/ lunes 21 de septiembre de 2020

Katy Lizárraga se aferra a la vida para defender el legado que dejó Horacio Díaz López

Lucha contra el Covid-19; buscará que el apodado Batman sea Inmortal del Salón de La Fama y que el estadio EME lleve su nombre

Culiacán, Sin.- El 22 de agosto pasado falleció el profesor Horacio Díaz López, antes, (el día 4) le sucedió lo mismo a su suegro Alfredo Lizárraga, mientras que Ana Catalina Lizárraga Osuna lleva cinco semanas aferrada a la vida, luchando cual guerrera es, para no solamente vencer al Covid-19, sino levantarse de la cama donde ha estado postrada, salir de esas cuatro paredes para de paso le permita regresar a la normalidad y así continuar el legado que le dejara su esposo.

“Espero que lo reconozcan, yo lucharé porque el campo de la Liga Ernesto Millán Escalante lleve su nombre. Voy a luchar para que él esté en el Salón de La Fama, el merece estar ahí, voy a luchar por esas dos cosas. No porque sea mi esposo, pero mis respetos para él, en conocimiento, en todo, en esa entrega al softbol por muchos años”, manifestó Ana Catalina.

Katy Lizárraga, jugadora con 26 años en el softbol, incansable promotora de este deporte, es parte de una familia que vivió aterradores momentos (hasta la fecha) con la llegada del coronavirus, les hizo estragos y les dejó huellas que jamás podrán borrar.

El viacrucis inició cuando su madre y padre (Alfredo) contrajeron el Covid-19 y al final su progenitor perdió la vida el 4 de agosto, mientras que su mamá afortunadamente lo superó.

Para ese entonces, ella y su esposo, el profesor Horacio Díaz López, ya tenían síntomas y éste último requirió fuera hospitalizado desde el 2 de agosto y, a partir de entonces, ya no lo volvieron a ver, mientras él luchaba por sobrevivir a lo largo de 20 días, pues el 22 se presenta su deceso.

A decir de la propia Katy, su problema clínico también era peligroso, pero ella decidió atacarlo en casa, con los cuidados extremos y apenas le acaban de retirar el oxígeno, pero todavía no ha sido dada de alta por el doctor Adrián Flores, mismo que ha estado al cuidado de ella.

¿En el algún momento vieron ustedes una luz en el camino?

“Sí, yo le pagaba a una enfermera para que me lo atendiera bien y metíamos medicamento porque en el ISSSTE, la verdad, no había, una desgracia para la gente que cae ahí. Yo, la verdad, lo tuve que internar por su oxigenación, al final nos gastamos hasta 40 mil pesos de puro medicamento que llevamos. No creas que hay buena atención en el ISSSTE, en las madrugadas se les mueren los pacientes”.

Horacio Díaz López posa con reconocimientos que siendo dirigente estatal del softbol ganó. Foto: Cortesía | Martín García Castillo


Con todo lo sucedido y que Lizárraga Osuna ya no tendrá a un lado a su esposo, al amigo, al softbolista, al dirigente que siempre luchó por el crecimiento de este deporte, ¿todo esto de qué forma vino a cambiar tu vida?

“Totalmente, él era una persona sociable, agradable, siempre juntos, con problemas como todas las parejas, a veces teníamos dificultades en la liga, llegábamos a la casa molestos y me decía: Catalina, ráscame la espalda, pero en silencio porque estamos enojados y eso nos hacía volver a la normalidad”.

Tal es el respeto que se tenían, que Katy sostiene que más allá de que el profe era el dirigente y su coordinador de liga, era un hombre “puro amor, yo siempre lo dije a todos que era mi bailarín, era mi vida y ahora no sé cómo voy a salir a la luz pública sin él. Pero lo tengo que hacer, por él, llenarme de valor. Tengo que encontrar valor, así como era él, tengo que buscar la manera de cómo salir adelante”.

El profesor, también conocido como el Batman, escribió grandes historias en el softbol. Fue jugador, directivo, trascendió nivel nacional, dejó todo un legado que alguien tiene que darle seguimiento y en ese sentido Lizárraga Osuna estableció que ella luchará de manera incansable hasta ver que la figura de Díaz López esté en el lugar que le corresponde.

“Merece un gran homenaje, por esta pandemia fue imposible hacerle algo. Sus cenizas yo las tengo, no hemos querido depositarlas en ningún lado, porque quiero tenerlas cuando vaya a hacerle el homenaje. Hay que reconocer a las personas que lo merezcan, desgraciadamente él no se va a dar cuenta, le hubiera encantado un reconocimiento en grande, simplemente porque se lo merece”, dijo.

¿Cómo estás viviendo este duelo, luego que el Covid-19 también te ha tenido postrada en la cama y sin salir de casa? Se te va al profe, tú te quedas enferma, ¿Cómo le has hecho?

“Muy difícil todo para mí, aparte tengo a mi mamá viviendo conmigo, ella viviendo el duelo de perder a su esposo y pensar que yo soy la fuerte, yo decirle a mi mamá que no pasa nada. Mira, yo estoy destrozada por dentro, totalmente, no poder vivir un duelo por la pérdida de mi padre, luego de mi esposo. Es difícil, postrada en una cama sin poder caminar (ahorita ya puedo, poco) pero antes no podía ni moverme, estar encerrada en cuatro paredes, y ver mi situación tan fuerte, de no tener el brazo que siempre andaba conmigo. Es muy difícil, pero voy a salir adelante”.

¿En algún momento te has sentido derrotada?

“No, no, no, gracias a ustedes, porque siempre he estado recibiendo el mensaje de aliento, la llamada, mis amigos. Vamos para adelante, no me han dejado caer, no me siento derrotada, pero es una prueba muy difícil la que estoy viviendo”.

Y la pregunta obligada es y ¿qué sigue para Ana Catalina?, ella y el profe Horacio Díaz López iniciaron juntos, hace 10 años, el proyecto en la Liga EME, circuito que creció a pasos agigantados y de donde surgieron peloteras que hoy son toda una realidad. ¿Te quedas sola en dicho proyecto, sin los consejos, ánimo, conocimiento, experiencia y amor del profe Horacio, continuarás impulsándolo y de qué manera?

“Mira, yo voy a seguir ahí en la liga, impulsándolo como él lo hacía, llevando a jugadoras a nacionales, apoyarlas. Yo voy a seguir su mismo camino, su mismo legado, este es el deporte que nos apasiona, tanto a él como a mí y no lo dejaré tirado”.

Con su esposa Ana Catalina Lizárraga Osuna. Foto: Cortesía | Martín García Castillo


Puedes leer: Sin día libre en Tomateros de Culiacán

¿Qué le dices a la gente del softbol, los que conocieron al profe, los que estuvieron en los éxitos que él consiguió?

“Más que todo, agradecerle a la gente el cariño que le tenían, porque desde el momento en que se dio a la luz pública su fallecimiento se abarrotaron las redes sociales, jugadores y jugadoras llorando su perdida, todavía hay muchos así”.

Admitió que la liga no va a ser la misma porque el profe con mucha facilidad le encontraba solución a cualquier problema, pero eso sí, que ahora está más viva que nunca.

“Así es, firme y sólida. Claro, voy a ocupar el apoyo de todos los que tienen experiencia porque no tengo lo que él tenía, pero tengo su fuerza, empuje, corazón, deseo de hacer bien las cosas y que nuestros softbolistas sepan que Horacio siempre permanecerá presente en todos”.





Lee más aquí:

Culiacán, Sin.- El 22 de agosto pasado falleció el profesor Horacio Díaz López, antes, (el día 4) le sucedió lo mismo a su suegro Alfredo Lizárraga, mientras que Ana Catalina Lizárraga Osuna lleva cinco semanas aferrada a la vida, luchando cual guerrera es, para no solamente vencer al Covid-19, sino levantarse de la cama donde ha estado postrada, salir de esas cuatro paredes para de paso le permita regresar a la normalidad y así continuar el legado que le dejara su esposo.

“Espero que lo reconozcan, yo lucharé porque el campo de la Liga Ernesto Millán Escalante lleve su nombre. Voy a luchar para que él esté en el Salón de La Fama, el merece estar ahí, voy a luchar por esas dos cosas. No porque sea mi esposo, pero mis respetos para él, en conocimiento, en todo, en esa entrega al softbol por muchos años”, manifestó Ana Catalina.

Katy Lizárraga, jugadora con 26 años en el softbol, incansable promotora de este deporte, es parte de una familia que vivió aterradores momentos (hasta la fecha) con la llegada del coronavirus, les hizo estragos y les dejó huellas que jamás podrán borrar.

El viacrucis inició cuando su madre y padre (Alfredo) contrajeron el Covid-19 y al final su progenitor perdió la vida el 4 de agosto, mientras que su mamá afortunadamente lo superó.

Para ese entonces, ella y su esposo, el profesor Horacio Díaz López, ya tenían síntomas y éste último requirió fuera hospitalizado desde el 2 de agosto y, a partir de entonces, ya no lo volvieron a ver, mientras él luchaba por sobrevivir a lo largo de 20 días, pues el 22 se presenta su deceso.

A decir de la propia Katy, su problema clínico también era peligroso, pero ella decidió atacarlo en casa, con los cuidados extremos y apenas le acaban de retirar el oxígeno, pero todavía no ha sido dada de alta por el doctor Adrián Flores, mismo que ha estado al cuidado de ella.

¿En el algún momento vieron ustedes una luz en el camino?

“Sí, yo le pagaba a una enfermera para que me lo atendiera bien y metíamos medicamento porque en el ISSSTE, la verdad, no había, una desgracia para la gente que cae ahí. Yo, la verdad, lo tuve que internar por su oxigenación, al final nos gastamos hasta 40 mil pesos de puro medicamento que llevamos. No creas que hay buena atención en el ISSSTE, en las madrugadas se les mueren los pacientes”.

Horacio Díaz López posa con reconocimientos que siendo dirigente estatal del softbol ganó. Foto: Cortesía | Martín García Castillo


Con todo lo sucedido y que Lizárraga Osuna ya no tendrá a un lado a su esposo, al amigo, al softbolista, al dirigente que siempre luchó por el crecimiento de este deporte, ¿todo esto de qué forma vino a cambiar tu vida?

“Totalmente, él era una persona sociable, agradable, siempre juntos, con problemas como todas las parejas, a veces teníamos dificultades en la liga, llegábamos a la casa molestos y me decía: Catalina, ráscame la espalda, pero en silencio porque estamos enojados y eso nos hacía volver a la normalidad”.

Tal es el respeto que se tenían, que Katy sostiene que más allá de que el profe era el dirigente y su coordinador de liga, era un hombre “puro amor, yo siempre lo dije a todos que era mi bailarín, era mi vida y ahora no sé cómo voy a salir a la luz pública sin él. Pero lo tengo que hacer, por él, llenarme de valor. Tengo que encontrar valor, así como era él, tengo que buscar la manera de cómo salir adelante”.

El profesor, también conocido como el Batman, escribió grandes historias en el softbol. Fue jugador, directivo, trascendió nivel nacional, dejó todo un legado que alguien tiene que darle seguimiento y en ese sentido Lizárraga Osuna estableció que ella luchará de manera incansable hasta ver que la figura de Díaz López esté en el lugar que le corresponde.

“Merece un gran homenaje, por esta pandemia fue imposible hacerle algo. Sus cenizas yo las tengo, no hemos querido depositarlas en ningún lado, porque quiero tenerlas cuando vaya a hacerle el homenaje. Hay que reconocer a las personas que lo merezcan, desgraciadamente él no se va a dar cuenta, le hubiera encantado un reconocimiento en grande, simplemente porque se lo merece”, dijo.

¿Cómo estás viviendo este duelo, luego que el Covid-19 también te ha tenido postrada en la cama y sin salir de casa? Se te va al profe, tú te quedas enferma, ¿Cómo le has hecho?

“Muy difícil todo para mí, aparte tengo a mi mamá viviendo conmigo, ella viviendo el duelo de perder a su esposo y pensar que yo soy la fuerte, yo decirle a mi mamá que no pasa nada. Mira, yo estoy destrozada por dentro, totalmente, no poder vivir un duelo por la pérdida de mi padre, luego de mi esposo. Es difícil, postrada en una cama sin poder caminar (ahorita ya puedo, poco) pero antes no podía ni moverme, estar encerrada en cuatro paredes, y ver mi situación tan fuerte, de no tener el brazo que siempre andaba conmigo. Es muy difícil, pero voy a salir adelante”.

¿En algún momento te has sentido derrotada?

“No, no, no, gracias a ustedes, porque siempre he estado recibiendo el mensaje de aliento, la llamada, mis amigos. Vamos para adelante, no me han dejado caer, no me siento derrotada, pero es una prueba muy difícil la que estoy viviendo”.

Y la pregunta obligada es y ¿qué sigue para Ana Catalina?, ella y el profe Horacio Díaz López iniciaron juntos, hace 10 años, el proyecto en la Liga EME, circuito que creció a pasos agigantados y de donde surgieron peloteras que hoy son toda una realidad. ¿Te quedas sola en dicho proyecto, sin los consejos, ánimo, conocimiento, experiencia y amor del profe Horacio, continuarás impulsándolo y de qué manera?

“Mira, yo voy a seguir ahí en la liga, impulsándolo como él lo hacía, llevando a jugadoras a nacionales, apoyarlas. Yo voy a seguir su mismo camino, su mismo legado, este es el deporte que nos apasiona, tanto a él como a mí y no lo dejaré tirado”.

Con su esposa Ana Catalina Lizárraga Osuna. Foto: Cortesía | Martín García Castillo


Puedes leer: Sin día libre en Tomateros de Culiacán

¿Qué le dices a la gente del softbol, los que conocieron al profe, los que estuvieron en los éxitos que él consiguió?

“Más que todo, agradecerle a la gente el cariño que le tenían, porque desde el momento en que se dio a la luz pública su fallecimiento se abarrotaron las redes sociales, jugadores y jugadoras llorando su perdida, todavía hay muchos así”.

Admitió que la liga no va a ser la misma porque el profe con mucha facilidad le encontraba solución a cualquier problema, pero eso sí, que ahora está más viva que nunca.

“Así es, firme y sólida. Claro, voy a ocupar el apoyo de todos los que tienen experiencia porque no tengo lo que él tenía, pero tengo su fuerza, empuje, corazón, deseo de hacer bien las cosas y que nuestros softbolistas sepan que Horacio siempre permanecerá presente en todos”.





Lee más aquí:

Local

Reforma eléctrica afecta en inversiones y generación de empleos

En Sinaloa, ya se cancelaron dos inversiones que estaban relacionadas con el tema de las energías limpias

Local

Quieren ser candidatos, pero seguir cobrando como funcionarios

Es la misma historia, se anotan para ver si son agraciados con un puesto y siguen cobrando hasta al último momento que la Ley se los permita

Local

Ahome y Culiacán, municipios en color rojo en Sinaloa

Hasta el momento, los municipios de Badiraguato, Cosala y Escuinapa no registran pacientes activos

Deportes

El campeón Ley Satelital se mantiene con vida

Avanza a semifinales en softbol Popular Libertad Tercera Fuerza B

Gossip

Banda Los Recoditos “Viven La Vida” a su manera

La agrupación mazatleca acaba de estrenar su nuevo álbum, donde tiene duetos con Grupo Codiciado y Banda Los Sebastianes

Policiaca

Vinculan a proceso a hombre por intento de feminicidio

Los hechos ocurrieron en el campo agrícola de Elota el pasado 21 de febrero

Policiaca

Se vuelca troque que transportaba verduras frente a CU

La unidad transitaba de sur a norte cuando ocurrió el incidente

Local

Reforma eléctrica afecta en inversiones y generación de empleos

En Sinaloa, ya se cancelaron dos inversiones que estaban relacionadas con el tema de las energías limpias

Finanzas

Incrementará el desarrollo económico con mayor integración de emprendedoras

Un rubro en el que destaca la mujer en temas económicos, es en la formalización de las empresas