/ viernes 12 de febrero de 2021

El Universitario un escenario de leyendas de beisbol

Este año el estadio Universitario de la UAS está cumpliendo 100 años

Culiacán, Sin.- Grandes historias se han escrito en el estadio Universitario en materia de futbol, sin embargo sus primeros inicios fueron de beisbol en 1921 y este año está celebrando los 100 años desde que fue construido y fue creciendo paso a paso.

Se le conoce extraoficialmente, como el estadio en pie más antiguo de México, orgullosamente de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Que fue inaugurado en el mes de noviembre del año 1921.

Foto:Cortesía│UAS

En 100 años el estadio de las Águilas UAS, ha sido testigo de innumerables sucesos deportivos, trascendentales en la historia del deporte sinaloense.

Seguro no alcanzaremos a recordar todos, pero si muchos de ellos que dan fe de la inigualable tradición deportiva que ha tenido la Universidad Autónoma de Sinaloa en su centenario Estadio universitario.

GRANDES JUEGOS Y JUGADORES SE VIERON EN EL ESTADIO UNIVERSITARIO

Todos conocemos de los grandes jugadores y juegos que han protagonizado los Tomateros de Culiacán en el estadio General Ángel Flores y el nuevo estadio Tomateros.

Sin embargo, mucho antes, décadas, más de medio siglo atrás, el estadio de la Universidad Autónoma de Sinaloa fue escenario de grandes juegos y jugadores; incluso antes de la liga de la costa de Pacífico que se inició en 1945.

José Felipe Ayala Medina, quien nació el 24 de febrero de 1924, fue jugador de béisbol de la Universidad de Sinaloa y protagonista de algunos de esos grandes juegos.

Foto: Cortesía │ UAS

“En el año de 1941 la Universidad de Sinaloa sostuvo juegos amistosos contra equipos de la Universidad de Arizona. Recuerdo compañeros de equipo como: Genaro Sámano, José María Castro, Lorenzo Morales, Francisco Sosa Ávila, “Cochito” Reatiga, David Ocampo, Jesús “mu” Núñez, Domingo Núñez, Francisco Castaños, Roberto Castaños. De managers tuvimos a José Medina y Francisco Valenzuela”. Recordó en entrevista realizada por el maestro, Alfredo Ceyca Carrillo.

“Más adelante entre los años 1943 y 1945, Antonio Zazueta Villa, “el pachuco”, fue el primero en traer béisbol profesional a Culiacán. En el estadio Universitario nos tocó enfrentar a verdaderos trabucos, peloteros que hoy son leyenda como: el equipo regiomontano de la Carta Blanca dirigidos por el cubano, Lázaro Salazar, quién tiene el record de más campeonatos como manager en Liga Mexicana de Beisbol con 7”.

“También nos tocó jugar en el estadio universitario en contra del cubano Martín “el inmortal” Dihigo, quién venia dirigiendo y jugando con el equipo de Torreón”.

El cubano Martín Dihigo, para muchos ha sido el pelotero más completo que se haya visto en México y para muestra la temporada de 1938. Mientras su equipo, el Águila de Veracruz conseguía el campeonato, Dihigo, se proclamaba campeón de bateo, y como lanzador campeón en ganados, en porcentaje y ponches recetados. Nadie ha estado ni cerca de conseguir lo anterior. Incluso es el único pelotero en estar en los salones de la fama de Domincana, Cuba, Venezuela, México y Estados Unidos. El maestro Martín Dihigo, jugó en el estadio universitario de la UAS.

Foto: Cortesía │ UAS

Puedes leer: El coloso Universitario está cumpliendo 99 otoños

Don José Felipe Ayala Medina, quien falleciera un año después de la entrevista que se realizó en el 2012, recordó que también les tocó jugar en el estadio universitario contra equipos de gran fama como Los Pericos de Puebla de Napoleón Reyes, quién viniera como pelotero con etiqueta de grandes ligas, era jugador de los Gigantes de Nueva York. Más adelante iba a ser manager de los Tomateros de Culiacán.

El club Agricultura de la Ciudad de México, Alijadores de Tampico, fueron otros de los clubes que jugaron en el centenario estadio Universitario de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

A partir de 1945 hasta el año 1947 el estadio universitario de la UAS fue sede la Liga de la Costa del Pacífico. Fue escenario del primer juego de esta liga entre los Tacuarineros de Culiacán y los Ostioneros de Guaymas.

En 1948, los Tacuarineros de Culiacán se tuvieron que mudar al estadio General Ángel Flores. El estadio Universitario de la UAS era insuficiente en capacidad, solo 3500 aficionados, y sus medidas no eran las apropiadas para un parque profesional, 316 pies por la raya del jardín izquierdo, solo 375 pies por el jardín central y 335 pies por la raya del jardín derecho.

Foto: Cortesía │ UAS

Antes de la mudanza, en tres temporadas de la vieja liga de costa, el estadio Universitario fue testigo de incontables jugadores, juegos y hazañas.

Se jugó el primer juego de estrellas en 1946 con triunfo para selección Sinaloa 11-6 sobre selección Sonora.

Ahí, Manuel “shorty” Arroyo, jugando para Culiacán, fue el primer campeón de bateo y producidas que tuvo la liga de la costa. “La tuza” Ramírez, fue el primer campeón en ponches. “La coyota” Ríos fue campeón picher y de bateo.

En la grama del estadio universitario jugaron: El primer sinaloense grandes ligas José Luis “chile” Gómez, Vinicio García, quien también jugó grandes ligas, Epitacio “la mala” Torres, Barney “grillo” Serrell; integrantes del salón de la fama de Cooperstown como Whitey Ford, Bob Lemon, entre muchos otros que escribieron páginas gloriosas en el hoy centenario estadio Universitario de la Universidad Autónoma de Sinaloa.




Lee más aquí

Culiacán, Sin.- Grandes historias se han escrito en el estadio Universitario en materia de futbol, sin embargo sus primeros inicios fueron de beisbol en 1921 y este año está celebrando los 100 años desde que fue construido y fue creciendo paso a paso.

Se le conoce extraoficialmente, como el estadio en pie más antiguo de México, orgullosamente de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Que fue inaugurado en el mes de noviembre del año 1921.

Foto:Cortesía│UAS

En 100 años el estadio de las Águilas UAS, ha sido testigo de innumerables sucesos deportivos, trascendentales en la historia del deporte sinaloense.

Seguro no alcanzaremos a recordar todos, pero si muchos de ellos que dan fe de la inigualable tradición deportiva que ha tenido la Universidad Autónoma de Sinaloa en su centenario Estadio universitario.

GRANDES JUEGOS Y JUGADORES SE VIERON EN EL ESTADIO UNIVERSITARIO

Todos conocemos de los grandes jugadores y juegos que han protagonizado los Tomateros de Culiacán en el estadio General Ángel Flores y el nuevo estadio Tomateros.

Sin embargo, mucho antes, décadas, más de medio siglo atrás, el estadio de la Universidad Autónoma de Sinaloa fue escenario de grandes juegos y jugadores; incluso antes de la liga de la costa de Pacífico que se inició en 1945.

José Felipe Ayala Medina, quien nació el 24 de febrero de 1924, fue jugador de béisbol de la Universidad de Sinaloa y protagonista de algunos de esos grandes juegos.

Foto: Cortesía │ UAS

“En el año de 1941 la Universidad de Sinaloa sostuvo juegos amistosos contra equipos de la Universidad de Arizona. Recuerdo compañeros de equipo como: Genaro Sámano, José María Castro, Lorenzo Morales, Francisco Sosa Ávila, “Cochito” Reatiga, David Ocampo, Jesús “mu” Núñez, Domingo Núñez, Francisco Castaños, Roberto Castaños. De managers tuvimos a José Medina y Francisco Valenzuela”. Recordó en entrevista realizada por el maestro, Alfredo Ceyca Carrillo.

“Más adelante entre los años 1943 y 1945, Antonio Zazueta Villa, “el pachuco”, fue el primero en traer béisbol profesional a Culiacán. En el estadio Universitario nos tocó enfrentar a verdaderos trabucos, peloteros que hoy son leyenda como: el equipo regiomontano de la Carta Blanca dirigidos por el cubano, Lázaro Salazar, quién tiene el record de más campeonatos como manager en Liga Mexicana de Beisbol con 7”.

“También nos tocó jugar en el estadio universitario en contra del cubano Martín “el inmortal” Dihigo, quién venia dirigiendo y jugando con el equipo de Torreón”.

El cubano Martín Dihigo, para muchos ha sido el pelotero más completo que se haya visto en México y para muestra la temporada de 1938. Mientras su equipo, el Águila de Veracruz conseguía el campeonato, Dihigo, se proclamaba campeón de bateo, y como lanzador campeón en ganados, en porcentaje y ponches recetados. Nadie ha estado ni cerca de conseguir lo anterior. Incluso es el único pelotero en estar en los salones de la fama de Domincana, Cuba, Venezuela, México y Estados Unidos. El maestro Martín Dihigo, jugó en el estadio universitario de la UAS.

Foto: Cortesía │ UAS

Puedes leer: El coloso Universitario está cumpliendo 99 otoños

Don José Felipe Ayala Medina, quien falleciera un año después de la entrevista que se realizó en el 2012, recordó que también les tocó jugar en el estadio universitario contra equipos de gran fama como Los Pericos de Puebla de Napoleón Reyes, quién viniera como pelotero con etiqueta de grandes ligas, era jugador de los Gigantes de Nueva York. Más adelante iba a ser manager de los Tomateros de Culiacán.

El club Agricultura de la Ciudad de México, Alijadores de Tampico, fueron otros de los clubes que jugaron en el centenario estadio Universitario de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

A partir de 1945 hasta el año 1947 el estadio universitario de la UAS fue sede la Liga de la Costa del Pacífico. Fue escenario del primer juego de esta liga entre los Tacuarineros de Culiacán y los Ostioneros de Guaymas.

En 1948, los Tacuarineros de Culiacán se tuvieron que mudar al estadio General Ángel Flores. El estadio Universitario de la UAS era insuficiente en capacidad, solo 3500 aficionados, y sus medidas no eran las apropiadas para un parque profesional, 316 pies por la raya del jardín izquierdo, solo 375 pies por el jardín central y 335 pies por la raya del jardín derecho.

Foto: Cortesía │ UAS

Antes de la mudanza, en tres temporadas de la vieja liga de costa, el estadio Universitario fue testigo de incontables jugadores, juegos y hazañas.

Se jugó el primer juego de estrellas en 1946 con triunfo para selección Sinaloa 11-6 sobre selección Sonora.

Ahí, Manuel “shorty” Arroyo, jugando para Culiacán, fue el primer campeón de bateo y producidas que tuvo la liga de la costa. “La tuza” Ramírez, fue el primer campeón en ponches. “La coyota” Ríos fue campeón picher y de bateo.

En la grama del estadio universitario jugaron: El primer sinaloense grandes ligas José Luis “chile” Gómez, Vinicio García, quien también jugó grandes ligas, Epitacio “la mala” Torres, Barney “grillo” Serrell; integrantes del salón de la fama de Cooperstown como Whitey Ford, Bob Lemon, entre muchos otros que escribieron páginas gloriosas en el hoy centenario estadio Universitario de la Universidad Autónoma de Sinaloa.




Lee más aquí

Local

Hay 362 pacientes activos de Covid-19 en Sinaloa

La Secretaría de Salud estatal reportó 38 nuevos contagios y 6 decesos por esta enfermedad

Local

Legisladores de Morena y PAS reconocen labor del secretario de Salud

Durante su comparecencia, contrario a los demás funcionarios que han desfilado por la Glosa del Quinto Informe a Encinas Torres le fue bien

Local

Colectivos de mujeres trabajan en la creación de la Secretaría de la Mujer

La diputada de Morena, Almendra Negrete, convocó al Parlamento abierto para revisar, discutir y recabar propuestas para fortalecer la iniciativa

Finanzas

Reporta Sinaloa incremento en registro de empleadores formales

Sinaloa se posiciona en el séptimo lugar a nivel nacional, en el mayor registro de nuevos patrones ante el Seguro Social

Política

La 4T triplica gasto en militares en comparación con Peña Nieto

La Sedena es de las pocas instituciones que ha recibido recursos para creación de plazas, en medio de la austeridad republicana

Política

PRD pierde registro local en 15 estados

Dirigentes del partido plantearán una renovación en su Congreso Nacional

Cine

Película perdida de George A. Romero se presentará en el Festival de Cine Mórbido

El Festival Mórbido presenta su primera edición internacional, en la que celebra el aniversario de Scream

Política

Va por México busca un espacio presupuestario de casi 149 mil mdp

Los partidos de oposición también proponen reducir 20 por ciento las asignaciones presupuestarias a tres megaproyectos de la actual administración

Mundo

El mundo, lejos de contener el calentamiento

Las restricciones en 2020 no frenaron las emisiones; “tenemos que replantear nuestro modo de vida”