/ martes 24 de marzo de 2020

Bajo el acecho del Covid-19, viven vulnerables los abuelos en Culiacán

En la casa hogar “el Buen Samaritano” no hay jabón, no hay cloro, mucho menos gel y cubrebocas

Culiacán, Sin. - De acuerdo con la Secretaría de Salud, sería a partir del próximo viernes 27 de marzo en que México entre a la Fase 2 de contagios del coronavirus, y con esto las personas de la tercera edad son las más vulnerables.

En Culiacán, en la casa hogar “El Buen Samaritano”, son 42 abuelos que se encuentran vulnerables, la mayoría tienen diabetes, hipertensión y están a la buena de Dios, en espera de un milagro para que la pandemia no toque a ese humilde hogar.

Aquí no hay gel, no hay cubrebocas, no existe la sana distancia, no hay medicamentos para tratarse las enfermedades crónicas, mucho menos una recomendación que hacer en caso de que uno de sus moradores llegara a tener el Cobid-19.

Pero, así como ellos que están en un grado de indefensión, a merced de los estragos de la edad, también existen otras casas hogares en similares condiciones e incluso aquellos que viven solos en sus casas, o peor, en condición de calle.

“El Buen Samaritano” recibe a personas de la tercera edad, enfermos y migrantes. Actualmente 42 hombres viven hacinados en habitaciones que ellos mismos construyeron con cartón, trapos viejos, madera, techos de lona. Son seres humanos abandonados por su familia, pudiera llegar la pandemia y ser acogida por la ignorancia, la pobreza y las malas costumbres.

Hasta este momento no hemos recibido ninguna indicación por parte de las autoridades de salud.

Jorge Castillo, administrador de este lugar

Lamenta que no se cuente con el más mínimo apoyo para comprar por lo menos gel o jabón para que se laven las manos. Mucho menos hay papel de baño, cloro u otros desinfectantes.

Dice que los habitantes de este lugar han ido en aumento debido a que el Hospital Civil y el General les manda gente, pero no hay apoyo de salud.

Es la hora del desayuno, Jorge saca un garrafón con capacidad de tres litros, contiene gel, pero si acaso apenas tiene un litro, les ofrece, pero la mayoría se resiste.

Lo uso a la hora de las comidas, pero no va a alcanzar, es con lo único que contamos, casi un litro para 42 gentes…

Jorge Castillo

¡Eso no sirve! dice renegando don José Angel, quien tiene 67 años.

Jorge Castillo les explica lo del virus, pero nadie trata de protegerse.

A mi entender, por lo que escucho en las noticias, quiero ayudarlos, pero ellos por su ignorancia o por su edad, ya que por todo reniegan, se rehúsan, es más el gel lo ven con recelo.

Jorge Castillo

Mientras les sirven arroz rojo, una rodaja y cinco tortillas, el encargado de la casa lamenta que los la mayoría está mal alimentados, les hace falta comer fruta, cítricos para la vitamina C. “a veces se comen hasta 20 tortillas porque no hay más”.

Entre los huéspedes, hay portadores de VIH, parapléjicos, otros tienen problemas para caminar, rodillas quebradas, algunos llagados.

Todos están enfermos y sin calidad de vida.

Jorge Castillo


La precaria situación en la que viven, no les permite tener por lo menos cloro para desinfectar el lugar, lo que pudiera provocar que de un momento a otro, alguno de ellos se infecte.

Como si esto fuera poco, algunos de los residentes de este lugar, salen a la calle a buscar una moneda, sin ninguna protección porque gran parte vive de la caridad, sin embargo, lo que aporta la gente de buena voluntad, no les alcanza.

Otros salen a hacer mandados, sólo uno a pesar de sus 76 años se dedica a la mecánica. Al regresar, sin lavarse manos, cara, llegan al hogar, donde los esperan gente desvalida y a merced de los microbios que portan los que llegaron de la calle.

La mayoría pasa de los 60 años, otros tienen más de 70 años y el más grande, 89 años con enfermedades crónicas.

Así que “cuidar a los demás es cuidar de nosotros mismos”.

TERCERA EDAD

De acuerdo con la OMS, son estas personas las más vulnerables, hasta el 85 por ciento de las víctimas en Europa son ancianos.

SIN ATENCIÓN

Hasta el momento ninguna autoridad sanitaria se ha acercado a la casa hogar para informar o apoyar con medidas especiales de sanidad.


Lee más aquí

Culiacán, Sin. - De acuerdo con la Secretaría de Salud, sería a partir del próximo viernes 27 de marzo en que México entre a la Fase 2 de contagios del coronavirus, y con esto las personas de la tercera edad son las más vulnerables.

En Culiacán, en la casa hogar “El Buen Samaritano”, son 42 abuelos que se encuentran vulnerables, la mayoría tienen diabetes, hipertensión y están a la buena de Dios, en espera de un milagro para que la pandemia no toque a ese humilde hogar.

Aquí no hay gel, no hay cubrebocas, no existe la sana distancia, no hay medicamentos para tratarse las enfermedades crónicas, mucho menos una recomendación que hacer en caso de que uno de sus moradores llegara a tener el Cobid-19.

Pero, así como ellos que están en un grado de indefensión, a merced de los estragos de la edad, también existen otras casas hogares en similares condiciones e incluso aquellos que viven solos en sus casas, o peor, en condición de calle.

“El Buen Samaritano” recibe a personas de la tercera edad, enfermos y migrantes. Actualmente 42 hombres viven hacinados en habitaciones que ellos mismos construyeron con cartón, trapos viejos, madera, techos de lona. Son seres humanos abandonados por su familia, pudiera llegar la pandemia y ser acogida por la ignorancia, la pobreza y las malas costumbres.

Hasta este momento no hemos recibido ninguna indicación por parte de las autoridades de salud.

Jorge Castillo, administrador de este lugar

Lamenta que no se cuente con el más mínimo apoyo para comprar por lo menos gel o jabón para que se laven las manos. Mucho menos hay papel de baño, cloro u otros desinfectantes.

Dice que los habitantes de este lugar han ido en aumento debido a que el Hospital Civil y el General les manda gente, pero no hay apoyo de salud.

Es la hora del desayuno, Jorge saca un garrafón con capacidad de tres litros, contiene gel, pero si acaso apenas tiene un litro, les ofrece, pero la mayoría se resiste.

Lo uso a la hora de las comidas, pero no va a alcanzar, es con lo único que contamos, casi un litro para 42 gentes…

Jorge Castillo

¡Eso no sirve! dice renegando don José Angel, quien tiene 67 años.

Jorge Castillo les explica lo del virus, pero nadie trata de protegerse.

A mi entender, por lo que escucho en las noticias, quiero ayudarlos, pero ellos por su ignorancia o por su edad, ya que por todo reniegan, se rehúsan, es más el gel lo ven con recelo.

Jorge Castillo

Mientras les sirven arroz rojo, una rodaja y cinco tortillas, el encargado de la casa lamenta que los la mayoría está mal alimentados, les hace falta comer fruta, cítricos para la vitamina C. “a veces se comen hasta 20 tortillas porque no hay más”.

Entre los huéspedes, hay portadores de VIH, parapléjicos, otros tienen problemas para caminar, rodillas quebradas, algunos llagados.

Todos están enfermos y sin calidad de vida.

Jorge Castillo


La precaria situación en la que viven, no les permite tener por lo menos cloro para desinfectar el lugar, lo que pudiera provocar que de un momento a otro, alguno de ellos se infecte.

Como si esto fuera poco, algunos de los residentes de este lugar, salen a la calle a buscar una moneda, sin ninguna protección porque gran parte vive de la caridad, sin embargo, lo que aporta la gente de buena voluntad, no les alcanza.

Otros salen a hacer mandados, sólo uno a pesar de sus 76 años se dedica a la mecánica. Al regresar, sin lavarse manos, cara, llegan al hogar, donde los esperan gente desvalida y a merced de los microbios que portan los que llegaron de la calle.

La mayoría pasa de los 60 años, otros tienen más de 70 años y el más grande, 89 años con enfermedades crónicas.

Así que “cuidar a los demás es cuidar de nosotros mismos”.

TERCERA EDAD

De acuerdo con la OMS, son estas personas las más vulnerables, hasta el 85 por ciento de las víctimas en Europa son ancianos.

SIN ATENCIÓN

Hasta el momento ninguna autoridad sanitaria se ha acercado a la casa hogar para informar o apoyar con medidas especiales de sanidad.


Lee más aquí

Local

Sin fallecimientos por Covid este domingo en Sinaloa

La secretaría de Salud solo reporta 18 nuevos contagios, la mayoría de ellos se concentraron en Culiacán, Mazatlán y Ahome

Local

Piñatas decembrinas, una tradición de más de 40 años en la familia Castellanos

La piñatería Valeria, se ha mantenido en el mercado por más de 40 años en Culiacán y se caracteriza por vender las gigantescas piñatas decembrinas

Sociedad

A un año de vacunación, faltan 25 millones de adultos

Mañana se anuncia la aplicación del refuerzo para mayores de 60 años, aunque algunas personas aún no tienen la primera dosis

Sociedad

Mujeres se abren camino en ingenierías

Aunque representan un tercio de la matrícula universitaria, hay egresadas en puestos ejecutivos

Finanzas

Se duplican denuncias por fraude cibernético

La Dirección Científica ha recibido 15 mil reportes; 35 por ciento tiene que ver con fraude y extorsión

Política

Piden intervenir más dispositivos en la 4T: espionaje crece 500%

La mayoría de las solicitudes para la intervención de llamadas privadas provienen de la unidad encargada de investigar delincuencia organizada

Mundo

Ómicron prolifera por el mundo y EU descarta gravedad

Ya está en un tercio de estados de EU; Dinamarca triplicó los casos de la variante en 48 horas

Deportes

Venados de Mazatlán limpia a Tomateros

La barrida se consumó y el bicampeón de la Liga Mexicana del Pacifico fue hundido al penúltimo lugar de la segunda vuelta, por su acérrimo rival