/ viernes 4 de junio de 2021

Riggleman otro antesalista que hizo historia con Algodonero

En la historia de Liga Mexicana del Pacífico de Beisbol

Culiacán, Sin.- Jim Riggleman se une a la larga lista de jugadores que han pasado por los Algodoneros de Guasave en la historia de la Liga Mexicana del Pacífico de Beisbol.

Desde luego que los aficionados de la vieja guardia recuerdan a este personaje, o quizás algunos les contaron a sus hijos o nietos, de sus hazañas vistiendo la franela azul.

. Foto: Cortesía |Club Algodoneros

Jim hizo una buena carrera como mánager en el beisbol de las Grandes Ligas, ya que fue el timonel de varias organizaciones, a pesar de que nunca jugó en el máximo nivel.

En las últimas tres semanas se han tocado temas de antesalistas como Ron Washington, Rich Rentería y ahora Jim Riggleman, quienes tienen en común, de que los tres han sido manejadores en Grandes Ligas y también han jugado con Algodoneros.

Ojalá y no sean los únicos tres que lleguen a manejar en el Big Show, ya que material lo hay, y si acaso la cifra llega a aumentar, quedará muy en claro que Algodoneros de Guasave, también es gran semillero de dirigentes de alto nivel.

Riggleman comenzó su carrera en el lejano 1974 con la organización de Dodgers de Los Ángeles. Como su talento era mucho, Jim llegó directamente a Doble A, con el equipo de Waterbury.

En el año de su debut vio acción en 80 duelos, en los que bateó .266 con ocho jonrones y 41 carreras remolcadas. Se mantuvo en Ligas Menores de Dodgers hasta 1975, ya que de 1976 a 1981 fue contratado por la organización de Cardenales de San Luis, que lo asignaron a los equipos de Nueva Orleáns, Springfield y Arkansas.

Aunque tuvo buenos años, ni Dodgers, ni Cardenales le dieron la oportunidad de llegar al mejor beisbol del mundo.

En ocho temporadas en Ligas Menores (de 1974 a 1981), dejó números de por vida en 774 juegos de .268 de promedio, 76 jonrones y 396 carreras remolcadas.

Con el guante fue un excelente defensivo, que tuvo versatilidad, ya que vio acción en 479 juegos en la tercera base, seis en la inicial, 53 en la intermedia, 126 en los jardines y nueve en las paradas cortas, dejando un muy buen promedio de fildeo de .898.

CON ALGODONEROS DE GUASAVE

La llegada de Riggleman a Algodoneros se dio en la temporada 1977-78, en la que demostró ser una “muralla” en la tercera base, al hacer jugadas en verdad espectaculares.

Tuvo actividad en 45 juegos, ya que llegó una vez que la temporada había empezado. En ese lapso bateó para ,223 con cuatro jonrones, 12 carreras remolcadas y ocho dobletes, que fueron su sello distintivo, ya que bateaba mucho para los callejones.

En la campaña 1978-79 regresó y jugó en la temporada completa. Vio acción en 52 duelos con dos para la calle, 17 remolques y .235 de bateo.

Tuvo un año de ausencia, ya que volvió a Liga Mexicana del Pacífico, con Venados de Mazatlán, con los que solo jugó en 26 duelos. Ya no le fue tan bien, toda vez que no dio jonrón y solo remolcó cuatro anotaciones. Ese fue su paso por el circuito invernal mexicano.

UN MÁNAGER AGUERRIDO

Una vez que terminó su etapa como jugador activo, comenzó su carrera como mánager en 1983 en las sucursales de Cardenales de San Luis, organización con la que estuvo seis años.

Puedes leer: “Pepe” Vázquez Recio acabó con el invicto de Lobos-Lecani

Ya en 1992 pasó a dirigir en la filial Triple A de Padres de San Diego (Las Vegas), y ese mismo año llegó el ansiado llamado a Grandes Ligas, con los mismos Frailes, aunque lo hizo en calidad de interno. Dirigió en 12 juegos, en los que tuvo marca de 4-8.

En 1993 comenzó la campaña, sin embargo, no fue muy buena, ya que solo ganó 61 juegos a cambio de 101 derrotas, pero poco a poco se fue metiendo en la Élite de los mánagers en las Mayores, porque luego hizo una carrera que lo llevó a dirigir a San Diego, Cachorros de Chicago, Marineros de Seattle, Nacionales de Washington y hasta el 2018 con Rojos de Cincinnati.

Aunque no está retirado de manera oficial, en los 13 años que duró de mánager, le tocó dirigir en mil 630 juegos, en los que tuvo marca de 726-904, cifras que pueden aumentar en caso de que regrese a dirigir en las Mayores.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Jim Riggleman se une a la larga lista de jugadores que han pasado por los Algodoneros de Guasave en la historia de la Liga Mexicana del Pacífico de Beisbol.

Desde luego que los aficionados de la vieja guardia recuerdan a este personaje, o quizás algunos les contaron a sus hijos o nietos, de sus hazañas vistiendo la franela azul.

. Foto: Cortesía |Club Algodoneros

Jim hizo una buena carrera como mánager en el beisbol de las Grandes Ligas, ya que fue el timonel de varias organizaciones, a pesar de que nunca jugó en el máximo nivel.

En las últimas tres semanas se han tocado temas de antesalistas como Ron Washington, Rich Rentería y ahora Jim Riggleman, quienes tienen en común, de que los tres han sido manejadores en Grandes Ligas y también han jugado con Algodoneros.

Ojalá y no sean los únicos tres que lleguen a manejar en el Big Show, ya que material lo hay, y si acaso la cifra llega a aumentar, quedará muy en claro que Algodoneros de Guasave, también es gran semillero de dirigentes de alto nivel.

Riggleman comenzó su carrera en el lejano 1974 con la organización de Dodgers de Los Ángeles. Como su talento era mucho, Jim llegó directamente a Doble A, con el equipo de Waterbury.

En el año de su debut vio acción en 80 duelos, en los que bateó .266 con ocho jonrones y 41 carreras remolcadas. Se mantuvo en Ligas Menores de Dodgers hasta 1975, ya que de 1976 a 1981 fue contratado por la organización de Cardenales de San Luis, que lo asignaron a los equipos de Nueva Orleáns, Springfield y Arkansas.

Aunque tuvo buenos años, ni Dodgers, ni Cardenales le dieron la oportunidad de llegar al mejor beisbol del mundo.

En ocho temporadas en Ligas Menores (de 1974 a 1981), dejó números de por vida en 774 juegos de .268 de promedio, 76 jonrones y 396 carreras remolcadas.

Con el guante fue un excelente defensivo, que tuvo versatilidad, ya que vio acción en 479 juegos en la tercera base, seis en la inicial, 53 en la intermedia, 126 en los jardines y nueve en las paradas cortas, dejando un muy buen promedio de fildeo de .898.

CON ALGODONEROS DE GUASAVE

La llegada de Riggleman a Algodoneros se dio en la temporada 1977-78, en la que demostró ser una “muralla” en la tercera base, al hacer jugadas en verdad espectaculares.

Tuvo actividad en 45 juegos, ya que llegó una vez que la temporada había empezado. En ese lapso bateó para ,223 con cuatro jonrones, 12 carreras remolcadas y ocho dobletes, que fueron su sello distintivo, ya que bateaba mucho para los callejones.

En la campaña 1978-79 regresó y jugó en la temporada completa. Vio acción en 52 duelos con dos para la calle, 17 remolques y .235 de bateo.

Tuvo un año de ausencia, ya que volvió a Liga Mexicana del Pacífico, con Venados de Mazatlán, con los que solo jugó en 26 duelos. Ya no le fue tan bien, toda vez que no dio jonrón y solo remolcó cuatro anotaciones. Ese fue su paso por el circuito invernal mexicano.

UN MÁNAGER AGUERRIDO

Una vez que terminó su etapa como jugador activo, comenzó su carrera como mánager en 1983 en las sucursales de Cardenales de San Luis, organización con la que estuvo seis años.

Puedes leer: “Pepe” Vázquez Recio acabó con el invicto de Lobos-Lecani

Ya en 1992 pasó a dirigir en la filial Triple A de Padres de San Diego (Las Vegas), y ese mismo año llegó el ansiado llamado a Grandes Ligas, con los mismos Frailes, aunque lo hizo en calidad de interno. Dirigió en 12 juegos, en los que tuvo marca de 4-8.

En 1993 comenzó la campaña, sin embargo, no fue muy buena, ya que solo ganó 61 juegos a cambio de 101 derrotas, pero poco a poco se fue metiendo en la Élite de los mánagers en las Mayores, porque luego hizo una carrera que lo llevó a dirigir a San Diego, Cachorros de Chicago, Marineros de Seattle, Nacionales de Washington y hasta el 2018 con Rojos de Cincinnati.

Aunque no está retirado de manera oficial, en los 13 años que duró de mánager, le tocó dirigir en mil 630 juegos, en los que tuvo marca de 726-904, cifras que pueden aumentar en caso de que regrese a dirigir en las Mayores.




Lee más aquí

Local

Alcalde de Culiacán habla sobre el asesinato de "El Boxer"

La noche del sábado 6 de agosto, Juan Miguel Silva Alvarado perdió la vida durante un atentado orquestado por un grupo armado, a unas horas de haber sido nombrado subdirector de la Policía Municipal

Local

Anuncian compra de patrullas y aumento de sueldo para policías activos

Juan de Dios Gámez Mendívil informó que, se prevé realizar una inversión de 5 mdp en la adquisición de chalecos antibalas de alta tecnología

Local

Podría Sinaloa sumar cinco nuevos Pueblos Señoriales

La Secretaría de Turismo adelantó que pronto se anunciará un programa de turismo interestatal para los sinaloenses

Sociedad

Protección Civil niega suspensión de actividades para rescate en mina de Coahuila

Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil, desmintió que se hubieran suspendido las labores para el rescate de los 10 mineros atrapados en El Pinabete

Futbol

Con todo y gol de Carlos Vela, MLS se impone a la Liga MX en el Juego de Estrellas

Mientras la Liga MX arrancó el partido con sólo un mexicano en su alineación, la MSL envió un tridente compuesto por Chicharito Hernández, Carlos Vela y Julián Araujo

Mundo

Sube a 48 las víctimas por la escalada entre Israel y la Yihad Islámica

Cuatro personas más, entre ellas dos niños, perdieron la vida por las heridas sufridas durante los bombardeos de Israel sobre Franja de Gaza el pasado fin de semana

Local

Un día nublado le espera a Sinaloa hoy jueves 11 de agosto

De acuerdo al reporte meteorológico de CONAGUA, se esperan temperaturas máximas de 37 grados centígrados

Tecnología

Vístete de Prada y vive en una “metamansión”

El metaverso invade el ámbito del diseño creando ambientes virtuales, nuevas tendencias y hasta ciudades enteras que parecen fuera de este mundo

Mundo

La nueva normalidad debe tomar en cuenta a todos

El regreso del confinamiento debe incluir a muchos trabajadores cuyas ocupaciones son menos “socialmente aceptables”, como es el caso de las trabajadoras sexuales