/ jueves 24 de octubre de 2019

"A seguir trabajando, no queda de otra..." : Afirman ciudadanos

Poco a poco la ciudad ha recobrado vida: comerciantes y ciudadanos tratan de dar vuelta a la página de violencia

Culiacán, Sin. - A una semana de que el narco tomara Culiacán en cuestión de minutos y las acciones de las fuerzas armadas y cuerpos de policías estatales y municipales fallaran, los culiacanenses han tratado de recobrar el ritmo de sus vidas aún con el nerviosismo por el estruendo de las armas de fuego que resonaban el pasado jueves en la ciudad.

Vendedores ambulantes, restaurantes, tiendas grandes, taxistas y choferes de camiones urbanos que estuvieron en la zona de guerra, salen a las calles a laborar y tratar de hacer un borrón y cuenta nueva del horror que fue estar en manos del narco.

Locales que tenían candados en sus puertas y que refugiaron civiles por horas, abrieron dos días después sus puertas.

El Taxista Jesús Miguel, con base a un costado de Catedral, frente a la avenida Álvaro Obregón, expresó que “nosotros somos gente trabajadora, no gente violenta y hay que seguir adelante, no queda de otra, hay que trabajar”.

Él vivió en su labor el peligro al trasladar pasajeros a sus hogares y tener que pasar por los puentes y bulevares que el jueves 17 de octubre, se convirtieron en un campo de batalla.

Lee Aquí: Quirino y líderes agrícolas, se reúnen con titular de SEGALMEX

“Yo en cuanto supe de lo que trataba fui y dejé un pasaje para el lado de Tierra Blanca y no sabía que era para ese lado donde estaba el evento y ya de regreso a la base me tocó la balacera, traté de calmarme y conducir con precaución”, recordó.

Llegando vi a una señora llorando asustada, pidiéndome que por favor la llevara a su casa y así lo hice, después de ese viaje no regresé, me fui a casa por seguridad. Lo único que deseaba es que hubiera paz, en ese instante se sentía lo caliente que estaba el ambiente, la tensión.

Taxista

"SE PUSO FEO"

María de Lourdes, quien se dedica a la venta de flores en la calle Domingo Rubí, bajó la cortina de su negocio y refugió personas que llegaron corriendo a su florería por un lapso de tiempo de tres horas.

“Se puso muy feo, desde aquí en la florería miramos que la gente corría llorando, en eso, se acercó una persona a contarnos que hombres armados habían subido al camión en el que iba, bajaron a la gente y mataron al chofer”, platicó.

“La gente comenzó a esconderse aquí, y alertaban a otras personas para que se escondieran y se cuidaran, también hubo comentarios de que más tarde ese día, se iba a poner peor el asunto”, compartió.

Puedes leer: Sigue siendo poca la aceptación de médicos para estudiar especialidades

Para las 6:00 pm de ese día, la ciudad se encontraba en un silencio profundo, ni los pájaros cantaban. Se escuchaban escasos carros que trasladaban a los ciudadanos que corrieron con la suerte de poder irse a su casa, ya que algunos se tuvieron que quedar hasta las 10 de la noche por falta de transporte público y privado, pues la ciudad no podía ser transitada.

Bulevares hacia el Desarrollo Tres Ríos estaban bloqueados con carros y camiones prendidos en fuego. Aún había sangre fresca en el pavimento y cuerpos de hombres que metieron las manos al fuego por Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo Guzmán.

Como se vio en redes sociales, restaurantes, tiendas departamentales y ciudadanos en su casa, dieron asilo a las personas que no pudieron irse a sus hogares, mientras que otros, durmieron en sus oficinas.

UN DÍA DESPUES

El viernes aún estaba ese silencio, la sangre, los casquillos y las pruebas de quien tomó el control de Culiacán. Un helicóptero sobrevolaba la ciudad y el secretario de la Defensa Nacional Luis Crescencio Sandoval, aseguró que la paz ya yacía en la capital de Sinaloa desde las 00:00 horas de ese viernes.

Choferes de camión urbano se negaban a transitar en las calles, las personas a salir y sobre todo, se quería una explicación de lo que había pasado.

Pese a que la Secretaria de Transporte y Comunicaciones ordenó que se restableciera el servicio, pocas rutas se hicieron presentes el día después de la toma de Culiacán.

“Yo no quería ir a trabajar, pero el patrón lo ordenó, además ni gente había, en las rutas se subían dos o tres personas y de 20 camiones que somos en la ruta, sólo estamos circulando cinco”, expresó un chofer de la ruta La Lima- C.U.

Ese día, cuando el Gobernador Quirino Ordaz Coppel aseguraba que la paz y tranquilidad impregnaba en la ciudad, los ciudadanos aún se reusaban a permanecer en los espacios públicos, no fue un buen día para el comercio.

“No, luego de lo que pasó estuvo bien solo, nada más trabajé porque me hicieron un pedido, pero yo ni pensaba abrir”, dijo María, florista.

La APS solicita desafuero del alcalde Estrada Ferreiro

También para los taxistas fueron días sin flujo de pasajeros. Jesús contó que no hubo trabajo, sin embargo, a una semana del terrible suceso que paralizo la ciudad, la gente se reincorpora a sus actividades desde temprano.

A una semana, ya la gente volvió a transitar en Culiacán, comercios que el viernes tenían con candado sus puertas, hoy ya están abiertos al público.

La incertidumbre de si volverá a pasar un hecho así, persigue a la ciudadanía, sin embargo, las autoridades, como el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, continúan diciendo que “todo sigue igual, aquí no ha pasado nada y que no volverá a suceder” y algunos culiacanenses prefieren aferrarse a esa idea.

Nunca había visto algo así, pero yo creo que nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador tomó la mejor decisión, si no hubieran soltado al hijo de El Chapo, más muertos habrían sido.

Taxista

María Lourdes se encuentra en la misma postura, apoya la decisión de AMLO: “si no hubieran liberado al hombre, más muertes y más balazos, hay que seguir trabajando, ni modo qué va hacer uno", expresó.

"JUEVES NEGRO"

Hace una semana, el jueves 17 de octubre, un "ejército" de sicarios del Cártel de Sinaloa tomó la ciudad a sangre y fuego para obligar a las autoridades a liberar a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo Guzmán.



Lee más en El Sol de Sinaloa

Culiacán, Sin. - A una semana de que el narco tomara Culiacán en cuestión de minutos y las acciones de las fuerzas armadas y cuerpos de policías estatales y municipales fallaran, los culiacanenses han tratado de recobrar el ritmo de sus vidas aún con el nerviosismo por el estruendo de las armas de fuego que resonaban el pasado jueves en la ciudad.

Vendedores ambulantes, restaurantes, tiendas grandes, taxistas y choferes de camiones urbanos que estuvieron en la zona de guerra, salen a las calles a laborar y tratar de hacer un borrón y cuenta nueva del horror que fue estar en manos del narco.

Locales que tenían candados en sus puertas y que refugiaron civiles por horas, abrieron dos días después sus puertas.

El Taxista Jesús Miguel, con base a un costado de Catedral, frente a la avenida Álvaro Obregón, expresó que “nosotros somos gente trabajadora, no gente violenta y hay que seguir adelante, no queda de otra, hay que trabajar”.

Él vivió en su labor el peligro al trasladar pasajeros a sus hogares y tener que pasar por los puentes y bulevares que el jueves 17 de octubre, se convirtieron en un campo de batalla.

Lee Aquí: Quirino y líderes agrícolas, se reúnen con titular de SEGALMEX

“Yo en cuanto supe de lo que trataba fui y dejé un pasaje para el lado de Tierra Blanca y no sabía que era para ese lado donde estaba el evento y ya de regreso a la base me tocó la balacera, traté de calmarme y conducir con precaución”, recordó.

Llegando vi a una señora llorando asustada, pidiéndome que por favor la llevara a su casa y así lo hice, después de ese viaje no regresé, me fui a casa por seguridad. Lo único que deseaba es que hubiera paz, en ese instante se sentía lo caliente que estaba el ambiente, la tensión.

Taxista

"SE PUSO FEO"

María de Lourdes, quien se dedica a la venta de flores en la calle Domingo Rubí, bajó la cortina de su negocio y refugió personas que llegaron corriendo a su florería por un lapso de tiempo de tres horas.

“Se puso muy feo, desde aquí en la florería miramos que la gente corría llorando, en eso, se acercó una persona a contarnos que hombres armados habían subido al camión en el que iba, bajaron a la gente y mataron al chofer”, platicó.

“La gente comenzó a esconderse aquí, y alertaban a otras personas para que se escondieran y se cuidaran, también hubo comentarios de que más tarde ese día, se iba a poner peor el asunto”, compartió.

Puedes leer: Sigue siendo poca la aceptación de médicos para estudiar especialidades

Para las 6:00 pm de ese día, la ciudad se encontraba en un silencio profundo, ni los pájaros cantaban. Se escuchaban escasos carros que trasladaban a los ciudadanos que corrieron con la suerte de poder irse a su casa, ya que algunos se tuvieron que quedar hasta las 10 de la noche por falta de transporte público y privado, pues la ciudad no podía ser transitada.

Bulevares hacia el Desarrollo Tres Ríos estaban bloqueados con carros y camiones prendidos en fuego. Aún había sangre fresca en el pavimento y cuerpos de hombres que metieron las manos al fuego por Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo Guzmán.

Como se vio en redes sociales, restaurantes, tiendas departamentales y ciudadanos en su casa, dieron asilo a las personas que no pudieron irse a sus hogares, mientras que otros, durmieron en sus oficinas.

UN DÍA DESPUES

El viernes aún estaba ese silencio, la sangre, los casquillos y las pruebas de quien tomó el control de Culiacán. Un helicóptero sobrevolaba la ciudad y el secretario de la Defensa Nacional Luis Crescencio Sandoval, aseguró que la paz ya yacía en la capital de Sinaloa desde las 00:00 horas de ese viernes.

Choferes de camión urbano se negaban a transitar en las calles, las personas a salir y sobre todo, se quería una explicación de lo que había pasado.

Pese a que la Secretaria de Transporte y Comunicaciones ordenó que se restableciera el servicio, pocas rutas se hicieron presentes el día después de la toma de Culiacán.

“Yo no quería ir a trabajar, pero el patrón lo ordenó, además ni gente había, en las rutas se subían dos o tres personas y de 20 camiones que somos en la ruta, sólo estamos circulando cinco”, expresó un chofer de la ruta La Lima- C.U.

Ese día, cuando el Gobernador Quirino Ordaz Coppel aseguraba que la paz y tranquilidad impregnaba en la ciudad, los ciudadanos aún se reusaban a permanecer en los espacios públicos, no fue un buen día para el comercio.

“No, luego de lo que pasó estuvo bien solo, nada más trabajé porque me hicieron un pedido, pero yo ni pensaba abrir”, dijo María, florista.

La APS solicita desafuero del alcalde Estrada Ferreiro

También para los taxistas fueron días sin flujo de pasajeros. Jesús contó que no hubo trabajo, sin embargo, a una semana del terrible suceso que paralizo la ciudad, la gente se reincorpora a sus actividades desde temprano.

A una semana, ya la gente volvió a transitar en Culiacán, comercios que el viernes tenían con candado sus puertas, hoy ya están abiertos al público.

La incertidumbre de si volverá a pasar un hecho así, persigue a la ciudadanía, sin embargo, las autoridades, como el alcalde Jesús Estrada Ferreiro, continúan diciendo que “todo sigue igual, aquí no ha pasado nada y que no volverá a suceder” y algunos culiacanenses prefieren aferrarse a esa idea.

Nunca había visto algo así, pero yo creo que nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador tomó la mejor decisión, si no hubieran soltado al hijo de El Chapo, más muertos habrían sido.

Taxista

María Lourdes se encuentra en la misma postura, apoya la decisión de AMLO: “si no hubieran liberado al hombre, más muertes y más balazos, hay que seguir trabajando, ni modo qué va hacer uno", expresó.

"JUEVES NEGRO"

Hace una semana, el jueves 17 de octubre, un "ejército" de sicarios del Cártel de Sinaloa tomó la ciudad a sangre y fuego para obligar a las autoridades a liberar a Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo Guzmán.



Lee más en El Sol de Sinaloa

Local

Los abuelos que cobran con el riesgo encima

Largas colas se han visto en la entrega de la pensión del Bienestar a pesar de la prohibición de las aglomeraciones

Local

Al alza las cifras de decesos en Sinaloa; suman ya 14 

Se tienen 18 nuevos casos de coronavirus, 14 en Culiacán, dos en Ahome y dos en Navolato

Local

Protección Civil cierra tienda departamental en el centro de la ciudad

Los recorridos se seguirán realizando en conjunto con la Policía Municipal para asegurar la salud de la ciudadanía

Finanzas

Coronavirus se atraviesa en planes de México de traer a más chinos

El titular de Turismo, Miguel Torruco Marqués, había lanzado la operación 'Toca Puertas' para atraer a más turistas de China, particularmente aquellos con alto poder adquisitivo

Finanzas

El peso avanza en espera de la reunión de la OPEP

En el mercado al mayoreo, el peso avanza 1.85 por ciento, a 23.55 unidades por dólar

Finanzas

Ya entregué la lista al CCE de los empresarios que le deben a SHCP: AMLO

"Ya dije, por cuestiones de dignidad no voy a dar los nombres, pero ya los tiene el Consejo, con cantidades también", enfatizó el presidente

Local

Semana Santa sin turistas: Mazatlán en el 'silencio'

El cierre de playas dejó sin trabajo a 800 comerciantes, entre ellos Édgar Iván Meza, pues su negocio de renta de sillas, mesas y paraguas se vino abajo por el Covid-19

Local

Los abuelos que cobran con el riesgo encima

Largas colas se han visto en la entrega de la pensión del Bienestar a pesar de la prohibición de las aglomeraciones

México

Mañana llega segundo vuelo con insumos médicos proveniente de China

El canciller Marcelo Ebrard aseveró que el equipo médico adquirido a China no es una recompra, tal y como lo señalaron medios de comunicación