/ sábado 7 de agosto de 2021

Aunque uno se muera por dentro, mi oficio es hacer reír: Payasita “Morita”

Jazmín mantiene en pausa su trabajo de divertir a los niños en las fiestas, pero sabe poner buena cara al mal tiempo

Culiacán, Sin.- Las pelucas de colores, los moños, el maquillaje, el vestido y los zapatos de la payasita “Morita”, vuelven a estar guardados en los cajones de Jazmín Hernández, lejos de la alegría que los niños viven en las fiestas de cumpleaños cuando de pronto la ven pasar por la puerta de su casa o de los salones de eventos en donde se vive una celebración.

Por décadas, los payasos han formado parte de la historia de miles de niños y niñas, se han convertido en el sinónimo de la felicidad instantánea por los coloridos trajes que portan, los juegos, los actos de magia y la unión que poco a poco han buscado fortalecer entre padres e hijos.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

Pero con la llegada del Covid-19 a nuestras vidas desde hace más de un año, la presencia de payasos y payasas ha bajado, principalmente por la falta de eventos y el propio confinamiento que han optado; algunos salieron a las calles a seguir con el show para conseguir unos cuantos pesos y otros, se han reactivado a como han podido.

ADAPTACIÓN

La vida se ha vuelto complicada, pero la capacidad de adaptación de las personas se ha fortalecido y en el caso de Jazmín Hernández, de 33 años, una mujer que desde hace cinco años decidió personificar a la payasita “Morita”, primero como un juego y después como un trabajo que se convirtió en una distracción, ha aprendido que la salud de la familia es primordial.

Aun y cuando esto signifique estar separada de las risas y abrazos de niños que se ilusionan con “Morita”. Para cuando la pandemia azotó en Sinaloa, Jazmín estaba embarazada de su tercer hijo, y en ese momento, la decisión fue dejar de estar activa, cuidar a su bebé y sus hijas de 10 y cinco años, mientras su esposo, era el único sustento familiar.

“Por más que me decían, yo no me reactivé embarazada, hasta que ya la vi dura que mi marido sí se las estaba viendo negras de que el nada más, fue cuando dije yo, sabes que, me voy activar, ni modo”, contó.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

EL RETORNO

En la reactivación de los comercios en el estado, las fiestas iban retomándose, algunas con solo familia invitada y aunque las propuestas de trabajo en sí no le dejaron de llegar, fue hasta hace tres meses cuando “Morita” provocó de nuevo risas y felicidad a chicos y grandes. Ya cuando el tercer bebé de Jazmín tenía cuatro meses.

En los primeros meses, las contrataciones para la payasita “Morita” se estaban recuperando, al igual que las decoraciones que Jazmín hace para fiestas, sin embargo, era solo cuestión de tiempo para que la bomba de los contagios explotara otra vez por el relajamiento social, regresando Sinaloa al semáforo rojo y cancelándose de nuevo las fiestas hasta nuevo aviso; Morita se quedó con solo un evento en julio y uno más en agosto.

“Ya me había reactivado, pero volvió otra vez esto del covid y pues me cambiaron todo, haz de cuenta que ya estaba laborando bien con mis precauciones, cubrebocas, gel, nada más que pasó otra vez el semáforo rojo y me movieron todas las fechas”, comentó.

Jazmín ya fue víctima del coronavirus cuando estaba embarazada, su contagio dice, fue leve gracias a los medicamentos que ya tomaba, solo perdió el gusto y el olfato, que a los días recuperó. Ahora ya tiene una de las dos dosis que le toca para estar más protegida contra el coronavirus y sus hijos siguen siendo la prioridad número uno.

Y aunque extraña personificar a “Morita”, la pregunta que llega a su mente es: ¿sin nosotros quien cuida a los niños? Y rápido recuerda que son los pequeños, los mayores portadores del virus y así, una vez más se queda en confinamiento, con todo y su traje.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

“Morita”: el personaje

El interés de Jazmín por ser payasa nació por su madre que como docente convive con niños; inició como pinta caritas, después decidió maquillarse y portar el traje completo con el material que tenía en casa, luego con una amiga se iba a los parques a hacer actividades y después se consolidó ofreciendo paquetes, a la par que acudía a congresos para mejorar su trabajo.

Su payasita no es de show cómico, es más de jugar con los niños, como una animadora vestida de payasa, con dos ayudantes son pinta caritas, tienen una serie de juegos en donde se involucra a padres e hijos, ayudan en la organización de la fiesta, reparten pastel, dulces y quiebran la piñata.

Es una emoción y más ver a los niños, que digan ya viste a la payasita o que se empiezan a reír contigo los chicos y los grandes, es algo bien bonito.

Payasita

El maquillaje de “Morita” es tan colorido y bonito que es inevitable que una persona no sonría cuando la vea y es que, para lograr su “make up” dedica hasta dos horas de su tiempo. Entre las anécdotas de Jazmín, está que, si ha pasado un mal día, puede llorar en el proceso, pero una vez que se pone su nariz, se olvida de todo y entra en el personaje.

“Yo siempre he dicho que, aunque esté enojada, esté triste, como esté, la gente no lo tiene que notar, como dijo una vez un payaso, así nos estemos muriendo por dentro, a la gente no le tenemos que mostrar eso, porque el show tiene que continuar”, reafirmó.

Es solo cuestión de tiempo para que “Morita” regrese con su alegría a las fiestas, pero en el inter, les recuerda a los padres que sus hijos no volverán a ser niños y es en la pandemia, cuando con mayor creatividad tienen que dejarles gratos recuerdos sobre su niñez, lejos de los celulares, computadoras y tabletas.





Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Las pelucas de colores, los moños, el maquillaje, el vestido y los zapatos de la payasita “Morita”, vuelven a estar guardados en los cajones de Jazmín Hernández, lejos de la alegría que los niños viven en las fiestas de cumpleaños cuando de pronto la ven pasar por la puerta de su casa o de los salones de eventos en donde se vive una celebración.

Por décadas, los payasos han formado parte de la historia de miles de niños y niñas, se han convertido en el sinónimo de la felicidad instantánea por los coloridos trajes que portan, los juegos, los actos de magia y la unión que poco a poco han buscado fortalecer entre padres e hijos.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

Pero con la llegada del Covid-19 a nuestras vidas desde hace más de un año, la presencia de payasos y payasas ha bajado, principalmente por la falta de eventos y el propio confinamiento que han optado; algunos salieron a las calles a seguir con el show para conseguir unos cuantos pesos y otros, se han reactivado a como han podido.

ADAPTACIÓN

La vida se ha vuelto complicada, pero la capacidad de adaptación de las personas se ha fortalecido y en el caso de Jazmín Hernández, de 33 años, una mujer que desde hace cinco años decidió personificar a la payasita “Morita”, primero como un juego y después como un trabajo que se convirtió en una distracción, ha aprendido que la salud de la familia es primordial.

Aun y cuando esto signifique estar separada de las risas y abrazos de niños que se ilusionan con “Morita”. Para cuando la pandemia azotó en Sinaloa, Jazmín estaba embarazada de su tercer hijo, y en ese momento, la decisión fue dejar de estar activa, cuidar a su bebé y sus hijas de 10 y cinco años, mientras su esposo, era el único sustento familiar.

“Por más que me decían, yo no me reactivé embarazada, hasta que ya la vi dura que mi marido sí se las estaba viendo negras de que el nada más, fue cuando dije yo, sabes que, me voy activar, ni modo”, contó.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

EL RETORNO

En la reactivación de los comercios en el estado, las fiestas iban retomándose, algunas con solo familia invitada y aunque las propuestas de trabajo en sí no le dejaron de llegar, fue hasta hace tres meses cuando “Morita” provocó de nuevo risas y felicidad a chicos y grandes. Ya cuando el tercer bebé de Jazmín tenía cuatro meses.

En los primeros meses, las contrataciones para la payasita “Morita” se estaban recuperando, al igual que las decoraciones que Jazmín hace para fiestas, sin embargo, era solo cuestión de tiempo para que la bomba de los contagios explotara otra vez por el relajamiento social, regresando Sinaloa al semáforo rojo y cancelándose de nuevo las fiestas hasta nuevo aviso; Morita se quedó con solo un evento en julio y uno más en agosto.

“Ya me había reactivado, pero volvió otra vez esto del covid y pues me cambiaron todo, haz de cuenta que ya estaba laborando bien con mis precauciones, cubrebocas, gel, nada más que pasó otra vez el semáforo rojo y me movieron todas las fechas”, comentó.

Jazmín ya fue víctima del coronavirus cuando estaba embarazada, su contagio dice, fue leve gracias a los medicamentos que ya tomaba, solo perdió el gusto y el olfato, que a los días recuperó. Ahora ya tiene una de las dos dosis que le toca para estar más protegida contra el coronavirus y sus hijos siguen siendo la prioridad número uno.

Y aunque extraña personificar a “Morita”, la pregunta que llega a su mente es: ¿sin nosotros quien cuida a los niños? Y rápido recuerda que son los pequeños, los mayores portadores del virus y así, una vez más se queda en confinamiento, con todo y su traje.

Foto: Cortesía | Jazmín Hernández

“Morita”: el personaje

El interés de Jazmín por ser payasa nació por su madre que como docente convive con niños; inició como pinta caritas, después decidió maquillarse y portar el traje completo con el material que tenía en casa, luego con una amiga se iba a los parques a hacer actividades y después se consolidó ofreciendo paquetes, a la par que acudía a congresos para mejorar su trabajo.

Su payasita no es de show cómico, es más de jugar con los niños, como una animadora vestida de payasa, con dos ayudantes son pinta caritas, tienen una serie de juegos en donde se involucra a padres e hijos, ayudan en la organización de la fiesta, reparten pastel, dulces y quiebran la piñata.

Es una emoción y más ver a los niños, que digan ya viste a la payasita o que se empiezan a reír contigo los chicos y los grandes, es algo bien bonito.

Payasita

El maquillaje de “Morita” es tan colorido y bonito que es inevitable que una persona no sonría cuando la vea y es que, para lograr su “make up” dedica hasta dos horas de su tiempo. Entre las anécdotas de Jazmín, está que, si ha pasado un mal día, puede llorar en el proceso, pero una vez que se pone su nariz, se olvida de todo y entra en el personaje.

“Yo siempre he dicho que, aunque esté enojada, esté triste, como esté, la gente no lo tiene que notar, como dijo una vez un payaso, así nos estemos muriendo por dentro, a la gente no le tenemos que mostrar eso, porque el show tiene que continuar”, reafirmó.

Es solo cuestión de tiempo para que “Morita” regrese con su alegría a las fiestas, pero en el inter, les recuerda a los padres que sus hijos no volverán a ser niños y es en la pandemia, cuando con mayor creatividad tienen que dejarles gratos recuerdos sobre su niñez, lejos de los celulares, computadoras y tabletas.





Lee más aquí

Policiaca

Por pitarles, desconocidos disparan a una pareja en Culiacán

Un vehículo impedía el paso de la calle por donde la pareja circulaba y, al accionar el claxon, la respuesta que obtuvieron fue un ataque a balazos

Local

Diputados determinan juicio político contra Estrada Ferreiro

En sesión secreta solicitan al STJ destituirlo del cargo, inhabilitarlo para que ocupe cargo, empleo o comisión en el servicio público hasta por seis años

Local

Reúnen propuestas para fortalecer el combate a la corrupción en Sinaloa

Celebran en Mazatlán el primer Foro para la Implementación de la Política Estatal Anticorrupción Sinaloa; habrá un segundo y tercer foro en Culiacán y Ahome

Local

Continuarán las lluvias en el estado, así el clima hoy jueves 30 de junio

Según el reporte de la CONAGUA, las probabilidades de lluvia en la mayor parte del estado son de un 95%

Gossip

Desafío sobre fuego: traen el reto a la creación de utensilios actuales

En la quinta temporada de Desafío sobre fuego con invitados como el luchador Octagón Jr. y el chef Aquiles Chávez

Gossip

Estrenan Reputación dudosa, comedia negra de fantasmas

Marcus Ornellas y Marcela Guirado encabezan el elenco de la serie que indaga en la tendencia a aparentar lo que no somos

Gossip

Natalie Portman muestra la fortaleza de las heroínas con Mighty Thor

Natalie Portman se suma a la lista de mujeres heroínas que han aparecido en la pantalla

Cultura

Inicia festival Paax en Riviera Maya

Un abanico de música clásica, contemporánea y moderna que se conjuga con danza en todos los estilos es la oferta del Festival Paax

Moda

De tacón de aguja a los stilettos y ecológicos: así ha evolucionado el calzado femenino

El empresario Jorge Romero habla de cómo la mujer de ahora busca la comodidad antes que estar a la moda, y describe como los tacones se defienden a los tenis que están en tendencia