/ sábado 7 de diciembre de 2019

De Enfermera a instructora de Zumba

Samanta Yecenia Lugo Robles cuenta con 16 años en esta disciplina y no se arrepiente por la elección que hizo

Hace 16 años se interesó por la práctica de la Zumba como una forma de mantenerse saludable, poco tiempo después decidió empezar a certificarse en aras de alcanzar el grado de instructora y establecerse como tal para de paso olvidar ejercer, prácticamente de manera definitiva, su carrera profesional de Enfermera.

Las pocas oportunidades de sobrellevar sus funciones como Enfermera, que su salario no era digno y tampoco en tiempo, la obligaron a mirar hacia otros horizontes y fue así como en la Zumba encontró ese eslabón perfecto que en este momento la tiene en el lugar que ella un día se propuso como objetivo.

Nos referimos a Samanta Yecenia Lugo Robles, quien logró ejercer su profesión por temporadas, que eligió esa carrera por gusto propio, que sería su razón de vida, pero que por azares del destino el deporte la hizo cambiar.

A ella le queda claro que la práctica de la Zumba ayuda a cambiar a las personas y, por ende, que en algo está contribuyendo hacia la sociedad al elegir esta disciplina deportiva.


Hay que cambiar el stress por una sonrisa para la gente, para su propia familia. Una persona que está practicando lo que es el fitness, el ejercicio, llega con otro ánimo a su casa, a su trabajo y rinde más como persona Yecenia Lugo


Para Samanta, los 16 años en esta disciplina se traducen en grandes satisfacciones porque siente que le ha cambiado la vida a plenitud, que no se arrepiente de los estudios que llevó a cabo y estar al margen de su carrera, aparte que ha conocido mucha gente de bien para la sociedad.

Pero bueno, a partir de qué momento Samanta se decidió a preparase para ser instructora.

A decir de ella misma, destacó que un día de tantos se percató que ya podía dar ese paso importante en su vida, pensando en aportar algo más conforme a su nueva faceta a buscar.


Dije esto me gusta, voy a hacer certificaciones y talleres para llegar a ser una gran instructora y no quedarme en un solo lado, ahora ya estoy como instructora en los gimnasios que era una de mis metas Yecenia Lugo



Con inusitada alegría imparte cada una de sus clases. Cortesía │Martín García Castillo

¿Porque inclinarse por la Zumba y no ejercer su profesión de Enfermera?

--“Prácticamente yo cambié un tiempo mi carrera por lo que es el fitness, pues los sueldos son muy bajos, estudiamos mucho, es para que nos paguen muy bien. Brindamos el servicio adecuado y como debe de ser, pues así como ganan lo que son las instituciones también se le debería dar el apoyo a todas las Enfermeras para que exista un mejor servicio.

Por eso me enfoqué más a lo que es el fitness, porque sí me da más, es mejor pagado y aparte me sirve para mi persona”.

¿No se arrepiente de esa decisión?

--“No, la verdad”.

Lugo Robles, ama de casa, madre de tres hijos y 13 años como instructora, manifestó que a ella le ha tocado el crecimiento continuo de la práctica de la zumba en la ciudad y que actualmente están inmersas algo así como 100 mil personas.

“En la cochera, al aire libre, en escuelas, en parques y en gimnasios se puede realizar esta actividad, aparte que es para todas las edades”, asentó.

Samanta citó que son muchas las personas que están involucradas impartiendo clases, pero que sí necesitan de más impulsoras “porque hay mucha gente interesada en ir a tomar clases a varias partes y el gobierno debiera apoyar más esta actividad que en su mayoría practican amas de casa”.

¿A qué cree se debe que las amas de casa se acercan a esta práctica?

--“Que quieren fomentar lo que es el ejercicio para su propia salud y ser ejemplo para el resto de su familia y así esto sea más integral”.

Lugo Robles se declara fiel admiradora de Beto Pérez, quien es un bailarín y coreógrafo colombiano que creó el programa de acondicionamiento físico Zumba en los años 1990 de artes marciales, sentadillas, entre otras.

“Es un gran master que empezó desde abajo, igual como yo que empecé dando clases en mi casa, en una cochera y gracias a Dios me da mucho gusto ir avanzando y ahorita estar ya en los grandes gimnasios que son los Ultra GyM”.

¿Usted, al igual que otras instructoras, mediante su labor, sienten que le han aportado algo al deporte?

--“Hemos apoyado mucho al Ayuntamiento cuando nos lo ha requerido, ir a las colonias a ofrecer clases y participamos llevando a nuestras alumnas. Ello resulta una forma de contribuir a las labores de las autoridades y que sirve para adherir a más personas a este noble proyecto”.

Samanta no quiere estancarse, le queda en claro que si quiere crecer como instructora, la preparación tendrá que ser continua y apegada a los procesos acorde a los tiempos, mismos que le servirá para crecer en todos los sentidos.

¿Pero y en qué consisten las certificaciones?

--“Nos ayudan a darle más valor a lo que son las clases, en cada certificación que tomamos nos enseñan desde lo más básico. Cómo formar una clase, nos explican a detalle, como ir armando una coreografía, como ir haciendo sumatorias para nosotros poder explicarles a nuestras alumnas y así entiendan mejor”.

Para practicar la Zumba no existen edades, es apta para cualquiera y no debe existir pretexto alguno para llevarlo a cabo, porque es en bien de la salud de cada quien.

Te puede interesar: Perdió a su esposa e hijo, pero Dios y el softbol le dieron fortaleza para sobrevivir

En otro sentido, practicar Zumba te ayuda a liberar endorfinas. Como cualquier disciplina que se basa en ejercicios aeróbicos, los beneficios de la Zumba para el organismo son numerosos. Entre ellos se encuentran, principalmente, la pérdida de peso a través de la quema de calorías y la mejora de la condición y tono físicos.

Como toda actividad física durante su práctica, el cuerpo humano se agota, pero Samanta sostiene de manera firme que a esta disciplina se le puede invertir hasta cinco horas diarias, “´porque si cansa, pero cuando te gusta le puedes invertir mucho tiempo y los resultados son benéficos”.

FRASE

“Hay que cambiar el stress por una sonrisa para la gente, para su propia familia. Con el ejercicio, llegas con otro ánimo a casa, al trabajo y rindes más como persona”


Lee más aquí:


Hace 16 años se interesó por la práctica de la Zumba como una forma de mantenerse saludable, poco tiempo después decidió empezar a certificarse en aras de alcanzar el grado de instructora y establecerse como tal para de paso olvidar ejercer, prácticamente de manera definitiva, su carrera profesional de Enfermera.

Las pocas oportunidades de sobrellevar sus funciones como Enfermera, que su salario no era digno y tampoco en tiempo, la obligaron a mirar hacia otros horizontes y fue así como en la Zumba encontró ese eslabón perfecto que en este momento la tiene en el lugar que ella un día se propuso como objetivo.

Nos referimos a Samanta Yecenia Lugo Robles, quien logró ejercer su profesión por temporadas, que eligió esa carrera por gusto propio, que sería su razón de vida, pero que por azares del destino el deporte la hizo cambiar.

A ella le queda claro que la práctica de la Zumba ayuda a cambiar a las personas y, por ende, que en algo está contribuyendo hacia la sociedad al elegir esta disciplina deportiva.


Hay que cambiar el stress por una sonrisa para la gente, para su propia familia. Una persona que está practicando lo que es el fitness, el ejercicio, llega con otro ánimo a su casa, a su trabajo y rinde más como persona Yecenia Lugo


Para Samanta, los 16 años en esta disciplina se traducen en grandes satisfacciones porque siente que le ha cambiado la vida a plenitud, que no se arrepiente de los estudios que llevó a cabo y estar al margen de su carrera, aparte que ha conocido mucha gente de bien para la sociedad.

Pero bueno, a partir de qué momento Samanta se decidió a preparase para ser instructora.

A decir de ella misma, destacó que un día de tantos se percató que ya podía dar ese paso importante en su vida, pensando en aportar algo más conforme a su nueva faceta a buscar.


Dije esto me gusta, voy a hacer certificaciones y talleres para llegar a ser una gran instructora y no quedarme en un solo lado, ahora ya estoy como instructora en los gimnasios que era una de mis metas Yecenia Lugo



Con inusitada alegría imparte cada una de sus clases. Cortesía │Martín García Castillo

¿Porque inclinarse por la Zumba y no ejercer su profesión de Enfermera?

--“Prácticamente yo cambié un tiempo mi carrera por lo que es el fitness, pues los sueldos son muy bajos, estudiamos mucho, es para que nos paguen muy bien. Brindamos el servicio adecuado y como debe de ser, pues así como ganan lo que son las instituciones también se le debería dar el apoyo a todas las Enfermeras para que exista un mejor servicio.

Por eso me enfoqué más a lo que es el fitness, porque sí me da más, es mejor pagado y aparte me sirve para mi persona”.

¿No se arrepiente de esa decisión?

--“No, la verdad”.

Lugo Robles, ama de casa, madre de tres hijos y 13 años como instructora, manifestó que a ella le ha tocado el crecimiento continuo de la práctica de la zumba en la ciudad y que actualmente están inmersas algo así como 100 mil personas.

“En la cochera, al aire libre, en escuelas, en parques y en gimnasios se puede realizar esta actividad, aparte que es para todas las edades”, asentó.

Samanta citó que son muchas las personas que están involucradas impartiendo clases, pero que sí necesitan de más impulsoras “porque hay mucha gente interesada en ir a tomar clases a varias partes y el gobierno debiera apoyar más esta actividad que en su mayoría practican amas de casa”.

¿A qué cree se debe que las amas de casa se acercan a esta práctica?

--“Que quieren fomentar lo que es el ejercicio para su propia salud y ser ejemplo para el resto de su familia y así esto sea más integral”.

Lugo Robles se declara fiel admiradora de Beto Pérez, quien es un bailarín y coreógrafo colombiano que creó el programa de acondicionamiento físico Zumba en los años 1990 de artes marciales, sentadillas, entre otras.

“Es un gran master que empezó desde abajo, igual como yo que empecé dando clases en mi casa, en una cochera y gracias a Dios me da mucho gusto ir avanzando y ahorita estar ya en los grandes gimnasios que son los Ultra GyM”.

¿Usted, al igual que otras instructoras, mediante su labor, sienten que le han aportado algo al deporte?

--“Hemos apoyado mucho al Ayuntamiento cuando nos lo ha requerido, ir a las colonias a ofrecer clases y participamos llevando a nuestras alumnas. Ello resulta una forma de contribuir a las labores de las autoridades y que sirve para adherir a más personas a este noble proyecto”.

Samanta no quiere estancarse, le queda en claro que si quiere crecer como instructora, la preparación tendrá que ser continua y apegada a los procesos acorde a los tiempos, mismos que le servirá para crecer en todos los sentidos.

¿Pero y en qué consisten las certificaciones?

--“Nos ayudan a darle más valor a lo que son las clases, en cada certificación que tomamos nos enseñan desde lo más básico. Cómo formar una clase, nos explican a detalle, como ir armando una coreografía, como ir haciendo sumatorias para nosotros poder explicarles a nuestras alumnas y así entiendan mejor”.

Para practicar la Zumba no existen edades, es apta para cualquiera y no debe existir pretexto alguno para llevarlo a cabo, porque es en bien de la salud de cada quien.

Te puede interesar: Perdió a su esposa e hijo, pero Dios y el softbol le dieron fortaleza para sobrevivir

En otro sentido, practicar Zumba te ayuda a liberar endorfinas. Como cualquier disciplina que se basa en ejercicios aeróbicos, los beneficios de la Zumba para el organismo son numerosos. Entre ellos se encuentran, principalmente, la pérdida de peso a través de la quema de calorías y la mejora de la condición y tono físicos.

Como toda actividad física durante su práctica, el cuerpo humano se agota, pero Samanta sostiene de manera firme que a esta disciplina se le puede invertir hasta cinco horas diarias, “´porque si cansa, pero cuando te gusta le puedes invertir mucho tiempo y los resultados son benéficos”.

FRASE

“Hay que cambiar el stress por una sonrisa para la gente, para su propia familia. Con el ejercicio, llegas con otro ánimo a casa, al trabajo y rindes más como persona”


Lee más aquí:


Local

Taller de máquinas de escribir un oficio extinto

En Culiacán había bastantes talleres de reparación de máquinas de escribir, hoy en día, ya no existen, dice Jesús

Local

Vivir con "huesos de cristal" no frena los sueños de América

“El día que vea a mi niña caminando sola, ese día sabré que todo valió la pena”: Soledad Sánchez

Local

Denuncian que no se contemplaron alternativas en eliminación del plástico

Empresarios exhortaron tanto el Gobernador, Quirino Ordaz Coppel, como a los legisladores a llevar a cabo foros en donde participen todos los actores involucrados.

Deportes

Hay que evitar la hipertrofia muscular

El estar “molido” no es causa para dejar de hacer ejercicio

Mundo

EU evacuaría a sus ciudadanos de Wuhan, China, por epidemia de coronavirus

EU planea un viaje para llevarse a sus ciudadanos y diplomáticos que se encuentran en Wuhan, China, así lo informó el Wall Street Journal

Mundo

Avance de coronavirus se acelera, China enfrenta una situación grave: Xi Jinping

El nuevo coronavirus, que apareció en diciembre en China ha cobrado la vida de 41 personas

Local

Tras las huellas del "Mini Lic" por el crimen de Javier Valdez

Con la revelación de la FGR de que el hijo de “El Licenciado” es el autor intelectual del crimen del periodista sinaloense, se abre un nuevo capítulo en la trama de impunidad

Local

Adultos mayores rescatados del abandono por ‘Corazón Eterno’

El albergue es el primer asilo dirigido por un gobierno municipal que rescata a indigentes que no tienen cobijo ni abrigo de familiares

Local

Taller de máquinas de escribir un oficio extinto

En Culiacán había bastantes talleres de reparación de máquinas de escribir, hoy en día, ya no existen, dice Jesús