/ viernes 14 de mayo de 2021

Mi mamá y el sexo | Sueños húmedos con Luis Miguel

Una de cada 4 mujeres son víctimas de abuso sexual infantil y 1 de cada 6 niños varones también sufren ese tipo de ataques, según datos del Unicef

Al escribir esta columna, muy en el fondo, albergo la esperanza de que Luis Miguel la lea y me llame. Tengo preparada mi primera frase: “Señor Luis Miguel, siento mucho que hayas sido víctima de abuso sexual a los 13 años. Lamento profundamente que haya sido tu propio padre quien lo propiciara”.

Es bastante desafortunado que pase desapercibido que los niños varones también son víctimas de vejaciones sexuales. Acá, las estadísticas: Una de cada 4 mujeres son víctimas de abuso sexual infantil y 1 de cada 6 niños varones también sufren ese tipo de ataques, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Luis Miguel es parte de esa estadística. Al menos eso se entiende de que lo que se contó en su serie autobiográfica, en Netflix, respecto a que cuando tenía 13 años de edad y atravesaba por los cambios hormonales de la pubertad, su padre Luis Rey indujo que tuviera relaciones sexuales para que le cambiara la voz.

En el octavo capítulo de la primera temporada de la serie, evocan los éxitos del cantante en 1983, cuando Luis Miguel tenía alrededor de 13 años. Cuentan que, en una gira, Luis Rey (Óscar Jaenada) y su hermano, Tito (Martín Bello), se apersonaron en la puerta de la habitación de Luis Miguel con Mirna, una chica que habían conocido en el bar del hotel. “A ver si con esto ya te cambia la voz”, dice el padre del Sol.

El diálogo del día siguiente es aún más aterrador entre el niño Luis Miguel (Luis de la Rosa) quien pide un refresco y el padre que se acerca para ordenar que tome vino. “Mi niño. Mi hombre que, ayer, mojó el pepino”, dice Luis Rey entre carcajadas y burlas a su hijo.

En medios se han referido a que Luis Miguel perdió la virginidad con una sexoservidora contratada por su padre. Sin embargo, habría que reparar en que lo que hizo el padre de Luis Miguel fue una agresión sexual y en términos legales habría que denominarlo “estupro”, delito que consiste en tener una relación sexual con una persona menor de edad, incluso con consentimiento, pero valiéndose del engaño.

El abuso sexual puede haberse sentido bien y, debido a esto, un niño o adolescente puede no considerar que lo que les sucedió fue una violación. Los varones acosados por una mujer son más propensos a percibirlo de esa manera e incluso llegar a considerar que el sexo con ella fue una oportunidad para iniciar la vida sexual. Muy seguramente el niño Luis Miguel así lo vivió, al menos por lo que presentan en la serie.

Claudia de Icaza, autora del libro Luis Miguel, el gran solitario: biografía no autorizada, ha contado que, en esa época que refiere la serie, Luis Miguel iba a grabar el disco “Decídete”, por lo que a Luis Rey le parecía que si su hijo iba a interpretar una canción con una clara connotación sexual, entonces el menor debía tener una relación sexual para saber de lo que estaba cantando.

¡Qué crimen! Erotizar a los niños de manera precoz provocará que se afecten todos los pilares de su sexualidad y de ahí ocurrirán un sinnúmero de conductas que afectarán sus relaciones afectivas. Esto sumado al modelo de masculinidad tan tóxica que representaba Luis Rey en la vida de su hijo, no habría mucho qué discutir en por qué Luis Miguel ha vivido en carne propia los mandatos sociales sobre lo que significa ser hombre en esta sociedad.

Varias canciones de Luis Miguel están cargadas de estereotipos de género. No vamos a destruir sus discos. Solo tengamos conciencia de lo que dicen y cómo lo desmontamos para no seguir reproduciendo estereotipos tóxicos de género.

Los modelos de “masculinidad” con los que nos han construido socialmente, muestran como positivo que un niño varón sea agresivo, violento y que se inicie tempranamente en la sexualidad. Sin embargo, eso trae un sinnúmero de consecuencias negativas en el ámbito personal y social de esos menores.

La masculinidad se define como esos paradigmas que dictan “cómo ser hombre” o lo que significa serlo o mandatos (que ya nadie sabe de dónde salieron) que determinan cómo deben actuar los varones. Estos decretos asumen que los hombres por serlo deben ser mujeriegos, deben ser fuertes y no deben llorar ni pedir ayuda. A los niños se les inculca que no deben vestir de rosa ni jugar con muñecas.

En la guía Por una sexualidad libre…, publicada por la organización civil GENDES, se advierte que las creencias y comportamientos de género asociadas a las masculinidades tradicionales están perjudicando a los hombres adolescentes y jóvenes, incluso incrementando su riesgo y vulnerabilidad a VIH y sida, así como de otras infecciones de transmisión sexual.

Hemos normalizado tanto la violencia que lo que le pasó a Luis Miguel —y le pasa a 1 de cada 6 niños— es invisibilizado. No debe ser así. Trabajemos por promover “nuevas masculinidades”. Así como educamos a las niñas para que no esperen al “príncipe azul”, hablemos con los niños de que los príncipes también lloran, van a terapia y no se dedican a matar dragones ni rescatar princesas.

Al igual que las víctimas femeninas, los hombres que han sido agredidos sexualmente están confundidos o mal informados sobre lo que constituye un abuso sexual. Es un tipo de agresión que se refiere a que fueron niños erotizados como adultos, sin que tuvieran las herramientas de desarrollo y maduración suficientes para entender lo que estaba pasando.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En mi conversación ficticia con Luis Miguel, le pregunto si está consciente de que vivió abuso sexual infantil. Seguro que él ya lo sabe: Fue víctima, por su propio padre, de un atropello a sus derechos sexuales infantiles.

*Divulgadora en educación sexual. @mimamayelsekso

Al escribir esta columna, muy en el fondo, albergo la esperanza de que Luis Miguel la lea y me llame. Tengo preparada mi primera frase: “Señor Luis Miguel, siento mucho que hayas sido víctima de abuso sexual a los 13 años. Lamento profundamente que haya sido tu propio padre quien lo propiciara”.

Es bastante desafortunado que pase desapercibido que los niños varones también son víctimas de vejaciones sexuales. Acá, las estadísticas: Una de cada 4 mujeres son víctimas de abuso sexual infantil y 1 de cada 6 niños varones también sufren ese tipo de ataques, según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Luis Miguel es parte de esa estadística. Al menos eso se entiende de que lo que se contó en su serie autobiográfica, en Netflix, respecto a que cuando tenía 13 años de edad y atravesaba por los cambios hormonales de la pubertad, su padre Luis Rey indujo que tuviera relaciones sexuales para que le cambiara la voz.

En el octavo capítulo de la primera temporada de la serie, evocan los éxitos del cantante en 1983, cuando Luis Miguel tenía alrededor de 13 años. Cuentan que, en una gira, Luis Rey (Óscar Jaenada) y su hermano, Tito (Martín Bello), se apersonaron en la puerta de la habitación de Luis Miguel con Mirna, una chica que habían conocido en el bar del hotel. “A ver si con esto ya te cambia la voz”, dice el padre del Sol.

El diálogo del día siguiente es aún más aterrador entre el niño Luis Miguel (Luis de la Rosa) quien pide un refresco y el padre que se acerca para ordenar que tome vino. “Mi niño. Mi hombre que, ayer, mojó el pepino”, dice Luis Rey entre carcajadas y burlas a su hijo.

En medios se han referido a que Luis Miguel perdió la virginidad con una sexoservidora contratada por su padre. Sin embargo, habría que reparar en que lo que hizo el padre de Luis Miguel fue una agresión sexual y en términos legales habría que denominarlo “estupro”, delito que consiste en tener una relación sexual con una persona menor de edad, incluso con consentimiento, pero valiéndose del engaño.

El abuso sexual puede haberse sentido bien y, debido a esto, un niño o adolescente puede no considerar que lo que les sucedió fue una violación. Los varones acosados por una mujer son más propensos a percibirlo de esa manera e incluso llegar a considerar que el sexo con ella fue una oportunidad para iniciar la vida sexual. Muy seguramente el niño Luis Miguel así lo vivió, al menos por lo que presentan en la serie.

Claudia de Icaza, autora del libro Luis Miguel, el gran solitario: biografía no autorizada, ha contado que, en esa época que refiere la serie, Luis Miguel iba a grabar el disco “Decídete”, por lo que a Luis Rey le parecía que si su hijo iba a interpretar una canción con una clara connotación sexual, entonces el menor debía tener una relación sexual para saber de lo que estaba cantando.

¡Qué crimen! Erotizar a los niños de manera precoz provocará que se afecten todos los pilares de su sexualidad y de ahí ocurrirán un sinnúmero de conductas que afectarán sus relaciones afectivas. Esto sumado al modelo de masculinidad tan tóxica que representaba Luis Rey en la vida de su hijo, no habría mucho qué discutir en por qué Luis Miguel ha vivido en carne propia los mandatos sociales sobre lo que significa ser hombre en esta sociedad.

Varias canciones de Luis Miguel están cargadas de estereotipos de género. No vamos a destruir sus discos. Solo tengamos conciencia de lo que dicen y cómo lo desmontamos para no seguir reproduciendo estereotipos tóxicos de género.

Los modelos de “masculinidad” con los que nos han construido socialmente, muestran como positivo que un niño varón sea agresivo, violento y que se inicie tempranamente en la sexualidad. Sin embargo, eso trae un sinnúmero de consecuencias negativas en el ámbito personal y social de esos menores.

La masculinidad se define como esos paradigmas que dictan “cómo ser hombre” o lo que significa serlo o mandatos (que ya nadie sabe de dónde salieron) que determinan cómo deben actuar los varones. Estos decretos asumen que los hombres por serlo deben ser mujeriegos, deben ser fuertes y no deben llorar ni pedir ayuda. A los niños se les inculca que no deben vestir de rosa ni jugar con muñecas.

En la guía Por una sexualidad libre…, publicada por la organización civil GENDES, se advierte que las creencias y comportamientos de género asociadas a las masculinidades tradicionales están perjudicando a los hombres adolescentes y jóvenes, incluso incrementando su riesgo y vulnerabilidad a VIH y sida, así como de otras infecciones de transmisión sexual.

Hemos normalizado tanto la violencia que lo que le pasó a Luis Miguel —y le pasa a 1 de cada 6 niños— es invisibilizado. No debe ser así. Trabajemos por promover “nuevas masculinidades”. Así como educamos a las niñas para que no esperen al “príncipe azul”, hablemos con los niños de que los príncipes también lloran, van a terapia y no se dedican a matar dragones ni rescatar princesas.

Al igual que las víctimas femeninas, los hombres que han sido agredidos sexualmente están confundidos o mal informados sobre lo que constituye un abuso sexual. Es un tipo de agresión que se refiere a que fueron niños erotizados como adultos, sin que tuvieran las herramientas de desarrollo y maduración suficientes para entender lo que estaba pasando.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En mi conversación ficticia con Luis Miguel, le pregunto si está consciente de que vivió abuso sexual infantil. Seguro que él ya lo sabe: Fue víctima, por su propio padre, de un atropello a sus derechos sexuales infantiles.

*Divulgadora en educación sexual. @mimamayelsekso

Local

Tienditas y comedores escolares estarán bajo verificación permanente

Se deben de regular los horarios en comedores y trabajadores de las cooperativas escolares deberán cumplir con protocolos anti-covid

Local

Enfrentamiento en Tepuche no ha generado desplazamiento de familias

Este jueves se reubicó una base de operaciones permanente en la comunidad de Agua Caliente de los Monzón

Local

Habrá cambios de la dirigencia estatal del PRI hasta diciembre

La dirigencia que encabezaba Jesús Valdez Palazuelos y que fue relevado por Cinthia Valenzuela concluye el 30 de octubre

Local

Enfrentamiento en Tepuche no ha generado desplazamiento de familias

Este jueves se reubicó una base de operaciones permanente en la comunidad de Agua Caliente de los Monzón

Local

Habrá cambios de la dirigencia estatal del PRI hasta diciembre

La dirigencia que encabezaba Jesús Valdez Palazuelos y que fue relevado por Cinthia Valenzuela concluye el 30 de octubre

Local

Intercamaral, diputados y SS en alianza para recuperar la imagen de Culiacán

Por parte de la Secretaría de Seguridad, se impulsará la denuncia ciudadana ante eventos delictivos

Deportes

Horacio Berrelleza nuevo director del área médica

En la Dirección de Medina del Deportes en la Universidad Autónoma de Sinaloa

Local

Registra buena asistencia jornada de vacunación contra Covid-19 a rezagados

La mayoría de los vacunados habían estado enfermos de Covid-19, motivo por el cual no habían podido recibir la inmunidad

Local

Rocha no ha notificado a Cuen su designación como Secretario de Salud

De tomar protesta como Secretario de Salud, comentó que va a dejar la presidencia del Partido Sinaloense (PAS)