presuroso. Con ligereza baja de la unidad y en la orilla mira a un joven adolorido junto a la motocicleta chorreando aceite y humo.

El paramédico que en ese entonces tenía 25 años, mediana experiencia de media vida que se puso a prueba al reconocer en ese retorcido joven el rostro de su primo, Sergio, de 18 años. Sus miradas se encontraron y del lado del herido creció la esperanza, y por parte de Juan Carlos; el miedo.

La peor pesadilla de cualquier paramédico es encontrar en servicio a un familiar. Como a muchos, Juan Carlos lo tomó por sorpresa el desespero de que sangre de su sangre muriera en la ambulancia.

Para fortuna de ambos, las heridas parecían superficiales; una fractura visible y quemaduras del asfalto en la piel, arriba de la ambulancia Sergio le dice a Juan Carlos que lo salve, que lo ayude. Tranquilos se sacan plática rumbo al hospital general de Culiacán.

Veintitantos minutos de camino a prisa, Sergio ya estaba estable, y Juan Carlos más tranquilo. Heridas limpias y la fractura inmovilizada, al parecer todo quedaría en un susto. Un evento fortuito que quedaría en una anécdota que contar en las reuniones familiares.

Ese viernes terminaba con el regreso a Costa Rica. Antes de partir, Sergio le dijo a Juan Carlos que lo veía después y le agradecía el servicio; palabras de camaradería entre primos. El paramédico salió más tranquilo, esperando volver a ver a Sergio en unos días con un yeso, quizás.

Juan Carlos se fue con el sabor del agradecimiento y victorioso por haber superado una de las pruebas más duras para los voluntarios de la institución, el viernes terminó y llegó sábado, y así los días corrían sin saber más del asunto.

Foto: Cortesía | Cruz Roja

24 de junio, una llamada de sus familiares inesperada; falleció el Sergio, le dijeron. ¿Pero cómo? Se preguntó. Una infección que creció a partir de una herida interna del talón, heridas en su cabeza invisibles y escurridizas para las tomografías.

Juan Carlos se tambaleó y su estómago se contrajo, era día del socorrista y no podía recibir noticia peor que esa. No podía celebrar nada, la pesadilla se cumplió en otro paramédico y la familia estaba sitiada por el dolor.

Lee también: Crónicas de Ambulancia: La trágica historia del niño de Loma

Esa noche fue el sepelio, nadie lo culpó de nada, porque no había nada que culpar. En el fondo del dolor de Juan Carlos López encontró consuelo en su buen actuar durante el servicio y que de cierta forma su despedida con Sergio le dejó con más tranquilidad, quizás no lo encuentre otra vez, pero cuando lo necesito él estuvo ahí, y así seguirá al frente de sus guardias.


PERFIL

Juan Carlos López es un paramédico de Cruz Roja que tiene más de 13 años de experiencia en la institución de salud. Entró ahí decidido a ayudar a las personas y se mantiene en la lucha constante.

DÍA DEL SOCORRISTA

En México, cada 24 de junio se festeja a los socorristas mexicanos que han dado su vida en nombre de la humanidad y de una institución de ayuda.




Lee más aquí

Local

Se recuperan 79 pacientes de Covid-19

"La Secretaría de Salud confirmó más de 94 pacientes el día de hoy"

Local

Gobierno estatal y municipal invertirán 4 mdp en Mercado Municipal de Pericos

Dicha obra llega como parte del Programa Mi Mercado, el cual ha logrado la remodelación de 18 mercados en todo el estado

Local

Denuncian estudiantes de la UAS irregularidades en exoneración de cuotas

Alrededor de 400 jóvenes de la Facultad de Derecho se ven afectados.

Finanzas

Temor a un rebrote de Covid se apodera de los mercados

Noviembre será el mes de la verdad en la lucha contra el Covid, alerta el ministro de Finanzas alemán

Sociedad

Ciudadanos buscan vacuna contra influenza, pero no la encuentran

El IMSS tiene la meta de aplicar 14.4 millones de dosis contra la influenza en la temporada invernal

Mundo

Elecciones EU: Cierre fronterizo pasará la factura

Gestión del Covid-19 en la frontera con México puede restar votos a republicanos

Finanzas

Empresas de outsourcing piden evitar cacería de brujas

Desaparecer este esquema aumentará la informalidad y afectará las aportaciones al IMSS y el Infonavit

Mundo

Asesinato racial en Filadelfia reaviva disturbios

Dos días de caos por la muerte de un hombre negro a manos de la policía; Trump culpa a alcalde demócrata

Finanzas

Disruptores | Runa: Los Recursos Humanos se van a la nube

Runa, una plataforma fundada por Courtney McColgan, facilita el procesamiento de la nómina a través de la inteligencia artificial y mejora la eficiencia de estos departamentos