/ miércoles 30 de enero de 2019

La maquinaria no funciona

Es verdad que por el hecho de iniciar la temporada de peor manera para nada tiene contentos a los seguidores de los Dorados de Sinaloa. Dos salidas y mismo número de derrotas, una en casa y otra en patio ajeno en la liga; en la copa, sin tener en cuenta el resultado de ayer, una salida, una victoria en calidad de visitante, pero como lo hemos recalcado, la verdad es que, para la división de ascenso, la copa no es de mucho interés, la única ventaja es darle actividad a los que juegan poco o bien tomarlo como un entrenamiento para la siguiente fecha de la liga.

Estuvimos varios días en Monterrey, desde luego nadie está enterado de lo que sucede en el ascenso, salvo por la nota del regreso de Maradona aparecida en un diario regiomontano, por lo demás nada, menos aun cuando en fin de semana jugaron Monterrey vs América. Se trata de una plaza acostumbrada a lo bueno porque cuenta con dos equipos en la máxima división, así es que nos tuvimos que conformar con lo que vía celular nos estuvo informando paso a paso Carlos Salazar.

Al final el resultado fue desfavorable ante Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México, cuya nómina, la verdad no es como para espantar a nadie, esperábamos más del equipo de Sinaloa, pero aun con Diego al timón las cosas no resultaron positivas. Luego nos enteramos de que Maradona, otra vez no estuvo en plan muy amable durante la entrevista tras el partido, pero también, si como lo leímos, los colegas le hicieron preguntas fuera de contexto, nada que ver con el partido y si un poco ofensivas porque lo cuestionaron sobre si los que se fueron o sea sus brazos derecho e izquierdo, eran realmente los que manejaban al equipo.

Diego, aun así, debe tener más calma y utilizar guante blanco y responder de otra forma y en otro tono. Bastaría con decirles, por ejemplo: “eso no te lo voy a responder porque no se trata sobre el juego”. Sería lo correcto y no caer en ese tipo de provocaciones, porque lo son. Las entrevistas tras los partidos deben concretarse a lo que sucedió en la cancha. En fin.

Recibimos en las redes sociales algunas expresiones, la verdad nada agradable, incluso de colegas que escribieron frases o hasta una sola palabra en tono no sabemos si de festejo, despectivas, irónicas o de burla, sobre el resultado del duelo. Por ejemplo: “bienvenido Maradona”. Esto luego de perder ante los mexiquenses. Por ahí leímos otra que decía “vuelta a la realidad”. La negatividad en su máxima expresión, cuando apenas van tres jornadas.

En fin, hay tiempo de recomponer el camino.

Nos vemos mañana.

Es verdad que por el hecho de iniciar la temporada de peor manera para nada tiene contentos a los seguidores de los Dorados de Sinaloa. Dos salidas y mismo número de derrotas, una en casa y otra en patio ajeno en la liga; en la copa, sin tener en cuenta el resultado de ayer, una salida, una victoria en calidad de visitante, pero como lo hemos recalcado, la verdad es que, para la división de ascenso, la copa no es de mucho interés, la única ventaja es darle actividad a los que juegan poco o bien tomarlo como un entrenamiento para la siguiente fecha de la liga.

Estuvimos varios días en Monterrey, desde luego nadie está enterado de lo que sucede en el ascenso, salvo por la nota del regreso de Maradona aparecida en un diario regiomontano, por lo demás nada, menos aun cuando en fin de semana jugaron Monterrey vs América. Se trata de una plaza acostumbrada a lo bueno porque cuenta con dos equipos en la máxima división, así es que nos tuvimos que conformar con lo que vía celular nos estuvo informando paso a paso Carlos Salazar.

Al final el resultado fue desfavorable ante Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México, cuya nómina, la verdad no es como para espantar a nadie, esperábamos más del equipo de Sinaloa, pero aun con Diego al timón las cosas no resultaron positivas. Luego nos enteramos de que Maradona, otra vez no estuvo en plan muy amable durante la entrevista tras el partido, pero también, si como lo leímos, los colegas le hicieron preguntas fuera de contexto, nada que ver con el partido y si un poco ofensivas porque lo cuestionaron sobre si los que se fueron o sea sus brazos derecho e izquierdo, eran realmente los que manejaban al equipo.

Diego, aun así, debe tener más calma y utilizar guante blanco y responder de otra forma y en otro tono. Bastaría con decirles, por ejemplo: “eso no te lo voy a responder porque no se trata sobre el juego”. Sería lo correcto y no caer en ese tipo de provocaciones, porque lo son. Las entrevistas tras los partidos deben concretarse a lo que sucedió en la cancha. En fin.

Recibimos en las redes sociales algunas expresiones, la verdad nada agradable, incluso de colegas que escribieron frases o hasta una sola palabra en tono no sabemos si de festejo, despectivas, irónicas o de burla, sobre el resultado del duelo. Por ejemplo: “bienvenido Maradona”. Esto luego de perder ante los mexiquenses. Por ahí leímos otra que decía “vuelta a la realidad”. La negatividad en su máxima expresión, cuando apenas van tres jornadas.

En fin, hay tiempo de recomponer el camino.

Nos vemos mañana.

viernes 16 de agosto de 2019

Ana Gabriela: el ridículo

jueves 15 de agosto de 2019

Entre extranjeros de veas

miércoles 14 de agosto de 2019

Buen experimento

martes 13 de agosto de 2019

De lo ganado a lo perdido

viernes 09 de agosto de 2019

La liga, lo importante

jueves 08 de agosto de 2019

La copa, como catalizador

miércoles 07 de agosto de 2019

Memo Ochoa, paso atrás

martes 06 de agosto de 2019

¿Doble festín de cajeta?

viernes 26 de julio de 2019

Meros rumores

jueves 25 de julio de 2019

A sólo una semana

Cargar Más