/ sábado 1 de agosto de 2020

En el beisbol se le veía futuro, pero el basquetbol cambió su vida

Fernando Medina León es el jugador de menos edad (16 años) en haber debutado en el CIBACOPA cuando este circuito estaba en su mejor época

Culiacán, Sin. En sus tiempos de niñez practicó de manera organizada el beisbol al grado de alcanzar la oportunidad de acudir a un Mundial a los Estados Unidos (Los Ángeles) a sus 12 años de edad, a los 16 estaba debutando en el Circuito de Basquetbol de la Costa del Pacífico (CIBACOPA), y aunque poseía todo para hacer carrera profesional en ambos deportes, al final del camino optó en prepararse académicamente, en parte ello porque su padre siempre le insistió que quería un título de esa naturaleza, pero a la vez que él sabía sería la mejor decisión de su vida.

Veamos:

En el beisbol (en Ligas Pequeñas, desde la pingüica en la Culiacán Recursos) era el catcher de la Tres Ríos –previamente seleccionado para nacionales-- y donde el “Gato” Gastélum (jugó con Culiacán y Mexicali) fue su banca; mientras que en el basquetbol llegó a ser considerado uno de los mejores quarterback –en su momento-, amén de la alcanzar la nominación de Novato del Año en el CIBACOPA y ser el más joven en la historia en debutar a ese nivel.

Muy probablemente le faltó que alguien lo impulsara, que tuviera mejor visión de las cosas en cuanto al deporte de Alto Rendimiento se trataba, porque quienes le seguían los pasos en aquellos tiempos, sabían cuanta potencia había en él para desarrollar ambas disciplinas.


Pero sin duda alguna, el basquetbol fue el deporte que le cambió la vida y a decir de él, el haber conocido a Eduardo Shoberth (qepd) en la pista de atletismo del Tec de Culiacán –luego que ya había declinado por el beisbol donde estaba Rigoberto Valle Saavedra--, marcó el camino que elegiría por el resto de sus años.

Shoberth lo convenció, lo invitó a que jugara basquetbol y aunque le dijo que nunca había jugado ese deporte, lo convenció que fuera a jugar sin compromiso. Que le gustó la forma de cómo lo trató y al final ahí se quedó toda la Preparatoria y que le marcó la pauta en esta disciplina.

Nos referimos a Fernando Medina León, quien a partir de ahí pensó diferente, entendió que lo que su padre quería para él era lo mejor que vendría a sucederle y empezó a combinar a la perfección el basquetbol con su preparación académica.

Hoy, a base de dedicación y esfuerzo siente que es alguien de bien, que supo valorar los esfuerzos que hacen los padres por los hijos para que en su momento sirvan a la sociedad a través de una buena formación.

En resumen, toda esa perseverancia de preparación académica (Maestro en Ciencias en Desarrollo Humano) a Medina León le ha servido para estar en servicio como Entrenador de Basquetbol por espacio de 32 años en el Tecnológico de Monterrey y 28 en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en esta última institución como funcionario de la Escuela Superior de Educación Física.


Foto: Cortesía |Martín García Castillo

“Fue mi vida, el basquetbol me cambió por completo, soy licenciado en Informática, Maestro en Ciencias en Desarrollo Humano, doy clases en la ESEF. Lo que a mí me llenó fue el basquetbol, el deporte, pues jugué beisbol y softbol (Primera Fuerza con el Tec de Monterrey ganando varios títulos), ando en el ciclismo. El deporte en sí, pero el basquetbol fue el que me cambió, tan es así que si volviera a vivir de nuevo elegiría el basquetbol del que estoy enamorado”, expresó Medina León.


También lee: Del escenario a la pista: Bajista de Coldplay tiene una obsesión por los Porsche


Tal es la pasión por el basquetbol del que mucho le debe (por su crecimiento como jugador) a Pedro “Pery” Meza López (qepd), Inmortal del Salón de La Fama Municipal, que sostiene que:

Si un día me llego a morir, que me muera en una cancha de basquetbol, de un infarto, pero tirando una canasta de tres puntos y que ojalá y cayera. Eso es mi vida


De la secundaria a los 28 años de edad tuvo la oportunidad de jugar el basquetbol a nivel competitivo (aunque acepta que en el beisbol y a nivel profesional pudo haber hecho buena carrera) como lo es Primera Fuerza y que nadie les ganada a nivel estado, acudieron a diversos nacionales con el Tigre Osuna al frente.

“Entré a los 16 años a jugar en el CIBACOPA donde fui Novato del Año a los 18, me retiré a los 21 porque trabajaba en el Tec de Monterrey y a la vez jugaba con la UAS en la Liga de Primera Fuerza, nadie nos ganaba y nos íbamos a los Nacionales”.

¿Y cómo resumes este proceso tan corto a nivel profesional?

“Como una experiencia y una formación inolvidable, jugar a ese nivel, cuando en aquellos tiempos participaban jugadores extranjeros de color, Pochos, de selección nacional de tremenda calidad. Bien piñado yo, algo muy bonito, muy motivado y apasionado, entrenada mucho con el ´Pery´ Meza para poder que me dieran chanza de jugar 5 o 10 minutos o medio tiempo”.


FERNANDO Medina León rodeado de innumerables reconocimientos recibidos como parte de su preparación académica.Foto: Cortesía |Martín García Castillo

Fernando Medina destaca que jugar al nivel profesional le representó un sueño hecho realidad, jugar con y contra los mejores a nivel nacional y extranjeros (algunos con la virtud de haber jugado en la NBA), siempre resultó motivante.

“Marcó mi vida para siempre, a raíz de eso me dieron trabajo en la UAS y en el Tec de Monterrey. Me dejó una enseñanza de muchos valores, ser constante para lograr lo que quiero, trabajo en equipo, liderazgo, disciplina, responsabilidad, espíritu de lucha y lo mejor, me hizo comprender que el carácter juega un papel muy importante en nuestras vidas, saber controlar ese carácter y convertirlo en algo positivo que marca tu vida para siempre. El basquetbol lo disfruto jugando y entrenando, para formar personas de bien en la sociedad”.

Todo ese esfuerzo que realizó como jugador y a tan alto nivel, le ayudaron en su formación como entrenador (aparte de seguir preparándose con todos los cursos necesarios) que ahora se esfuerza porque los alumnos obtengan los mejores conocimientos a fin de realizase como jugadores y alumnos en lo académico.





Lee más aquí:




Culiacán, Sin. En sus tiempos de niñez practicó de manera organizada el beisbol al grado de alcanzar la oportunidad de acudir a un Mundial a los Estados Unidos (Los Ángeles) a sus 12 años de edad, a los 16 estaba debutando en el Circuito de Basquetbol de la Costa del Pacífico (CIBACOPA), y aunque poseía todo para hacer carrera profesional en ambos deportes, al final del camino optó en prepararse académicamente, en parte ello porque su padre siempre le insistió que quería un título de esa naturaleza, pero a la vez que él sabía sería la mejor decisión de su vida.

Veamos:

En el beisbol (en Ligas Pequeñas, desde la pingüica en la Culiacán Recursos) era el catcher de la Tres Ríos –previamente seleccionado para nacionales-- y donde el “Gato” Gastélum (jugó con Culiacán y Mexicali) fue su banca; mientras que en el basquetbol llegó a ser considerado uno de los mejores quarterback –en su momento-, amén de la alcanzar la nominación de Novato del Año en el CIBACOPA y ser el más joven en la historia en debutar a ese nivel.

Muy probablemente le faltó que alguien lo impulsara, que tuviera mejor visión de las cosas en cuanto al deporte de Alto Rendimiento se trataba, porque quienes le seguían los pasos en aquellos tiempos, sabían cuanta potencia había en él para desarrollar ambas disciplinas.


Pero sin duda alguna, el basquetbol fue el deporte que le cambió la vida y a decir de él, el haber conocido a Eduardo Shoberth (qepd) en la pista de atletismo del Tec de Culiacán –luego que ya había declinado por el beisbol donde estaba Rigoberto Valle Saavedra--, marcó el camino que elegiría por el resto de sus años.

Shoberth lo convenció, lo invitó a que jugara basquetbol y aunque le dijo que nunca había jugado ese deporte, lo convenció que fuera a jugar sin compromiso. Que le gustó la forma de cómo lo trató y al final ahí se quedó toda la Preparatoria y que le marcó la pauta en esta disciplina.

Nos referimos a Fernando Medina León, quien a partir de ahí pensó diferente, entendió que lo que su padre quería para él era lo mejor que vendría a sucederle y empezó a combinar a la perfección el basquetbol con su preparación académica.

Hoy, a base de dedicación y esfuerzo siente que es alguien de bien, que supo valorar los esfuerzos que hacen los padres por los hijos para que en su momento sirvan a la sociedad a través de una buena formación.

En resumen, toda esa perseverancia de preparación académica (Maestro en Ciencias en Desarrollo Humano) a Medina León le ha servido para estar en servicio como Entrenador de Basquetbol por espacio de 32 años en el Tecnológico de Monterrey y 28 en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en esta última institución como funcionario de la Escuela Superior de Educación Física.


Foto: Cortesía |Martín García Castillo

“Fue mi vida, el basquetbol me cambió por completo, soy licenciado en Informática, Maestro en Ciencias en Desarrollo Humano, doy clases en la ESEF. Lo que a mí me llenó fue el basquetbol, el deporte, pues jugué beisbol y softbol (Primera Fuerza con el Tec de Monterrey ganando varios títulos), ando en el ciclismo. El deporte en sí, pero el basquetbol fue el que me cambió, tan es así que si volviera a vivir de nuevo elegiría el basquetbol del que estoy enamorado”, expresó Medina León.


También lee: Del escenario a la pista: Bajista de Coldplay tiene una obsesión por los Porsche


Tal es la pasión por el basquetbol del que mucho le debe (por su crecimiento como jugador) a Pedro “Pery” Meza López (qepd), Inmortal del Salón de La Fama Municipal, que sostiene que:

Si un día me llego a morir, que me muera en una cancha de basquetbol, de un infarto, pero tirando una canasta de tres puntos y que ojalá y cayera. Eso es mi vida


De la secundaria a los 28 años de edad tuvo la oportunidad de jugar el basquetbol a nivel competitivo (aunque acepta que en el beisbol y a nivel profesional pudo haber hecho buena carrera) como lo es Primera Fuerza y que nadie les ganada a nivel estado, acudieron a diversos nacionales con el Tigre Osuna al frente.

“Entré a los 16 años a jugar en el CIBACOPA donde fui Novato del Año a los 18, me retiré a los 21 porque trabajaba en el Tec de Monterrey y a la vez jugaba con la UAS en la Liga de Primera Fuerza, nadie nos ganaba y nos íbamos a los Nacionales”.

¿Y cómo resumes este proceso tan corto a nivel profesional?

“Como una experiencia y una formación inolvidable, jugar a ese nivel, cuando en aquellos tiempos participaban jugadores extranjeros de color, Pochos, de selección nacional de tremenda calidad. Bien piñado yo, algo muy bonito, muy motivado y apasionado, entrenada mucho con el ´Pery´ Meza para poder que me dieran chanza de jugar 5 o 10 minutos o medio tiempo”.


FERNANDO Medina León rodeado de innumerables reconocimientos recibidos como parte de su preparación académica.Foto: Cortesía |Martín García Castillo

Fernando Medina destaca que jugar al nivel profesional le representó un sueño hecho realidad, jugar con y contra los mejores a nivel nacional y extranjeros (algunos con la virtud de haber jugado en la NBA), siempre resultó motivante.

“Marcó mi vida para siempre, a raíz de eso me dieron trabajo en la UAS y en el Tec de Monterrey. Me dejó una enseñanza de muchos valores, ser constante para lograr lo que quiero, trabajo en equipo, liderazgo, disciplina, responsabilidad, espíritu de lucha y lo mejor, me hizo comprender que el carácter juega un papel muy importante en nuestras vidas, saber controlar ese carácter y convertirlo en algo positivo que marca tu vida para siempre. El basquetbol lo disfruto jugando y entrenando, para formar personas de bien en la sociedad”.

Todo ese esfuerzo que realizó como jugador y a tan alto nivel, le ayudaron en su formación como entrenador (aparte de seguir preparándose con todos los cursos necesarios) que ahora se esfuerza porque los alumnos obtengan los mejores conocimientos a fin de realizase como jugadores y alumnos en lo académico.





Lee más aquí:




Local

A quien no respete “la cola”, PAS propone cárcel

Demanda también que se le destituya o inhabilite del cargo o empleo a todo aquél funcionario que no respete el turno para la aplicación la vacuna

Local

Congreso aprueba que se aplique en Sinaloa la amnistía

Podrán amnistiarse reos encarcelados por cualquier delito del fuero común

Local

Queremos sacar a Culiacán de las ciudades más violentas del mundo: Rosy Jacobo

El organismo Construyendo Espacios para la Paz, busca que se baje la incidencia delictiva para sacar del ranking 50 en ciudades peligrosas, a Culiacán

Local

A quien no respete “la cola”, PAS propone cárcel

Demanda también que se le destituya o inhabilite del cargo o empleo a todo aquél funcionario que no respete el turno para la aplicación la vacuna

Local

Congreso aprueba que se aplique en Sinaloa la amnistía

Podrán amnistiarse reos encarcelados por cualquier delito del fuero común

Turismo

Países que piden la prueba negativa de Covid-19 para visitarlos

Cada vez más naciones solicitan una PCR para poder ingresar a ellas, por ejemplo, Argentina, Brasil, Chile y Colombia

Local

Piden Bomberos ser considerados para vacuna Covid-19

Los elementos del cuerpo de rescate llaman a gobierno estatal para que sean tomados en cuenta en la etapa dos de vacunación

Turismo

La importancia del Turismo de Salud y lo que ofrece al viajero

Se prevé que este segmento de mercado crezca como consecuencia del Covid-19 además de que crecerá la población de la tercera edad

Local

Queremos sacar a Culiacán de las ciudades más violentas del mundo: Rosy Jacobo

El organismo Construyendo Espacios para la Paz, busca que se baje la incidencia delictiva para sacar del ranking 50 en ciudades peligrosas, a Culiacán